Recibiendo y expresando a través de las palabras

16/02/2017
Lo importante es reconocer o encontrar que el ser humano, y por lo tanto tú, posee algo extraordinario y maravilloso que le conecta con dimensiones superiores.
Tú como ser humano puedes expresarte a través de las palabras, escritas, habladas o telepáticas. Pero, en realidad, lo primero importante es que puedes recibir palabras. Por eso decimos que en un momento determinado lo primero es la recepción, desde tu séptimo chakra, de esas palabras que te transforman. Las palabras de tu madre, padre, amigos o maestros, te van enseñando a ser humano, estableciendo las conexiones cerebrales para que puedas expresarte y comunicarte como ser humano.

Más allá de esa comunicación natural, hay un momento en que la palabra que escuchas despierta al ser espiritual que está en tu interior. La palabra está conectada con tu ser espiritual, con tu doble espiritual, y una vez que tu ser espiritual se despierta ya es imparable.
Entonces, entras en la transformación, porque entras en la realidad, pero no en la realidad aparente, basada en la necesidad de trabajar para mantenerte y de ser correcto con las demás personas para no estar fuera de la legalidad, sino en la realidad interior que está en semejanza con lo divino.
En tu interior está la divinidad.

Cuando oyes la palabra, algo se transforma dentro, de forma automática. Es uno de los valores de la palabra, que pone en marcha procesos interiores.
Cuando estás pensando cómo hacer, cómo ganar, cómo triunfar, vas siguiendo tu propio pensamiento, pero de repente oyes algo y se pone en cuestión todo, porque resuena con algo que está dentro de ti. Resuena con tu ser espiritual que está dentro de ti, y que es más importante que tu ser temporal y tu ego.
Tu ser espiritual es más importante que tu ego, y cuando oye una palabra, sabe que ya es el momento.