El Guerrero está asociado al cuestionamiento y a la expansión de la conciencia

EL GUERRERO (Extracto del Libro de los Sellos)

El Guerrero está asociado al cuestionamiento y a la expansión de la conciencia. Cuestiona dudas e incita a reflexionar, promoviendo la evolución y la ampliación de conciencia.
Los Guerreros son las personas que están trabajando voluntariamente en la expansión de la conciencia. Actúan como una luz que elimina el error, quizá hablando, pero si no hay receptividad pueden hablar sin palabras, al ser de la persona, a sus ángeles, a sus guías, o ante una idea.
Cuestionarse es dialogar con la idea en sí, sin necesidad de relacionarlo con una persona.
El Guerrero pide tomar conciencia del proceso en el que nos encontramos, para vivir más plenamente el presente. La expansión de la conciencia es como una llama que se empieza a extender, despertando conciencias.

EL SELLO OCULTO:
El sello oculto del Guerrero es la Serpiente.
Una Serpiente dormida no es ejemplo de kundalini; sólo una Serpiente erguida con todos los sentidos abiertos.
Por eso la Serpiente es el modelo de kundalini. Algo firmemente asentado en la Tierra y la conciencia hacia el cielo mostrando también esa energía ascendente de la Tierra.
Permitir a la conciencia expandirse implica disponer de mucha energía para amar, vivir, disfrutar y compartir.

LA COLUMNA TIPO:
La primera columna contiene una definición, o sea algo así como la presentación de una intención asociada a ese sello. El Guerrero, en la primera columna, es un tono 3 de servicio, luego la vivencia de servicio es imprescindible para las personas que nacen como Guerrero en cualquier tono que sea, porque el Guerrero está asociado de alguna forma, no a dar fuerza al ego, sino a dar fuerza al encuentro de la sociedad celeste (la estrella es la transcendencia de la onda del guerrero).
El Guerrero tipo es el Guerrero tres, situado en la segunda onda de la primera columna, de modo que el Guerrero siempre está asociado de alguna manera al servicio y a la visualización, porque es el segundo tres pero está en la primera columna, que es programa.
El tercer tono contiene ya una voluntariedad, porque responde a la pregunta ¿cómo cumplo mi servicio?, es decir, identifica un posible servicio y la intención voluntariamente de asumirlo, o sea algo voluntario, con lo cual ya no es ancestral sino actual, posible.
El hecho de que esté en la segunda onda, quiere decir que es necesario que haya una cierta iluminación acerca del valor del Guerrero al asociarlo al aprendizaje, a la iniciación que está contenida en el Mago. Parte del servicio se realiza potenciando en lo temporal, el intento del Mago.
Su oculto está en la columna de la transcendencia. Toda la columna 13 está asociada a la transcendencia. De modo que ese servicio, intencionado, produce una gran liberación interior asociada a una energía luminosa como es la kundalini.
Así, parte de la expansión del Mago es la propia expansión de la kundalini.

En esta primera columna, el tres aparece vinculado a dos sellos, la Noche y el Guerrero, que son dos enfoques diferentes y ambos definen el servicio.
El Guerrero, la expansión de la conciencia, se superpone como aprendizaje y como regalo (segunda onda) con la Noche de la onda tipo, onda ejemplo, por eso la expansión de la conciencia es fácil; solo tienes que soñar la abundancia.
Soñar la abundancia como servicio es expandir la conciencia.
Si quieres expandir la conciencia, entretente en soñar la abundancia para la gente que te rodea. De esa manera avanzas en el aprendizaje de la sanación del planeta. Dedica el tiempo de tu meditación a resolver mentalmente los problemas que conozcas, sólo que sin enemigos, sin perjudicar a nadie. Ahí está la magia, en que todo es posible; puedes buscar cualquier solución por fantástica que parezca porque en realidad todo es posible.
Claro que no hay que olvidar, sino resaltar, que el tono 3 está siempre asociado al tono 11 de liberación. La conciencia siempre es expansiva y liberadora.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

El guerrero: cuestionamiento y expansión de conciencia

Guerrero
EL GUERRERO (Extracto del Libro de los Sellos):

El Guerrero está asociado al cuestionamiento y a la expansión de la conciencia. Cuestiona dudas e incita a reflexionar, promoviendo la evolución y la ampliación de conciencia.
Los Guerreros son las personas que están trabajando voluntariamente en la expansión de la conciencia. Actúan como una luz que elimina el error, quizá hablando, pero si no hay receptividad pueden hablar sin palabras, al ser de la persona, a sus ángeles, a sus guías, o ante una idea.
Cuestionarse es dialogar con la idea en sí, sin necesidad de relacionarlo con una persona.
El Guerrero pide tomar conciencia del proceso en el que nos encontramos, para vivir más plenamente el presente. La expansión de la conciencia es como una llama que se empieza a extender, despertando conciencias.

