Curso online 28 noviembre: LAS FAMILIAS

El próximo martes 28 hablaremos sobre las familias:
Los SELLOS son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar. Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero en realidad son veinte aspectos de una sola realidad.

Los sellos aparecen con un COLOR y el color siempre se presenta en el mismo orden: rojo, blanco, amarillo y azul. Hay una información asociada al color, que convierte a los 20 sellos en 4 colores. Y en este nivel aportan una información similar a la de los elementos en la astrología, es decir, el rojo como tierra, el blanco como agua, el azul como fuego y el amarillo como aire.
Así, los sellos se pueden agrupar de cinco en cinco, con algo que los unifica y une, dando lugar a los colores

Pero también se puede agrupar a los sellos de cuatro en cuatro, dando lugar a LA FAMILIA.
Esta nueva información no proviene del sello, del orden de los sellos, del sello como propósito, de la columna, de la línea horizontal o del color, sino de la presentación de los 20 sellos en forma circular, apareciendo en cada sello, con un ritmo de cinco, un punto cardinal, que forma una cruz en ese círculo.

Todas las cruces que se pueden hacer representan las familias de los sellos.

La familia expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.
En el Tzolkin el sello natal es el primer acceso a la información y lo más fácilmente comprensible. En él hay una resonancia seductora que enseguida atrae, pero posteriormente conviene ampliar esa información incluyendo el concepto de familia.
Es importante conocer el sello personal y también, aunque no se trata de establecer jerarquías, conocer la familia.
El sello natal indica algo básico que aprender y está asociado a los otros tres sellos que forman la familia, por lo que para aprender lo que indica tu sello tienes que conocer toda tu familia.
Los 20 sellos se agrupan de cuatro en cuatro dando lugar a las 5 familias.

Para obtener los sellos de la familia, hay que sumar 5 al número del sello. Así, por ejemplo, una persona con el sello perro será de la misma familia que el águila (10+5=15), el sol (15+5=20) y la serpiente (20+5=25, 25-20=5).
El tercer elemento de la familia, siempre es el antípoda, y se obtiene sumando 10. La importancia del antípoda es que representa el centro del telar, ya que si se añade el tono es el lugar 131 respecto al kin de partida.
Por ejemplo, el antípoda del dragón 1 (kin 1) es el mono 1 (1+10=11; el mono 1 es el kin 131), que es el centro del telar en el Tzolkin, pero también para el dragón 1. Otro ejemplo es el antípoda de la mano 7 (kin 7), que es la tierra 7 (kin 137) y como se puede ver también es el centro del telar (lugar 131, sumando 130).

Curso online gratuito en Youtube en directo en https://www.youtube.com/calendariomayatzolkin
Solo tienes que suscribirte.

Tendrá lugar los martes, de 20:30 a 22:00, GMT/UTC+1 en España, 16:30 en Argentina,
Opción de participación en la vídeoconferencia: 30 clases por 12 euros (transferencia o paypal)

Más información:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)

Curso online 27 de septiembre: Las familias

Familias

Formación de las familias
CURSO ONLINE: El próximo martes 27 de septiembre hablaremos de las familias: concepto, aplicación, características diferenciadoras, etc.

CONCEPTO DE FAMILIA:
Los SELLOS son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar. Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero en realidad son veinte aspectos de una sola realidad.

Los sellos aparecen con un COLOR y el color siempre se presenta en el mismo orden: rojo, blanco, amarillo y azul. Hay una información asociada al color, que convierte a los 20 sellos en 4 colores. Y en este nivel aportan una información similar a la de los elementos en la astrología, es decir, el rojo como tierra, el blanco como agua, el azul como fuego y el amarillo como aire.
Así, los sellos se pueden agrupar de cinco en cinco, con algo que los unifica y une, dando lugar a los colores

Pero también se puede agrupar a los sellos de cuatro en cuatro, dando lugar a LA FAMILIA.
Esta nueva información no proviene del sello, del orden de los sellos, del sello como propósito, de la columna, de la línea horizontal o del color, sino de la presentación de los 20 sellos en forma circular, apareciendo en cada sello, con un ritmo de cinco, un punto cardinal, que forma una cruz en ese círculo.

Todas las cruces que se pueden hacer representan las familias de los sellos.

