Onda evolutiva del humano

ONDA EVOLUTIVA DEL HUMANO:

La onda del humano es la octava onda, de modo que cuando ordenamos el Tzolkin siguiendo las ondas, se va a superponer sobre la matriz o el hueco que disponen los sellos de la estrella en el Tzolkin tipo.
Así, evolutivamente fusionan los contenidos, de modo que el Tzolkin propone como humano real al humano estrella.

Lo expresado por el propósito de la onda del humano, HUMANO 1, que es una invitación a considerar como propósito la libertad y los pensamientos elevados, al fusionarlo con su contenido evolutivo (Estrella 8) indica que el humano inicia su viaje evolutivo cuando actúa desde la integridad y en favor de la solidaridad que construye la sociedad de la estrella, ya que la estrella 8 pertenece a la onda en la que se realiza la solidaridad y el cumplimiento de la misión del dragón 1, a través del favorecimiento de la energía femenina.
Es decir, el tipo de pensamientos elevados que expresa el humano, para el encuentro con su fuerza evolutiva precisa de su asociación con la valoración de la energía femenina y de la solidaridad en favor de la sociedad celeste.

En el segundo lugar de la onda del humano y en el segundo lugar donde se expresan los sellos de la estrella, encontramos sincrónicamente un tono 2.
El CAMINANTE DEL CIELO 2, que es la segunda presentación de la onda del humano, se superpone con la estrella 2 de la onda de la mano. Esta superposición sincrónica le confiere un especial valor a esta posición.
El regalo y el desafío que aparecen a través de la sociedad de la estrella, se concretizan cuando el humano aparece resplandeciente como caminante del cielo.
Claro, el lugar en que esto es posible es el regalo de nuestros sabios maestros huicholes, mostrando su seguimiento al venado azul, o sea al reconocimiento que te sana de tu acción en contra del amor y a favor del depredador.
La estrella 2 es el regalo que proviene de manik, el venado azul o la mano sanadora y te transforma en un caminante del cielo. Salvemos Wirikuta. Salvemos lo sagrado en el corazón del hombre. El reconocimiento del depredador te libera del depredador y restaura lo sagrado.

El número 3 de la onda del humano como expresión del servicio, aparece como MAGO 3, reposando sobre la estrella en tono 9, que da fuerza a la luz del sol para llevar al humano hasta la transcendencia. El mago 3 expresa el tono de servicio del humano y se superpone con la estrella 9, que corresponde a la onda del sol desde uno de esos tonos en que actúan los guías, dando fuerza a la onda para la transcendencia, que en este caso es el humano 13.
El servicio que expresa el mago 3 desde el punto de vista evolutivo es llevar al humano hasta la transcendencia, es decir, a conectar con la luz y a reconocerse como hijo de la luz, que es Sa Ra.

El tono 4 lo ocupa el ÁGUILA 4, sobre la estrella 3 de la onda del enlazador. Evolutivamente, el águila 4, que expresaría un modo de ser real y el “cómo” del humano, ve implementado ese contenido cuando encuentra el servicio enlazador en favor de la luz cumpliendo una misión, para hacer aparecer la sociedad celeste de la estrella.
Lo que ejecuta el contenido del águila 4 es la estrella 3, es decir, el servicio enlazador.

En el tono 5 aparece el GUERRERO 5, superponiéndose sobre la estrella 10, que es uno de los portales que dan acceso a la experiencia del nuevo nacimiento.
La estrella 10 es la estrella resucitadora, ya que pertenece a la onda de la tormenta. La expansión de la conciencia expresada por el guerrero 5 aporta esos contenidos resucitadores.

La TIERRA 6 es el sexto tono de la onda del humano y evolutivamente uno de los portales de la columna de Hércules, ya que se superpone sobre la estrella en tono 4 de la onda de la serpiente, que está en la columna de los portales.
Evolutivamente, la actitud del voluntario presente en la tierra en tono 5 abre una puerta dimensional que activa su kundalini y su luz interior, favoreciendo el nuevo nacimiento.

El tono resonante del humano es justamente el ESPEJO 7, o sea la ley del amor y la vivencia del “tú eres otro yo”. El gozo que produce esa vivencia del amor está expresado como estrella 11.

El tono 8 del humano, que sería la TORMENTA 8, también se superpone sobre una de las columnas de hércules, exactamente sobre la estrella 5.
La integridad presente en la tormenta 8 forma parte del programa expresado por la semilla, siendo un portal de acceso al nuevo nacimiento.

