Pregunta: Mi hermano y yo somos perro 8 y perro 9

PREGUNTA:
Me llama la atención que mi hermano y yo tengamos el mismo kin, él perro 9 y yo 8. Mi madre es estrella cristal y mi padre tierra planetaria. ¿Qué me pueden decir?

RESPUESTA:
Que seas perro 8 y tu hermano perro 9 podemos percibirlo como una sincronía, que nos muestra que los dos estáis encaminados a vivir el amor incondicional. Pero a su vez, nos abre otra sincronía, ya que los dos sois hijos de vuestros padres. Quiere decir que en ese hogar nace algo asociado con el amor incondicional. El fruto de ese hogar está encaminado a hacer presente el amor incondicional.
Al mirar hacia tus padres encontramos que tu madre es estrella 12 de la onda de la tierra, que da inicio al cuarto castillo, y tu padre es tierra 10 de la onda de la estrella, que culmina el Tzolkin y el quinto castillo.

Ya de por sí, sería interesante considerar que ese hogar contiene la introducción en la cuarta dimensión que va a culminar en la quinta dimensión. Ya esto nos explicaría que el fruto de esa pareja está encaminado a producir amor incondicional, pero vemos que la sincronía es mayor, porque tu madre es la estrella de la tierra y tu padre la tierra de la estrella.
El matrimonio de tus padres parece expresar algo mágico; cómo las dimensiones superiores se adentran en la realidad. Vosotros sois sus hijos como frutos, por supuesto con una tarea individual cada uno.
Tú eres perro 8 de la onda de la noche y eso parece vincularte con tu padre, que pertenece a la familia de la estrella como onda. La estrella y la noche pertenecen a la misma familia, o sea al mismo tipo de energía.
Mientras, tu hermano pertenece a la onda del viento y tu madre a la de la tierra, y sucede que la tierra y el viento también son de la misma familia.

Esperemos que esto te sirva al desvelamiento de tu misión y también al reconocimiento de cómo se te ha preparado un lugar, un acompañamiento y unos dones que puedes fácilmente asumir desde tu capacidad de ensueño. Tú naces como perro 8 de la onda de la noche, que es el ensueño, y el 8 es una puerta que te conecta con los guías. La columna 8 del Tzolkin es una columna de portales. Son los portales que vienen en sentido retrógrado desde el castillo verde a la experiencia del nuevo nacimiento. Y al mismo tiempo que eres perro 8, eres mono 6, y la columna 6 también es una columna de portales.
Los tonos 8 y 6 hacen referencia a esas columnas de portales, y las ondas de la noche y el enlazador hacen referencia a ensoñar la abundancia y al desapego. Todas esas cualidades te permiten vivir el amor incondicional desde la integridad, y también desde la alegría y la inocencia.

La familia expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal

Formación de las familias

Familias
Como ya hemos avanzado, el próximo martes hablaremos de las familias. Os recordamos que el curso se puede seguir en directo o en diferido, algo que es interesante para personas con diferentes horarios.

CONCEPTO DE FAMILIA:
Los SELLOS son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar. Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero en realidad son veinte aspectos de una sola realidad.

Los sellos aparecen con un COLOR y el color siempre se presenta en el mismo orden: rojo, blanco, amarillo y azul. Hay una información asociada al color, que convierte a los 20 sellos en 4 colores. Y en este nivel aportan una información similar a la de los elementos en la astrología, es decir, el rojo como tierra, el blanco como agua, el azul como fuego y el amarillo como aire.
Así, los sellos se pueden agrupar de cinco en cinco, con algo que los unifica y une, dando lugar a los colores

Pero también se puede agrupar a los sellos de cuatro en cuatro, dando lugar a LA FAMILIA.
Esta nueva información no proviene del sello, del orden de los sellos, del sello como propósito, de la columna, de la línea horizontal o del color, sino de la presentación de los 20 sellos en forma circular, apareciendo en cada sello, con un ritmo de cinco, un punto cardinal, que forma una cruz en ese círculo.

Todas las cruces que se pueden hacer representan las familias de los sellos.

