El guía de la mano cósmica es el mono cósmico, colaborando desde la transcendencia y la inocencia

Pregunta:
Me quedó la duda con respecto a mano cósmica azul. Estoy en proceso de transformación, es hermoso pero siento que a veces me cuesta ser mi propia guía . Sin embargo agradezco el conocimiento que se me ha concedido, aunque aún estoy en el proceso de entendimiento sobre qué debo de hacer con esto

Respuesta:
Sin duda usted es su propio guía, ya que toma las decisiones acerca de lo que tiene que hacer, pero siguiendo la forma de expresarse del Tzolkin, la mano cósmica 13 tiene como guía al mono cósmico 13. Entonces, usted no sería su guía de cualquier manera, sino que como mano cósmica es guiada por su mono cósmico. Es decir, usted es su guía cuando está actuando desde la pura inocencia en forma transcendente, algo expresado por el mono cósmico.

El tono 13 expresa la transcendencia, pero el mono significa inocencia, esa alegría de la inocencia, esa sabiduría plena de la inocencia. Por lo tanto, su auténtico guía es la inocencia. Lo contrario de la inocencia es la estrategia.
Hay una sabiduría de la inocencia que conecta con la verdad del arquetipo desde la inocencia, pero hay también una sabiduría de la estrategia que intenta ser sabia a través de evitar los problemas, que es la forma subjetiva en que la persona ve la realidad. La forma en que ve la realidad está como llena de problemas y entonces necesita ser astuto para evitarlos. Esa forma no es su guía. Su guía no tiene nada que ver con el miedo, sino con la inocencia; su guía no tiene nada que ver con los problemas, sino con el arquetipo.

Cuando los sellos se colocan en la secuencia de las ondas están reproduciendo la forma en que se presentan los guías

guía arquetipoAlgunas personas podrían extrañarse y con razón de que al hablar de los guías en la primera columna, columna tipo, asociemos al mago con el perro; al águila con la noche como guía; al guerrero con el guerrero; a la tierra con la luna; al espejo con el viento; a la tormenta con el águila; y al sol con la estrella como guía.
Ciertamente pueden extrañarse porque técnicamente no es exactamente así.

Cuando los sellos se colocan en la secuencia de las ondas están reproduciendo también la forma en que se presentan los guías. Por eso, hay una forma de presentar los 20 sellos de la columna 1, columna tipo, asociados con la forma en que se presentan los sellos en la secuencia de las ondas, dándole a esta presentación el valor de guía arquetipo o guía en abstracto, aun sabiendo que los guías siempre se presentan asociados a los tonos, es decir a la presentación como onda, de 13 en 13.

Podemos considerar que hay una asociación entre los sellos y los sellos que representan a las ondas cuando se presentan en la secuencia 20, que podemos denominar guía tipo, guía en abstracto, guía potencial o guía arquetipo, traduciendo un nivel arquetípico diferente de cuando las ondas se configuran de 13 en 13 y aparecen los sellos asociados a esa forma, es decir de 13 en 13.

En realidad, los sellos que van del 14 al 20 tienen un guía según la onda del primer sello, el mago, que es el propósito, de modo que en la primera columna el mago no aparece guiado por el perro, sino también por el mago; el águila no aparece guiado por la noche sino por la mano; el guerrero aparece guiado por el sol; la tierra por el caminante del cielo; el espejo por el enlazador; la tormenta, ya que está en el tono 6, guiada por sí misma, por la tormenta; y el sol aparece guiado por el humano.

Pero nos interesa saber dónde se sitúa la continuación, no en la secuencia del 13 sino en la del 20, de los sellos. Es decir, cuando se acaba la primera onda y empieza la segunda onda, el sello que representa la onda 14 ya no va a ser el guía del sello 14, que es el que comienza la segunda onda. Sin embargo, si miramos dónde sucede esto, vemos que es en la columna resonante, donde el mago 4 sí es guiado por el perro 4; el águila 5 es guiado por la noche 5; el guerrero, con el tono 6, es guiado por el guerrero; la tierra 7 es guiada por la luna 7; el espejo 8 es guiado por el viento 8; la tormenta 9 es guiada por el águila 9; y el sol 10 es guiado por la estrella 10.
De esta forma, la continuación de lo que sucede en la primera onda, onda tipo, continúa en la columna resonante, dándole un valor resonante a la presencia de esos guías arquetipos.

