Si solo te mueves en lo correcto y en la obediencia, no descubres el amor incondicional

follaje
El amor incondicional está relacionado con la libertad.
Si solamente te mueves en unos valores donde lo importante es lo correcto y la obediencia, no descubres el amor incondicional y no accedes a esa posibilidad.
Lo correcto elimina la incondicionalidad.

En un territorio donde lo correcto, la obediencia y el respeto son la base y el fundamento, no es necesario el amor incondicional y por tanto no aparece, sino que el grado máximo del respeto, lo correcto y la obediencia ya te adentran directamente en la santidad.
Pero la vía del amor incondicional no sucede en el territorio de lo correcto sino de lo incorrecto; no de lo voluntariamente incorrecto, que sería la perversidad, sino de lo incorrecto como error, que aparece cuando eliges, es decir cuando eres libre.

Por eso el amor incondicional se relaciona y pertenece al territorio de la libertad, donde tú vas eligiendo y por tanto puedes errar, y no del territorio donde vas obedeciendo.
Eso es importante tenerlo en cuenta porque nuestro tiempo es un tiempo de libertad, donde uno debe asumir su riesgo, porque la repetición no te permite ser tú.
Este es un tiempo para ser tú, para florecer y dar fruto como consecuencia del florecimiento.

Es necesario arriesgarse. Arriesgarse es como caminar sobre las aguas.
Caminar sobre las aguas significa que te hundes. Entre que te hundes y no te hundes, es cuando aprendes; aprendes vibracionalmente.
Desde el ego te hundes y desde el amor incondicional no te hundes sino que caminas sobre las aguas.

Por eso este es el tiempo de la libertad, porque es el tiempo de los milagros y el tiempo de caminar sobre las aguas.
Es el tiempo de encontrar que el amor existe, que el amor es la vida y que cuando estás en el amor, estás en la vida y no te hundes.
El tiempo de arriesgar es el tiempo de estar despierto.
Sí, gracias, bendición.

Los pensamientos elevados y la libertad son las características que definen al ser humano en el código Tzolkin

flor amarilla small
Los pensamientos elevados y la libertad son las características que definen al ser humano en el código Tzolkin, y también el color amarillo.
El color amarillo habla de maduración, que es un viaje en el tiempo; es un viaje formativo, algo que está sucediendo. De alguna manera es un “ser siendo”, solo que a ciegas porque muchas veces no sabes a dónde vas.

“El ser siendo solo que a ciegas del ser humano” pasa a un “ser siendo solo que haciéndose” cuando se despierta la conciencia, donde son clave las dos características programáticas: la libertad y los pensamientos elevados.
La libertad permite SER sin restricciones y los pensamientos elevados permiten el desplazamiento dimensional.

El color amarillo y la maduración expresan cómo el ser humano es un proyecto realizándose. No es algo cerrado, sino evolutivo, expandiéndose exactamente igual que el universo.
La libertad es una característica que permite y favorece la expansión, que por otra parte es ser tú sin restricciones.

Pero la característica definida como “pensamientos elevados” es algo extraordinario y maravilloso que te permite desplazarte dimensionalmente, y que forma parte del amarillo.
Es algo que existe de serie en el programa y no necesitas crearlo porque existe. Pero sí necesitas reconocerlo y de alguna manera aprender a optimizarlo, aunque no controlarlo ni apropiártelo, sino colocarte en tu centro y en el in lak’ech, o sea en lo real, que siempre es amor, y entonces puedes desplazarte y acercarte a aquello que visualizas.

En dimensiones superiores puedes acercarte a aquello que visualizas. Te acercas inmediatamente a aquello que amas.

Hay un momento en que el ego es necesario, pero en el siguiente paso el ego va a ser contrario a la vida real

Hay un momento en que el ego es necesario.
Hay un momento en que la vida, lo óptimo, aparece en forma de ego y entonces el ego es vida, pero en el siguiente paso el ego va a ser contrario a la vida real, a lo óptimo y a la plenitud, y por tanto una merma, el desierto, el territorio de Seth, o sea la esterilidad.

Tenemos delimitado un territorio evolutivo espiritual simbólico maravilloso con los símbolos/ palabras Osiris-Seth donde Osiris significa VIDA o “da-vida”, que también es David (David-Da Vida), y Seth es guerra, usurpación, envidia, violencia y por tanto ESTERILIDAD, o sea no vida.
Tenemos un ejemplo que también es símbolo/palabra de esterilidad redimida y sanada que es AB=corazón, RA=luz, iluminado y Am=amor, ser siendo -I AM-, o sea arcano 13 del tarot, que traduce la letra 13 del alfabeto fonético primordial, MEM, letra madre y por tanto portadora de vida, que da vida.
También tenemos un ejemplo de esterilidad no redimida en Seth, muy actual en aquel que muere sin hijos y es sucedido en lo “ganado matando”, no por su hijo sino por su suegro.
En el territorio de los símbolos/palabras, hijo significa un paso adelante, o sea más, y suegro normalmente significa una generación anterior, o sea un paso atrás.

