2 noviembre 2018: cuando no está claro hacia dónde ir, es mejor parar; cuando las heridas duelen, es mejor mirarlas… y amarlas

2 noviembre 2018. ESTRELLA Galáctica 8. Onda del Dragón. Humano 1 y dragón 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 1 Viento.

Este es un día adecuado para conectar con uno mismo, con lo que somos y con lo que sentimos, recuperando la armonía interior.
Cuando hay mucho movimiento en el entorno, es mejor volver hacia uno mismo; cuando no está claro hacia dónde ir, es mejor parar; cuando las heridas duelen, es mejor mirarlas… y amarlas.

La armonía, el equilibrio y la paz interior ayudan a reconectar también con dimensiones superiores, con los guías, maestros y ángeles.
El universo nos está acompañando. Busquemos su armonía y belleza.

Gracias. Bendiciones.

15 febrero 2018. Es un un día para agradecer lo que somos, lo poco o mucho que tenemos y todo lo que podemos vivir

15 febrero 2018. ESTRELLA Galáctica 8. Onda del Dragón. Humano 1 y Dragón 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 1 Viento.

Los 20 sellos (dragón, viento, noche,…, tormenta y sol) componen una secuencia, donde el orden es significativo. Lo propuesto por un sello introduce al siguiente sello, y así sucesivamente, y cuando terminan los 20 sellos vuelve a aparecer el primero.

Después del sello de la mano en el día de ayer, asociado a la sanación y al reconocimiento de los errores, aparece la estrella, para ayudarnos a colocar todo lo que ha sido removido el día anterior. El color azul (mano) es transformador y siempre después aparece el color amarillo (estrella), que ayuda a integrar y a colocar.
Hay momentos para la acción y otros para la interiorización.

Este es un día para armonizar y encontrar la belleza y la estética en lo que hacemos, y, de forma general, en lo que vivimos. Pero, más allá de la belleza aparente y superficial, producto de un vestuario, un maquillaje o una operación, hablamos de la belleza aparentemente imperfecta que favorece la armonía y paz interior, y surge del interior de las personas, cosas y situaciones.

Quizá sea un día para agradecer lo que somos, lo poco o mucho que tenemos y todo lo que podemos vivir.

Gracias. Bendiciones.

31 mayo 2017: No puede haber armonía y paz real sin coherencia interior

31 mayo 2017. ESTRELLA Galáctica 8. Onda del dragón. Humano 1 y dragón 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 1 Iq

Estamos en el octavo día de la onda del dragón, donde se unen el sello 8, la estrella, y el tono 8, galáctico. La armonía, belleza, estética y ética se asocian con la integridad y la coherencia.
En este proceso evolutivo en el que nos hayamos inmersos, no puede haber armonía y paz sin coherencia interior.

Es buen momento por lo tanto para reflexionar sobre lo que pensamos, sentimos y decimos. Hablamos del in lak’ech o “yo soy otro tú, y tú eres otro yo”. Quizá la teoría y los argumentos estén claros, pero a veces no es tan fácil vivirlos en el día a día.
Estamos en un proceso de aprendizaje de coherencia e integridad, pero todavía nos queda mucho que rodar y practicar. Eso sí, podemos vivirlo desde la armonía interior, que es una actitud que no depende de lo que suceda en el exterior.

De forma evolutiva aparece la libertad (humano) y la liberación (tono 11). El despertar de conciencia se asocia a asumir voluntariamente las riendas de la vida. Se trata de nuestro proceso y nuestra vida.

Buen día para armonizar nuestro entorno.
Gracias. Bendiciones.

13 de septiembre. Materializando la sociedad de la estrella en la tierra, con integridad y coherencia

13 de septiembre. ESTRELLA Galática 8. Humano 1 y Dragón 11 en el Tzolkin evolutivo
Hay veces que no sabemos percibir el brillo de las demás personas, pero tampoco el propio.
Hoy es un día para encontrar la ética, estética y prosperidad en todo lo que nos rodea; para reconocer en el otro un ser de luz como nosotros; para crear la sociedad de la estrella y materializarla en la tierra.
El sufrimiento y el dolor ya no son necesarios, y al soltarlos aparecen nuevos valores, asociados a la nueva sociedad que estamos creando.

Las relaciones personales, vocacionales y profesionales están cambiando. Las personas no tienen por qué competir entre sí, y cuando alguien tiene éxito, repercute en los demás positivamente. La materia es un factor más a integrar. Es necesaria y no se puede rechazar, pero tampoco es lo más prioritario.

