Soñar es vital

Soñar es vital. Si te impiden soñar, al final acaban contigo, acaban con tu vida. El no poder soñar es contrario e imposibilita la vida del ser humano. Es importante reconocerlo, cultivarlo y darle su espacio, su posibilidad y su plenitud, como una vía para hacerte más humano, para llenar de contenido todo lo que eres.

Es importante soñar, tan importante que es vital, y lo hacemos constantemente. No solamente se trata del descanso, sino que dentro del descanso prolongado que es el sueño, hay un mecanismo por el cual conectas con otras dimensiones de la realidad. No estamos diciendo con otras dimensiones de la vida sino con otras dimensiones de la realidad, porque entras en contacto con seres que están en una realidad espiritual, y en ese contacto te nutres, te regeneras, te reinventas, te recuperas y te resitúas. Muchas veces recibes instrucciones y clarificación de lo que haces y lo que tienes que hacer.
Pero no solamente sucede esto en el momento en que estás durmiendo.

Hay una forma de castigo o tortura que consiste en impedir entrar en el sueño. El sueño tiene sus periodos; es algo gradual. Hay varias fases hasta llegar al sueño profundo en el que te comunicas con otras dimensiones. Primero estás en fases más superficiales del sueño.
Hay una forma de tortura, de dominación o de castigo que es impedir que se llegue a esa fase profunda, y se sabe que entonces la persona termina por destruirse por completo mentalmente, y posteriormente físicamente si se continua, y entonces se muere.

Pero aparte de este momento, durante el día sucede lo mismo. Muchas veces necesitas, y entonces así sucede, salir de la realidad y conectarte con otras dimensiones. Hay personas que lo hacen muy fácilmente y otras que lo hacen de forma más limitada, quizá porque no lo necesitan o quizá porque están heridos, y es justo ahí donde les interesa trabajar, porque hay un tesoro detrás de cada herida. Hay una riqueza. Lo que parecen heridas en una dimensión son pura, lisa y llanamente riqueza en otra.

La persona que tiene facilidad para conectar con otras dimensiones quizá haría bien en considerar eso como un don, como una cualidad a explorar y a potenciar. De cualquier manera, todos los seres humanos necesitan esa fase, tanto como comer, respirar, enamorarse, crear vínculos afectivos…
Es imprescindible soñar. Es imprescindible y es maravilloso.

Es necesario soñar

Es necesario soñar. Gracias sabio pueblo maya, que nos señalas la existencia de lo atemporal como algo fundamental instalado en el interior del tiempo.
Sí, podemos afirmarlo con total rotundidad, apoyados en la experimentación clínica y científica de tantas universidades, donde se ve que al interrumpir el sueño profundo la persona se desestabiliza completamente, incluso terminan manifestando enfermedades físicas y mentales.
Es necesario entrar en el sueño profundo; es necesario soñar; es necesario, como dicen los abuelos o sabios, entrar en la otra dimensión. Todos los días, todas las personas tenemos que entrar en la otra dimensión, gracias a Dios, bendito sea. Todas las personas necesitamos entrar en contacto con una dimensión no material, donde no hay éxitos y fracasos, enfermedad, carencia o abusos.
Es necesario salir de esa realidad y entrar en otra donde lo que existe siempre es gozo, contento, plenitud y maravilla. Eso es lo que sucede en la noche, en el ensueño, bendito sea.
Gracias y perdón

La palabra (viento) y el ensueño (noche) permiten el florecimiento de la semilla

“Lo que dices” corresponde al viento, y las imágenes que se crean en tu mente para explicar lo que te sucede, por ejemplo el sentimiento de víctima, de carencia o de injusticia, se forman en tu mente y corresponden al ensueño.

La palabra (viento) y el ensueño (noche) son lo que permiten el florecimiento a la semilla, que es tu programa. Tú puedes florecer, expandirte a ser tú, teniendo en cuenta qué es lo que dices, al expresar lo que sucede y cómo está constituida la realidad. También el ensueño, aquellas imágenes mentales interiores con las que defines tu realidad, están relacionadas con permitir o impedir tu florecimiento.

El viento y la noche favorecen el ensueño. El viento es lo que tú dices y la noche son las imágenes que tu creas.
Gracias

Todas las personas que has conocido adquieren un valor extraordinario desde el ensueño

LA RIQUEZA DE LAS PERSONAS QUE HAS CONOCIDO (Extracto del Libro de las Sincronías)
Todas las personas que has conocido adquieren un valor extraordinario desde el ensueño, porque cada uno está vivo en algún lugar dimensional, y su simple evocación desde el ensueño te aporta un extra de luz, cuando enfocas tu ensueño desde el amor.
Tal vez eran personas insignificantes para ti, parecían tus enemigos o tal vez tú eras un abusador y los manipulabas, pero desde la cuarta dimensión, son una fuerza extraordinaria de vitalidad y paz.
También es posible que ellos necesiten algo de ti para completar su paso. Por ese motivo es aconsejable experimentar qué sucede cuando evocas a personas en los momentos de máximo disfrute en tu vida.
¿Qué es la riqueza? Es importante para determinar qué es la vida, porque la vida es plenitud. Y es importante determinar qué es la plenitud.

http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-las-sincronias/

La sociedad, tal y como está estructurada, no está hecha para gozar, divertirse, estar a gusto, sino para aguantar esperando que llegue lo bueno

EL ENSUEÑO EN LA CUARTA DIMENSIÓN (Extracto del LIbro de las Sincronías)

El Tzolkin es una herramienta útil para las personas que quieran evolucionar como seres humanos, más allá del papel puramente reactivo que te concede la sociedad, tal y como está hoy estructurada.
La sociedad, tal y como está estructurada, no está hecha para gozar, divertirse, estar a gusto, sino para aguantar esperando que llegue lo bueno. Está hecha para hacer cosas que quizás no quieres, sólo que necesitas hacerlo para conseguir lo que deseas o para sentirte correcto.
Trabajas ocho horas al día esperando que pasen para tratar de hacer algo interesante; trabajas cinco días a la semana esperando que llegue el fin de semana para volver a hacer un poco lo que se te ocurra; trabajas once meses al año esperando las vacaciones y treinta o cuarenta años esperando por fin la jubilación.

