Curso online 20 marzo 2018: Enlazamiento de tradiciones hermanas

El próximo martes 20 marzo 2018 hablaremos sobre el enlazamiento de las tradiciones hermanas:

El Tzolkin tiene una intención enlazadora. No es algo exclusivo de una raza, cultura o región, sino que su contenido ha sido desvelado a todo el mundo en el siglo XX.
Las dos tradiciones basadas en el Tzolkin con más relieve y difusión son las de Valum Votan (José Arguelles) y la denominada de los abuelos. Las dos utilizan el Tzolkin de 20 sellos o nawales y 13 tonos o fuerzas, pero hay diferencias importantes entre ellas, no solo en cuanto al nombre de los conceptos (sello y tono frente a nawal y fuerza), de cada uno de los elementos (dragón, imix o imox) o al comienzo del Tzolkin en un punto distinto, sino en cuanto a su mecánica y significado.
Sin embargo, hay algo en común que las une y complementa, y eso es lo que intentamos mostrar en este “enlazamiento de tradiciones hermanas”.

LAS DOS TRADICIONES:
Los abuelos han custodiado y guardado el Tzolkin durante cientos de años, quizá esperando el momento actual, en el que su contenido pueda ser desvelado y mostrado. Gracias y bendición a los abuelos.

La propuesta de Valum Votan o José Arguelles surgió en la segunda mitad del siglo XX. Está dirigida a todos los seres humanos, sin circunscribirse a ningún grupo, sino ampliando el grupo a la totalidad.
Esa propuesta se abre cumpliendo las profecías al final de lo que se denomina siglo XX de la era común, cuando ya estaban presentes todos y no había nadie que no pudiese conocer a todos.
Eso ha sido en parte gracias al enlazamiento en 1492, pero también a los viajes a la Antártida, a cruzar el polo norte y a adentrarse en todas las selvas, y también al enlazamiento con Australia y con todas las islas, cuevas, grutas, alturas y bajuras en todo el mundo.
Eso determina el contenido de “COMÚN”. Finalmente, la aparición de la informática y las redes sociales conectan a todo el mundo, de tal manera que ahora puedes saber lo que dice cualquier etnia del mundo, solo acudiendo a internet y Wikipedia.

Por eso la propuesta de Valum Votan es para todos, porque es el tiempo de todos, en el que lo oculto sale a la luz

TRADICIÓN DE LOS ABUELOS:
La tradición de los abuelos sigue el día a día, como hace la tierra alrededor de su eje. Cada día se avanza una casilla en el Tzolkin. Cada vez que sale el sol, incluso los 29 de febrero en los años bisiestos, está asociado al siguiente nawal, con su correspondiente fuerza.
En esta tradición no existen los portales y tampoco se utilizan los ocultos ni las familias.

TRADICIÓN DE VALUM VOTAN:
En el Tzolkin que utiliza Valum Votan destaca la cuenta del año, es decir, el movimiento de la tierra alrededor del sol. Los días bisiestos se consideran de ajuste del año y no tienen un kin propio.
De esta forma toma más fuerza el concepto de “familia”, ya que cada persona, en cada año de cumpleaños, va a pasar por un sello de los que componen su familia.
También es importante la tripleta de configuración binaria, que determina ese dibujo que aparece en el Tzolkin con unas casillas en color oscuro, que es lo que se denominan portales.
Los ocultos son parte fundamental de esta tradición (sellos, kin, familias,…), al igual que la onda, y también los castillos, como agrupación de ondas.

ORÁCULO Y CRUZ MAYA:
En cada tradición la energía de un kin o nawal se representa asociada con otros sellos o nawales. Se suele utilizar para describir o complementar el kin o nawal de un día concreto.

En el oráculo de la tradición de Valum Votan, aparece el kin del día o kin destino acompañado del antípoda, análogo, oculto y guía. En algunos casos se omite el tono.

En la cruz maya aparece el nawal, acompañado de su origen y destino, así como de sus dos auxiliares.

A continuación vemos un ejemplo de las dos cruces en un mismo día, en el periodo iniciado con el bisiesto de 2016:


Los conceptos que se utilizan son los siguientes:

OCULTO:
El oculto muestra algo exterior unido con algo que no se ve, pero que en realidad es lo mismo.
Es el resultado de una fuerza oculta que, más allá de la forma y desde dimensiones superiores, intenta comunicarse contigo.