La luz por lo tanto se puede percibir y expresar en el día a día, ya sea comprando el pan, mirando por la ventana, haciendo un negocio o tomando un te. Es posible vivir con integridad y coherencia. Es posible brillar, como las estrellas en el cielo, que mantienen su individualidad brillando en sociedad.

Gracias por expresar tu luz.
Gracias por crear sociedad.

27 de diciembre. Cada vez hay más vínculos, compartimos más experiencias e interactuamos más con unos y otros

27 de diciembre. ESTRELLA Galáctica 8. Humano 1 y Dragón 11 en el Tzolkin evolutivo.

Cada vez somos más conscientes de la importancia de la red que une a los seres humanos.
Cada vez hay más vínculos, compartimos más experiencias e interactuamos más con unos y otros.
Entre todos estamos consiguiendo crear las bases para una nueva sociedad solidaria.

De forma evolutiva nuestro cuerpo se prepara para la nueva etapa mediante las células madre, que se activan en este día con el ejercicio íntegro de la libertad.
También apoyan el proceso las neuronas espejo, que se activan con el nuevo nacimiento voluntario y consciente de cada ser individual.

Somos parte de la totalidad. Nosotros formamos la sociedad celeste.
Cada persona tiene características, dones y misiones diferentes. Cada persona es importante.

Gracias por compartir. Gracias por ser
Perdón por la tentación de estar en los rincones.

11 de abril. La estrella se junta en el cielo con otras estrellas, formando una sociedad de iguales

11 de abril. ESTRELLA Galactica 8. Humano 1 y Dragón 11 en el tzolkin evolutivo.
La estrella se junta en el cielo con otras estrellas, formando una sociedad de iguales, donde se reconoce la luz de cada una.
Nos guían en la creación de la nueva sociedad celeste aquí en la tierra, formada por seres de luz, y basada en la integridad personal, la solidaridad y la libertad de cada individuo.
La malla que une a los seres humanos, basada en las neuronas espejo, se activa en este día precisamente con la solidaridad y con el cumplimiento de la misión interna de cada persona, algo que produce una gran liberación y bienestar.

Escuchemos nuestro corazón. Escuchemos al “otro”.
Yo soy otro tú.
Gracias

Hay una solidaridad para la vida y para el amor, pero también una engañosa solidaridad que te lleva a la guerra y a la muerte

Este año 2014, el día sin tiempo estrella galáctica 8 se encuentra en la onda del dragón, que es la onda de la solidaridad.
Desde el código Tzolkin abre o propone un tiempo donde se favorece la ética, la estética, la armonía, el encuentro y la reunión con personas maravillosas, que es lo que vendría expresado por el sello de la estrella y para ello la indicación que da es justamente algún contenido del tono 8 como puede ser la integridad y también algún contenido de su raíz o propósito (onda dragón), como la solidaridad y el reconocimiento de la energía femenina.
Esto tendría una entrada en el tiempo justamente desde la fuerza de la emoción, como algo que te impulsa hacia la transcendencia, también desde el propósito de la solidaridad, que es lo que expresa la luna 9.

Es decir, el contenido vibracional de la estrella 8 empieza a manifestarse en lo real cotidiano a través de esa fuerza de la emoción, pero siempre traduciendo la solidaridad y el RECONOCIMIENTO DE LA ENERGÍA FEMENINA, que es lo que expresa la onda del dragón.

Programáticamente la solidaridad es una expresión de la energía femenina, porque la onda del dragón significa solidaridad y energía femenina. Por lo tanto el dragón, que es la raíz que va a dar contenido al año y que reconocemos como luz entrando en la forma para cumplir una misión, es tanto la solidaridad como la energía femenina, que cuida, nutre, inicia, etc.
Y es tanto desde esa solidaridad como desde la expresión de la energía femenina, donde aparecen la estrella 8 y esa integridad estelar, y la luna 9 y esa emoción que te lleva al cielo.

Encontrar el valor de la solidaridad como una expresión de la energía femenina es por tanto algo importante en estos momentos, porque una de las características del dragón va a ser nutrir, que también es un asunto muy importante en el tiempo actual.
Hay una nutrición para la supervivencia, que es actual porque hay millones de personas muriendo cada año por falta de alimentación; muchos niños con una malnutrición endémica, que ya va a lesionar su cuerpo y su alma; muchas personas con una brutal malnutrición que les lleva a la obesidad mórbida y que también les va a llevar a la muerte y les va a robar el alma; y muchos otros trastornos del tipo de la bulimia y la anorexia, también como expresión de esa alma robada, porque igual que hay una nutrición para la supervivencia, hay una nutrición para la evolución, que es la nutrición del alma, y sucede única y exclusivamente a través del amor.

