Quizá la sabiduría es haber cometido errores

Quizá la sabiduría es haber cometido errores. Pero la sabiduría no puede ser solo cometer errores, sino haber cometido errores y haberte dado cuenta de que eran errores.
La frase “ese trueno vestido de nazareno” corresponde a la persona que ha cometido barbaridades en un determinado momento de su vida, que se viste de Nazareno, como aquel que acompaña y reconoce lo divino, aunque sea en el nivel del símbolo.
El abuelo es el que sabe, pero no necesariamente el que sabe cuando tiene 5 años, 7, 12 o 15, sino el abuelo que sabe como resultado de todas sus vivencias, entre las que se encuentran sus errores.

Entonces, quizá tenemos que hablar en este momento de los tres Reyes Magos, los tres sabios o The Three Wise Men. Aquello que en español se expresa como tres Reyes Magos en inglés se expresa como Tres Sabios. El sabio en un idioma está expresando lo mismo que en otro idioma es rey y mago.
La sabiduría es una magia, una conexión con la realidad mágica. También estamos diciendo que la sabiduría es una conexión con lo que te sitúa como Rey, entendiendo que el Rey es el que está situado en el centro.
Hay otras muchas posiciones que se van alejando del centro, hasta que llegas a la frontera entre dentro y fuera. Pero eso es un desarrollo en la oportunidad que ofrece el tiempo, donde la persona a través de sus errores se acerca al centro, es decir, a su lugar de poder, y cuando se acerca a su lugar de poder recibe la iluminación.

La iluminación no se estudia. La iluminación es un acercamiento a aquel lugar donde coincide la kundalini del cielo con la kundalini de la tierra. La iluminación es un momento amoroso; es donde la conciencia se encuentra con el amor entre el cielo y la tierra. La iluminación es un elemento vibracional, no un elemento lógico.
La iluminación es vibracional, no es lógica, solo que es REAL con mayúsculas o real con minúsculas, pero la iluminación es totalmente real, modifica la realidad.

Sabemos experiencialmente que lo que dificulta la iluminación es el juicio, es decir, aquel lugar donde existe lo correcto y lo incorrecto.
Algunas personas necesitan entrar en lo absolutamente incorrecto para encontrar la iluminación. Pero también lo que dificulta la iluminación es situarse en la víctima. Situarte en la víctima te cierra la puerta de la quinta dimensión.
Si te sientes víctima y encuentras que al ser víctima eres infeliz y entonces estás fuera de la quinta dimensión, puedes decir como un juego, es decir, conectando con tu niño/a, con aquello incontaminado y puro “elimino, borro, anulo todos los programas mentales que me sitúan como víctima”, “elimino todos los programas que me alejan de mi centro, es decir, todo lo que me aleja de donde se encuentra mi kundalini del cielo y mi kundalini de la tierra”, “elimino desde mi libertad todos los programas y transferencias que me alejan del centro”, “elimino todos los programas que me alejan de ser siendo”.

La sabiduría, wise en inglés, es una traducción en la multi-culturalidad de “ser rey”, donde tienes poder, y “ser mago”, donde tienes magia. Tener poder quiere decir que la realidad responde y corresponde a tu interior, a tus deseos, y entonces es mágica, porque cuando tú deseas algo, sucede.
Tú eres un rey mago cuando eres sabio, y eres sabio cuando eres un rey mago.

Un cubo lleno de agua podría ser la imagen de la felicidad

Un cubo lleno de agua podría ser la imagen de la felicidad, porque sin duda el cubo se ha creado para estar lleno de agua. También son posibles otras cosas, pero ciertamente el primer cubo que fue creado para contener agua.
O quizá pueda ser la imagen de la felicidad un banco lleno de personas sentadas. Da igual si son extremadamente gruesas, extremadamente delgadas o normales. El banco está hecho para que alguien se siente.
Podemos encontrar la imagen arquetipo de felicidad en aquello que “es siendo” o que “siendo, es”. Podemos decirlo de las dos formas.

Un avión volando, un barco con las velas desplegadas o con los motores impulsándolo aunque no tenga vela, una madre con su hijo, todo eso pueden ser imágenes de felicidad, porque son imágenes de plenitud, del ser siendo.
También podemos ver la felicidad en una persona, en un ser humano contemplando la maravilla.

Solo que eso es muy evidente. Lo interesante es encontrar que también es felicidad, también es el inicio de lo óptimo y también es el inicio de la plenitud cometer ese error que como consecuencia te lleva a despertar, adentrarte en ese problema que justamente te va a permitir encontrar la alquimia.
También eso forma parte de la felicidad. Por eso es importante mirar qué es lo que haces, qué es lo que te sucede, qué es lo que vives y honrarlo, porque aunque no te guste es una puerta a la plenitud.