La FAMILIA expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.

Introducción a las familias (Extracto del Libro de las Familias)
Familias
La FAMILIA expresa lo que es una persona, pero de forma más expandida que cuando hablamos solo de su sello natal.
En el Tzolkin el sello natal es el primer acceso a la información y lo más fácilmente comprensible. En él hay una resonancia seductora que enseguida atrae, pero posteriormente conviene ampliar esa información incluyendo el concepto de familia.

Es importante conocer el sello personal y también, aunque no se trata de establecer jerarquías, conocer la familia.
El sello natal indica algo básico que aprender y está asociado a los otros tres sellos que forman la familia, por lo que para aprender lo que indica tu sello tienes que conocer toda tu familia.
Los 20 sellos se agrupan de cuatro en cuatro dando lugar a las 5 familias:

Cada año que vives está marcado por tu kin de cumpleaños, que siempre es un sello de tu familia, por lo que dispones de 52 años (4 sellos en los 13 tonos posibles) para experimentar todas las vivencias de tu familia.
El nacimiento en un sello concreto te otorga como profecía y como propuesta una secuencia de 52 posibilidades, que se inicia el día que naces. Por eso los cuatro sellos de cada familia son igualmente importantes.
En los primeros 52 años vives todas las experiencias indicadas por los sellos de tu familia, y a partir del año 52 vuelves a repetirlas, aunque desde otro nivel experiencial.
De esta forma, la familia es el conjunto de los 4 sellos que puede vivir una persona a lo largo de su vida, estando definido cada año por el kin del día del cumpleaños o kin de cumpleaños.

Una persona solo puede vivir esos cuatro sellos durante toda su vida. Sin embargo, al hacerlo en todas las posibilidades o tonos, transcurre por todas las ondas.
Las 52 experiencias de tu familia suceden en todas las ondas, y conviene reconocer cómo puedes actuar desde todos los sellos, es decir, en qué área o situación actúas en cada sello, porque en realidad desde el espejo y las neuronas espejo, eres todos.

El mundo maya es un mundo de símbolos que hay que saber mirar para seguir las pistas.