Sobre el enamoramiento

SOBRE EL ENAMORAMIENTO (Extracto del libro en preparación “Tiempo de Ser”)

Actualmente hay estudios profundos sobre el enamoramiento igual que sobre otros, dado el momento evolutivo iluminado de la sociedad.
De esos estudios acerca del enamoramiento vemos que las reacciones químicas que se producen en el cuerpo están favorecidas y son posibles desde el cerebro antiguo, de modo que podemos determinar que el enamoramiento es consustancial e intrínsecamente esencial en el ser humano, acompañándole desde el principio.

Los seres humanos filogenéticamente están asociados a la capacidad de enamorarse. Esta capacidad aparece en el cerebro antiguo, donde se liberan determinadas sustancias que existen desde el principio.
Los seres humanos se enamoran desde el principio de la especie. Siempre se han enamorado y han podido desarrollar su humanidad paralelamente al enamoramiento.
El enamoramiento libera sustancias de lucidez en el cerebro, de modo que la evolución hacia la sabiduría se ve favorecida por la vibración de estas sustancias, las cuales son similares a las que se consumen en ceremonias chamánicas iniciáticas.

No puede ser enseñado porque el enamoramiento pertenece al despertar.
El amor es la máxima energía.

¿Por qué no nos enseñan a enamorarnos?

¿POR QUÉ NO NOS ENSEÑAN A ENAMORARNOS? (Extracto del libro en preparación “Tiempo de Ser”)

El enamoramiento es un estado alterado de conciencia privilegiado, donde conectas de forma inesperada, súbita y no previsible con dimensiones superiores.

El enamoramiento es un estado alterado de conciencia de maduración donde se desarrolla la telepatía, la clarividencia, la intuición y el ensueño.
Normalmente se describe como un estado emocional y a veces se le asocia con la confusión, pero en realidad es un estado de conexión con dimensiones superiores, que favorece lo óptimo.

No es algo previsible ni que pertenezca al mundo de la lógica, de lo correcto y lo incorrecto, y por eso los padres no pueden enseñar a sus hijos a enamorarse.
La tarea de los padres es formar a la persona y llevarla hacia la integridad, y entonces sí que favorecen el enamoramiento, porque es una cuestión de integridad, donde las falsas personalidades del ego dificultan el proceso.

De hecho el enamoramiento lucha contra el ego. Por eso es un momento evolutivo privilegiado.

El enamoramiento no pertenece al comportamiento lógico

¿Por qué no se puede enseñar a enamorarse? Porque el enamoramiento no pertenece al comportamiento lógico, que es lo que está gobernado desde el hemisferio lógico.
En el hemisferio lógico se encuentran los aprendizajes, ya que está lo correcto y lo adecuado, pero también está lo beneficioso, lo que te evita carencia, peligro, etc., y también la simulación, el engaño y el abuso a través del poder, porque lo que maneja el hemisferio lógico hace referencia al ego y a la realidad ordinaria. El hemisferio lógico del aprendizaje le enseña al ego a lograr confort.

Pero el enamoramiento está en la frontera con dimensiones superiores. El enamoramiento es un inicio de diálogo con la dimensión Dios, o sea con la dimensión del amor, que en definitiva es lo que crea y sustenta la vida.
Por eso no se puede enseñar a enamorarse, porque pertenece a otra dimensión. Se puede enseñar a hacer un matrimonio ventajoso, pero eso no es enamoramiento sino cordura, lógica, etc. Un matrimonio ventajoso puede ser un buen negocio, pero el ser humano solo es un negociante en la dimensión ordinaria, que es también la dimensión del sufrimiento y la enfermedad que acaban con todas las riquezas.

En realidad, el ser humano lleva en su interior la realidad Dios, y el cuerpo instalado en la realidad ordinaria es un soporte de esa realidad Dios. El enamoramiento es parte del despertar de la realidad Dios y un momento privilegiado, aunque no es el único. Hay otros caminos del despertar, todos maravillosos, porque el despertar de la realidad Dios en el interior te introduce en la plenitud y el gozo.

Si pones un grano de arena junto al otro grano de arena pueden estar juntos, pero juntos de una manera que están separados. Lo mismo sucede con cualquier realidad material, ya sean lentejas zapatos, rocas, etc. Pero si juntas una gota de agua con otra no resultan dos gotas juntas pero separadas, sino una gota de agua más grande. Lo mismo le sucede a la luz.

El enamoramiento está en el terreno del agua y la luz
Pero el lenguaje y la realidad del agua y de la luz son diferentes del lenguaje y la realidad del cuerpo.
Los padres con los cromosomas te dan un cuerpo en esta dimensión y una tarea.
Primero sucede el nacimiento que es la entrada en esta dimensión, pero luego tiene que suceder el nacimiento del agua y luego el de la luz.

Sobre el enamoramiento y lo óptimo

SOBRE EL ENAMORAMIENTO Y LO ÓPTIMO (Extracto del libro en preparación “Tiempo de Ser”)

Los padres nos enseñan muchas cosas, a hablar, comer, relacionarnos, higiene, modales, pero no a enamorarnos. Los maestros, instructores y profesores tampoco lo hacen.
¿Por qué los padres y los maestros no nos enseñan a enamorarnos? Esa es una pregunta.