Sello oculto:
Cuando establecemos los sellos del 1 al 20 en forma circular, a continuación del sello 20 aparece el 21, por lo que es como si no hubiera un inicio o un final. Si fijamos un eje entre los sellos 1-dragón y 20-sol, como si fuera un espejo, aparecen dos grupos de sellos, del 1 al 10 y del 11 al 20, reflejándose cada uno de los sellos en la otra mitad: dragón y sol, viento y tormenta,…, perro y mono. Estas parejas resultantes son sellos ocultos entre sí.
También se puede ver en el Tzolkin, si situamos en él un espejo donde lo de arriba se refleja en lo de abajo, de modo que el primer sello es el oculto del último, el segundo es oculto del penúltimo, etc.
Por otra parte, numéricamente se puede saber cuál es el sello oculto sabiendo que la suma del sello y su oculto tiene que dar 21. Así, son ocultos entre sí los sellos 1-Dragón y 20-Sol (1+20=21), como también lo son los sellos 3-Noche y 18-Espejo (3+18=21).

Tono oculto:
El otro espejo del Tzolkin está situado en la columna resonante, dividiendo las trece columnas en dos grupos, el primero conteniendo las columnas de la 1 a la 6 y el segundo con las columnas 8 a 13. Así, la columna 1 se refleja en la 13, la 2 en la 12, la 3 en la 11, etc. Este espejo también divide las ondas en dos grupos: 1 al 10 y 11 al 20.
Los 13 tonos se asocian con las 13 columnas, por lo que comparten las mismas características, siendo ocultos entre sí los tonos 1 y 13, 2 y 12, 3 y 11, etc. Dos tonos ocultos entre sí tienen que sumar 14.

Al combinar el sello oculto y el tono oculto aparece el KIN OCULTO, que es el resultado del doble espejo del Tzolkin de 260 casillas, horizontal y vertical, donde la primera casilla es la oculta de la 260, la 2 es oculta de la 259, la 3 de la 258, etc.
De esta manera, el dragón 1 es el oculto (kin oculto) del sol 13, el viento 2 es oculto de la tormenta 12, etc.

ANTÍPODA:
El antípoda, como su nombre indica es el kin más alejado al de partida, de los 260 que hay en el Tzolkin, si consideramos el sentido circular o continuo del Tzolkin, es decir, sabiendo que después del kin 260 aparece el kin 1.
El antípoda expresa el concepto de “nuevo nacimiento”. Siempre es el kin 131 respecto al inicial. El dragón 1, que es el kin 1, tiene como antípoda al mono 1, que es el kin 131. Así, el mono 1, situado en el centro del telar y que reconocemos como nuevo nacimiento, es el “antípoda tipo”.

Además, el antípoda es el tercer sello de tu familia, y está expresando la forma en que puedes actuar desde el servicio desde esa familia. Eso siempre supone una madurez, que podemos asociar al final del día, porque ya has recibido todas las informaciones, y entonces puedes entrar al gozo del descanso.

ANÁLOGO:
El análogo te dice algo de ti, estimulando el enlazamiento como algo fundamental. El Tzolkin establece enlazamientos y no rechazos; es unitivo y no separativo.

Para entender el concepto de análogo podemos partir de los sellos colocados en forma circular. Veíamos que el oculto se obtenía al definir un espejo o eje con un extremo entre el dragón y el sol, y otro entre el perro y el mono.
Con el análogo, ese eje que divide los 20 sellos en dos grupos de 10 lo desplazamos hacia atrás, desde la unión entre el 20 y el 1 hasta la unión entre el 19 y el 20, relacionando en el otro extremo el 9 con el 10 en lugar del 10 con el 11.
De esta manera, son análogos entre sí el sol y la tormenta, el dragón y el espejo, el viento y la tierra, …, y la luna y el perro.
Dos análogos tienen que sumar 19.

El análogo hace una referencia al antes, ya que hemos ido hacia atrás, empezando en lo que decíamos que era “antes”. Es decir, cuando despiertas te encuentras una realidad, explicándote el análogo el “antes”, el por qué están colocadas todas esas cosas por ahí y por qué han sucedido en tu vida.

