Tanto Hator como Horus son realidades humanas como desarrollo de un proceso

Hator es traducido según Wikipedia como “templo de Horus” o “morada o casa de Horus”.
Desde nuestra ignorancia lo traducimos como templo, casa o morada de la LUZ.
Rescatamos el sentido insuficientemente traducido pero presente en OR como luz.
OR en hebreo es luz y Hator es la forma griega de HOR, que es como una representación deificada de un proceso humano, el proceso de la iluminación.

Pero si traducimos ese proceso humano y lo sacamos de su vehículo mitológico, lo que encontramos es ILUMINACION, o sea despertar a la realidad Dios del ser humano hombre-mujer.
Por lo tanto, nos interesa reconocer en Horus al ser humano hombre-mujer iluminad@ y traducir Hator como casa, templo o residencia, o sea CUERPO de la LUZ, cuerpo donde reside la luz; cuerpo real que da soporte a la LUZ, porque existe un cuerpo de LUZ que es el cuerpo de la inmortalidad.
Tanto Hator como Horus son realidades humanas como desarrollo de un proceso.

RA y HATOR es la pareja primordial. Es un contenido, un concepto que traduce la realidad óptimaR

También se cuenta en las historias que RA surge o aparece como RA junto con HATOR, que es la diosa del amor.
Solo “aparece” con su pareja en términos coloquiales. Pero interesa reconocer que aquello representado por RA, que eres tú, yo o cualquier ser humano, forma un TAO, es decir algo completo. Masculino- femenino, hombre-mujer.

El human@ real o el human@ luz representado por RA es en realidad LUZ Y AMOR. No solo es luz, aunque se puede hablar de la luz en forma resumida, para ahorrar palabras.
Conviene reconocer y registrar que luz viene con amor. Son lo mismo según qué discurso o palabras estemos expresando, pero cuando parece la luz, aparece el amor.
El amor en esta palabra o discurso es HATOR, o sea energía femenina. Para la iluminación es necesario reconocer esta energía.
Pero hablar de la iluminación es hablar del acceso al castillo verde, del juicio de Osiris o de la inmortalidad, de la sociedad de la estrella, de lo óptimo…

RA y HATOR son lo mismo que ADAN Y EVA. Es la pareja primordial. Es un contenido, un concepto que traduce la realidad óptima. Dios crea al hombre a su imagen y semejanza; “hombre y mujer” los creo.
En ABRAHAM como humano luz encontramos AB padre y AM madre, además de AB corazón, que pesa menos que una pluma de avestruz, y RA luz. Podemos leer las dos palabras porque los significados se suman. Es un ejemplo también de la pareja primordial donde luce, o sea es visible y encontrable, la semejanza de Dios. Es su imagen para ti cuando miras ese espejo o sea lo escuchas y lo consideras. Te habla.

La pareja primordial está o aparece también en el kin natal y su oculto; el kin y el oculto. También son pareja los colores rojo y amarillo, y también los colores blanco y azul. Esto es muy importante porque el azul, que es el presente, también es la conciencia, el cambio, la trasformación y el fuego.
Pero el fuego no pasa, aunque sí la luz. El fuego no pasa el ESPEJO.
El espejo no reproduce el fuego, pero sí la LUZ.
La luz viaja en cualquier espejo, pero el cuerpo no y es conveniente reconocerlo y de eso trata el juicio de Osiris. La luz pasa y viaja.

Cuando la luz que eres tú pasa o aparece, encuentra el cuerpo inmortal o cuerpo de luz. Del cuatro pasamos al cinco, el quinto castillo, por eso el Tzolkin es Juicio de Osiris, porque te muestra y ayuda a encontrar el cuerpo de luz.