La familia expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.
En el Tzolkin el sello natal es el primer acceso a la información y lo más fácilmente comprensible. En él hay una resonancia seductora que enseguida atrae, pero posteriormente conviene ampliar esa información incluyendo el concepto de familia.
Es importante conocer el sello personal y también, aunque no se trata de establecer jerarquías, conocer la familia.
El sello natal indica algo básico que aprender y está asociado a los otros tres sellos que forman la familia, por lo que para aprender lo que indica tu sello tienes que conocer toda tu familia.
Los 20 sellos se agrupan de cuatro en cuatro dando lugar a las 5 familias:

Para obtener los sellos de la familia, hay que sumar 5 al número del sello. Así, por ejemplo, una persona con el sello perro será de la misma familia que el águila (10+5=15), el sol (15+5=20) y la serpiente (20+5=25, 25-20=5).
El tercer elemento de la familia, siempre es el antípoda, y se obtiene sumando 10. La importancia del antípoda es que representa el centro del telar, ya que si se añade el tono es el lugar 131 respecto al kin de partida.
Por ejemplo, el antípoda del dragón 1 (kin 1) es el mono 1 (1+10=11; el mono 1 es el kin 131), que es el centro del telar en el Tzolkin, pero también para el dragón 1. Otro ejemplo es el antípoda de la mano 7 (kin 7), que es la tierra 7 (kin 137) y como se puede ver también es el centro del telar (lugar 131, sumando 130).

Información y reservas del curso online en:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)
Mensaje privado facebook
curso online
https://www.facebook.com/events/1604269383206359/

Curso online: 16 de febrero – Las Familias

sellos_en_rueda
El próximo martes 16 de febrero explicaremos las FAMILIAS:

Los SELLOS son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar. Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero en realidad son veinte aspectos de una sola realidad.

Los sellos aparecen con un COLOR y el color siempre se presenta en el mismo orden: rojo, blanco, amarillo y azul. Hay una información asociada al color, que convierte a los 20 sellos en 4 colores. Y en este nivel aportan una información similar a la de los elementos en la astrología, es decir, el rojo como tierra, el blanco como agua, el azul como fuego y el amarillo como aire.
Así, los sellos se pueden agrupar de cinco en cinco, con algo que los unifica y une, dando lugar a los colores

Pero también se puede agrupar a los sellos de cuatro en cuatro, dando lugar a LA FAMILIA.
Esta nueva información no proviene del sello, del orden de los sellos, del sello como propósito, de la columna, de la línea horizontal o del color, sino de la presentación de los 20 sellos en forma circular, apareciendo en cada sello, con un ritmo de cinco, un punto cardinal, que forma una cruz en ese círculo.

Todas las cruces que se pueden hacer representan las familias de los sellos.

La familia expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
Curso online
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)

Curso On-line martes 1 septiembre: Los Sellos y las familias

Los sellos
LOS SELLOS:

Los SELLOS son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar. Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero en realidad son veinte aspectos de una sola realidad.

En la presentación de los sellos del 1 al 20 se pueden tomar los sellos de uno en uno y encontrar que cada uno tiene un contenido individual y propio, que es el que le conviene a la persona encontrar asociado a su fecha natal, para reconocerse. Reconocerse es básicamente la primera tarea, y ya supone muchas veces modificaciones sobre ti.

Hay 20 sellos. Estos 20 sellos son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar.
Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero son veinte aspectos de la misma realidad.

Por un lado pueden representar la totalidad de la vida, de la creación, pero también pueden representar al ser humano en su totalidad. Y representar así veinte aspectos del ser humano pero con vocación de representar la totalidad.

En esta aproximación a la totalidad, no es la lógica la que nos lleva al encuentro, sino más bien la sorpresa, lo que te asalta, lo repentino, la asociación de ideas que te sugiere algo. Hay 20 resonancias que van a hacer que desde ti salga de forma creativa todo el conocimiento que ya está dentro.

Al mirar un sello te está diciendo algo, incluso aunque no te des cuenta, de forma similar a la publicidad, que utiliza anagramas y símbolos.
Una característica importante de los sellos es que permiten la apertura a las sincronías, que como dice la real academia de la lengua es la coincidencia de hechos o fenómenos en el tiempo, algo que podrá ser percibido por las personas que comiencen a profundizar en el Tzolkin, asociado a la apertura de conciencia. Estas sincronías están más relacionadas con los sellos que con las palabras.
La secuencia de veinte sellos es una secuencia numerológica, ya que se utiliza para contar años, meses, periodos de tiempo, con un valor similar al que nosotros le damos a los números del uno al veinte. Nosotros tenemos diez guarismos, y ellos tenían veinte.

EL ANÁLISIS DE LOS SELLOS:
El Tzolkin habla acerca de los sellos en varias direcciones y en distintos niveles. No es una sola cosa.

Hay información como sello, como número, como color, como familia, por su oculto, por su vinal, por su columna, por la estructura de su propia onda como propósito, por el castillo al que pertenece esta onda, etc.
Y hay información extraíble de otras asociaciones, que pueden mostrarse evidentes e imprescindibles y que por ello sea apropiado resaltar.

