La Luna: limpieza de emociones, purificación, agua, ancestralidad, karma del pasado…

LA LUNA (Libro de los Sellos):

La Luna en el Tzolkin representa la limpieza de emociones, la purificación, y también el agua. Está relacionada con la ancestralidad, con el karma del pasado y con la acumulación de experiencias, recogidas en el subconsciente y en los genes.
Las emociones son la puerta para acceder al más allá. Expresar nuestras emociones, sentir, comunicar y liberar, nos ayuda a superar situaciones pasadas, ancestrales o sociales que estén bloqueadas.

EL TONO 9:
La primera vez que se presenta la Luna en el Tzolkin, o tal vez es presentada, es como Luna solar, o sea Luna 9.
Junto con el tono 5 es un tono de poder, de fuerza. Esta fuerza proviene de dimensiones superiores, o sea no es de nuestra dimensión, que es temporal, sino de una dimensión más allá del tiempo y más allá de nuestros criterios, que son más bien de supervivencia y de carencia.
Esa fuerza amorosa de actividad constante es presentada en el Tzolkin Tipo en la primera onda, como Serpiente, sello 5 y onda 9 de fuerza, y como Luna, sello 9 de fuerza y castillo 5, también de fuerza porque es esa fuerza la que lo realiza; no es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang, y esa es la garantía del éxito.
De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a Serpiente o energía vital, kundalini y a Luna, agua, emoción.
Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.
La Serpiente es el sello 5 y la Luna el 9, pero la Serpiente se va a convertir en Luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la Luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.
La Luna, en esta primera presentación, ya se presenta como situada en un lugar misterioso y no inmediato, que precisa ser revelado, y todas las personas que nacen con un tono 9 tienen un acceso muy directo a una sabiduría desconocida, a la cual es posible que le tengan temor, y en nuestro deseo, todo lo contrario, fervor.
El 9 es un impulso a la máxima realización.

El guía de la Luna 9 es la Serpiente 9, de la onda de la Tierra, siendo la Serpiente en la onda de la Tierra el impulso, la fuerza para que la Tierra muestre su transcendencia, que es la Luna, es decir, que la Luna en tono 9, que es como se presenta en la primera onda, tiene como guía la energía vital, pero no como algo para llegar a ser ella misma, como podría parecer, sino como algo que transmuta la Tierra y la transforma en Luna, en perfección de la luz.

EL SELLO OCULTO:
La Luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto el Humano, que es la libertad y los pensamientos elevados.
De tal manera que limpiar las emociones te hace más libre. Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad; si una persona no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

LA LUNA: Representa la limpieza de emociones, la purificación y está relacionada con la ancestralidad

EL SELLO DE LA LUNA (Extracto del Libro de los Sellos):

La Luna en el Tzolkin representa la limpieza de emociones, la purificación, y también el agua. Está relacionada con la ancestralidad, con el karma del pasado y con la acumulación de experiencias, recogidas en el subconsciente y en los genes.
Las emociones son la puerta para acceder al más allá. Expresar nuestras emociones, sentir, comunicar y liberar, nos ayuda a superar situaciones pasadas, ancestrales o sociales que estén bloqueadas.

EL TONO 9:
La primera vez que se presenta la Luna en el Tzolkin, o tal vez es presentada, es como Luna solar, o sea Luna 9.
Junto con el tono 5 es un tono de poder, de fuerza. Esta fuerza proviene de dimensiones superiores, o sea no es de nuestra dimensión, que es temporal, sino de una dimensión más allá del tiempo y más allá de nuestros criterios, que son más bien de supervivencia y de carencia.
Esa fuerza amorosa de actividad constante es presentada en el Tzolkin Tipo en la primera onda, como Serpiente, sello 5 y onda 9 de fuerza, y como Luna, sello 9 de fuerza y castillo 5, también de fuerza porque es esa fuerza la que lo realiza; no es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang, y esa es la garantía del éxito.
De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a Serpiente o energía vital, kundalini y a Luna, agua, emoción.
Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.
La Serpiente es el sello 5 y la Luna el 9, pero la Serpiente se va a convertir en Luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la Luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.
La Luna, en esta primera presentación, ya se presenta como situada en un lugar misterioso y no inmediato, que precisa ser revelado, y todas las personas que nacen con un tono 9 tienen un acceso muy directo a una sabiduría desconocida, a la cual es posible que le tengan temor, y en nuestro deseo, todo lo contrario, fervor.
El 9 es un impulso a la máxima realización.

