Muchas veces cuando aparece en las personas falta de movimiento es una involución, porque están volviendo al estado de las cosas, que no se mueven

Los seres humanos se pueden mover, mientras las piedras y las rocas son estáticas. El movimiento aparece en forma máxima en el ser humano, pero ha sido precedido por el movimiento de los peces, reptiles, mamíferos y pájaros, hasta que aparece el ser humano como exponente máximo del movimiento. Todos esos movimientos estaban preparando al ser humano.

Y, ¿qué es lo que pertenece al movimiento del ser humano? En el ser humano la materia aprende a moverse como una forma de expresar el amor y no la guerra. El movimiento es para favorecer la expresión del amor. Por eso, muchas veces cuando aparece en las personas falta de movimiento es una involución, porque están volviendo al estado de las cosas, que no se mueven. Esas personas han vivido situaciones de conflicto, de guerra y de odio, es decir, de todo lo contrario al amor, y su movimiento se dirigía de alguna manera a la agresión.

Muchos dolores aparecen en el cuerpo de una persona que ha estado enfadada con alguien y muchos movimientos limitantes aparecen en personas que tienen ese tipo de sentimientos, de conflicto, que juzgan a otras personas y les condenan. Puesto que no son más fuertes que ellos o la ley se lo impediría, no pueden agredirles, pero esa agresividad se queda dentro del cuerpo y produce bloqueos.
Por ejemplo, hay personas que están conduciendo y tienen conflictos con otros conductores y luego les aparece una ciática o una cervicalgia.

Por eso en el dolor hay que buscar una causa asociada a lo contrario del amor, a la guerra.
Se ve que es involutivo porque la falta de movimiento te va acercando a lo que viven las rocas, las piedras, que no se mueven.
Vemos que el movimiento en el ser humano es en favor del amor. En el abrazo hay más fuerza que en lo contrario al abrazo. Al empujar hacia fuera a una persona los músculos son menos fuertes que al atraer.

En muchos dolores crónicos hay un karma. En estos momentos de liberación del karma, previos al salto evolutivo, hay herramientas que te llevan al perdón como restitución, por ejemplo, el oponopono, las constelaciones familiares y otros tipos de herramientas similares que están apareciendo ahora.

Los ángeles del karma

Compartimos la respuesta a una pregunta sobre los ángeles kármicos o ángeles del karma, por si es de interés:

La realidad del karma es el dharma. La realidad del karma, que parece una deuda o una cosa terrible que hay que levantar, es el dharma.
Hay como una pareja, una dualidad, karma y dharma, pero justamente esa realidad que une los dos conceptos está diciendo que el dharma es algo que está unido al karma.

Cuánticamente sabemos que hay muchas posibilidades, pero nosotros vivimos en una. La realidad es múltiple y todas las realidades son igual de reales. Nosotros estamos en una realidad. Si lo que estamos viendo es el karma, sabemos que hay una conexión, un camino que une el karma con el dharma. Entonces, la cuestión es justamente focalizarse en ese dharma. De esa manera la aparición del karma es lo que te faculta para entrar en la maravilla que expresa la plenitud del dharma.

Se trata de elegir. Nosotros estamos en una realidad, pero esa realidad corresponde a una actitud. Es tu actitud vibracional la que te sitúa en esa realidad. Consecuentemente, cuando aparece con claridad el karma es cuando puedes elegir el dharma.
Por eso es una ayuda, porque es el momento de iluminación donde estás viendo tu deuda y aceptas las consecuencias, y así justamente puedes transmutarlo, lo cual te supone producir una vibración que transforma la vibración del karma. El karma es el resultado de la vibración del ego y del miedo, y entonces tú, a través de ese reconocimiento, reconociendo la plenitud de la vida que es el amor, te entregas a ello. Por eso, la aparición del karma es una ayuda.

Si estamos hablando de ángeles del karma, sería como hablar de emanaciones de Dios donde te presentan tu karma para que puedas despertar el dharma, a través de esa transmutación en la actitud, porque lo importante es la actitud.
Si te sitúas en el amor, cualquiera que sea el karma, que es una deuda, está condonado.

El sentido fluyente te lleva hacia el tiempo real en todos los códigos, pero el sentido retrógrado sirve para reparar los errores, es decir para limpiar el karma

Igual que hay 20 sellos y 20 ondas, podemos encontrar 20 columnas del venado azul. Nos estamos refiriendo a 20 columnas resonantes personalizadas.

Solo necesitas saber cuál es tu onda personal, es decir en qué onda se encuentra tu kin natal, y darle a esa onda el valor de onda 1.
En el Tzolkin tipo la columna resonante es donde se une la onda 10 del espejo con la onda 11 del mono, y en tu Tzolkin personal será donde se unen tus ondas 10 y 11 desde la primera natal.

Entonces, solo tienes que leerlas como si fuesen los ocultos uno de otro, como sucede entre las ondas 10 y 11. Así, meditativamente vas recitando tu onda 10, comenzando por el primer sello, y en sentido inverso tu onda 11, es decir empezando por el sello 13, hasta que confluyan en el equivalente del perro 13 y mono 1. Y luego sigues avanzando hasta donde has empezado.

