Todas las personas y todas las cosas están dentro de ti

Todas las personas y todas las cosas están dentro de ti. Todas las personas y todas las cosas están dentro de ti porque forman parte de ti.
Tú eres tú, todas las personas y todas las cosas que te rodean. Todas las personas y todas las cosas que te rodean son lo que tú dices, lo que interpretas de la realidad, lo que tú ves. Es una proyección tuya, una construcción, una explicación que tú formas. De manera que todas las personas y todas las cosas que te rodean son lo que tú dices que conforma la realidad.

Pero eso sucede en todas y cada una de las personas, de tal manera que entonces hay algo que une a todo; hay algo como inerte, como pasivo, pero que une a todo y que a su vez da soporte a esa visión individual de cada persona.
En realidad todo está unido. Todo está unido y es uno. Todo, compuesto de muchos, pero uno. Hay una unión entre todas las cosas. La realidad que te rodea, compuesta de muchos, es un uno, que también eres tú.

Nosotros vemos el sol o creemos que vemos el sol, pero lo que vemos es la luz del sol y no la materia del sol.
La tierra es como la materia del sol. La tierra es la realidad de lo que vemos en nuestra dimensión, que une a todos. La tierra y el sol son espejo. De alguna forma son las dos manos de Dios.
En el sol vemos la luz pero no vemos la materia. En la tierra vemos la materia pero no vemos la luz, porque nosotros somos la luz. Y es importante serlo. Eso es parte del despertar.
En nuestra dimensión, todo está pegado a la tierra. Da igual que estés cabeza abajo o cabeza arriba. Da igual en qué parte de la antípoda estés. Lo que toca la tierra son los pies, ya que parado sobre tu cabeza aguantarías poco.

Cada persona, con su realidad, es como la luz del sol. Hay algo material que une a todo, más misterioso de lo que a simple vista parece, y luego está lo que cada persona emite. Eso es luz, porque es inmaterial.
Los pensamientos, los sentimientos y las emociones de todas las personas es luz. El arte, la belleza, la armonía, la generosidad, el amor, todo eso es luz. Es similar a la parte inmaterial del sol. Y la tierra, los cuerpos de las personas y todas las cosas son lo que dan soporte a esa luz.

Si estás hecho para ser luz, ¿crees que es posible que seas feliz no siendo luz?
Camina en la belleza, camina en el amor, camina en el arte, camina en la generosidad. Ese es el camino del ser humano en el despertar.