El guía de la Luna 9 es la Serpiente 9, de la onda de la Tierra, siendo la Serpiente en la onda de la Tierra el impulso, la fuerza para que la Tierra muestre su transcendencia, que es la Luna, es decir, que la Luna en tono 9, que es como se presenta en la primera onda, tiene como guía la energía vital, pero no como algo para llegar a ser ella misma, como podría parecer, sino como algo que transmuta la Tierra y la transforma en Luna, en perfección de la luz.

EL SELLO OCULTO:
La Luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto el Humano, que es la libertad y los pensamientos elevados.
De tal manera que limpiar las emociones te hace más libre. Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad; si una persona no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

La luna, la emoción, modifica tu forma de ver y te abre la posibilidad de ver la maravilla

El águila y la luna

Aparece un fenómeno curioso. Cuando ponemos al águila, que es el VER, como propósito o sea como uno, lo que confiere la calidad asociada según el código Tzolkin de ver la maravilla al águila, es la luna, que aparece como 15.
Poniendo al sello 15, el águila, como uno, el que aparece como 15 es el sello 9, la luna, es decir, la emoción.

La luna, la emoción, modifica tu forma de ver y te abre la posibilidad de ver la maravilla.
La luna, la emoción, te habilita para ver la maravilla.

Por eso, conviene aprender a valorar la emoción. Conviene parar a considerar tu emoción, que es un tesoro que te abre las puertas del cielo.

La Luna: Las emociones son la puerta de la maravilla

LA LUNA (El libro de los sellos)
La Luna en el Tzolkin representa la limpieza de emociones, la purificación, y también el agua. Está relacionada con la ancestralidad, con el karma del pasado y con la acumulación de experiencias, recogidas en el subconsciente y en los genes.
Las emociones son la puerta para acceder al más allá. Expresar nuestras emociones, sentir, comunicar y liberar, nos ayuda a superar situaciones pasadas, ancestrales o sociales que estén bloqueadas.

EL SELLO OCULTO:
La Luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto el Humano, que es la libertad y los pensamientos elevados.
De tal manera que limpiar las emociones te hace más libre. Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad; si una persona no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

LA ONDA OCULTA:
La Luna es la onda asociada a la onda del Sol. Es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz.
La Luna es un espejo de la luz del Sol. Recibe y aporta la luz del Sol en medio de la oscuridad.
Y la emoción te construye desde los ojos de Dios, que son las neuronas espejo, como ser humano. Para el ser humano, la emoción es similar al Sol. Es pura luz, pura entrega, algo que hace crecer la vida, que hace prosperar. La emoción es un auténtico tesoro que convierte al ser humano en celeste.

Todos los ocultos de la onda del Sol están en la onda de la Luna. Eso significa que de alguna manera, hablar del Sol, según nos quieren transmitir los sabios maya, es lo mismo que hablar de la Luna, y hablar de la Luna es lo mismo que hablar del Sol. De hecho todas las noches, significando oscuro, negro, dan a luz al Sol. El Sol sale de la oscuridad.
El Sol es luz; la luz no encuentra oscuridad por más que la busque, porque la luz disipa por su propia naturaleza, la oscuridad. Y sin embargo en nuestra dimensión, es decir, como seres humanos, experimentamos muchas veces la oscuridad.
La Luna es simplemente, en el lenguaje de la analogía, la forma en que la luz del Sol se te insinúa a tu libertad y a tu conciencia, para que la dejes aparecer. Por eso es la perfección del Sol (tono 10 de su onda), porque es aquello que hace el Sol amorosamente para llegar hasta ti, que quizá estás aterrado, enfadado, lleno de odio, o simplemente sintiéndote basura o metido en la rutina. Y la luz te busca y te encuentra, y esa es la perfección, porque tú eres luz, y entonces se descubre que la Luna es el Dragón, como transcendencia.
Cuando la Luna es el propósito, dice de alguna manera que es necesario limpiar las emociones; como onda, es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz.
Pero, limpiar las emociones realmente te va a permitir aumentar la libertad (sello oculto el Humano). Entonces, resulta que la libertad está asociada a la luz. Limpiando las emociones estás indirectamente aumentando la luz y directamente, aumentando la libertad.
Es como un cristal. Tú a lo mejor quieres limpiar un cristal para poder ver a través de él. En tu coche limpias el parabrisas para ver a los demás coches, pero realmente lo que estás haciendo es aumentar la luz dentro. Directamente, de forma práctica te preocupas de poder ver al coche de delante, pero indirectamente estás colaborando para que haya más luz.
Esto trasladado a las acciones de cada persona, significa que de alguna manera cuando estás limpiando las emociones, experimentas más libertad, pero produces a tu alrededor más luz.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

LA LUNA: Representa la limpieza de emociones y está relacionada con la ancestralidad y el karma

Luna
LA LUNA (Extracto del Libro de los Sellos)

La Luna en el Tzolkin representa la limpieza de emociones, la purificación, y también el agua. Está relacionada con la ancestralidad, con el karma del pasado y con la acumulación de experiencias, recogidas en el subconsciente y en los genes.
Las emociones son la puerta para acceder al más allá. Expresar nuestras emociones, sentir, comunicar y liberar, nos ayuda a superar situaciones pasadas, ancestrales o sociales que estén bloqueadas.