Otra forma de obtener el análogo, conociendo el antípoda, es sabiendo que en el oráculo el análogo y antípoda representan ondas asociadas. En el ejemplo anterior, se puede ver que el caminante del cielo y el guerrero son ondas ocultas.

GUÍA:
El kin guía acompaña al kin, aportando guía y ayuda.
Se obtiene siguiendo el orden de las ondas a partir del propósito, con el mismo tono que el kin origen.
El sello con el tono 1 tiene como guía a sí mismo; el sello en tono 2 es guiado por el sello que inicia la siguiente onda, y así sucesivamente. Por ejemplo, en la onda del dragón el guía del propósito dragón 1 es el propio dragón, el guía del viento 2 es el mago 2, el de la noche 3 es la mano 3, etc.

En una onda todos los guías pertenecen a ondas del mismo color que el propósito o tono 1 de la onda. Esto manifiesta que desde el mismo lugar que surge el propósito, surge igualmente una ayuda para su realización.

ORIGEN Y DESTINO:
La consideración del origen y destino es fundamental para enriquecer al nawal.
Quizá tienes conciencia de tu presente, sin embargo, así no llenas de contenido todas las posibilidades del nawal.

Partiendo de un nawal y fuerza concretos, el origen se obtiene restando 8 y el destino sumando 8. Esto produce un enlazamiento vertical de 17 sellos, con el ritmo +1

AUXILIARES:
Son los dos elementos que aparecen en la horizontal, acompañando al nawal. Se obtienen restando y sumando 6 al nawal.
Describen una onda encantada, ya que en total son 13 los sellos que aparecen enlazados en esa horizontal.

COMPARACIÓN:
El inicio del Tzolkin es diferente para cada una de estas tradiciones. El Tzolkin de Valum Votan comienza en el dragón 1, y el de los abuelos en mono 8.

Actualmente, la diferencia entre una y otra tradición es de 46 casillas. En el ejemplo que veíamos antes, el 24 de abril de 2016 fue enlazador en tono 9 (kin 126) según Valum Votan y sol con fuerza 2 según los abuelos (kin 80). Se puede ver que entre los kines 80 y 126 hay una diferencia de 46.
Esta diferencia va cambiando cada 4 años siempre que haya un día bisiesto, ya que ese día no tiene un kin propio según Valum Votan, mientras que según los abuelos es un día normal.

DESCRIPCIÓN:
Curso online gratuito en Youtube en directo en https://www.youtube.com/calendariomayatzolkin
Solo tienes que suscribirte.

Opción de participación en la vídeoconferencia: 12 clases por 30 euros (transferencia o paypal).
Tendrá lugar los martes, de 20:30 a 22:00, GMT/UTC+1 en España, 16:30 en Argentina,

Feliz enlazamiento, feliz año (vídeo)

Feliz enlazamiento
Feliz año
Una reflexión sobre este fin y principio de año, que viene enlazado desde el día fuera del tiempo, 25 julio 2017, que fue noche 11 (onda del c.cielo) y tierra 4 (o.mago).
Esa noche 11 se une ahora con mañana, 1 de enero, similar al día fuera del tiempo, que será noche 2 y tierra 8.
Gracias

Curso online 7 noviembre: Enlazamiento de Tradiciones Hermanas

El próximo martes 7 de noviembre hablaremos del Enlazamiento de tradiciones hermanas:

El Tzolkin tiene una intención enlazadora. No es algo exclusivo de una raza, cultura o región, sino que su contenido ha sido desvelado a todo el mundo en el siglo XX.
Las dos tradiciones basadas en el Tzolkin con más relieve y difusión son las de Valum Votan (José Arguelles) y la denominada de los abuelos. Las dos utilizan el Tzolkin de 20 sellos o nawales y 13 tonos o fuerzas, pero hay diferencias importantes entre ellas, no solo en cuanto al nombre de los conceptos (sello y tono frente a nawal y fuerza), de cada uno de los elementos (dragón, imix o imox) o al comienzo del Tzolkin en un punto distinto, sino en cuanto a su mecánica y significado.
Sin embargo, hay algo en común que las une y complementa, y eso es lo que intentamos mostrar en este “enlazamiento de tradiciones hermanas”.

LAS DOS TRADICIONES:
Los abuelos han custodiado y guardado el Tzolkin durante cientos de años, quizá esperando el momento actual, en el que su contenido pueda ser desvelado y mostrado. Gracias y bendición a los abuelos.