EL SELLO OCULTO:
El sello oculto del Guerrero es la Serpiente.
Una Serpiente dormida no es ejemplo de kundalini; sólo una Serpiente erguida con todos los sentidos abiertos.
Por eso la Serpiente es el modelo de kundalini. Algo firmemente asentado en la Tierra y la conciencia hacia el cielo mostrando también esa energía ascendente de la Tierra.
Permitir a la conciencia expandirse implica disponer de mucha energía para amar, vivir, disfrutar y compartir.

LA COLUMNA TIPO:
La primera columna contiene una definición, o sea algo así como la presentación de una intención asociada a ese sello. El Guerrero, en la primera columna, es un tono 3 de servicio, luego la vivencia de servicio es imprescindible para las personas que nacen como Guerrero en cualquier tono que sea, porque el Guerrero está asociado de alguna forma, no a dar fuerza al ego, sino a dar fuerza al encuentro de la sociedad celeste (la estrella es la transcendencia de la onda del guerrero).
El Guerrero tipo es el Guerrero tres, situado en la segunda onda de la primera columna, de modo que el Guerrero siempre está asociado de alguna manera al servicio y a la visualización, porque es el segundo tres pero está en la primera columna, que es programa.
El tercer tono contiene ya una voluntariedad, porque responde a la pregunta ¿cómo cumplo mi servicio?, es decir, identifica un posible servicio y la intención voluntariamente de asumirlo, o sea algo voluntario, con lo cual ya no es ancestral sino actual, posible.
El hecho de que esté en la segunda onda, quiere decir que es necesario que haya una cierta iluminación acerca del valor del Guerrero al asociarlo al aprendizaje, a la iniciación que está contenida en el Mago. Parte del servicio se realiza potenciando en lo temporal, el intento del Mago.
Su oculto está en la columna de la transcendencia. Toda la columna 13 está asociada a la transcendencia. De modo que ese servicio, intencionado, produce una gran liberación interior asociada a una energía luminosa como es la kundalini.
Así, parte de la expansión del Mago es la propia expansión de la kundalini.

En esta primera columna, el tres aparece vinculado a dos sellos, la Noche y el Guerrero, que son dos enfoques diferentes y ambos definen el servicio.
El Guerrero, la expansión de la conciencia, se superpone como aprendizaje y como regalo (segunda onda) con la Noche de la onda tipo, onda ejemplo, por eso la expansión de la conciencia es fácil; solo tienes que soñar la abundancia.
Soñar la abundancia como servicio es expandir la conciencia.
Si quieres expandir la conciencia, entretente en soñar la abundancia para la gente que te rodea. De esa manera avanzas en el aprendizaje de la sanación del planeta. Dedica el tiempo de tu meditación a resolver mentalmente los problemas que conozcas, sólo que sin enemigos, sin perjudicar a nadie. Ahí está la magia, en que todo es posible; puedes buscar cualquier solución por fantástica que parezca porque en realidad todo es posible.
Claro que no hay que olvidar, sino resaltar, que el tono 3 está siempre asociado al tono 11 de liberación. La conciencia siempre es expansiva y liberadora.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

El guerrero es una frontera y una actitud

El guerrero es una frontera.
Claro, cualquier cosa es “muchas cosas” posibles. El guerrero es una frontera, una actitud y muchas cosas más.

La secuencia de los 20 sellos del Tzolkin es una herramienta compuesta por 20 unidades, que por un lado tienen un valor como conceptos, donde el guerrero, en forma esquemática, vendría a expresar la expansión de la conciencia.
Por otro lado, la secuencia de los 20 sellos tiene en sí un valor numérico, ya que siempre siguen el mismo orden. El guerrero es el sello 16, mostrando que todavía falta una porción de la realidad cuando estás ahí, es decir, has subido al piso 16 y te faltan todavía 4 más.