EL SELLO OCULTO:
La Luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto el Humano, que es la libertad y los pensamientos elevados.
De tal manera que limpiar las emociones te hace más libre. Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad; si una persona no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

LA ONDA OCULTA:
La Luna es la onda asociada a la onda del Sol. Es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz.
La Luna es un espejo de la luz del Sol. Recibe y aporta la luz del Sol en medio de la oscuridad.
Y la emoción te construye desde los ojos de Dios, que son las neuronas espejo, como ser humano. Para el ser humano, la emoción es similar al Sol. Es pura luz, pura entrega, algo que hace crecer la vida, que hace prosperar. La emoción es un auténtico tesoro que convierte al ser humano en celeste.

Todos los ocultos de la onda del Sol están en la onda de la Luna. Eso significa que de alguna manera, hablar del Sol, según nos quieren transmitir los sabios maya, es lo mismo que hablar de la Luna, y hablar de la Luna es lo mismo que hablar del Sol. De hecho todas las noches, significando oscuro, negro, dan a luz al Sol. El Sol sale de la oscuridad.
El Sol es luz; la luz no encuentra oscuridad por más que la busque, porque la luz disipa por su propia naturaleza, la oscuridad. Y sin embargo en nuestra dimensión, es decir, como seres humanos, experimentamos muchas veces la oscuridad.
La Luna es simplemente, en el lenguaje de la analogía, la forma en que la luz del Sol se te insinúa a tu libertad y a tu conciencia, para que la dejes aparecer. Por eso es la perfección del Sol (tono 10 de su onda), porque es aquello que hace el Sol amorosamente para llegar hasta ti, que quizá estás aterrado, enfadado, lleno de odio, o simplemente sintiéndote basura o metido en la rutina. Y la luz te busca y te encuentra, y esa es la perfección, porque tú eres luz, y entonces se descubre que la Luna es el Dragón, como transcendencia.
Cuando la Luna es el propósito, dice de alguna manera que es necesario limpiar las emociones; como onda, es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz.
Pero, limpiar las emociones realmente te va a permitir aumentar la libertad (sello oculto el Humano). Entonces, resulta que la libertad está asociada a la luz. Limpiando las emociones estás indirectamente aumentando la luz y directamente, aumentando la libertad.
Es como un cristal. Tú a lo mejor quieres limpiar un cristal para poder ver a través de él. En tu coche limpias el parabrisas para ver a los demás coches, pero realmente lo que estás haciendo es aumentar la luz dentro. Directamente, de forma práctica te preocupas de poder ver al coche de delante, pero indirectamente estás colaborando para que haya más luz.
Esto trasladado a las acciones de cada persona, significa que de alguna manera cuando estás limpiando las emociones, experimentas más libertad, pero produces a tu alrededor más luz.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

La luna, la tierra, el sol y en definitiva el tiempo están instalados en una realidad cambiante

¿Qué es el tiempo?
Podemos pensar que es algo objetivo basado en una constante.
Podemos pensar que la tierra se mueve siempre con la misma velocidad en una órbita, en un recorrido que es SIEMPRE el mismo.
Podemos pensar que el sol también se mueve siempre a la misma velocidad con un recorrido que es siempre el mismo.
Podemos pensar que la luna también se mueve siempre a la misma velocidad, desarrollando un contenido que es siempre el mismo.

Sin embargo, sabemos objetivamente que la luna se está alejando de la tierra, con lo cual sus fases inexorablemente no pueden ser siempre las mismas.
La luna, la tierra, el sol y en definitiva el tiempo están instalados en una realidad cambiante, donde más que siempre, como repetición, lo que sucede es la inexorabilidad de la irrepetición.

La luna se está alejando de la tierra.
La tierra se ha estado formando a partir de polvo estelar, de tal manera que los movimientos que realiza ni han sido siempre los mismos ni van a ser siempre los que están siendo ahora.

Por eso, considerar el tiempo como expresión de una constante es un hechizo. La realidad del tiempo es oportunidad, que abre lo óptimo amorosamente para ti.
Puedes modificar el pasado, que también es un hechizo, y en realidad lo que sucede es que te estás despertando.
Lo que llamamos futuro es el despertar, y eso es algo que está siendo, siendo.