En el noveno lugar estaría el SOL 9, que en el Tzolkin tipo también es un portal y está expresado por la estrella 12.
Las ondas 8, 9, 10, 11, 12 y 13 forman la doble columna de portales, que en sí expresan el rombo que hace referencia a la estrella, presente en el centro del Tzolkin, como lugar de conexión ascendente y espejo donde se encuentra a Dios.

En la onda encantada es lo que sucede después de haber entrado en la resonancia expresada por el tono 7 resonante, que da lugar al territorio de la ascensión que te lleva a la transcendencia. Eso es en la consideración de los 13 o agrupación de los sellos de trece en trece.
En la consideración de los sellos de veinte en veinte, expresa el lugar donde se encuentra el espejo, que te va a permitir acceder a lo expresado como castillo verde, que en este caso es solamente la puerta que favorece el nuevo nacimiento y te lleva hacia la segunda resonancia, que es la plenitud en lo verde. Es otro ritmo.

El ritmo del 13 te lleva a la transcendencia, pero en el ritmo de los 20 como agrupación de las 20 ondas se encuentra el territorio del castillo verde.
La transcendencia es una experiencia personal, pero el castillo verde ya es una experiencia grupal, donde en su momento de máxima iluminación los cuerpos son de luz.
El despertar del humano, como onda 8, se sitúa en el inicio.

COLUMNA 5:
La otra presencia evolutiva de la onda del humano es la que se sitúa como una expresión del tono 5 a través de su presencia en la columna 5, para los 9 primeros tonos de la onda.
La onda del humano, desde su propósito como humano 1 hasta su aparición como sol 9, transcurre en la quinta columna, encontrando también evolutivamente los contenidos expresados por el tono 5 en todas estas ondas.

Desde la onda 12 hasta la onda 20 (filas del Tzolkin evolutivo) el tono 5 se va a superponer con la presencia del humano en el Tzolkin tipo, expresando que hay una ayuda desde la columna 5 cuando el ser humano iluminativamente permite que florezca su programa como SEMILLA; cuando es voluntario como el propósito de la onda de la TIERRA; cuando actúa desde el amor incondicional expresado por la onda del PERRO; cuando ensueña desde la NOCHE; cuando expande su conciencia de GUERRERO; cuando actúa desde la emoción expresada por la LUNA que da sentido y origen a la realidad del castillo verde; cuando se relaciona amorosamente desde el VIENTO-corazón del cielo; cuando su visión es la del ÁGUILA que ve la estrella; y cuando se adentra en la ESTRELLA y reconoce a sus pares.

El sello humano está asociado con el libre albedrío, ejercido con sabiduría en su conexión espiritual

EL HUMANO (Extracto del Libro de los Sellos)

El sello Humano y el ser humano están asociados con el libre albedrío, ejercido con sabiduría en su conexión espiritual.
El ser humano es libre en su semejanza con Dios. Y ese es el significado del sello Humano, la libertad pero también los pensamientos elevados.
Pero si hablamos de pensamientos elevados sólo podemos hablar de verdades. Realmente los pensamientos elevados son verdades, no fantasías. Si fueran fantasías no merecerían ser considerados como elevados. Los pensamientos elevados son accesos a realidades muy reales, aunque no siempre evidentes.

EL SELLO OCULTO:
El sello oculto del Humano es la Luna, asociada al agua y a las emociones. En el Tzolkin el agua propiamente está representada por la Luna.
Luna forma familia con Semilla, Mago y Tormenta, y los cuatro son la familia del agua, que es la familia que inicia la cuenta calendárica, o sea la conciencia del tiempo. Para esta sabiduría maya se inicia desde algo que se considera agua. Pero el Humano es el oculto de la Luna, es decir que la Luna, o sea el agua, y el humano, son lo mismo. El humano y el agua son lo mismo.
El agua es importante, de hecho es simplemente imprescindible para vivir. Para ser humano es imprescindible ser humano, o sea vivir.
Una cualidad del agua es que no tiene fronteras. Cuando una gota de agua toca otra gota de agua, se forma o aparece otra gota de agua más grande, porque no hay nada que divida, no hay obstáculo para el otro. Para el ser humano es importante la transparencia frente a la luz, o sea frente a la realidad de dimensiones superiores, pero también es imprescindible que no haya una frontera con el otro. Cuando una gota de agua encuentra a otra gota de agua, dice “tú eres otro yo” o “in lak’ech”. Este es el lenguaje del agua.
La emoción, atribuida también a la Luna, es poderosa. La emoción te hace libre, porque te hace humano. Tal vez de lo que se trata es que los humanos conozcan y reconozcan que lo importante no es solo la luz sino también el agua, o sea las emociones; incluso quizás el agua luminosa, pero ciertamente el agua. Reconocer el AGUA es imprescindible para el human@.
La persona que cree en la fuerza no es libre, y además tiene miedo. Por eso la Luna está asociada al humano y a la libertad. Y antes de entrar en la quinta dimensión y el amor, el agua, que es la emoción, te ayuda como tarea a ser libre. Quitar al humano la libertad es impedir al humano conectar con su interior, la Luna, que como onda es justamente el inicio del quinto castillo, asociado al éter y al cielo.