¿Qué sucede? Que estás soñando.
Deseas, solo que el deseo es como un sueño, algo que sucede en donde suceden los sueños. Vamos a decir que sucede en tu imaginación o en tu cabeza, pero que no está.
Deseas dinero, una relación, encontrar alguien que te quiera, un trabajo, maravillar con tus siliconas, poder viajar, un hijo, o una curación de un ser querido.
Deseas cosas que no tienes y vives cosas que no quieres.
No es que no te lo pases bien nunca, sino que necesitas cosas que no tienes; te amenazan cosas que no deseas que pasen. Por supuesto que pasan cosas maravillantes y maravillosas constantemente, pero cuando quieren.

Estamos hablando de la tercera dimensión o mejor dicho de la normalidad, llamada por algunos la dura realidad. Nosotros la llamaremos hoy “la realidad del mendigo loco del Tarot”, que puede ser un mendigo feliz pero mendigo o un mendigo enfermo, drogadicto, deprimido, autoagresivo o simplemente agresivo, pero siempre un mendigo.

La tercera dimensión está hecha para que no te guste, porque no es para instalarse; es sólo para despertar.
El Tzolkin tiene un sello para expresar la realidad. La realidad es el Espejo.
El espejo es algo plano. Todos los espejos son una superficie plana, totalmente lisa, y efectivamente existe una realidad plana, que es la realidad del mendigo loco del Tarot, la dura realidad o la realidad antes de la conciencia.
Decimos “antes de la conciencia”, porque la conciencia no es la acumulación de conocimientos, la erudición ni la estadística, y por supuesto no es ni muchísimo menos la economía. La conciencia es una puerta a otra realidad que sostiene ésta de la que estamos hablando, como un teatrillo de saltimbanquis, donde todas las personas tal vez están contratadas para hacer lo que hacen, o algo parecido.

Hay otra realidad, que es la realidad de las maravillas, de los milagros, del amor, del bienestar; una realidad que merece la pena vivir. En cuanto la descubres, eres voluntario.

Pero el espejo, además de plano está hecho para mirar. Para mirar y para VER. Cuando miras desde la conciencia entonces aparecen los volúmenes de lo que antes era plano. Es la misma realidad, pero ahora tiene sentido.
Por eso las características del espejo son tan importantes de observar; observar lo plano que se hace profundo, que encuentra un volumen.
Y entonces también tiene sentido el que en la tercera dimensión, la dimensión plana, estés siempre deseando algo, siempre necesitando algo que no tienes, algo que ves con los ojos de la imaginación pero que no tienes, pero que lo estás viendo, lo deseas y lo quieres, o tal vez crees que lo necesitas.

Lo importante es ese juego de ver lo que no está, porque eso es algo que puedes hacer. Siempre puedes ver lo que necesitas, lo que deseas, lo que quieres. Y eso es una facultad, un don que te pertenece. Porque aquello que ves en la dimensión plana que es lo que deseas, se convierte en la cuarta dimensión, en la dimensión con volumen, en el ensueño.
Y el ensueño explica la realidad -forma parte del lenguaje-, que te va a hacer expandir la conciencia.

(puedes adquirir el e-book por 5 euros en Amazon o solicitarlo en nuevocalendariomaya@gmail.com . Pago seguro por paypal)

Hay una gran generosidad, creatividad, disfrute y realismo a través del ensueño

LA NOCHE: El tono 3 (Extracto del Libro de los Sellos)
El primer tono 3 que aparece en el Tzolkin está asociado a la Noche. En Noche siempre hay servicio. Hay una gran generosidad, creatividad, disfrute y realismo a través del ensueño.
Y recordemos que el servicio como tono tres siempre está asociado con la liberación como tono once.
Ver lo mejor, soñar, permitir la abundancia, configurar la realidad como abundancia es el tono tres, la misión de todos y de cualquiera. Así se presenta desde lo atemporal, eso que te busca desde realidades superiores.

EL ESPEJO: Su sello oculto (Extracto del Libro de los Sellos)

El Tzolkin es un espejo. Y conocer lo oculto, o sea conocer qué hay más allá de la realidad aparente, es fundamental; conocer la realidad más allá de lo aparente, y sobre todo más allá de los contenidos de la realidad del sufrimiento, que es la realidad de lo aparente. Y eso es lo que te muestra el Espejo, la realidad real.
El Espejo siempre es la Noche; la realidad siempre es el ensueño y el ensueño siempre es la realidad.
Una de las claves de encuentro de la realidad es adentrarse en el ensueño.
Los sabios mayas creadores del Tzolkin sitúan la Noche, que es el ensueño, como oculto del Espejo.
La realidad aparece, no haciendo cosas frenéticamente en la doble realidad del miedo, sino experimentando el ensueño.
Tu creas la realidad con lo que crees. Cocreas la realidad con tu intento. El intento y la conciencia muestran la realidad al ser humano ciego. Por eso son tan importante los trabajos con la Noche, o sea con el Espejo, o sea buscar la sociedad de las estrellas, o sea caminar por el cielo.
El Espejo es la realidad y el Espejo es el ensueño, ya que son ocultos y van juntos.