Las emociones son la puerta para acceder al más allá

LA LUNA (Extracto del Libro de los Sellos)
La Luna en el Tzolkin representa la limpieza de emociones, la purificación, y también el agua. Está relacionada con la ancestralidad, con el karma del pasado y con la acumulación de experiencias, recogidas en el subconsciente y en los genes.
Las emociones son la puerta para acceder al más allá. Expresar nuestras emociones, sentir, comunicar y liberar, nos ayuda a superar situaciones pasadas, ancestrales o sociales que estén bloqueadas.

EL TONO 9:
La primera vez que se presenta la Luna en el Tzolkin, o tal vez es presentada, es como Luna solar, o sea Luna 9.
Junto con el tono 5 es un tono de poder, de fuerza. Esta fuerza proviene de dimensiones superiores, o sea no es de nuestra dimensión, que es temporal, sino de una dimensión más allá del tiempo y más allá de nuestros criterios, que son más bien de supervivencia y de carencia.
Esa fuerza amorosa de actividad constante es presentada en el Tzolkin Tipo en la primera onda, como Serpiente, sello 5 y onda 9 de fuerza, y como Luna, sello 9 de fuerza y castillo 5, también de fuerza porque es esa fuerza la que lo realiza; no es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang, y esa es la garantía del éxito.
De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a Serpiente o energía vital, kundalini y a Luna, agua, emoción.
Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.
La Serpiente es el sello 5 y la Luna el 9, pero la Serpiente se va a convertir en Luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la Luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.
La Luna, en esta primera presentación, ya se presenta como situada en un lugar misterioso y no inmediato, que precisa ser revelado, y todas las personas que nacen con un tono 9 tienen un acceso muy directo a una sabiduría desconocida, a la cual es posible que le tengan temor, y en nuestro deseo, todo lo contrario, fervor.
El 9 es un impulso a la máxima realización.
El guía de la Luna 9 es la Serpiente 9, de la onda de la Tierra, siendo la Serpiente en la onda de la Tierra el impulso, la fuerza para que la Tierra muestre su transcendencia, que es la Luna, es decir, que la Luna en tono 9, que es como se presenta en la primera onda, tiene como guía la energía vital, pero no como algo para llegar a ser ella misma, como podría parecer, sino como algo que transmuta la Tierra y la transforma en Luna, en perfección de la luz.

EL SELLO OCULTO:
La Luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto el Humano, que es la libertad y los pensamientos elevados.
De tal manera que limpiar las emociones te hace más libre. Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad; si una persona no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

Más información sobre el e-book en: El Libro de los Sellos

Una forma de relacionarse con la emoción es no defenderte, fusionándote con ella desde la conciencia

Hay dos formas de relacionarse con la emoción.
Eso quiere decir que seguramente habrá muchísimas más, pero en un momento determinado conviene considerar dos.

Una forma es cuando la vibración energética de la emoción actúa de fuera a dentro, que es lo que normalmente consideramos como emoción -pena, tristeza, alegría-, y hace a la persona reactiva, pero reactiva a ciegas. Normalmente tiene mala prensa, porque eres guiado desde el exterior por impulsos desconocidos y eso te convierte en algo parecido a un roedor atraído hacia la jaula por un trozo de queso. Y cuando te percatas, te sitúa en el miedo, demostrando que eres vulnerable a fuerzas que no controlas.

La otra forma de relacionarse es cuando la emoción está dentro porque ha sido acogida. No te defiendes de la emoción porque, evolutivamente y también como decisión, decides fusionarte con la emoción desde la conciencia.
Claro, este paso necesita de la presencia del “osar”, que es la alerta de la conciencia para no huir sino preguntar “esto qué es”, “maná”, o sea dialogar.

Dialogar es una actividad del viento.
Dialogar es una actividad del viento-tormenta (el viento es viento-tormenta), y en ese osar dialogar, o sea, mirar, preguntar esto qué es, maná, lo que encuentras es nutrición, justo la nutrición que te resucita.

A veces se hacen descripciones de los cuerpos energéticos, y normalmente se considera al cuerpo emocional como uno de los cuerpos intermedios no superiores.
Sin embargo, encontramos que hay un cuerpo emocional superior, que es propiamente el que describe la luna 1 -propósito de la onda 17-, que te introduce corporal y vibracionalmente, es decir con la solidez armónica del enlazamiento vibracional, en una dimensión superior, donde lo que existe es paz, amor y libertad, y que precisa del perdón como algo fundamental, pero también del osar salir del miedo.