EL 12:
El Humano es el sello 12, la libertad. La resonancia de Humano como tono es el 12, o sea “cómo puedo colaborar con todo lo que existe”.
De modo que el ser humano es intrínsecamente libre y necesita ser libre para ser feliz, pero también es intrínsecamente colaborador, o sea amoroso, generoso, compartidor para ser feliz. Y si desea otra cosa solo encontrará frustración, enfado, depresión, miedo, cuando se cumplan sus sueños.
Así, parte de los pensamientos elevados asociados al Humano, son pensamientos de colaboración, de respeto, de aprecio, de entrega con todo lo que existe.
En esa nueva realidad que está apareciendo, lo más importante ya no es ser el númer@ un@, sino colaborar con todo lo que existe.
El 12 une en el objetivo de “colaborar con todo lo que existe” al ser humano, como sello 12, y a la Semilla, que es la onda 12. Cualquier cosa que contenga la Semilla tiene relación con colaborar con todo lo que existe. Y cualquier cosa que contenga el Humano tiene relación con colaborar con todo lo que existe.
Una de las formas en que se expresa la paz es a través de la colaboración. Si no hay colaboración, no hay paz.
El ser humano impregnado de la solidaridad luminosa del Dragón, es el gran colaborador de todo lo existente. Da igual lo que hagan las demás personas, porque quizá no lo sepan. Sí es importante qué haces tú ante ese programa que te dice quién eres.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

Los cuatro tipos de músculos y el Tzolkin


LOS CUATRO TIPOS DE MÚSCULOS (Parte II)
El Tzolkin escenifica exactamente esos 4 tipos de movimientos que decimos que existen en el cuerpo del ser humano.

Si nos situamos en la familia del humano, que es justamente quien hace los movimientos, encontramos a la tierra, la mano, el humano y el viento.

La TIERRA puede ser asociada con el movimiento LENTO y los músculos de la estática. En el código Tzolkin la tierra se asocia con fluir, como fluye la tierra en sus movimientos cósmicos. Evidentemente fluir no es ir rápido, sino acompasado con lo que sucede; es ir pasivamente, transportado por el movimiento en cuestión. El agua tiene un movimiento descendente, de manera que siempre va bajando, pero se convierte en ascendente cuando se transforma en vapor de agua. No es que quiera ir a un sitio concreto, sino que a veces quiere ir abajo y a veces, arriba. De modo que fluir es instalarse en la situación y dejarse llevar, sin oponerse, o sea, sin pelearse.

Además, la tierra tiene como oculto a la semilla, que es exactamente la demostración de la estática y la verticalidad, con un crecimiento constante, pero lento.
También asociamos a la tierra con la alineación, que es lo que hace la semilla y todos los seres humanos, porque se extienden en la verticalidad. Eso es lo que hacen los músculos de la estática.

A la tierra le damos el valor de músculos lentos y a la MANO el de músculos rápidos EXTRA RÁPIDOS, porque es en los brazos donde se encuentran la mayor parte de músculos extra rápidos. Los brazos no están haciendo fuerza para mantener su posición; no necesitan que haya músculos de contracción lenta, de la estática, funcionando. Además permiten la expresión de los actos muy rápidos desde la voluntad. Por eso el mago va a aparecer como su oculto. Los dedos expresan completamente la voluntad a través de movimientos muy rápidos y precisos.

Por otro lado, tenemos al HUMANO, que está entre la tierra y la mano. El humano está en medio. Toca la tierra con sus pies, y la mano toca al humano, pero no a la tierra.
El humano aparece como la parte intermedia entre la tierra y la mano, y por tanto expresa los músculos INTERMEDIOS.
Así como la tierra expresa los músculos de contracción lenta, que simplemente te permiten estar, y en eso son iguales a las rocas, el humano es similar a los animales con sus movimientos que pueden ser mantenidos durante mucho tiempo.