Esto es importante considerarlo en un momento evolutivo de la humanidad y de cada persona, porque en estos momentos toda la humanidad y toda la vida está en el interior de todas y cada una de las personas, de manera que podemos decir que toda la vida está en el interior de una sola persona, exactamente en TU INTERIOR.
“Tú interior” lo decimos con énfasis, o sea con mayúsculas (tú, en ti). Por eso es importante entrar en el interior, en el corazón, para encontrar la vida.
Estos ejemplos, que pueden ser palabras/símbolos, aunque estén concretizados en personas, suceden para que TÚ elijas, a favor de la luz, de la vida, o en favor de lo que quieras, entendiendo que este lenguaje binario es vida/no vida. De modo que cuando eliges, lo estás haciendo desde tu interior y para todos, porque todo existe dentro de ti.

Todos estos símbolos son puros actores. No hay buenos ni malos, sino solo una decisión en tu interior. En tu corazón hay una decisión en favor de la vida o en favor de no se sabe qué.
Por eso, en estos momentos conviene elegir, o sea ser libre, y todos los que aparentemente van en contra de la libertad están delimitando el camino de la libertad, que siempre transciende el miedo. Si sientes miedo, pierdes libertad.

Hay abierto un camino a la libertad, que es un camino a la vida. El ego ayuda a encontrar la identidad y en ese momento es válido. Después es necesario encontrar el arquetipo y entonces el ego va en contra del arquetipo.
El arquetipo es allí donde tú eres todos, donde todos están en ti; es un lugar maravilloso de plenitud.

La obediencia puede ser forzada o voluntaria, pero lo que interesa es la libertad

La obediencia puede ser forzada o voluntaria, pero lo que interesa es la libertad, la conciencia, es decir actuar desde el corazón de la vida, siendo voluntario para vivirla.
La obediencia puede ser forzada, como unos presos o esclavos que obligatoriamente siguen a su master, pero la obediencia y el seguimiento también pueden ser libres, es decir intencionados y voluntarios, pero no por eso conllevar conciencia.

El cazador también sigue a su presa, voluntariamente, y en eso es libre, pero el discípulo cuando sigue a su maestro, aunque también es libre no es un cazador. Haciendo lo mismo, siguiendo libremente su objetivo, hacen cosas diferentes.
Uno tal vez hace un trabajo en conciencia y otro tal vez desde su ego, es decir uno hacia el desapego y otro hacia el apego, hacia “lo mío”.

El Tzolkin contiene tonos asociados a guías, y tonos donde el guía es uno mismo. Es como si estuviéramos hablando de seguir y de alguna forma obedecer, y de otros tonos donde siendo tu mismo tu propio guía, no es el seguir y el obedecer lo que da sentido al asunto.
Los tonos 1, 6 y 11 son los tonos donde uno es su propio guía, es decir el kin es el propio guía. Por supuesto que el kin puede ser una interrogación, no una certeza, pero en todo caso es su propio guía y contiene en sí mismo todo lo necesario para la acción adecuada.
Los tonos 2,3,4,5,7,8,9,10,12 y 13 son los otros tonos donde también aparece un guía, pero es diferente a su kin.

Si colocas la rueda de 20 sellos y la rueda de 13 tonos, y sitúas el primer sello de tu familia como el primero de los tonos, resulta que son los tonos de tu familia, es decir los que te representan a ti, los que aparecen guiados por sí mismo. Es decir, los tonos 1, 6 y 11 son los que te representan a ti, junto con el 16 que ya está fuera de la cuenta de 13.
De alguna manera está manifestando cómo el trabajo del Tzolkin y en tu familia, es decir en ti, es el trabajo en el despertar de la conciencia y en el aumento de la libertad.
Cuando sitúas tu familia, y meditativa y vivencialmente consideras esa posición que aparece, estás activando algo que tiene que ver con el 1, que es un propósito. Es decir siempre que conectas con el Tzolkin, lo haces con un propósito DESDE DIMENSIONES SUPERIORES.