Hay otra subdivisión que aparece cuando divides esos 20 sellos en unidades rojo-blanco-azul-amarillo. Hay 5 agrupaciones que contienen los 4 colores, y el guerrero se encuentra en la cuarta (caminante del cielo, mago, águila y guerrero), en el cuarto color de la cuarta agrupación de colores.
Aquí encontramos esa frontera entre el cuatro y el cinco, que es la frontera entre lo visible y lo no visible, o sea entre lo visible y por tanto existente, y lo no visible pero también existente.
Es decir, hay algo que no se ve pero existe.
El guerrero es una expresión del color amarillo, que es la cuarta formulación de lo que se ve. Está en el cuarto piso y quiere decir que es lo más extremado en lo real visible, pero frontera con lo que contiene la quinta posibilidad.

Si en lugar de los 20 sellos utilizamos la herramienta de las 20 ondas, el sello 16 se convierte en la onda 16, que sigue siendo la onda del guerrero. Es el final del cuarto castillo y por tanto de la frontera entre el cuarto y el quinto castillo, castillo verde del día sin tiempo, exactamente sin esa clase de tiempo que se acaba.
De esta manera, el guerrero en este código es claramente la expresión de una frontera, entre la realidad que se ve y la que no se ve, donde el tiempo no se acaba.

Por su posición en la tabla de los 20 sellos, el guerrero, sello 16, es el número cuatro de la cuarta secuencia en que aparecen los 4 colores. Esta agrupación en sentido inverso estaría formada por guerrero amarillo sello 16, como expresión del amarillo; águila azul sello 15, expresión del azul; mago blanco, sello 14 y expresión de lo blanco; y caminante del cielo rojo, sello 13, expresión de lo rojo.
Eso está visualmente unido y es visible.

Pero la característica 4 del guerrero también hace referencia a su relación con el mono, con el enlazador y con el dragón (familia cardinal).
Esa relación ya es una expresión de algo que no se ve hasta que no se conoce. La relación del guerrero con el mono azul como expresión del azul, con el enlazador blanco como expresión de lo blanco y con el dragón rojo como expresión de lo rojo es un conocimiento cuando alguien te entrega el código, pero no es visible.

Si relacionamos la cuarta aparición de los 4 colores con la cuarta aparición de las 4 ondas que expresan los 4 colores, sabemos que estamos hablando del castillo cuarto, donde el guerrero es la máxima expansión adquirida en el cuarto castillo.
Pero ¿qué significa el guerrero como cuarta expresión de lo que se inicia como dragón?
Aquí es donde podemos encontrar un significado relacionado con una actitud.

El guerrero amarillo como expansión de la conciencia tiene como momento anterior al mono azul, cuyo significado contiene osar.
Osar es previo a la actitud del guerrero. La actitud de osar y “atreverse a” construye al guerrero. Por supuesto no es un osar descabellado, porque una de las características del mono es la ciencia y la experimentación.
De modo que la expansión de la conciencia, que es en realidad lo que significa el guerrero, es de modo inmediato consecuencia del osar y de la experimentación, pero de la experimentación que también es un juego, es decir, un acto inocente. Por tanto no es un fingimiento ni un intento de apropiarte de algo.
De alguna manera no es que seas un niño que ve un juguete y se lo quiere apropiar, sino más bien es recibir la invitación a jugar.

El mono azul, como expresión del azul, es una manifestación de las vivencias experienciales del presente, de la conciencia y también de la radiación, que es algo que solo existe en el presente. Por eso es una manifestación de la actitud.
Cuando te sitúas en el mono, estás en una actitud, y eso lo expresa aquello que irradias y la vibración que expandes. Pero esa vibración que expandes precisa de la inocencia, y la inocencia precisa de ausencia del miedo, y la ausencia del miedo precisa de un largo diálogo.