La familia expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.
En el Tzolkin el sello natal es el primer acceso a la información y lo más fácilmente comprensible. En él hay una resonancia seductora que enseguida atrae, pero posteriormente conviene ampliar esa información incluyendo el concepto de familia.
Es importante conocer el sello personal y también, aunque no se trata de establecer jerarquías, conocer la familia.
El sello natal indica algo básico que aprender y está asociado a los otros tres sellos que forman la familia, por lo que para aprender lo que indica tu sello tienes que conocer toda tu familia.
Los 20 sellos se agrupan de cuatro en cuatro dando lugar a las 5 familias:

KIN DE CUMPLEAÑOS:
Cada persona pertenece a la familia donde está su sello de nacimiento, y vive las experiencias asociadas a cada uno de los sellos de esta familia, en todos los tonos posibles.
Cada año está marcado por un kin de cumpleaños, que siempre es un sello de la familia, por lo que cada persona dispone de 52 años (4 sellos en los 13 tonos posibles) para experimentar todas las vivencias de su familia.
El nacimiento en un sello concreto otorga como profecía y como propuesta una secuencia de 52 posibilidades que se inicia el día que naces. Por eso los cuatro sellos de cada familia son igualmente importantes.
En los primeros 52 años vives todas las experiencias indicadas por los sellos de tu familia, y a partir del año 52 vuelves a repetirlas, aunque desde otro nivel experiencial.
De esta forma, la familia es el conjunto de los 4 sellos que puede vivir una persona a lo largo de su vida, estando definido cada año por el kin del día del cumpleaños o kin de cumpleaños.
Kin de cumpleaños en las ondas: ciclos de 13 años
Una persona solo puede vivir cuatro sellos durante toda su vida. Sin embargo, al hacerlo en todas las posibilidades o tonos, transcurre por todas las ondas.
Las 52 experiencias de tu familia suceden en todas las ondas, y conviene reconocer cómo puedes actuar desde todos los sellos, es decir, en qué área o situación actúas en cada sello, porque en realidad desde el espejo y las neuronas espejo, eres todos.
Una característica a destacar de los kin de cumpleaños es que dan lugar a ciclos de 13 años de ondas del mismo color, que se obtienen al agrupar a 13 kin de cumpleaños consecutivos, desde el tono 1 al tono 13.
Por ejemplo, una persona que este año de cumpleaños sea dragón 1, los próximos años será enlazador 2 (onda serpiente), mono 3 (onda luna), guerrero 4 (onda caminante del cielo), dragón 5 (onda tierra), …, guerrero 12 (onda serpiente) y dragón 13 (onda luna), perteneciendo todos ellos a ondas de color rojo.
Así, la persona se encontraría en un ciclo de ondas rojas, después viviría otros 13 años en ondas blancas, luego 13 en ondas azules, 13 en ondas amarillas, volviendo después de estos 52 años a comenzar de nuevo otro ciclo de 13 años en ondas rojas.

Más información en:
curso online
calendariomaya@viatzolkin.com
34 697.666.252 (Ana, Whatsapp)

La disposición en círculo de los sellos revela una forma en espejo, determinando las familias y los ocultos

La disposición en círculo de los sellos revela una forma especular, en espejo. Determina las familias y los ocultos, ya que la familia aparece en forma de cruz y el oculto en espejo.

Los sellos 1 al 10 van a aparecer en espejo del 11 al 20 creando los ocultos, y la familia surge a partir del 1 y del 11, que es su antípoda. De alguna manera el antípoda determina cuál es la familia, y la imagen en espejo cuál es el oculto.
La unión de lo que determina desde el antípoda la familia y lo que determina desde la imagen en espejo el oculto, produce dos enlazamientos. Uno es el de la familia del sol (polar) y la familia del dragón (cardinal), y otro enlazamiento es el de la familia del viento (central) con la familia tormenta (portal).
Este doble enlazamiento deja fuera a la familia de la noche (señal).

La familia señal queda de esta forma resaltada. Solamente con esto no tiene la característica de verde, sin embargo sus sellos van a ocupar siempre el día verde. El día 365 siempre va a ser un sello de esta familia (noche, estrella, caminante del cielo, espejo), apareciendo como día fuera del tiempo, día verde, y dando soporte y contenido a la familia del día verde.

Esta familia ocupa en los sellos el tercer lugar (noche), dando sentido al tono 3 de servicio. El servicio tiene una connotación de fuera del tiempo y verde.
El servicio no es algo obligatorio, porque si no me castigan, sino gozoso, que conecta con dimensiones superiores. Y esto sucede en el mundo de los sellos, que es distinto del mundo de las ondas, cuando la conciencia ha obtenido la visión de la transcendencia, tal vez no la realización pero sí la consideración.
El tono 3 está nutrido desde el día verde, la familia del día verde y desde esa experiencia sin sufrimiento sino con gozo, sin enfermedad sino con plenitud, sin ego sino con amor.