Por eso lo primero que expresa este año es la valoración del amor, o sea de la emoción como algo que te lleva al cielo, y el robo del alma de los seres malnutridos indica justamente la imposibilidad de la vivencia del amor, al menos en esta dimensión.
Pero es justamente en esta dimensión donde sucede lo real para las personas que están en esta dimensión, porque el código Tzolkin no es una evasión de la realidad, sino una inmersión en la realidad. Produce transformaciones reales, cambios reales y vivencias reales. No se trata de fantasía, aunque su puerta sea el ensueño.

La primera puerta temporal, o sea lo expresado por el azul en esta primera onda del dragón, es la noche eléctrica o noche en tono 3.
Vemos que la propuesta del Tzolkin no es un tiempo cualquiera sino donde ya está presente la expresión del día sin tiempo, o sea de la familia del día verde. De modo que el tiempo de la solidaridad, que es el tiempo real en el inicio del código Tzolkin en su primera onda, ya es una expresión de un tiempo diferente del tiempo cotidiano, y por tanto también es importante encontrar el tiempo de la solidaridad, que es lo que expresa el sello azul en el tono 3.
La observación de la noche, que pertenece a la familia del día sin tiempo como algo asociado al 3, nos introduce de nuevo en la consideración de la información contenida en los días sin tiempo, que son los días epagómenos

Por tanto hay que considerar que hay una solidaridad que expresa la energía femenina de cuidar, nutrir, iniciar, etc., porque también es posible una solidaridad que no contenga estos valores. Es decir, hay una solidaridad para la vida y para el amor, que es lo expresado por la energía femenina, pero también es posible que haya una engañosa solidaridad que, asentándose en algo que llama solidaridad, te lleva a la guerra y a la muerte.

Es importante constatar que en este año 2014 estamos cumpliendo el centenario de la primera guerra mundial. Y es importante constatar que en una era de 26.000 años nos encontramos con un Tzolkin donde cada kin ocupa 100 años.
En este momento podemos mirar hacia atrás, hacia nuestra vida personal para reforzar los contenidos positivos, a través del gracias, y eliminar los contenidos negativos a través del perdón, un poco como dicen los huicholes –gracias maestros huicholes. Salvar Wirikuta, o sea salvar la tierra-, y así poder construir el templo del “te amo”.
También podemos mirar atrás desde el arquetipo humano y, como una expansión de la conciencia, considerar todas las barbaridades que han sucedido en estos 100 años, una de las cuales es la presencia de la guerra en favor de la falsa solidaridad del nacionalismo, o sea la falsa solidaridad que te lleva a unirte con unos mientras dices a otros “tu, no” o “tú no eres yo”, y que en estos 100 años ha cursado con muchos millones de muertos en la primera guerra mundial, en la segunda guerra mundial, incluyendo la bomba atómica, así como muchas otras guerras -bien pudiera estar sucediendo ahora una, cuyo frente está prácticamente en todos los países-, haciendo importante e imprescindible el ensueño de la paz.
Parte de esa guerra también transcurre como frontera en el reconocimiento de la energía femenina, y por supuesto en el reconocimiento del otro, como alguien que necesita ser ayudado, nutrido, iniciado y enseñado.

Es importante desde el arquetipo humano encontrar aquellos valores donde la humanidad avanza hacia el “tú eres otro yo”, como es el auge y la facilidad de las redes sociales y también la expansión de los valores del código Tzolkin y tantos otros, que a veces pasan desapercibidos. Ese reconocimiento es nutritivo.
Por tanto, invitamos a la recapitulación desde la vida personal y también a abrir los escáneres espirituales para la recopilación del arquetipo humano.

25 julio. Un tiempo nuevo está empezando, donde el ser humano se siente libre para emprender su camino solidario y tal vez por ello liberado

ESTRELLA Galáctica 8. Humano 1 y Dragón 11 en el tzolkin evolutivo.
DÍA FUERA DEL TIEMPO. Quinto día epagómeno
Es un día de paz interior, de integridad y de reconciliación;
un día donde todo se puede transmutar o transformar;
un día fuera del tiempo, donde precisamente todo adquiere sentido.
La paz comienza en nuestro interior, y desde ahí se expande con rapidez e intensidad, convirtiendo las tensiones en alegría y esperanza.

Un tiempo nuevo está empezando, donde el ser humano se siente libre para emprender su camino solidario y, tal vez por ello, liberado.
Es momento de aprender a dar y a recibir; proteger y sentirse protegido; nutrir y recibir nutrición.
Podemos sentirlo.
Gracias.