Pero todo esto debe ser personalizado, lo cual abre de nuevo un campo mucho más amplio aun de posibilidades. Es decir que si hablamos de, por ejemplo, un Guerrero autoexistente, no es lo mismo si nace en un año Mago magnético que si nace en un año Tormenta resonante. Es decir que la energía del año también aporta su color al verse personalizado. Pero no sólo el año, sino todos los elementos que singularicen a esta persona.

Suele ser muy recomendable describir un sello desde un ángulo inusual y muy parcial, porque así se resalta algo que está en el sello pero que suele quedar poco visible cuando se considera únicamente lo más característico del sello.

Y por último hay que tener en cuenta que cuando hablamos del sello de nacimiento de una persona, es a la vez parte de su karma y de su dharma, o sea es un don y un karma. Por un lado es una cualidad, pero por otro lado necesita trabajarlo activamente.

El Tzolkin te propone un auto reconocimiento a través de tu sello personal y su familia, y a través de tu tono personal.
La simple evocación interiorizada del mandala que forma tu familia, así como la familia del oculto de tu sello natal, puede transportarte a un auto reconocimiento que renueva la estructura celular.

Para más información sobre el curso online, ver más o contactar con:

– nuevocalendariomaya@gmail.com
– calendariomaya@viatzolkin.com
– 34 697.666.252 (whatsapp)

Curso Online: Sellos, Colores y Familias

En la próxima clase online del 11 de agosto hablaremos de los Sellos, los colores y las familias
Más información en Curso Online

SELLOS, COLORES Y FAMILIAS

Los SELLOS son arquetipos, ideogramas, ideas, símbolos, anagramas o como los queramos denominar. Son 20, pero al mismo tiempo son uno. Es decir, se pueden considerar por separado, pero en realidad son veinte aspectos de una sola realidad.

Los sellos aparecen con un COLOR y el color siempre se presenta en el mismo orden: rojo, blanco, amarillo y azul. Hay una información asociada al color, que convierte a los 20 sellos en 4 colores. Y en este nivel aportan una información similar a la de los elementos en la astrología, es decir, el rojo como tierra, el blanco como agua, el azul como fuego y el amarillo como aire.
Así, los sellos se pueden agrupar de cinco en cinco, con algo que los unifica y une, dando lugar a los colores

Pero también se puede agrupar a los sellos de cuatro en cuatro, dando lugar a LA FAMILIA.
Esta nueva información no proviene ni del sello, ni del orden de los sellos, ni del sello como propósito, ni de la columna, ni de la línea horizontal, ni del color, sino que proviene de la presentación de los 20 sellos en forma circular, apareciendo en cada sello, con un ritmo de cinco, un punto cardinal, que forma una cruz en ese círculo.

sellos_en_rueda

Todas las cruces que se pueden hacer representan las familias de los sellos.

Cada persona pertenece a la familia donde está su sello de nacimiento, y vive las experiencias asociadas a cada uno de los sellos de esta familia, en todos los tonos posibles. Es decir, son 52 experiencias (4 sellos X 13 tonos) que cada persona tiene que vivir para reconocerse. Entonces, el nacimiento en un sello concreto también te otorga, como profecía y como propuesta, una secuencia de 52 posibilidades que se inicia el día que naces.

La FAMILIA expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.

Introducción a las familias (Extracto del Libro de las Familias)
Familias
La FAMILIA expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.
En el Tzolkin el sello natal es el primer acceso a la información y lo más fácilmente comprensible. En él hay una resonancia seductora que enseguida atrae, pero posteriormente conviene ampliar esa información incluyendo el concepto de familia.

Es importante conocer el sello personal y también, aunque no se trata de establecer jerarquías, conocer la familia.
El sello natal indica algo básico que aprender y está asociado a los otros tres sellos que forman la familia, por lo que para aprender lo que indica tu sello tienes que conocer toda tu familia.
Los 20 sellos se agrupan de cuatro en cuatro dando lugar a las 5 familias:

Cada año que vives está marcado por tu kin de cumpleaños, que siempre es un sello de tu familia, por lo que dispones de 52 años (4 sellos en los 13 tonos posibles) para experimentar todas las vivencias de tu familia.
El nacimiento en un sello concreto te otorga como profecía y como propuesta una secuencia de 52 posibilidades, que se inicia el día que naces. Por eso los cuatro sellos de cada familia son igualmente importantes.
En los primeros 52 años vives todas las experiencias indicadas por los sellos de tu familia, y a partir del año 52 vuelves a repetirlas, aunque desde otro nivel experiencial.
De esta forma, la familia es el conjunto de los 4 sellos que puede vivir una persona a lo largo de su vida, estando definido cada año por el kin del día del cumpleaños o kin de cumpleaños.