La segunda pregunta es sobre la tierra, que según dicen es polvo resultado de la explosión de una supernova, que por la acción de las fuerzas gravitatorias, concretamente en nuestro caso del sol, junto con el agua que existe en el cosmos, posteriormente se compacta y forma este cuerpo redondo que es la tierra, pero que ya no tiene luz como la supernova.
Entonces, la pregunta es ¿eso es una caída o una elevación?, ¿la aparición de la tierra es el resultado de una degradación o caída de un estado óptimo o se trata de una elevación o forma de acceder a un estado óptimo?

El proceso del enamoramiento aparece descrito en el Tzolkin en el quinto castillo

El proceso del enamoramiento aparece descrito en el Tzolkin en el quinto castillo, donde encontramos a la luna, el viento, el águila y la estrella.

La LUNA describe procesos emocionales, y el amor es un proceso donde se despiertan las emociones.
La luna está asociada a la limpieza de emociones, y el enamoramiento es una purificación emocional que te lleva a lo óptimo.

También el enamoramiento es un asunto relacional y la forma de comunicación con el otr@.
Eso es lo que expresa el VIENTO, esa interacción, relación y comunicación de palabras de luz, con esa capacidad resucitadora que se asocia al viento-tormenta.

El enamoramiento también es un asunto de visión, ya que despierta la visión. Aparece asociado al ÁGUILA.
El águila que ve la maravilla aparece en el enamoramiento.

Finalmente aparece la ESTRELLA, que te lleva al cielo, despertando en ti la sociedad celeste. Está asociado a la ética, la estética y la integridad.

Otro lugar en el Tzolkin donde se expresa el enamoramiento como experiencia personal es en el desarrollo de la familia de la luz, donde aparece la serpiente, el perro, el águila y el sol, junto con su familia asociada según las ondas, que es la familia del tiempo, con la semilla, la luna, el mago y la tormenta.

El enamoramiento libera sustancias en el cerebro, que son momentos de iluminación, asociados a la dopamina y a otras sustancias que producen estados alterados de conciencia y que están presentes en el cerebro antiguo.
El cerebro antiguo está expresado por la SERPIENTE, pero también es consecuencia del diseño del programa en dimensiones superiores, representado por la SEMILLA.

Esto libera evolutivamente el acceso a la incondicionalidad (PERRO), que es un momento de expansión de la kundalini. El amor incondicional es una expresión inicial del despertar de la kundalini. Está asociado a reinventarse y a resucitar (TORMENTA), y a acceder a algo que está presente en tu programa, que eres tu pero que no está activado y se expresa a través del amor incondicional.
De modo que el amor incondicional es una purificación del ego, y si fracasa, se frustra el proyecto ascensional que desarrolla el enamoramiento.
Si la persona no accede al amor incondicional y su amor es egoísta, se frustra el enamoramiento y su iluminación.

El siguiente paso es el desarrollado por el ÁGUILA, con la visión que accede a la maravilla, desde la intuición y la visión interior, asociado al MAGO.
Es un momento mágico y evolutivo, y cuando superas las barreras que impiden el amor incondicional, ese desarrollo de la visión de la maravilla te lleva al cuarto proceso, que es el SOL como iluminación, asociado a la LUNA, porque es una emoción iluminadora; la limpieza emocional produce la iluminación porque permite el amor, y el amor pertenece a una dimensión de lo óptimo y de la vida en plenitud.

El enamoramiento no puede ser enseñado porque pertenece al despertar

Actualmente hay estudios profundos sobre el enamoramiento igual que sobre otros, dado el momento evolutivo iluminado de la sociedad.
De esos estudios acerca del enamoramiento vemos que las reacciones químicas que se producen en el cuerpo están favorecidas y son posibles desde el cerebro antiguo, de modo que podemos determinar que el enamoramiento es consustancial e intrínsecamente esencial en el ser humano, acompañándole desde el principio.

Los seres humanos filogenéticamente están asociados a la capacidad de enamorarse. Esta capacidad aparece en el cerebro antiguo, donde se liberan determinadas sustancias que existen desde el principio.
Los seres humanos se enamoran desde el principio de la especie. Siempre se han enamorado y han podido desarrollar su humanidad paralelamente al enamoramiento.
El enamoramiento libera sustancias de lucidez en el cerebro, de modo que la evolución hacia la sabiduría se ve favorecida por la vibración de estas sustancias, las cuales son similares a las que se consumen en ceremonias chamánicas iniciáticas.

No puede ser enseñado porque el enamoramiento pertenece al despertar.
El amor es la máxima energía.

El enamoramiento es un estado alterado de conciencia privilegiado

El enamoramiento es un estado alterado de conciencia privilegiado, donde conectas de forma inesperada, súbita y no previsible con dimensiones superiores.

El enamoramiento es un estado alterado de conciencia de maduración donde se desarrolla la telepatía, la clarividencia, la intuición y el ensueño.
Normalmente se describe como un estado emocional y a veces se le asocia con la confusión, pero en realidad es un estado de conexión con dimensiones superiores, que favorece lo óptimo.

No es algo previsible ni que pertenezca al mundo de la lógica, de lo correcto y lo incorrecto, y por eso los padres no pueden enseñar a sus hijos a enamorarse.
La tarea de los padres es formar a la persona y llevarla hacia la integridad, y entonces sí que favorecen el enamoramiento, porque es una cuestión de integridad, donde las falsas personalidades del ego dificultan el proceso.

De hecho el enamoramiento lucha contra el ego. Por eso es un momento evolutivo privilegiado.