La propuesta de Valum Votan o José Arguelles surgió en la segunda mitad del siglo XX. Está dirigida a todos los seres humanos, sin circunscribirse a ningún grupo, sino ampliando el grupo a la totalidad.
Esa propuesta se abre cumpliendo las profecías al final de lo que se denomina siglo XX de la era común, cuando ya estaban presentes todos y no había nadie que no pudiese conocer a todos.
Eso ha sido en parte gracias al enlazamiento en 1492, pero también a los viajes a la Antártida, a cruzar el polo norte y a adentrarse en todas las selvas, y también al enlazamiento con Australia y con todas las islas, cuevas, grutas, alturas y bajuras en todo el mundo.
Eso determina el contenido de “COMÚN”. Finalmente, la aparición de la informática y las redes sociales conectan a todo el mundo, de tal manera que ahora puedes saber lo que dice cualquier etnia del mundo, solo acudiendo a internet y Wikipedia.

Por eso la propuesta de Valum Votan es para todos, porque es el tiempo de todos, en el que lo oculto sale a la luz

TRADICIÓN DE LOS ABUELOS:
La tradición de los abuelos sigue el día a día, como hace la tierra alrededor de su eje. Cada día se avanza una casilla en el Tzolkin. Cada vez que sale el sol, incluso los 29 de febrero en los años bisiestos, está asociado al siguiente nawal, con su correspondiente fuerza.
En esta tradición no existen los portales y tampoco se utilizan los ocultos ni las familias.

TRADICIÓN DE VALUM VOTAN:
En el Tzolkin que utiliza Valum Votan destaca la cuenta del año, es decir, el movimiento de la tierra alrededor del sol. Los días bisiestos se consideran de ajuste del año y no tienen un kin propio.
De esta forma toma más fuerza el concepto de “familia”, ya que cada persona, en cada año de cumpleaños, va a pasar por un sello de los que componen su familia.
También es importante la tripleta de configuración binaria, que determina ese dibujo que aparece en el Tzolkin con unas casillas en color oscuro, que es lo que se denominan portales.
Los ocultos son parte fundamental de esta tradición (sellos, kin, familias,…), al igual que la onda, y también los castillos, como agrupación de ondas.

ORÁCULO Y CRUZ MAYA:
En cada tradición la energía de un kin o nawal se representa asociada con otros sellos o nawales. Se suele utilizar para describir o complementar el kin o nawal de un día concreto.

En el oráculo de la tradición de Valum Votan, aparece el kin del día o kin destino acompañado del antípoda, análogo, oculto y guía. En algunos casos se omite el tono.

En la cruz maya aparece el nawal, acompañado de su origen y destino, así como de sus dos auxiliares.

A continuación vemos un ejemplo de las dos cruces en un mismo día, en el periodo iniciado con el bisiesto de 2016:


Los conceptos que se utilizan son los siguientes:

OCULTO:
El oculto muestra algo exterior unido con algo que no se ve, pero que en realidad es lo mismo.
Es el resultado de una fuerza oculta que, más allá de la forma y desde dimensiones superiores, intenta comunicarse contigo.

Sello oculto:
Cuando establecemos los sellos del 1 al 20 en forma circular, a continuación del sello 20 aparece el 21, por lo que es como si no hubiera un inicio o un final. Si fijamos un eje entre los sellos 1-dragón y 20-sol, como si fuera un espejo, aparecen dos grupos de sellos, del 1 al 10 y del 11 al 20, reflejándose cada uno de los sellos en la otra mitad: dragón y sol, viento y tormenta,…, perro y mono. Estas parejas resultantes son sellos ocultos entre sí.
También se puede ver en el Tzolkin, si situamos en él un espejo donde lo de arriba se refleja en lo de abajo, de modo que el primer sello es el oculto del último, el segundo es oculto del penúltimo, etc.
Por otra parte, numéricamente se puede saber cuál es el sello oculto sabiendo que la suma del sello y su oculto tiene que dar 21. Así, son ocultos entre sí los sellos 1-Dragón y 20-Sol (1+20=21), como también lo son los sellos 3-Noche y 18-Espejo (3+18=21).