A su vez, el mono azul proviene del enlazador de mundos blanco, que es en parte expresión del desapego. Para entrar en la inocencia necesitas desapegarte de lo que te da seguridad y de tus corazas, y al hacerlo estás recobrando, al menos en parte, tu inocencia inicial.
El color blanco expresa emoción, de modo que al deshacerte de las corazas que te dan una falsa seguridad y expresan el ego, lo que haces es recuperar la condición del agua, que justamente en lo visible es un vector descendente, pero más allá de lo que se ve es un vector ascendente. Vemos caer la gota de lluvia, pero no la vemos regresar a la nube. El agua se hace invisible para volver a subir. Por eso es su característica de enlazar dimensiones: enlaza lo de arriba con lo de abajo, pero conoce también el camino que enlaza con arriba.

A su vez, el guerrero amarillo, que antes ha sido mono azul y antes enlazador blanco, encuentra que su color rojo, aquello que le da realidad y cuerpo, es la luz que toma forma para cumplir una misión, que es lo que denominamos dragón.
La característica del dragón es la solidaridad, de modo que lo que comienza como solidaridad en el terreno de las actitudes, se va a desplazar a través de ese hilo, de ese kuxan suum, hasta el guerrero, como una frontera. Más allá está lo verde, que de alguna manera podemos denominar el lugar donde el sol se convierte en una estrella radiante.

El sol, o sea el “solo”, deja de estar solo. Encuentra otras luces radiantes y se da cuenta de que, al igual que una gota de agua cuando encuentra otra gota de agua, sin dejar de ser agua forma otra gota de agua más grande, la luz radiante, cuando encuentra otra luz radiante, sin dejar de ser una luz radiante, forma MÁS luz radiante.

Quizá es un buen camino para El Humano.
Sí, un camino conocido en proceso de recordar.

El Guerrero está asociado al cuestionamiento y a la expansión de la conciencia

EL GUERRERO (Extracto del Libro de los Sellos)
Guerrero
El Guerrero está asociado al cuestionamiento y a la expansión de la conciencia. Cuestiona dudas e incita a reflexionar, promoviendo la evolución y la ampliación de conciencia.
Los Guerreros son las personas que están trabajando voluntariamente en la expansión de la conciencia. Actúan como una luz que elimina el error, quizá hablando, pero si no hay receptividad pueden hablar sin palabras, al ser de la persona, a sus ángeles, a sus guías, o ante una idea.
Cuestionarse es dialogar con la idea en sí, sin necesidad de relacionarlo con una persona.
El Guerrero pide tomar conciencia del proceso en el que nos encontramos, para vivir más plenamente el presente. La expansión de la conciencia es como una llama que se empieza a extender, despertando conciencias.
El Sello Oculto
El sello oculto del Guerrero es la Serpiente.
Una Serpiente dormida no es ejemplo de kundalini; sólo una Serpiente erguida con todos los sentidos abiertos.
Por eso la Serpiente es el modelo de kundalini. Algo firmemente asentado en la Tierra y la conciencia hacia el cielo mostrando también esa energía ascendente de la Tierra.
Permitir a la conciencia expandirse implica disponer de mucha energía para amar, vivir, disfrutar y compartir.


http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-los-sellos/

Una Serpiente dormida no es ejemplo de kundalini; sólo una Serpiente erguida con todos los sentidos abiertos

EL GUERRERO (Extracto del Libro de los Sellos)
El Guerrero está asociado al cuestionamiento y a la expansión de la conciencia. Cuestiona dudas e incita a reflexionar, promoviendo la evolución y la ampliación de conciencia.
Los Guerreros son las personas que están trabajando voluntariamente en la expansión de la conciencia. Actúan como una luz que elimina el error, quizá hablando, pero si no hay receptividad pueden hablar sin palabras, al ser de la persona, a sus ángeles, a sus guías, o ante una idea.
Cuestionarse es dialogar con la idea en sí, sin necesidad de relacionarlo con una persona.
El Guerrero pide tomar conciencia del proceso en el que nos encontramos, para vivir más plenamente el presente. La expansión de la conciencia es como una llama que se empieza a extender, despertando conciencias.

EL SELLO OCULTO
El sello oculto del Guerrero es la Serpiente.
Una Serpiente dormida no es ejemplo de kundalini; sólo una Serpiente erguida con todos los sentidos abiertos.
Por eso la Serpiente es el modelo de kundalini. Algo firmemente asentado en la Tierra y la conciencia hacia el cielo mostrando también esa energía ascendente de la Tierra.
Permitir a la conciencia expandirse implica disponer de mucha energía para amar, vivir, disfrutar y compartir.