Es importante no engancharse y no trabarse, sino ser libre, recuperar la libertad

Es importante no engancharse y no trabarse, sino ser libre, recuperar la libertad.
No porque sepas, descubras o reconozcas una cosa de ti, eres eso, sino que aunque también eso forme parte de tu vida eres muchas cosas más, y una sola cosa no te define.
Eso es trabarse, centrarse en una sola cosa.

Todas las personas son “un proyecto”. Comienzan en un sitio, en un momento, que es antes de ser. Ninguna persona se crea a sí misma, sino que todas, en su más remoto origen son creadas por el Creador; son hij@s del Creador, que también es el que ha creado el tiempo y el que orquesta el momento del inicio.
Entonces, aunque sepas algo de ti y tengas algún dato concreto, no te define plenamente.
Cualquier cosa que seas en un momento no es lo que eres. Solo es un momento.
El ser humano, o sea tú, es un ser que vuela dimensionalmente. El ser humano está volando, aunque a veces esté en tierra.

Los gautas son un pueblo del sur de Escandinavia, según podemos encontrar en el ángel Wikipedia. Wikipedia dice eso y podemos creerlo sin ninguna duda. Pero resulta que también los gautas es otra forma de llamar a los godos, y entonces ya entramos en el misterio.
Los godos, que son los gautas, es un pueblo que en algún momento aparece en el sur de Escandinavia en un presente. En un momento del tiempo los gautas están y son en el sur de Escandinavia, pero los godos no son eso. Eso solamente no son los godos. Eso es un punto.
Los godos son el pueblo destinado a conquistar Roma. Aun entonces, en aquel antes, atemporalmente, son el pueblo que conquista Roma. Tan verdad es que los godos son un pueblo del sur de Escandinavia, como que los godos son el pueblo que conquista Roma.
Estamos hablando de ti, de mí, de cualquier persona. Eres esto, pero no solamente eres esto. Y ni siquiera sabes lo que eres, sabiendo esto. Los godos conquistan Roma pero también y sobre todo toman como botín las riquezas del templo de Jerusalén. Los godos, al conquistar Roma se llevan el tesoro del templo, bendito sea, que los romanos se habían llevado de Jerusalén. Por eso los godos no son un pueblo del sur de Escandinavia, siéndolo, sino que son el pueblo que se lleva el tesoro del templo de Jerusalén.

Todas las personas no son una cosa; ni siquiera saben quien son. Por eso, reconocer cuándo has actuado en contra del amor no te ata, sino te libera. Permite seguir tu vuelo, porque tú no eres tu ego, sino alguien que vuela entre las dimensiones. Si no lo reconoces, si intentas tapar algo, es cuando estás atado, es cuando no vuelas.