También conectas con el 6, que es una puerta que vas a abrir desde tu libertad y tu conciencia. Los guías y los consejos estarán antes, pero hay un momento donde toda la intensidad está en ti. Toda la intensidad y TODO EL RECONOCIMIENTO, porque abrir puertas es una labor de reconocimiento, de re-conocimiento, de reencontrar algo conocido, de rellenar tu espacio.
La columna 6 y su columna asociada 8, que están claramente marcadas en el Tzolkin, son las puertas ante otro nivel de realidad. Ese nivel de realidad es ESPEJO; el 6 te sitúa ante el espejo. Es el espejo de derecha a izquierda, el espejo horizontal, y cuando abres la puerta lo haces a la canalización, que es PURA ESPONTANEIDAD, donde ya el miedo ha desaparecido, donde ya la estrategia ha desaparecido porque es innecesaria; la estrategia de supervivencia ya no es necesaria para vivir. Y la obediencia es una estrategia de supervivencia. Ser siendo es espontaneidad. Escuchar a tu corazón y actuar desde tu corazón es espontaneidad.

También el tono 11 se encuentra en el espejo; es entrar en el espejo. El 10 del amor incondicional y de la perfección es llegar hasta el espejo. El amor incondicional te lleva al espejo, y te hace nacer en él, en el tono 11.

El propósito desde dimensiones superiores, el espejo horizontal en el 6 y el espejo vertical en el 11, son los tonos que no necesitan guía. Entrar en el propósito es ya entrar en el espejo.

Tener un guía no implica obedecer, solo que el 1, el 6 y el 11 son momentos privilegiados. Simplemente puedes probar, y probar porque algo te lo sugiere es como obedecer esa sugestión voluntariamente, pero hay momentos privilegiados.
Estamos hablando de lo real.

Los sucesos forman palabras agrupadas coherentemente, como si cada acontecimiento fuera una letra

(julio 2013)
Entiendo que hay un orden en el transcurrir de los acontecimientos, sean cual sean, y que todos los acontecimientos están enlazados, sean cual fueren.
Entiendo que hay un orden en el suceder de las cosas, y que todas las que suceden son adecuadas.
Entiendo que hay un orden y una conveniencia y un sentido en todo lo que aparece en el rango de lo real, y que ni todos los deseos se cumplen ni afortunadamente todos los miedos forman la realidad a suceder.
Entiendo que todo lo que sucede tiene sentido aunque no siempre se comprenda inmediatamente.
Entiendo que no hay sucesos mayores y otros menores, sino que todos son necesarios y apropiados, y que los sucesos son tal vez como las letras que forman palabras cuando se agrupan en quantum energéticos con vocación de transmitir algo coherente.
Los sucesos forman palabras agrupadas coherentemente, como si cada acontecimiento fuera una letra, de modo que aun faltando alguna letra o suceso puedas reconstruir el asunto y conocerlo.
El quantum de energía coherente que accede a tu conciencia despierta en ti resonancias transformadoras y vitalizantes. Por eso hoy es importante velar, estar despierto y atento al suceso, a la persona y sobre todo a la resonancia.
Mucho sucede en el interior, en el territorio del espíritu, y solo aparece atendiendo a la realidad espiritual, es decir atendiendo al espíritu de las cosas y de las personas, no solo de las personas, y a la resonancia que despiertan.
Muchos seres humanos ya son LIBRES y te liberan; son PORTALES. Tú también tal vez lo seas. Gracias.

Mejor que solucionar los conflictos con hechos que luego sustenten las palabras, sería con palabras y que de ahí se produzcan los hechos

Gracias a las ondas estamos en el tiempo de la comunicación, gracias a Dios.
Hay quien dice que las palabras se las lleva el viento, como queriendo decir que no son importantes o que necesitan hechos, y quizá esto traduce o reproduce una sabiduría práctica.

No negamos desde nuestra ignorancia la posible sabiduría que pueda haber en estas palabras, es decir que las palabras necesitan hechos, algo así como que la palabra en sí misma no tiene suficiente contenido.
Ni desde nuestra ignorancia ni desde nuestra insolvencia ni desde nuestra incongruencia queremos negar esto.
Únicamente, que precisamente desde nuestra ignorancia, nuestra incongruencia y nuestra insolvencia sentimos que el código Tzolkin expresa en el color amarillo algo similar al aire, al viento, y lo sitúa como cuarto movimiento evolutivo, motivo por el cual consideramos que la palabra como expresión del viento es fundamental, y que actualmente estamos en el tiempo de la palabra, de la comunicación, o sea de la expansión de la realidad asociada a la expansión de la conciencia.