El tres y el once (tonos ocultos) van a pertenecer al tono espectral. También va a ser azul el 7, junto con el 3 y el 11. Estos tres tonos, 3, 7 y 11, expresan desde la onda encantada el color azul con un significado de vivencias experienciales que te transforman y hacen evolucionar, conteniendo por la asociación tono-sello o tono-onda una relación que muestra claramente los escenarios donde el ascenso se ve favorecido.
Uno es la relación 3-13 (el 13 es el 11 del 3), que señala la relación entre el servicio y la transcendencia y en el primer 13 (caminante del cielo 13) el territorio especial donde surge la segunda onda. El surgimiento de la segunda onda es como un parto, como algo que sale de dentro a fuera.
El segundo territorio está expresado por la relación 7-17 (el 17 es el 11 del 7). El tono 7, de canalización, con el sello 7-mano y la onda 7-tormenta, es decir sanación y resurrección, tiene una vinculación en 11 con el 17, que en las ondas es el salto al castillo verde.

El tono 11 espectral está indicando que asociado al azul está la emisión y recepción de fotones, es decir, la nutrición de la luz. Como sello 11 y onda 11 estamos hablando del territorio del nuevo nacimiento, que en su conexión radial se establece con el 1, como inicio de la conexión, del diálogo y de la transformación.

Esta relación 3-7-11, donde unimos los tonos con sellos u ondas, pone de manifiesto a las tres familias que dan sentido al color azul.
Una es, en el ritmo de +1 de los sellos, la familia señal (noche, sello 3).
Otra es, en el ritmo de las ondas, la familia central (mano, onda 3 y sello 7). La mano va a conectar con el 17, mano-tierra, transformándose en su forma transcendente en tormenta-luna.
La tercera es la familia del mono, que aparece como azul en el castillo azul, con una relación 11-1, donde el 11 es la onda azul del castillo azul, que conecta con el uno del dragón y expresa el azul en los castillos.

La formación de la familia proviene de la presentación de los 20 sellos en forma circular

Formación de las familias

Formación de las familias (Extracto del Libro de las familias)

La formación de la familia proviene de la presentación de los 20 sellos en forma circular. Cada sello es un punto cardinal, apareciendo cada familia con un ritmo de 5, mediante una estructura en cruz en ese círculo. 
Todas las cruces que se pueden hacer representan las familias de los sellos.

Las familias se presentan sumando 5 a cada número de sello. Por ejemplo, la familia Cardinal está formada por el dragón que es el sello 1, el enlazador de mundos que es el sello 6, el mono que es el sello 11 y el guerrero que es el sello 16.
El mandala que forman esos cuatro sellos de la familia es un acceso meditativo a una realidad evolutiva, pero también favorece el acceso al amor.
La simple evocación interiorizada del mandala que forma tu familia, así como la del mandala de la familia de tu oculto, pueden transportarte a un auto reconocimiento que renueva la estructura celular.

OBTENCIÓN DEL KIN DE CUMPLEAÑOS
El kin natal de cada persona contiene un sello y un tono, pero al año siguiente su cumpleaños está ocupado por un sello y un tono diferente, y al año siguiente vuelve a pasar lo mismo, con un sello y un tono distinto. 

Respecto al TONO, aumenta en uno cada año. Si naces con un tono 1, al año siguiente tienes un tono 2, al siguiente un tono 3 y a los 14 años vuelves a ser un tono 1, que es el mismo con el que naciste. Es como si estuvieses simplemente contando (1, 2, 3…); van de uno en uno y pasan por todos los números posibles, que son 13. Eres y experimentas todos los tonos.

Pero con los SELLOS no sucede lo mismo. El sello con el que naces, vamos a suponer que es el sello 11-mono, se convierte al año siguiente en el sello 16-guerrero (11+5=16) y al año siguiente en el sello 1-dragón (16+5=21, restando 20, el 1). 
Si hubieses nacido en el sello 7-mano, al año siguiente serías humano (7+5= 12), el siguiente tierra (12+5=17) y después viento (17+5= 22, restando 20, el 2).
De modo que es imposible, si vas de 5 en 5, que pases por todos los sellos. Solamente pasas en toda tu vida, aunque vivas mil años, por 4 sellos. Y esos 4 sellos te definen, no sólo el sello con el que naces. 