De esta forma, en esta familia tenemos a la tierra, que es la base de todo, asociada a los músculos de contracción lenta, que son los primeros que es necesario aprender. Los músculos de la estática son la base de todo.
Luego tenemos al humano, que con sus pies está tocando la tierra; está encima de la tierra. Expresa los músculos rápidos o intermedios, los músculos que no se cansan y permiten movimientos continuados.
Luego en esta familia está la mano, que no está en contacto con la tierra, sino con el aire y con el humano, el cual sí está en contacto con la tierra.

Como decimos, el humano expresa los músculos intermedios, que en parte son similares a los músculos lentos y se van a nutrir de grasa, y en parte son similares a los músculos extra rápidos, para lo cual se nutren de azúcares. Pero, al contrario de los músculos extra rápidos, le permiten mantenerse en movimiento durante mucho tiempo sin agotarse. Son músculos para hacer. Y resulta que el humano tiene algo que hacer, ya que, junto con la luna, el perro y el mono, pertenece a los 4 sellos que expresan el centro del telar. El humano en la tierra tiene algo que hacer, llegar al centro del telar, al nuevo nacimiento.
En eso son similares a los animales, que poseen músculos muy fuertes, como los músculos lentos, y que además pueden hacer un esfuerzo continuado durante mucho tiempo; pueden cumplir su misión.

Pero ningún animal posee una mano capaz de hacer movimientos tan precisos como el ser humano. Esos movimientos precisos y extra rápidos, que convierten a la mano en mágica (la mano es el oculto del mago), ocupan un gran lugar en el cerebro. Y lo más mágico que se expresa con el sello de la mano es reconocer cuándo no has actuado en favor del amor. Eso es una intuición, una visión extra rápida que sucede como experiencia y el resultado es absolutamente mágico, porque te recoloca y reconecta con la vida.
Una gran parte del cerebro está representando la mano, por lo cual, los movimientos de la mano van a expresar de manera muy especial a la persona; muchas de sus cualidades y dones se expresan a través de la mano. Por eso los músculos extra rápidos se relacionan con el ser de la persona, de la misma manera que los músculos lentos le permiten estar.

Finalmente, si asociamos a la tierra con los músculos lentos, al humano con los músculos intermedios y a la mano con los músculos extra rápidos, encontramos un cuarto elemento que es el VIENTO, asociado a la tormenta, que es su oculto. En el viento encontramos esta energía de la que hablábamos, ESPIRITUAL, donde se ha comprobado que, a través de tus imágenes, la recuperación de las lesiones es más rápida y los resultados deportivos son mejores. Una gran parte de este entrenamiento consiste en realizar decretos, manifestando “estoy superando esta marca”, “estoy alcanzando esta meta”, etc.
Ese es el cuarto tipo de músculo, el que responde a las imágenes y a la palabra. Y está asociado al viento y a la tormenta, ya que a través del decreto del viento, con la palabra, permites que aparezca esa fuerza extraordinaria de hechos milagrosos que asociamos con la tormenta.

Onda evolutiva del humano:

onda evolutiva del humano 2
ONDA EVOLUTIVA DEL HUMANO:

La onda del humano es la octava onda, de modo que cuando ordenamos el Tzolkin siguiendo las ondas, se va a superponer sobre la matriz o el hueco que disponen los sellos de la estrella en el Tzolkin tipo.
Así, evolutivamente fusionan los contenidos, de modo que el Tzolkin propone como humano real al humano estrella.

Lo expresado por el propósito de la onda del humano, HUMANO 1, que es una invitación a considerar como propósito la libertad y los pensamientos elevados, al fusionarlo con su contenido evolutivo (Estrella 8) indica que el humano inicia su viaje evolutivo cuando actúa desde la integridad y en favor de la solidaridad que construye la sociedad de la estrella, ya que la estrella 8 pertenece a la onda en la que se realiza la solidaridad y el cumplimiento de la misión del dragón 1, a través del favorecimiento de la energía femenina.
Es decir, el tipo de pensamientos elevados que expresa el humano, para el encuentro con su fuerza evolutiva precisa de su asociación con la valoración de la energía femenina y de la solidaridad en favor de la sociedad celeste.