La propuesta del Tzolkin de llevarte al cielo desde la solidaridad se continúa en la columna resonante desde el tono que significa “cómo”, cómo lograr el propósito, donde “resonante” en este caso es cómo acceder al nuevo nacimiento.

La presencia del guía en los sellos está mostrando su potencia evolutiva

evolutivos y guías
La forma de contar el tiempo en América, que ha dado lugar a múltiples calendarios asociados a cada una de las naciones americanas, dando distintos nombres a la misma ubicación en la secuencia de los 20 sellos, está basada en la repetición de 20 símbolos, siempre en el mismo orden. Arguelles significó de manera especial a la cultura maya con esta secuencia de los 20 sellos para medir el tiempo –gracias Arguelles, gracias Pueblos maya-.
Sin embargo, esta forma de medir el tiempo, que tiene su origen en una sabiduría muy antigua, que transciende el tiempo y tiene múltiples variantes, presenta también una fórmula donde no solamente está presente la secuencia 20, sino también la secuencia 13, agrupando los 20 sellos de 13 en 13, que se repiten hasta completar el año.

En un año van a aparecer 28 secuencias de 13 sellos más un día fuera del tiempo, pero también 18 secuencias de 20 sellos, más 5 días fuera del tiempo.
El día fuera del tiempo que se forma con las 28 repeticiones de 13 símbolos corresponde siempre con el quinto día de la secuencia de las 18 repeticiones de 20 + 5, otorgándole a este día una significación especial.
Hay formas calendáricas que no consideran relevante la agrupación de 13 en 13, y únicamente escuchan la secuencia de los 20 sellos. En esto también Arguelles significó de manera muy especial la secuencia de 13 sellos, propiciando que muchas personas retomasen dentro de sus propias culturas ese ritmo.

Cuando en la secuencia de los 20 sellos se asocia como guía el ritmo 13, encontramos un sentido más profundo en su configuración.
El sello 1 es el mismo en la secuencia de 20 y en la que aparecen los 20 de 13 en 13. Es decir, el dragón o como quiera que llamemos al número 1 va a aparecer como guía del dragón.
El sello 2, el viento, aparece asociado al mago (14=1+13) como guía, es decir el viento tiene como guía al mago.
El sello 3, la noche, aparece asociado al 7 (14+13 = 27; 27-20=7), es decir, la noche tiene como guía a la mano.
El sello 4, la semilla, aparece asociado al 20 (7+13= 20), el sol.
Y así sucesivamente.

Esto sucede así en la primera columna, manifestando el guía.
Pero cuando colocas el Tzolkin según sus ondas, encuentras que en la primera fila, que en el Tzolkin tipo está ocupada por el dragón, aparece la onda del dragón, siendo el guía del primer sello el dragón.
En la segunda fila, que en el Tzolkin tipo corresponde al viento, en el Tzolkin según sus ondas aparece la onda del mago, siendo el mago también el guía de la primera presentación del viento, segundo sello.

Lo mismo sucede con todos los demás, de modo que la presencia del guía en la secuencia de los 20 sellos, que es la primera vez que aparecen cada uno de los 20 sellos, está mostrando también su potencia evolutiva.
Por ejemplo, el guía del viento 8 no es el mago sino el enlazador 8, pero en esa casilla se va a situar, al colocar el Tzolkin por ondas, un representante de la onda del mago, y lo mismo sucede con todas las demás ubicaciones de los sellos.

Otro ejemplo es la serpiente 1, que va a tener como guía a la serpiente 1. Sin embargo, la energía del caminante del cielo, que es el guía de la primera vez que aparece la serpiente (serpiente 5), como representación de la kundalini del caminante del cielo también va a estar, puesto que ese mismo lugar lo ocupa el espejo 6, de la onda del caminante del cielo.
De modo que es necesario tener presente para el desarrollo de la propia kundalini, la presencia del espejo, que está reflejando al caminante del cielo.

El águila 1, cuyo guía es el águila 1, se sitúa sobre la horizontal 15, que en el Tzolkin de ondas está ocupado por la noche; en concreto se encuentra sobre el mago 12, que es la forma 12 de la onda de la noche.
De modo que el águila, que la primera vez que aparece en la primera columna está asociado al ensueño, a la abundancia y a recuperar el poder creador que expresa la noche, también en su forma de águila 1 hace referencia a ese poder de la noche, precisando que su misión como vivencia experiencial traduce al mago 12 de la onda de la noche.