El sello con el que naces es el más determinante para reconocerte, para saber quién eres, lo que haces y lo que tienes que hacer, pero como siempre va unido a los otros 3 de la familia, que son las otras 3 experiencias que vives, en un segundo momento necesitas reconocer al resto de sellos de la familia.

(http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-las-familias)

¿Qué significado tiene que el viento, que representa también al espíritu, aparezca en el arquetipo de la realidad como tierra?

Si nos situamos en Viento 1 también podemos encontrar algo misterioso en que el viento, que por un lado significa comunicación pero por otro hace referencia a Huracán en el código del Popol Vuh, quiera aparecer como Tierra 13 al cabo de vivenciar las 52 oportunidades de los 52 años. ¿Qué significado tiene que el viento, que representa también al espíritu, aparezca en el arquetipo de la realidad como tierra, aunque sea en un tono transcendente?
La persona que nace como viento 1 va a terminar su proceso cuando realice la vivencia de la tierra 13. En ese momento habrá pasado por todos los colores, por todas las ondas y habrá vivido las 52 experiencias propuestas por esta familia.

Eso es como experiencia personal, pero como prototipo expresa que lo más espiritual aparece como lo aparentemente más material, que sería la tierra, apreciándose un movimiento descendente, donde algo inmaterial pasa a ser muy concreto.
Si a la tierra le incorporamos el contenido de voluntario -la experiencia de la persona que prescinde de su propio proyecto de realización, porque reconoce que tiene una misión que ha adquirido en otras dimensiones de la vida, y al reconocer esta realidad, que solamente está en la conciencia porque no la lleva escrita en la cara ni en ninguna parte del cuerpo, se encuentra interiormente con más lucidez, con una especial intensidad vibracional-, entonces sucede que esa persona ha encontrado la conexión con el corazón del cielo y una especial nutrición que precisamente proviene de valores diferentes de los de su entorno.

Aquí vemos precisamente el arquetipo expresado por Noé, que quizá también expresa a “la nave de Isis”. Noé encuentra una especial conexión con el núcleo central de la vida y no se referencia para ello en las circunstancias que le rodean exteriormente, sino en algo interior.

El viento es también la expresión del color blanco y el segundo castillo, que sería el agua, donde encontramos al poliedro de 20 lados llamado icosaedro, en cuyo zigzag dibujado por los triángulos vemos una referencia al vuelo de la serpiente emplumada, Quetzalcóatl.
Es precisamente el color blanco del viento el que va a dar un contenido fundamental como expresión del arquetipo de la realidad, o quizá de la realidad arquetípica.

En el dragón y su familia, al considerar la expansión desde la luz entrando en la materia para cumplir una misión hasta la expansión de la conciencia expresada por el guerrero, lo cual sucede en el interior de cada persona, encontramos que existe una ley física donde sucede esto, que es la agrupación de partículas subatómicas formando el átomo y posteriormente el atrapamiento de nuevos electrones, protones y neutrones, desde el átomo más simple hasta llegar a los átomos más complejos, especialmente los que reconocemos como oro o platino, asociados a algo noble, entendiendo que este algo noble se refería a que no se corrompían, oxidaban, o deterioraban, siendo también símil de vida perdurable.
Este proceso sucede asociado a la INTENSIDAD. En este caso la intensidad es un calor, que es imprescindible para que se produzca este intercambio de electrones. El calor necesario para la aparición del oro o del platino solo se produce en las supernovas. Por eso sabemos que cuando el fotón, o sea la luz que entra en la materia, recorre un camino que denominaremos evolutivo porque se va transformando, termina formando parte de una supernova, la cual en su momento final se expande en forma de explosión, siendo su equivalente el guerrero 13.
El guerrero 13, que es el sello 156, aparecería al cabo de 52 años para una persona que hubiese nacido como dragón 1, después de completar los 52 kines asociados a su familia.

En la familia del viento, el equivalente de este proceso que conduce a la supernova y a la explosión como expansión, sería un trayecto descendente, aunque quizá “descendente” es un término que expresa espacialidad, pero sería espacialidad en algo que no pertenece al espacio sino a más allá de la frontera del misterio.
Nos referimos a que el AGUA, o sea lo BLANCO, en nuestra dimensión tierra, en nuestro escenario, proviene de más allá del sol, más allá de nuestro sistema solar. El sol simplemente es forma, la forma que ha tomado la luz, de modo que el agua proviene de más allá de la forma. Es más fácil conceptualmente, ya que pensamos espacialmente, considerar que el agua proviene de más allá del sol, pero en realidad proviene de algo misterioso sin forma, que existe más allá de la forma.
De modo que esta familia del viento finalmente se va a transformar en tierra, o sea donde tocan nuestros pies, en ocasiones donde toca todo nuestro cuerpo alargado, cuando estás tumbado, y en algunos momentos imprevistos para los cuales es difícil ser voluntario, donde toca nuestra cabeza cuando tropiezas si no consigues poner antes las manos.