Tono oculto:
El otro espejo del Tzolkin está situado en la columna resonante, dividiendo las trece columnas en dos grupos, el primero conteniendo las columnas de la 1 a la 6 y el segundo con las columnas 8 a 13. Así, la columna 1 se refleja en la 13, la 2 en la 12, la 3 en la 11, etc. Este espejo también divide las ondas en dos grupos: 1 al 10 y 11 al 20.
Los 13 tonos se asocian con las 13 columnas, por lo que comparten las mismas características, siendo ocultos entre sí los tonos 1 y 13, 2 y 12, 3 y 11, etc. Dos tonos ocultos entre sí tienen que sumar 14.

Al combinar el sello oculto y el tono oculto aparece el KIN OCULTO, que es el resultado del doble espejo del Tzolkin de 260 casillas, horizontal y vertical, donde la primera casilla es la oculta de la 260, la 2 es oculta de la 259, la 3 de la 258, etc.
De esta manera, el dragón 1 es el oculto (kin oculto) del sol 13, el viento 2 es oculto de la tormenta 12, etc.

ANTÍPODA:
El antípoda, como su nombre indica es el kin más alejado al de partida, de los 260 que hay en el Tzolkin, si consideramos el sentido circular o continuo del Tzolkin, es decir, sabiendo que después del kin 260 aparece el kin 1.
El antípoda expresa el concepto de “nuevo nacimiento”. Siempre es el kin 131 respecto al inicial. El dragón 1, que es el kin 1, tiene como antípoda al mono 1, que es el kin 131. Así, el mono 1, situado en el centro del telar y que reconocemos como nuevo nacimiento, es el “antípoda tipo”.

Además, el antípoda es el tercer sello de tu familia, y está expresando la forma en que puedes actuar desde el servicio desde esa familia. Eso siempre supone una madurez, que podemos asociar al final del día, porque ya has recibido todas las informaciones, y entonces puedes entrar al gozo del descanso.

ANÁLOGO:
El análogo te dice algo de ti, estimulando el enlazamiento como algo fundamental. El Tzolkin establece enlazamientos y no rechazos; es unitivo y no separativo.

Para entender el concepto de análogo podemos partir de los sellos colocados en forma circular. Veíamos que el oculto se obtenía al definir un espejo o eje con un extremo entre el dragón y el sol, y otro entre el perro y el mono.
Con el análogo, ese eje que divide los 20 sellos en dos grupos de 10 lo desplazamos hacia atrás, desde la unión entre el 20 y el 1 hasta la unión entre el 19 y el 20, relacionando en el otro extremo el 9 con el 10 en lugar del 10 con el 11.
De esta manera, son análogos entre sí el sol y la tormenta, el dragón y el espejo, el viento y la tierra, …, y la luna y el perro.
Dos análogos tienen que sumar 19.

El análogo hace una referencia al antes, ya que hemos ido hacia atrás, empezando en lo que decíamos que era “antes”. Es decir, cuando despiertas te encuentras una realidad, explicándote el análogo el “antes”, el por qué están colocadas todas esas cosas por ahí y por qué han sucedido en tu vida.

Otra forma de obtener el análogo, conociendo el antípoda, es sabiendo que en el oráculo el análogo y antípoda representan ondas asociadas. En el ejemplo anterior, se puede ver que el caminante del cielo y el guerrero son ondas ocultas.

GUÍA:
El kin guía acompaña al kin, aportando guía y ayuda.
Se obtiene siguiendo el orden de las ondas a partir del propósito, con el mismo tono que el kin origen.
El sello con el tono 1 tiene como guía a sí mismo; el sello en tono 2 es guiado por el sello que inicia la siguiente onda, y así sucesivamente. Por ejemplo, en la onda del dragón el guía del propósito dragón 1 es el propio dragón, el guía del viento 2 es el mago 2, el de la noche 3 es la mano 3, etc.

En una onda todos los guías pertenecen a ondas del mismo color que el propósito o tono 1 de la onda. Esto manifiesta que desde el mismo lugar que surge el propósito, surge igualmente una ayuda para su realización.

ORIGEN Y DESTINO:
La consideración del origen y destino es fundamental para enriquecer al nawal.
Quizá tienes conciencia de tu presente, sin embargo, así no llenas de contenido todas las posibilidades del nawal.