En el segundo lugar de la onda del humano y en el segundo lugar donde se expresan los sellos de la estrella, encontramos sincrónicamente un tono 2.
El CAMINANTE DEL CIELO 2, que es la segunda presentación de la onda del humano, se superpone con la estrella 2 de la onda de la mano. Esta superposición sincrónica le confiere un especial valor a esta posición.
El regalo y el desafío que aparecen a través de la sociedad de la estrella, se concretizan cuando el humano aparece resplandeciente como caminante del cielo.
Claro, el lugar en que esto es posible es el regalo de nuestros sabios maestros huicholes, mostrando su seguimiento al venado azul, o sea al reconocimiento que te sana de tu acción en contra del amor y a favor del depredador.
La estrella 2 es el regalo que proviene de manik, el venado azul o la mano sanadora y te transforma en un caminante del cielo. Salvemos Wirikuta. Salvemos lo sagrado en el corazón del hombre. El reconocimiento del depredador te libera del depredador y restaura lo sagrado.

COLUMNA 5:
La otra presencia evolutiva de la onda del humano es la que se sitúa como una expresión del tono 5 a través de su presencia en la columna 5, para los 9 primeros tonos de la onda.
La onda del humano, desde su propósito como humano 1 hasta su aparición como sol 9, transcurre en la quinta columna, encontrando también evolutivamente los contenidos expresados por el tono 5 en todas estas ondas.

Desde la onda 12 hasta la onda 20 (filas del Tzolkin evolutivo) el tono 5 se va a superponer con la presencia del humano en el Tzolkin tipo, expresando que hay una ayuda desde la columna 5 cuando el ser humano iluminativamente permite que florezca su programa como SEMILLA; cuando es voluntario como el propósito de la onda de la TIERRA; cuando actúa desde el amor incondicional expresado por la onda del PERRO; cuando ensueña desde la NOCHE; cuando expande su conciencia de GUERRERO; cuando actúa desde la emoción expresada por la LUNA que da sentido y origen a la realidad del castillo verde; cuando se relaciona amorosamente desde el VIENTO-corazón del cielo; cuando su visión es la del ÁGUILA que ve la estrella; y cuando se adentra en la ESTRELLA y reconoce a sus pares.

COLUMNA 6 Y DÍAS EPAGÓMENOS:
Desde el dragón 10 hasta la semilla 13 la onda del humano se encuentra en la columna 6, correspondiéndose con tonos 6.

La onda del humano contiene también una expresión de la entrada en lo verde, justamente después de la vivencia expresada por la onda de la estrella, y es que da soporte como expresión tipo a los días epagómenos, cuando en el número 10 de la onda lo expresado por la perfección y el amor incondicional se sitúa ya no en la columna 5 sino en la 6, en el dragón 10.
Cuando el humano encuentra vivencialmente los contenidos de lo expresado por el tono 10 como amor incondicional y perfección, es cuando evolutivamente está dando sentido y presencia a la luz cumpliendo una misión del dragón, justamente en la sexta columna, donde se encuentra la columna de hércules.

Esta posición está expresando un salto evolutivo desde los contenidos del tono 5 presentes en toda la secuencia de ondas que se superponen en la quinta columna con la onda del humano, a este lugar donde el humano aparece como dragón, uniendo la perfección del dragón con la perfección del humano.
Pero la perfección del dragón es la de la luz cumpliendo una misión. El lugar donde la luz cumpliendo una misión es perfecta es en el ser humano, que evolutivamente ha llegado a esa vivencia.
Ese lugar es el kin 101, que en la numeración de los 365 días del año podemos expresarlo como 260, que es la duración del Tzolkin en el tiempo sagrado, más 101 días del segundo Tzolkin, donde quizá estás viviendo con el valor 2 de lo blanco, fusionando lo rojo y lo blanco.

Como simple suma 260 + 101 va a dar 361, que es donde comienza el tiempo en el que los dioses descienden a la tierra, expresado por los dioses epagómenos, y que correspondería a Osiris; la iluminación del tono 10 de la onda del humano, como Osiris

En el tono 11 encontramos al viento 11, kin 102 y el día 362 en el año, que corresponde al día epagómeno de Horus.
Horus expresa, por su asociación con la familia Central, al ser humano, que se encuentra en dicha familia.
De modo que asociado al tono 10 hay una iluminación donde el humano se encuentra con el amor incondicional como perfección, a través de la solidaridad y la energía femenina, y en el tono 11 hay una iluminación del humano a través del cumplimiento de su servicio como una decisión interior que le hace similar a Horus como hijo de Osiris.
El gozo de vivir el amor incondicional te produce un constante renacimiento presente en el tono 11 y en la expresión de Horus como eterno renacer de la luz. Esa es la iluminación de Horus.