En todo caso estamos hablando de una fuerza arquetípica o de un arquetipo de la realidad que se muestra como amoroso, ya que lo que forma no es un átomo sino una molécula donde dos átomos aparecen unidos. Esta energía, que consideramos amorosa porque es unitiva, también es sociable, porque convoca.
El agua es la unión de dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno, de modo que estamos mostrando que a diferencia de la energía que lleva a constituir átomos como un proceso interior de expansión de la conciencia, aquí se trata de una energía que produce enlaces, sociedad o al menos parejas.

Podemos considerar cómo efectivamente el viento y también lo blanco están haciendo referencia al otro, a la sociedad, a quien te complementa, al amor, siendo todo esto una energía presente en toda la realidad visible e invisible, porque aparece desde lo invisible, en cuanto ha conseguido realizar lo visible, y establece un tercer elemento que es tu propia conciencia. El viento se expande en la tierra, de modo que de lo que no tiene forma aparece la forma, pero enlazada amorosamente, y esto es algo que está dentro de cada persona.

Expandir la conciencia es similar al logro del oro

Hay un misterio, que es el recorrido invisible que une el uno y el 52. Por supuesto, estamos hablando en código Tzolkin, pero el Tzolkin dirigido a toda la humanidad, o sea, en relación con toda la tierra, no con una pequeña área geográfica.
En este código Tzolkin, el 52 es importante, y desde su frecuencia aparecen contenidos interesantes para los que siguen con interés esta vía evolutiva.

En este Tzolkin el 1 está unido al 52, por ejemplo en los CASTILLOS, que son como escalones dimensionales.
El 52 también va a dar los contenidos de cada AÑO, que se inician con un sello de la familia portal, es decir, habiendo 52 posibilidades de año.
El 52 también aparece en el interior de cada FAMILIA, expresando los 52 “haceres” en los que se introduce cada persona cada año.

Esto es así en lo teórico; el misterio está al bajar a lo concreto, es decir, cuando una persona que nace como dragón 1 completa su experiencia al llegar al guerrero 13.
Esto traduce una experiencia personal, pero también tiene un contenido acerca del arquetipo humano que es importante para todas las personas, y también nos está dando una información, en este caso muy concreta, referente a la materia, al arquetipo de la materia, o sea a la REALIDAD.
Vemos que el fotón, es decir la luz entrando en la materia expresada por el dragón, que incipientemente es el bosón, va a transformarse al final de su recorrido en CONCIENCIA EXPANDIDA.
Entendemos muy bien que el dragón es luz adoptando una forma para cumplir una misión, y en su formulación cuatro o formulación en familia, ese dragón encuentra su misión cuando expande su conciencia y adquiere una conciencia transcendente, formada por luz cumpliendo una misión.

Al mismo tiempo, sabemos con otro lenguaje, más físico y químico, que el átomo tipo contiene un protón y un electrón.
Es decir, esas partículas subatómicas se van a organizar en otra estructura basada en protones, neutrones y electrones, como forma que adoptan para empezar a cumplir esa misión.
Hay un recorrido desde el primer átomo con valores uno, electrón-protón-neutrón, y los átomos cada vez más elaborados, que lleva a esas partículas subatómicas a conformarse, es decir a adoptar la forma expresada por el oro y por el platino, lo cual sucede únicamente en un ámbito que denominamos supernova. De modo que el viaje de la luz cumpliendo una misión, o sea del dragón al guerrero, es similar al viaje del átomo de hidrógeno hasta el átomo de oro, de platino y similares.
Expandir la conciencia es similar al logro del oro, de modo que queda abierta la posibilidad consciente a la conciencia para iniciar ese camino, el camino a la estrella.