Partiendo de un nawal y fuerza concretos, el origen se obtiene restando 8 y el destino sumando 8. Esto produce un enlazamiento vertical de 17 sellos, con el ritmo +1

AUXILIARES:
Son los dos elementos que aparecen en la horizontal, acompañando al nawal. Se obtienen restando y sumando 6 al nawal.
Describen una onda encantada, ya que en total son 13 los sellos que aparecen enlazados en esa horizontal.

COMPARACIÓN:
El inicio del Tzolkin es diferente para cada una de estas tradiciones. El Tzolkin de Valum Votan comienza en el dragón 1, y el de los abuelos en mono 8.

Actualmente, la diferencia entre una y otra tradición es de 46 casillas. En el ejemplo que veíamos antes, el 24 de abril de 2016 fue enlazador en tono 9 (kin 126) según Valum Votan y sol con fuerza 2 según los abuelos (kin 80). Se puede ver que entre los kines 80 y 126 hay una diferencia de 46.
Esta diferencia va cambiando cada 4 años siempre que haya un día bisiesto, ya que ese día no tiene un kin propio según Valum Votan, mientras que según los abuelos es un día normal.

Curso online gratuito en Youtube en directo en https://www.youtube.com/calendariomayatzolkin
Solo tienes que suscribirte.

Tendrá lugar los martes, de 20:30 a 22:00, GMT/UTC+1 en España, 16:30 en Argentina,

Más información:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)

El enlazamiento con otras personas en la dimensión espiritual

EL ENLAZAMIENTO CON OTRAS PERSONAS (Extracto del libro en preparación “Tiempo de Ser o la impecabilidad sin esfuerzo”)

El in lak’ech, el conocimiento de que “tú eres otro yo” y “yo soy otro tú”, no es compatible con una disminución de la conciencia que te lleve a no saber quién eres tú ni saber quién es el otro, sino al contrario, es un refuerzo y una expansión de la conciencia, donde tu individualidad se ve reforzada y ampliada por el reconocimiento del otro y de todo lo que os une y complementa.

El reconocimiento de aquello que te une a otras personas incluye la empatía y la acción de las neuronas espejo, donde los procesos fisiológicos se ven condicionados y actuados en ocasiones desde lo que siente otra persona.
La telepatía es una capacidad que actúa permanentemente y que en ocasiones condiciona tu comportamiento, aun sin darte cuenta.
Pero también hay otras fuerzas que están actuando y unen a las personas, que podríamos determinar ángeles -la acción de los ángeles- o fuerzas espirituales de otras dimensiones, que también hacen que las personas coincidan, se conozcan, actúen y reaccionen.
Eso ya nos introduce en otra dimensión, que es la espiritual, donde hay un doble espiritual.
Tu conciencia en la dimensión habitual tiene unos proyectos, pero en la dimensión espiritual tu ser espiritual tiene otros, y establece otras relaciones con otras personas, en base a esos proyectos.

Existe otra fuerza que une a las personas, enlazándolas de modo similar a como las estrellas forman constelaciones en el firmamento.
Esas constelaciones entre las personas o entre aquello que representan, que es la emergencia o actualización de las vivencias contenidas en los cromosomas, hacen que se repitan experiencias en el transcurso de los tiempos, enlazando tiempos diferentes, de modo que vuelven a aparecer cerca unos de otros.
Esas conciencias aparecen cerca unas de otras en el tiempo, porque están procurando algo; están tratando de que algo suceda, sea vivido o reconocido. Eso significa que entre en la conciencia, y que tu conciencia se expanda en relación a personas con unos cromosomas o genes que emergen en el tiempo, en tu tiempo.
Tú estás vivo y hay otra serie de personas que también están vivas y pertenecen a la misma constelación o agrupación de vidas.
De esta manera, el reconocimiento de estas fuerzas que te unen a otras personas es fundamental, como forma de expandir la conciencia. Y expandir la conciencia significa ser feliz. Es fundamental expandir la conciencia para ser feliz.

En esa expansión de conciencia en ocasiones tienes que vivir cosas indeseadas, que no desearías. Forman parte de la experiencia que te va a permitir expandir tu conciencia o colaborar en la expansión de conciencia de otras personas.
Las vivencias no deseadas son todas aquellas que en sí mismo nadie elegiría: separaciones, abusos, accidentes, ruinas, enfermedades, quiebras, traiciones…
Hay vivencias que tienes que vivir y que colaboran a ser tú. La forma en que la vives es determinante. Normalmente estás luchando contra eso. Ahí entra por ejemplo la depresión o la enfermedad.
Cuando tú te sitúas ahí es como un huracán. Nada está en su sitio en la periferia, pero cuando te adentras encuentras un punto de extrema lucidez.
Resulta que todo eso estaba sucediendo para que encontrases ese lugar, donde hay una vibración que te va a complementar y dar una lucidez extrema.