En el tono 12, que expresa colaborar con todo lo existente, está la iluminación de Seth, que es pura fuerza. El ensueño de la noche es pura fuerza en favor de todo lo existente, con la que la realidad crea constantemente la realidad.

En el tono 13 transcendente está la iluminación de Isis. El humano encuentra como transcendente lo expresado por Isis.
El paso siguiente es el cuerpo de luz oculto detrás de la apariencia, en la invisibilidad de lo que es solo visible desde el cuerpo de luz.

El quinto día epagómeno ya no corresponde a la onda del humano sino a la siguiente onda. De la misma manera que hay un salto en la onda del humano entre lo que aparece en la quinta y la sexta columna como experiencias puerta, también hay un salto que está expresado porque esa experiencia iluminativa no termina en la onda del humano, sino que le lleva hasta la siguiente onda, donde le introduce en una situación diferente, es decir en una dimensión diferente.

Cuando Diógenes se hizo futbolista

Cuando Diógenes se hizo futbolista todo el mundo se quedó extrañado en el templo del saber y el conocimiento. Los filósofos y los grandes pensadores le veían correr delante del balón, pero no decían nada. Nadie quería dejar en evidencia un posible error de consideración.

Realmente era malo Diógenes. No daba nunca al balón. Todo el mundo le miraba, hasta que llegó una persona un poco más inocente y le dijo “¿no se da cuenta de que el futbol no es para usted? Va usted detrás del balón y cuando se lo pasan ni siquiera consigue darle. Va usted dando patadas al aire. ¿No sería mejor que se dedicara a otra cosa?”

Entonces Diógenes le dijo: “ese soy yo; no puedo ser de otra manera. Si yo no fuera Diógenes me gustaría ser Diógenes, dando patadas al aire detrás de un balón, porque yo no busco el éxito, ni siquiera que me fiche el Madrid, el Barcelona, el Manchester o el Boca Junior. De alguna forma ya participar me da alegría. Pero de todas formas lo que yo siempre he hecho es buscar al ser humano, y eso es parecido a ir detrás de la pelota. La encontraré, no te preocupes.”

“Cuando vivía en la tierra mi morada era un tonel, es decir, un objeto con la entrada redonda, y ahora voy detrás de la esfera. La gente se extrañaba de que personas tan importantes vinieran a verme a mi tonel y de que caminase con la lámpara encendida por entre la gente. Ahora ese tonel con esa boca redonda, ese círculo, se ha transformado en una esfera, y el humano que busco es el que es similar al sol con su fotosfera; es el humano con una esfera iluminada a su alrededor. Eso es lo que busco ahora.”

La tierra, el sol y la luna: vídeo

La tierra, el sol y la luna: vídeo

La tierra da vueltas alrededor del sol, dando lugar al año.
Pero a su vez, la luna da vueltas alrededor de la tierra.
Nosotros damos vueltas alrededor de algo, pero hay algo que da vueltas alrededor nuestro.

En el simil del Tzolkin:
– El sol termina el primer castillo como onda, traduciendo la realidad material. Es similar a una actitud donde todo gira entorno a ti.
– La luna inicia el quinto castillo, quinta dimensión, como onda. Cuando te sitúas como la luna, atendiendo a las personas y girando alrededor de ellas sin querer ocupar el centro, estás en la quinta dimensión.
– La tierra expresa la cuarta dimensión, cuarto castillo. Es donde se va a abrir la cuarta dimensión, como evolución.
– Y el ser humano está colaborando con la tierra desde la emoción (onda humano en castillo blanco, asociada a onda tierra).
Así, para el ser humano la tierra es la cuarta dimensión cuando conecta con tu mundo emocional.

EL SELLO HUMANO: libre albedrío ejercido con sabiduría

Humano
EL SELLO HUMANO: (Extracto del Libro de los Sellos)

El sello Humano y el ser humano, están asociados con el libre albedrío, ejercido con sabiduría en su conexión espiritual.
El ser humano es libre en su semejanza con Dios. Y ese es el significado del sello Humano, la libertad pero también los pensamientos elevados.
Pero si hablamos de pensamientos elevados sólo podemos hablar de verdades. Realmente los pensamientos elevados son verdades, no fantasías. Si fueran fantasías no merecerían ser considerados como elevados. Los pensamientos elevados son accesos a realidades muy reales, aunque no siempre evidentes.