EL PERRO: La onda oculta (Extracto del Libro de los Sellos)

Los sellos que conforman la familia, junto con el Perro, son la Serpiente, el Águila y el Sol.
La SERPIENTE, pegada a la Tierra y confundida con la Tierra, representa una energía instintiva y poco consciente de supervivencia, personal y de la especie. Y contiene también la energía sexual más instintiva. Pero también es símbolo en todas las culturas de una energía sanadora. Puede llegar a ser una Serpiente emplumada, como símbolo de la kundalini ascendente, pero siempre es una energía de supervivencia, es decir sanadora para la especie, y sanadora a nivel personal.
La energía del PERRO se sitúa en el horizonte, es decir donde se unen los dos mundos, el celeste y el terrestre. Y presenta una energía corporalmente similar a la del cuerpo humano, como algo entre el cielo y la Tierra.
El sello 5 de la Serpiente siempre va a representar energía, y el 10 del Perro siempre va a representar la tarea del ser humano, porque contiene el valor de la perfección. Pero el contenido de la perfección es el amor, luego esa es la tarea del ser humano en la Tierra.
Cuando la tarea del ser humano del amor incondicional se bloquea y no se dirige hacia el cielo, sino que regresa a formas menos conscientes de donde procede, se vuelve fácilmente brutal y pornográfico, siendo más destructivo que constructivo.
Sin embargo a través de la apertura al amor y al amor incondicional, la Serpiente puede convertirse en un Águila. El 5 de la Serpiente y el 10 del Perro, llegan a convertirse en un 15, para ascender hacia el Sol.

Recuperar la libertad y recuperar la vida es recuperar la semejanza con Dios. Gracias Nissán

Hay mucha gente manejando el código de la astrología, enlazada a través de las múltiples páginas de las distintas redes sociales.

Las redes sociales y la comunicación constante y en tiempo real de que gozamos en estos momentos tienen una relación conceptual con Urano, que como símbolo contiene una especie de antenas, y a quien como contenido se le atribuye relación con la comunicación, con el mundo vibracional, con lo nuevo o lo novedoso y también con la libertad, porque la expresión es libertad. Por eso todas las tiranías prohíben la libertad, y lo primero que coartan es la expresión.

En estos momentos, gracias al interés por el código de la astrología, es decir por sus contenidos, casi todas las personas que se mueven en las redes sociales tienen conocimiento de que nos encontramos en una configuración donde se va perfilando cada vez con más nitidez una cruz a la que llaman la GRAN CRUZ CARDINAL.

Esta gran cruz cardinal puede ocupar mucho tiempo según el orbe que se le conceda, pero aparece de forma muy exacta el día 23 de abril, donde cada uno de los signos cardinales se encuentra ocupado en su grado 13 por un planeta.
Así, en ese día se forma una figura en cruz muy exacta y también un cuadrado muy exacto.

También hay una configuración en cruz en el código Tzolkin, que corresponde a la familia. En la forma circular formada por los 20 sellos que componen el Tzolkin, aparecen todas las familias formando una cruz. Cuando colocas esta rueda de 20 sellos en cualquier posición, aparece la vertical y la cruz, y los 4 elementos son de la misma familia.
De modo que esta configuración de la gran cruz cardinal puede traducir a cualquier persona que conozca el mandala de su familia, es decir está dirigida a las personas que miran más allá de la realidad y conocen el mandala de su familia, que es también una configuración en cruz que contiene significados y propuestas.

En la gran cruz cardinal, cada uno de los 4 planetas aparece en el grado 13, que es precisamente uno de los fractales de resonancia del Tzolkin.
Por una parte el Tzolkin está formado por 13 columnas, y por otra está formado por 20 sellos, pero también por 20 ondas, siendo la onda una configuración de 13 sellos.
Los 20 sellos y los 13 tonos despliegan el Tzolkin de las 260 casillas. Son veinte treces.

Cada persona vive los cuatro sellos de su familia en las 13 posiciones en que pueden aparecer durante 52 años. Así, la familia expresa y contiene la totalidad de experiencias de cada persona, que se van renovando cada 52 años. De esa manera es necesario conocer tu sello, pero también todos los sellos de tu familia.

El tiempo en el que estamos entrando no es un tiempo intranscendente. En estos momentos estamos en el primer año después del año maya 2012, que empezó en julio de 2012 y acabó en julio de 2013, es decir en el año maya 2013, que ha comenzado con la semilla 8, y en el día sin tiempo con la noche 7, y que concluirá en un día mano 7, anterior al día sin tiempo estrella 8.
Estamos comenzando un nuevo ciclo, tal vez en lo que se puede denominar estado intermedio, en un tiempo que podemos denominar FUNDACIONAL, o sea de inicio.