Ahí has recitado cuatro ondas, dos en sentido fluyente y dos de forma retrógrada. Si observas el sello del espejo y su resonancia con la cruz chacana, encontrarás que aparecen 4 escaleras, cuyo sentido en unos casos es ascendente y en otros descendente. Hay dos tramos ascendentes y dos descendentes a contar desde el centro, y eso es lo que haces cuando recitas las ondas 10 y 11 del Tzolkin tipo o tus ondas 10 y 11 personal.

El sentido fluyente te lleva hacia el tiempo real en todos los códigos, pero el sentido retrógrado sirve para reparar los errores, es decir para limpiar el karma.
Las cuatro escaleras formadas por la recitación ascendente-descendente y descendente-ascendente de tus 2 ondas que componen el lugar resonante en tu Tzolkin personal, contienen esos dos valores posibles meditativamente, permitiéndote un maravilloso peregrinaje en busca del venado azul; de búsqueda y encuentro.

Gracias y perdón. Salvar Wirikuta, o sea salvar lo sagrado.

El Dios de la guerra, retrógrado, pasa a situarse en el lugar del otro, donde lo que debe reinar es el amor

La Luna el día 14 de abril se sitúa en el grado 13 de Libra, conformando de esta manera una versión de la gran cruz cardinal en su forma más exacta.
Pero como el movimiento de la Luna es muy rápido, al día siguiente ya entra en el signo de Escorpio, y esto sucede precisamente en luna llena, es decir que como si la Luna no tuviese bastante trabajo con mostrarse como llena, decide previamente formar la gran cruz, en su forma más exacta.

La primera versión de la gran cruz en su forma más exacta se realiza gracias a esa velocidad de la Luna, precisamente en un día tan señalado donde se unen distintos estratos culturales, siendo el hecho cultural el menos importante ya que en realidad son estratos vivenciales, donde en relación a esa fecha muchas personas aún hoy en día se juegan la vida, por ser judíos o por ser cristianos.
A lo largo del tiempo, muchas personas han manifestado la existencia de una vida superior a esta vida aparente, diciendo que aquello que sucedía, que ha sucedido o está sucediendo es transcendental para toda la humanidad y en definitiva para la vida, porque el ser humano es el espectador de la vida.

Todo sucede para él, por él y en él. Toda la vida, toda la plenitud aparece en vivencias humanas, al menos en la dimensión humana, que contiene en un espejo a la dimensión Dios. Quizá no sea en un espejo, sino la posibilidad de adentrarse en la vivencia, justamente para atraer más vivencia a las demás personas, es decir para que todos estén más vivos.
Cualquier cosa que ves aparece para que la veas, aunque no creas que todo lo que sucede lo ves, ya que por ejemplo no puedes ver millones de neutrinos que atraviesan tu cuerpo cada segundo, pero sí puedes ver una gran cruz en el cielo, por lo menos en el cielo de tu ordenador.

De modo que lo que haga la Luna en la primera luna llena de Nissán, en la Pascua de resurrección o en Navigium Isis, parece importante, por lo menos para las personas tocadas por la maravilla.

Encontramos que el día 14 la Luna se sitúa en el grado 13 de Libra y de esa forma precede a Marte, retrógrado, 9 días antes de su llegada a ese punto.
Hay una secuencia.
Primero la Luna, en luna llena pero antes de haber llegado a su plenitud, dibuja con total precisión la gran cruz cardinal.
Después, en menos de 24 horas entra en el signo de Escorpio, y esta Luna trabajadora, eficiente y dialogante, hace aparecer el triángulo de agua.

Primero, le señala a Marte, que por una parte es el Dios de la guerra y por otra es el regente del signo de Escorpio, un lugar en un signo cardinal que representa al otro, pero que además está gobernado por Venus, o sea por el amor. El Dios de la guerra, retrógrado, pasa a situarse en el lugar del otro, donde lo que debe reinar es el amor.
Entendemos y reafirmamos que retrógrado indica precisamente que se trata de una oportunidad de limpiar el karma, y en este caso añadiríamos que es el karma personal, porque está hablando de la relación con el otro. Es un buen momento para recapitular.

En el otro extremo de la línea cardinal se encuentra Urano, que tiene una relación con lo nuevo, ya que fue descubierto en relación con la revolución francesa, la independencia de América, el inicio de la edad moderna, etc.
De modo que la Luna señala activamente ese lugar adecuado para Marte, que es el dios de la guerra pero que también es regente de Escorpio, asociado al nuevo nacimiento. Cualquier persona que no es capaz de amar necesita regenerarse, volver a nacer y ser regenerado desde el amor, encontrando aquello en ti que te abre a algo nuevo.