El Humano es el sello 12, la libertad. La resonancia de Humano como tono es el 12, o sea “cómo puedo colaborar con todo lo que existe”.
De modo que el ser humano es intrínsecamente libre y necesita ser libre para ser feliz, pero también es intrínsecamente colaborador, o sea amoroso, generoso, compartidor para ser feliz. Y si desea otra cosa solo encontrará frustración, enfado, depresión, miedo, cuando se cumplan sus sueños.
Así, parte de los pensamientos elevados asociados al Humano, son pensamientos de colaboración, de respeto, de aprecio, de entrega con todo lo que existe.
En esa nueva realidad que está apareciendo, lo más importante ya no es ser el númer@ un@, sino colaborar con todo lo que existe.
El 12 une en el objetivo de “colaborar con todo lo que existe” al ser humano, como sello 12, y a la Semilla, que es la onda 12. Cualquier cosa que contenga la Semilla tiene relación con colaborar con todo lo que existe. Y cualquier cosa que contenga el Humano tiene relación con colaborar con todo lo que existe.
Una de las formas en que se expresa la paz es a través de la colaboración. Si no hay colaboración, no hay paz.
El ser humano impregnado de la solidaridad luminosa del Dragón, es el gran colaborador de todo lo existente. Da igual lo que hagan las demás personas, porque quizá no lo sepan. Sí es importante qué haces tú ante ese programa que te dice quién eres.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

EL HUMANO está asociado con el libre albedrío, ejercido con sabiduría

Humano
EL HUMANO (Extracto del Libro de los Sellos)
El sello Humano y el ser humano, están asociados con el libre albedrío, ejercido con sabiduría en su conexión espiritual.
El ser humano es libre en su semejanza con Dios. Y ese es el significado del sello Humano, la libertad pero también los pensamientos elevados.
Pero si hablamos de pensamientos elevados sólo podemos hablar de verdades. Realmente los pensamientos elevados son verdades, no fantasías. Si fueran fantasías no merecerían ser considerados como elevados. Los pensamientos elevados son accesos a realidades muy reales, aunque no siempre evidentes.

EL SELLO OCULTO:

El sello oculto del Humano es la Luna, asociada al agua y a las emociones. En el Tzolkin el agua propiamente está representada por la Luna.
Luna forma familia con Semilla, Mago y Tormenta, y los cuatro son la familia del agua, que es la familia que inicia la cuenta calendárica, o sea la conciencia del tiempo. Para esta sabiduría maya se inicia desde algo que se considera agua. Pero el Humano es el oculto de la Luna, es decir que la Luna, o sea el agua, y el humano, son lo mismo. El humano y el agua son lo mismo.
El agua es importante, de hecho es simplemente imprescindible para vivir. Para ser humano es imprescindible ser humano, o sea vivir.
Una cualidad del agua es que no tiene fronteras. Cuando una gota de agua toca otra gota de agua, se forma o aparece otra gota de agua más grande, porque no hay nada que divida, no hay obstáculo para el otro. Para el ser humano es importante la transparencia frente a la luz, o sea frente a la realidad de dimensiones superiores, pero también es imprescindible que no haya una frontera con el otro. Cuando una gota de agua encuentra a otra gota de agua, dice “tú eres otro yo” o “in lak’ech”. Este es el lenguaje del agua.
La emoción, atribuida también a la Luna, es poderosa. La emoción te hace libre, porque te hace humano. Tal vez de lo que se trata es que los humanos conozcan y reconozcan que lo importante no es solo la luz sino también el agua, o sea las emociones; incluso quizás el agua luminosa, pero ciertamente el agua. Reconocer el AGUA es imprescindible para el human@.
La persona que cree en la fuerza no es libre, y además tiene miedo. Por eso la Luna está asociada al humano y a la libertad. Y antes de entrar en la quinta dimensión y el amor, el agua, que es la emoción, te ayuda como tarea a ser libre. Quitar al humano la libertad es impedir al humano conectar con su interior, la Luna, que como onda es justamente el inicio del quinto castillo, asociado al éter y al cielo.

