Sobre el quinto acuerdo tolteca

SOBRE EL QUINTO ACUERDO TOLTECA
(Extracto del Libro en preparación “Tiempo de ser o la impecabilidad sin esfuerzo”)

El quinto acuerdo tolteca tiene que ver con escuchar todo.
Hay que dar una oportunidad a la persona, respetando lo que diga, para que pueda liberarse de sus miedos y fantasías, ya que la gente que no habla puede ser como una olla exprés a punto de explotar.

Ese es el quinto acuerdo tolteca, escuchar todo. Puede que la persona sea un ángel para ti, y cuando le has dejado espacio, permites que sucedan cosas.
Es posible que no le escuches por un juicio, pensando que lo está haciéndolo mal, mientras que tú dices bien.
Pero el quinto acuerdo es permitir que la persona exprese.

En el sexto sol es necesario escuchar, porque es imprescindible la ecuanimidad

hojas en el camino s
En el sexto sol es necesario escuchar, porque en el sexto sol es imprescindible la ecuanimidad.
En el sexto sol, como introducción a lo óptimo, es necesaria la ecuanimidad, que significa que estás en tu centro, alineado con el corazón amoroso de la vida.
Ese es tu sitio, tu sitio de poder y tu casa. No necesitas tener razón, porque no escuchas a tu ego. Tu águila vuela libre y el que una persona hable y se exprese, no te hiere.

Cuando tu águila está libre, tu alma es enlazadora. El enlazador y el águila, como sellos ocultos, expresan una misma realidad. Cuando no escuchas al ego, dejas al águila libre.
Cuando dejas al águila (sello 15) libre, se despierta el mago (sello 14), que es el propósito de la segunda onda y por ello está asociado a la penúltima onda (onda del águila), de modo que estás recomponiendo la malla de hilos horizontales e hilos verticales que te une a las demás personas.

Los sellos 14 y 15 se encuentran en un territorio o escalón compuesto por los sellos 13, 14, 15 y 16. De modo que cuando el águila está libre y el mago despierto, te sitúas en la realidad expresada por el caminante del cielo, que es la primera transcendencia y la transcendencia tipo. Has despertado el cuerpo de gozo y la expansión de la conciencia del guerrero.

Entonces, sabes qué es ser ecuánime y puedes escuchar al otro.
Puedes escuchar que el otro hable, permitiendo así el exorcismo de su alma. Permites que se libere y que su interior salga a la luz, apareciendo lo que está dentro escondido. Solamente escuchando permites que la luz ocupe el lugar en la tiniebla.

Eres un auténtico guerrero de la luz, porque ganas sin armas batallas a la oscuridad, desde la paz.
En el sexto sol, el guerrero de la luz está vivo.
Sí, es un voluntario porque está en su casa. La vida es su casa. La abundancia es su casa y puede dar de comer al hambriento, de beber al sediento y dar posada al peregrino.

Gracias, perdón y bendición.

Cuando una persona escucha, te permite existir y expandirte

Cuando una persona escucha, te permite existir y expandirte, abriéndote un horizonte donde poder reforzar tu ser.
Eso es un acto sagrado, porque colabora con el propósito de dimensiones superiores o de la realidad Dios, que quiere que tú seas.

Cuando una persona te escucha realiza un acto sagrado, y también cuando te ve, considera, respeta, acompaña y honra.
Tú también, cuando escuchas, ves, honras, respetas, acompañas y empatizas, realizas un acto sagrado.

Cuando te sitúas en ese horizonte, en ese momento y en el interior de ese acto sagrado, hay una energía extraordinaria, que te saca de lo ordinario; te abre la puerta a otro escenario, a otra realidad.
A nivel energético hay un aumento de energía, y a nivel de conciencia, expande tu conciencia. Pertenece a los valores de la incondicionalidad, es decir, te sitúa en el borde de las realidades, justo en el territorio de la ascensión.

La comunicación es un acto sagrado donde se trata de emitir y recibir

La comunicación es un acto sagrado donde se trata de emitir y recibir. Emitir, traduciendo y canalizando dimensiones superiores, y recibir.

Es importante el reconocimiento del espíritu y es importante el reconocimiento del alma. Tzolkin te da una información acerca del espíritu a través de tu día de nacimiento, donde aparece día, mes y año, pero también te da una información acerca del alma a través de la expresión del psicrono, donde aparece el día y el mes pero el año no es importante, porque está manifestando la repetición.
Día-mes-año permite que cada año te sitúes en un sello diferente, al menos durante 52 años; traduce algo nuevo. Pero el día y mes es una referencia a la cíclica repetición, porque cada año vuelve a aparecer lo mismo.

Si entendemos que esa repetición es una manifestación accesible del alma, nos situamos en uno de sus valores transcendentes, que es la acumulación existente de contenidos e informaciones procesadas hasta una maduración, que les hace aparecer como aprendizaje.
El aprendizaje es una expansión y nos situamos en algo transcendente en relación a la comunicación.

La comunicación es un acto sagrado cuando al hablar se expresa el espíritu, porque la palabra entonces transmite ondas de luz. Pero la comunicación es un acto sagrado cuando escuchas desde el alma, porque amplificas de forma mutidimensional, es decir en todas las direcciones posibles, los contenidos.
Cuando escuchas desde el alma, la vibración de tu alma le concede más significados a lo que estás diciendo, y en ese caso sin palabras, solamente por la vibración, despierta el alma vibracionalmente.
La escucha desde el alma es un acto sagrado de resurrección, es un acto sagrado de liberación, en el nivel vibracional.
La palabra tiene contenidos que despiertan imágenes, pero el alma produce resonancia y transmite, a través de la resonancia, vida en profundidad.

La iluminación es un acto instantáneo de la conciencia

La iluminación es un acto instantáneo de la conciencia; es algo que sucede en la conciencia.
De alguna forma es muy poco dependiente del escenario, ya que en ese momento, sea cual sea la disposición del escenario, todo adquiere un sentido vital, dialogante y amoroso, que le hace aparecer como absolutamente apropiado.

Posteriormente las cosas pueden volver a adoptar su pose habitual no transcendente, pero en ese momento privilegiado todo y cualquier cosa aparece lleno de una vibración de armonía y plenitud, con múltiples contenidos emocionales, y en ese momento ni siquiera la supervivencia es importante; nada te distrae de ese embeleso.

Normalmente está precedido de múltiples aproximaciones donde el escenario expresa su misterio y donde muchas personas aparecen misteriosamente como representantes de una realidad transcendente. En esos momentos aparecen nimbados de resonancias y sincronías, donde puedes claramente percibir otras dimensiones que se asoman para saludarte y para abrir posibilidades a que la conciencia se libere, paso previo a que pueda expandirse.

Es importante el espejo y también lo es el simple deseo de adentrarse en el espejo, porque estamos en tiempos en que los deseos se cumplen.
Sí, es importante el escuchar, porque salva vidas y devuelve lo óptimo al interior de los no óptimos, cuando es lo óptimo el que escucha.
La escucha forma parte del espejo, porque aquello que aparece como espejo (sello 18), va a aparecer como viento, comunicación, en las ondas (onda 18).
Es muy importante la palabra, porque transporta luz, pero también lo es la escucha, porque reconstruye a las personas, hace un exorcismo y es un poder que todas las personas podemos recuperar al reconocerlo, y a través de la escucha, sanar.
Sanar lo herido en las personas también te sana tu parte herida. La escucha es una fuerza sanadora maravillosa y extraordinaria, que le devuelve el alma a muchas personas.
Bendiciones a todos los devolvedores de almas.
Gracias.