Una persona solo puede vivir esos cuatro sellos durante toda su vida. Sin embargo, al hacerlo en todas las posibilidades o tonos, transcurre por todas las ondas.
Las 52 experiencias de tu familia suceden en todas las ondas, y conviene reconocer cómo puedes actuar desde todos los sellos, es decir, en qué área o situación actúas en cada sello, porque en realidad desde el espejo y las neuronas espejo, eres todos.

El mundo maya es un mundo de símbolos que hay que saber mirar para seguir las pistas.

La mercabá de la luz

LA MERCABÁ DE LA LUZ (Extracto del Libro de las Familias)
En la unión de las familias Cardinal y Polar la expresión de lo azul sucede a través del mono y del águila.

El tetraedro de la familia Polar está formado por la serpiente, el perro, el sol y como extremo en otro plano, el águila, asociada a la visión.
La kundalini, asociada a la SERPIENTE, a veces se asocia solamente a una energía sexual, con una gratificación que ni siquiera es sexual sino solo genital, siendo en ocasiones lo más abusador. Lo genital es ego, pero lo sexual conteniendo ya luz es un camino hacia el amor.
La serpiente se asocia con el ver como un camino a la iluminación, que es un ver expandido. Todas tus imágenes interiores van a favorecer tu kundalini o dificultarla.

El PERRO, que ya está más separado de la tierra, es la incorporación a esa energía ascendente de contenidos amorosos y espirituales, que son los que producen la elevación y que en las personas concretas provienen también de una forma de mirar.
Si miras con desprecio a una persona no tendrás dentro de ti ninguna traza de amor incondicional. Si cuando miras solo encuentras una resonancia interior de desprecio, tu ego podrá decir “a pesar del desprecio que siento por él, soy incondicional”, pero eso no es una expresión del viento.
De modo que hay una visión en el perro donde algo se conmueve dentro de ti y se traduce en amor incondicional.

También el SOL es una expresión del ver. Cuando ves y percibes la forma de las cosas es porque hay suficiente luz, y entonces la luz también te está viendo; ver es ser visto. El sol es una expresión de la fuerza enlazadora de la luz, porque el ver es enlazador. Aquello que ves, lo enlazas y lo tocas.
Así, hay algo en el ver que es un tocar. Por eso los que no tienen ojos también pueden ver a través del tocar, y eso es enlazador.
La iluminación o máxima expansión de la luz también es una expresión del contenido del todo. La luz produce un campo unificado, donde todo lo que está en la luz está unido. Entonces, el ver se traduce en un conocimiento y es como saber, sentir o percibir. La máxima expansión del ver es un conocer.

Esta familia completa su sentido cuando forma el doble tetraedro con la familia Cardinal (dragón, enlazador, mono y guerrero), donde el mono, asociado al nuevo nacimiento, es el azul.

Este nuevo nacimiento es en realidad el nacimiento a una nueva forma de ver, porque quizá ya estás en la tierra pero sin conciencia y cuando la adquieres es que naces a una forma de ver.
Todas las modificaciones que haces en tu concepto de la vida son un nuevo nacimiento y el acceso a una nueva forma de ver.

El azul en esta familia significa nacer, entrar en algo nuevo. Cuando las personas que nacen en sellos de esta familia entran en algo nuevo, están más vivos, en un tiempo más real. Pero para entrar en algo nuevo tienen que atreverse a salir de la rutina, de la repetición, de lo ya sabido; necesitan experimentar dentro de lo que no conocen y entonces están más vivos. Si aquel fotón que es dragón permanece en lo conocido, nunca adopta una forma.

En la familia Cardinal se expresa la luz proviniendo de dimensiones superiores para cumplir una misión, tomando forma con el DRAGÓN. El dragón es solidaridad. Contiene el conocimiento de todo porque es luz, y entonces gesta y le da forma a todo. Es un inicio, similar al inicio como nacimiento del mono.
El segundo elemento de esta familia es el ENLAZADOR, que contiene un desapego; necesita despegarse, desapegarse, mirar. Enlazar es mirar hacia algo nuevo.
El enlazador, que está expresando esa fuerza enlazadora de la luz, en este caso asociada con lo blanco, también tiene la resonancia del nacimiento.
El GUERRERO, final del cuarto castillo, representa el salto dimensional y por lo tanto el nacimiento a otras dimensiones.

Entonces, se produce un eje nodal, donde en un extremo está algo asociado a VER y en el otro algo asociado a lo NUEVO, a lo que se ve y aparece nuevo ante la conciencia.