EL 12:
El Humano es el sello 12, la libertad. La resonancia de Humano como tono es el 12, o sea “cómo puedo colaborar con todo lo que existe”.
De modo que el ser humano es intrínsecamente libre y necesita ser libre para ser feliz, pero también es intrínsecamente colaborador, o sea amoroso, generoso, compartidor para ser feliz. Y si desea otra cosa solo encontrará frustración, enfado, depresión, miedo, cuando se cumplan sus sueños.
Así, parte de los pensamientos elevados asociados al Humano, son pensamientos de colaboración, de respeto, de aprecio, de entrega con todo lo que existe.
En esa nueva realidad que está apareciendo, lo más importante ya no es ser el númer@ un@, sino colaborar con todo lo que existe.
El 12 une en el objetivo de “colaborar con todo lo que existe” al ser humano, como sello 12, y a la Semilla, que es la onda 12. Cualquier cosa que contenga la Semilla tiene relación con colaborar con todo lo que existe. Y cualquier cosa que contenga el Humano tiene relación con colaborar con todo lo que existe.
Una de las formas en que se expresa la paz es a través de la colaboración. Si no hay colaboración, no hay paz.
El ser humano impregnado de la solidaridad luminosa del Dragón, es el gran colaborador de todo lo existente. Da igual lo que hagan las demás personas, porque quizá no lo sepan. Sí es importante qué haces tú ante ese programa que te dice quién eres.

http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-los-sellos/

El humano es de la familia de Dios

El humano es de la familia de Dios.

Es un tema muy interesante. Sí, claro, habría que definir qué es interesante o no, y quién tiene que decidir qué una cosa es interesante. Bueno, habría que definir todo eso en el caso hipotético de que alguna persona lo pregunte.

Pero fuera de eso y para quien quiera escucharlo, podemos decir con toda claridad que el humano, el ser humano, o sea tu, eres de la familia de Dios. Dios es de tu familia.
Podemos afirmarlo con gusto, sabiendo precisamente a través de ese confort y de esa sensación extraordinaria que es importante.
También podemos determinar que para tu alma es importante escucharlo. Quizá tu alma te incluya y te abra los oídos, para que tu niño herido pueda escucharlo y entonces liberarse del hechizo que le impide ser.

Por eso agradecemos con gusto la invitación a pronunciar esas palabras, que quizá aparezcan en caracteres que fabrica el ordenador como letras, pero antes han sido palabras, y damos las gracias de poder pronunciarlas.
El ser humano -tu, yo, el humano- es de la familia de Dios. Dios es de nuestra familia.
Hermanos, Dios es de nuestra familia; es de tu familia.

Sí, claro, es tan sencillo como poder comprobar que el Tzolkin –gracias, Tzolkin-, asocia varios conceptos para dar forma a lo que se denomina familia.
El día que es humano, es decir donde aparece el sello del humano, en otros años solamente puede ser la tierra, el viento, la mano y el humano. Eso es lo que se llama familia.
Entonces, vemos que el viento blanco, que corresponde al gran espíritu, es el que inicia la familia del humano en el Tzolkin.

El Tzolkin solo son 260 casillas, hermanos, que aparecen en un orden determinado para ser interpretadas.
Si salimos de estas 260 casillas, estamos en los calendarios, también que utilizan esos conceptos, pero en el Tzolkin son solamente 260 casillas.
Todos los calendarios que contengan 52 semanas agrupadas en 13 meses y un día sin tiempo, están hablando del año y de un tema relacionado con el tiempo, que presenta una información que también es espiritual. Pero es un tema del tiempo.

Si hablamos de tunes y katunes, también son secuencias, pero no una cuadrícula de 260 donde puedes encontrar tu oculto, tu onda, la onda de tu oculto, el tono con el que resuenas, la columna que tiene que ver con ese tono y tantos otros conceptos, pero siempre sobre una cuadrícula de 260.
Estamos hablando de 18 vinales, tunes, katunes o baktunes, pero no del Tzolkin, que son 260 conceptos que se enlazan.

El Tzolkin es una especie de lente, que amplifica determinados conceptos y relaciones, aunque también puede ser considerado como una bola de cristal, donde puedes ver situaciones, porque al fin y al cabo una bola de cristal es una lente. Si tienes una bola de cristal y la colocas encima de algo, ves algo muy agrandado.
También podría ser simplemente un espejo, porque realmente el Tzolkin es un espejo doble: lo de arriba se refleja abajo y lo de la derecha, a la izquierda.

Si sacas al Tzolkin de ahí, los tunes, baktunes y los meses lunares estás manejando conceptos cercanos con un punto alejante, es decir, te alejan del Tzolkin. Pero te acercan, porque manejan contenidos similares resonantes.
Esa lente o doble espejo está en el Tzolkin. Puede ser que al acercarte, te aleje. Por eso conviene volver al Tzolkin de 260, al Tzolkin 13:20.

Ahí encuentras que el humano es familia del gran espíritu. Su familia asociada también lo corrobora, porque la tormenta aparece en la familia que expresa los ocultos de la familia del humano. Y la tormenta está asociada con el Dios creador Huracán.