Si entramos en el mes, está relacionado con Aries, que también es un inicio de la rueda astrológica, de modo que en este inicio desde el código Tzolkin estamos transitando el inicio de la astrología.
La realidad fundacional que existe en Aries cuando es traducido a nissán, aparece con una profundidad aun mayor, porque nissán contiene el arquetipo, o sea la realidad celeste de una puerta que se abre a la libertad desde dimensiones superiores.

Dicho claramente, cualquier problema que tengas, padecimiento o sufrimiento tiene una puerta que se abre desde dimensiones superiores cuando enfocas tu ser en esa dirección. Es algo vibracional, queriendo decir que es más real que lo que se ve; más real que las formas aparentes que vemos. Cuando tu corazón se conecta dimensionalmente, se abren puertas.
Esa puerta de nissán y ese momento fundacional de nissán es la columna, el pilar que sustenta el tiempo común, que podemos verlo y emerge hacia fuera, pero lo que lo sustenta está dentro dándole consistencia como un soporte.

La Pascua contiene una experiencia grupal hacia la libertad, y la Pascua cristiana contiene una experiencia individual hacia la resurrección, y ambas son traducibles, porque libertad y resurrección son traducibles; recuperar la libertad y recuperar la vida.
Recuperar la libertad y recuperar la vida es recuperar la semejanza, es decir el espejo donde puedes mirar y ver a Dios. Todos los que están en contra de la libertad, están en contra de Dios.
Una de las formas de estar en contra de la libertad del ser humano es convertir a la mujer y a la energía femenina en cosa, o sea en pertenencia. Privar a la mujer de libertad, o sea a la energía femenina, es un ataque en profundidad a Dios. Privar al hombre de libertad es un ataque, en un nivel más superficial, a Dios.

De modo que estamos en un tiempo fundacional, adentrándonos en un tiempo profundamente fundacional. En un nivel todavía más profundo, por ser más indeterminado, encontramos que este tiempo de Aries, de nissán y de la pascua de la resurrección se superpone con lo que se denominaba la NAVE DE ISIS.
Decimos “más indeterminado”, porque así como la pascua de nissán y la pascua de resurrección tienen contenidos físicos asumidos, el mito de Isis se sitúa en otro nivel, pero es importante saber que también hace referencia a la resurrección y a la inmortalidad, aunque en este caso asociado a una figura femenina que es la figura activa.

El día que se celebraba la nave de Isis, Isis navigium, es la luna llena de Nissán, y en este año encontramos la configuración de la gran cruz cardinal.
La gran cruz cardinal y los 4 signos cardinales contienen la presencia en Capricornio del inicio del tiempo común, en este caso con la presencia de Plutón, y en Aries el momento fundacional que da soporte humildemente al momento fundacional del tiempo común, en este caso representado por Urano. Cada uno es un brazo de la cruz.
Urano en Aries traza una línea donde el día 23 -que no es el día de la luna llena de Aries- se va a encontrar marte en el grado 13 de Libra, pero que en el día de la luna llena se encuentra viajando hacia allí y en un orbe aproximado. Es importante considerar que se está dirigiendo hacia allí porque está retrogrado; va en esa dirección retrógrado.
Y la otra línea de la cruz empieza en Capricornio, donde se encuentra Plutón, y va a dirigirse hacia Cáncer, donde se encuentra Júpiter

Aries donde se encuentra Urano, se va a dirigir hacia Libra, donde se encuentra Marte, es decir que una de los dos líneas de la cruz va a tener en un extremo un momento fundacional asociado al arquetipo humano, es decir al tiempo común, y es común porque tiene relación con todos sin excepción en la Era Común.
Y en el otro lado va a aparecer significativamente uno de los dos regentes del signo que en astrología representa el nuevo nacimiento, el volver a nacer, como es Escorpio.
El primer regente es Marte, el regente antiguo, asociado al fundamento antiguo que va a dar soporte al fundamento actual del tiempo común, porque marte en libra forma oposición con Urano en el inicio expresado por Aries o Nissán, y donde se encuentra la denominada pascua de resurrección y navigium isis.

Y la otra línea, donde se encuentra el fundamento visible del tiempo actual, se va a enlazar con el nuevo regente de escorpio, que es Plutón y habla de grandes transformaciones y también de la riqueza.