Siguiendo con la secuencia, al día siguiente se produce la Luna llena en plenitud, y entonces Plutón también se vuelve retrógrado. Cuidado, solo estaba retrógrado hasta ese momento Marte, pero entonces también Plutón se vuelve retrógrado.
Plutón también es regente de Escorpio, donde se va a dirigir la Luna para formar el triángulo emocional del agua. Al ponerse retrógrado está hablando de una liberación del karma, especialmente asociado con la profundidad interior de las personas y de la sociedad, ya que a Plutón, descubierto en 1930, se le asocia con la introspección, el auge de la psicología y la psiquiatría, y el conocimiento de los estados alterados de conciencia, siendo reconocido de alguna manera como regidor de los encuentros emocionales, es decir de la profundidad del alma.
En la mitología era el de señor del hades, del lugar de los muertos, y la línea cardinal que dibuja, es la que une la sociedad y la familia. Así, está hablando de transformaciones por aumento del contenido espiritual de las personas en la sociedad, pero también de una profundización en la vida que entra en el territorio de las personas que ya ha transcendido, de modo que aquí la limpieza kármica, que por un lado es social, por otro es ancestral. Plutón de alguna manera expresa cómo los que llamamos difuntos están vivos, incluso seguramente ayudándonos.
Plutón se sitúa en Capricornio, enlazando con Júpiter en Cáncer, que expresa justamente la regencia de la Luna, pero también las raíces, es decir la posibilidad de viajar a través de la información de tus cromosomas.

La Luna en primer lugar hace aparecer en plenitud el día 14 la gran cruz cardinal, marcándole a Marte su lugar adecuado para la limpieza kármica, y después, el día 15 entra en luna llena, donde se superpone la Pascua, la resurrección y la nave de Isis.
Entonces Plutón se pone retrógrado para producir esa limpieza kármica en los niveles profundos donde ya no se trata de tu relación con otra persona, necesitando limpiar la falta de amor con que quizá has tratado a otras personas, sino que se trata de hacer una limpieza kármica de los contenidos ancestrales pero también de tu situación con Dios, limpiando el espejo hacia la profundidad, no en lo horizontal como en el caso de Marte, donde se trata de tu relación abusiva con el otro, sino en tu relación con Dios, donde se trata de tu relación abusiva con Dios, lo que lleva emparejado cambios en la sociedad y limpieza del ADN.

A continuación, la Luna empieza a transitar por Escorpio, cuyos dos regentes colaboran en el proceso, y primero va a dibujar el triángulo de agua por su relación con Neptuno, que se encuentra en los primeros grados de Piscis, lo que permite establecer un orbe aceptable entre la Luna, en los primeros grados de Escorpio, Neptuno en los primeros grados de Piscis y Júpiter en el grado 13 de Cáncer.
A continuación, en poco tiempo, en su avance por el signo de Escorpio la Luna va a conectar con Venus y con Quirón, mostrando así que se trata de algo relacionado con la sanación, porque aparece Quirón, que te permite entrar en la inmortalidad, y relacionado con el amor, porque se presenta Venus.

No solo está activado el triángulo de agua, sino que todos los regentes de los signos de agua están ocupando lugares activos.

Por ese motivo es un tiempo favorable para cantar, sobre todo en buena compañía, pero también para visitar a personas que estén sufriendo, y para restaurar lazos y cooperar con todo lo existente, porque esa cooperación es catárquica y fundacional.

Sí, gracias y perdón.

LA EXPERIMENTACIÓN ABRE CAMINO A LA CONCIENCIA (Extracto del Libro de las Sincronías)

Hay una diferencia notable entre los bares y la felicidad, bueno realmente muchas.

Hay una diferencia notable o quizás habría que decir que hay un abismo insalvable entre los bares, las rayas, los colocones, los tripis, el caballo, los cubatas, y la felicidad. Todo parecido posible solo dura un NADA.

En realidad te aleja, y solo puedes volver a acercarte despeñándote, que es justo lo que tratas de evitar, de modo que el éxito es afortunadamente el fracaso, es decir, “no puedo más”, “que sea lo que Dios quiera”.

 

También hay una diferencia notable entre los Porsche, yates, jet privado, éxito social, mansiones, propiedades, honorabilidad, guarda espaldas y acompañantes, la silicona, y la felicidad.

Como también hay una diferencia notable si comparamos la felicidad con el aburrimiento y la rutina, con “lo hago por ti” o “el qué dirán” y con algo que pasará un día llamado mañana, que nadie conoce en mi entorno.

 

La experimentación o los resultados acumulados de esas experiencias del osar, son las que realizan la metamorfosis, algo que en parte es una transformación y un nacimiento, el nacimiento de lo nuevo.

Pero experimentación y nuevo, como resultado solo puede dar nuevo y sabio, nunca nuevo descerebrado, porque el viaje evolutivo es hacia más conciencia.

 

La experimentación abre camino a la conciencia y la conciencia rompe el karma, es decir, trae absolución, liberación del karma. Y eso es alegría, no la acumulación de sensaciones, propiedades, prestigio social o estético.

La liberación del karma es un nuevo nacimiento que libera también las vivencias ancestrales, simplemente porque están presentes en ti en los cromosomas.Y eso es alegría.

Tu experimentación libera a tus antepasados y ellos están presentes en el proceso, tal vez en forma de energía guía.

Merece la pena, además de ser un proceso imparable. Maravillosamente imparable.

(para información de cómo comprar el e-book o libro puedes escribir a nuevocalendariomaya@gmail.com Gracias)