La luna, la emoción, modifica tu forma de ver y te abre la posibilidad de ver la maravilla

El águila y la luna

Aparece un fenómeno curioso. Cuando ponemos al águila, que es el VER, como propósito o sea como uno, lo que confiere la calidad asociada según el código Tzolkin de ver la maravilla al águila, es la luna, que aparece como 15.
Poniendo al sello 15, el águila, como uno, el que aparece como 15 es el sello 9, la luna, es decir, la emoción.

La luna, la emoción, modifica tu forma de ver y te abre la posibilidad de ver la maravilla.
La luna, la emoción, te habilita para ver la maravilla.

Por eso, conviene aprender a valorar la emoción. Conviene parar a considerar tu emoción, que es un tesoro que te abre las puertas del cielo.

Da igual cómo se produce la cosa, el caso es que la cosa se produce

Da igual cómo se produce la cosa, el caso es que la cosa se produce. Da igual como lo encuentras o quizá ni siquiera lo encuentras y te cae directamente encima, el caso es que entras en contacto con ello. En ese sentido es muy gráfica la historia del descubrimiento de América.

Parece ser que personas que habían viajado a extremo oriente, tales como China o Japón, y certificaban la existencia de esos lugares, donde había tantas sustancias importantes para las sociedades de aquel tiempo, informaban de la existencia de una ruta, que era la que utilizaban las caravanas. Era una ruta larga, con muchas interferencias, pero siempre decían que esos países terminaban en el mar.
La propuesta de Colón era atravesar el mar para llegar al otro extremo donde estaban esos países que llamaban Cipango (Japón), China o la India. El caso es que, entre tanto, en ese intento se encuentran con América.

Pero lo importante es que se produce ese encuentro, porque los seres humanos no están hechos para la separación, para estar distanciados, para ser enemigos o para el aislamiento, sino que hay algo que les une a todos. La vida, de una manera u otra, propicia el encuentro y hace que suceda, aunque sea a través de un “error”. Tampoco podemos asegurar que sea un error, porque hay quien dice que los templarios, y Colón era la máxima autoridad templaria de Portugal, conocían la ruta a América. Por tanto, lo que hacía Colón no fue un error exactamente.
Marco Polo y muchos viajeros habían llegado hasta China y sabían que de otro lugar (Cipango- Japón) venían barcos. Entonces, el error podría ser pensar que América era el lugar que Marco Polo llamaba Cipango.

Pero el hecho es que el encuentro de América y el enlazamiento entre el viejo y el nuevo mundo es un ejemplo de cómo suceden las cosas. Las cosas que tienen que suceder y que conviene que sucedan, primero se insinúan en la mente y en el corazón, en el aspecto espiritual de determinadas personas; se sitúan en esa dirección, incluso en contra de la opinión de sus conciudadanos del momento, a veces siendo objeto de burla por su intento.

Lo primero que sucede es que hay personas que se mueven en una dirección. Podemos estar hablando de la telepatía, aunque ya la telepatía está bastante comprobada, pero también de la teletransportación o la bilocación, de moverse en el tiempo y por supuesto de la activación de las células madre sanadoras, desde el ensueño, desde las imágenes que creas. Hay personas que se mueven en esa dirección y sabemos que es una dirección adecuada. De hecho, está abierto para todos.
Lo primero que sucede es que hay personas atraídas por otras realidades y dedican grandes esfuerzos a esto, pero después lo que sucede es que de una forma u otra se accede. Es decir, aquello que estaban buscando, aparece, se realiza.

Hay quien habla en contra del pensamiento positivo, porque dice que es como una evasión de la realidad. Nadie que haya buscado la maravilla en la vida ha sido defraudado por la vida. Nadie que haya mirado su vida con bendición, incluso en los momentos difíciles, ha sido defraudado por la vida, sino al contrario, ha recibido más vida todavía, porque “al que tiene se le dará”.
Gracias. Bendición.