Esa es la cruz, pero hay que señalar que el día 14 la Luna también va a estar en el grado 13, como señalándole a Marte el lugar donde se tiene que colocar, porque la ubicación de la Luna, que también es Isis y forma parte de la imaginería de la Virgen María, solo va a estar en esa posición muy poco tiempo, pero va a estar, y va hacer aparecer esa gran cruz con su presencia indicadora.

Era importante no olvidar tu origen, pero ahora es el tiempo de la realidad, o sea de ser.

Estamos en el fin de la oscuridad y eso es lo que significa el 20-12, que tanta alarma provocó en su momento junto a tantas expectativas de acercamiento a la maravilla.
Hablar del 20, según el código Tzolkin es hablar del sol, o sea de la luz, donde el sello 20 es el sol, y también lo es hablar de la sociedad de la estrella o sociedad de seres humanos iluminados, que son criaturas celestes y viven en una dimensión celeste, donde la onda 20 es la estrella.

Esto está siempre dirigido a todos los seres humanos. Por eso no es un asunto folclórico, donde se manifiestan tradiciones ancestrales, ni étnico, donde se refuerzan las barreras y tú no eres yo porque no eres de mi clan, sino que el 20-12 es un asunto que atañe a todos los seres humanos sin excepción.
El 20-12 es el humano iluminado, y eso es lo mismo que hablar del arquetipo humano, que no es creado por el ser humano sino CANALIZADO por el ser humano, para lo cual necesita eliminar los obstáculos de esa canalización.
Entendemos que canalización no es lo mismo que meter una masa en un tubo y empujarla para que salga por el otro lado como un churro o un embutido, o un dibujo con crema pastelera con merengue o chocolate, sino que canalizar dimensiones superiores es expandir tu conciencia, tu ser y tu aura, y expandir también los contenidos de lo óptimo, de tal manera que lo que te rodea es la realidad de lo óptimo, donde reconoces al otro como tú porque los lazos que unen la realidad son amorosos, luminosos, de colaboración y de entrega, y donde no necesitas ser quien no eres, porque no eres el más fuerte ni nunca lo serás, al menos no ininterrumpidamente; si quieres ser el más sanguinario, solo podrás serlo durante un breve tiempo, porque habrá otro que lo será más que tú.

Canalizar lo óptimo es eliminar la referencia a la depredación, al abuso, al miedo y a la necesidad, permitiendo entrar en la consistencia real de la maravilla, donde todo es posible si está acompañado de una emoción amorosa y cuanto más intensa mejor.
El arquetipo del ser humano es el ser humano de la quinta dimensión, que no tiene días nefastos, porque no existe lo nefasto; no necesita mirar qué le depara el futuro o con qué energía se va a encontrar, como quien necesita acertar, sino que se instala en la plenitud y en el gozo.

La referencia al miedo, a la necesidad de sentirte protegido por la capacidad de atemorizar que inhiba a tus enemigos, o a ser más poderoso siendo las demás personas como juguetes en tus manos, son una referencia de tercera dimensión.
La referencia a la necesidad de acertar puede ser de cuarta dimensión, pero estamos en el tiempo del fin de la oscuridad, que es un encogimiento de la realidad, y el humano expandido, o sea la persona que encarna el arquetipo humano, encarna también lo óptimo y la semejanza de lo óptimo, que coloquialmente se denomina con cuatro letras en este idioma puente: D, I, O, S.

Hablar de Dios es hablar de tu familia y de ti, y ese es el clan.
De eso han hablado todas las tradiciones, porque era importante no olvidar tu origen, pero ahora es el tiempo de la realidad, o sea de ser.

EL ESPEJO: La familia (Extracto del Libro de los Sellos)

Esta familia, formada por la Noche, la Estrella, el Espejo y el Caminante del cielo, es la que siempre ocupa el día fuera del tiempo. Hablar de la Noche y del Espejo es hablar de realidades muy poco materiales, y hablar de la Estrella y del Caminante del cielo es más bien hablar de realidades celestes.
Así la unión del elemento blanco como agua y estas realidades celestes, presentan a la emoción, el agua, como algo celeste, como fuerzas angélicas.
Pasar de la consideración de lo sólido a la realidad de fuerzas angélicas actuantes, es un paso evolutivo.
El Espejo es la realidad, o sea la verdad. Sólo que el Espejo en esta familia, se sitúa en otro nivel, porque la secuencia de 13 sellos de la onda tipo marca un nivel; la continuidad hasta la presentación de todos los 20 sellos marca un segundo nivel. El segundo nivel lo vives si quieres; si no, no lo vives.