Es importante hablar, es importante expresarse, es importante decir, porque une.
Es importante hablar, es importante expresar, es importante decir, porque saca fuera a la realidad visible el programa, y el programa es el amor, no el odio.
De modo que la comunicación va en favor del amor, y la incomunicación o la comunicación de un pequeño grupo en posesión de las claves, va en favor de la fragmentación y finalmente de la dominación, que siempre va unida a la sumisión y al odio, o sea a la guerra.

Estamos en el tiempo de la comunicación, gracias a Dios, porque estamos en el tiempo de la expansión, siendo la expansión el surgimiento de la realidad profunda, no superficial.
Mucha gente quiere que no hables de cosas profundas y te enseña a hablar de temas superficiales. Pero el alma necesita expresión, porque la experiencia es una acumulación evolutiva, que necesita ser expresada, es decir pasar el velo, y la palabra desvela.

Lo único que hace falta a la palabra, es que aun estando equivocada, sea verdadera, es decir proceda del corazón, no del intento de engañar.
Pudiera ser que queriendo engañar dijeras algo verdadero, y pudiera ser que queriendo decir la verdad estés expresando el error en que vives, pero lo importante es que la palabra sea la libertad del corazón, que exprese al corazón libremente, y que una palabra convenza a otra, porque las palabras también son ángeles; son ángeles parteros, que ayudan en el parto, o sea en el nuevo nacimiento.

Por eso quizá sea conveniente no solucionar los conflictos con hechos que luego sustenten las palabras, sino con palabras, y que de esas palabras se produzcan los hechos.

Cuando estás limpiando las emociones, experimentas más libertad y produces a tu alrededor más luz

LA LUNA: Su onda oculta (Extracto del Libro de los Sellos)
La Luna es la onda asociada a la onda del Sol. Es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz.
La Luna es un espejo de la luz del Sol. Recibe y aporta la luz del Sol en medio de la oscuridad.
Y la emoción te construye desde los ojos de Dios, que son las neuronas espejo, como ser humano. Para el ser humano, la emoción es similar al Sol. Es pura luz, pura entrega, algo que hace crecer la vida, que hace prosperar. La emoción es un auténtico tesoro que convierte al ser humano en celeste.

Todos los ocultos de la onda del Sol están en la onda de la Luna. Eso significa que de alguna manera, hablar del Sol, según nos quieren transmitir los sabios maya, es lo mismo que hablar de la Luna, y hablar de la Luna es lo mismo que hablar del Sol. De hecho todas las noches, significando oscuro, negro, dan a luz al Sol. El Sol sale de la oscuridad.
El Sol es luz; la luz no encuentra oscuridad por más que la busque, porque la luz disipa por su propia naturaleza, la oscuridad. Y sin embargo en nuestra dimensión, es decir, como seres humanos, experimentamos muchas veces la oscuridad.
La Luna es simplemente, en el lenguaje de la analogía, la forma en que la luz del Sol se te insinúa a tu libertad y a tu conciencia, para que la dejes aparecer. Por eso es la perfección del Sol (tono 10 de su onda), porque es aquello que hace el Sol amorosamente para llegar hasta ti, que quizá estás aterrado, enfadado, lleno de odio, o simplemente sintiéndote basura o metido en la rutina. Y la luz te busca y te encuentra, y esa es la perfección, porque tu eres luz, y entonces se descubre que la Luna es el Dragón, como transcendencia.
Cuando la Luna es el propósito, dice de alguna manera que es necesario limpiar las emociones; como onda, es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz.
Pero, limpiar las emociones realmente te va a permitir aumentar la libertad (sello oculto el Humano). Entonces, resulta que la libertad está asociada a la luz. Limpiando las emociones estás indirectamente aumentando la luz y directamente, aumentando la libertad.
Es como un cristal. Tu a lo mejor quieres limpiar un cristal para poder ver a través de él. En tu coche limpias el parabrisas para ver a los demás coches, pero realmente lo que estás haciendo es aumentar la luz dentro. Directamente, de forma práctica te preocupas de poder ver al coche de delante, pero indirectamente estás colaborando para que haya más luz.
Esto trasladado a las acciones de cada persona, significa que de alguna manera cuando estás limpiando las emociones, experimentas más libertad, pero produces a tu alrededor más luz.

Es importante, además de relacionar al humano con la libertad y los pensamientos elevados, relacionarle con la colaboración con todo lo existente y muy concretamente con la mujer

CUARTO DÍA DEL CASTILLO VERDE:
El cuarto día del castillo verde es el humano autoexistente. El cuarto tono expresa el cómo, “cómo lograr el propósito”, y el humano significa libertad y pensamientos elevados.

Está bien esa apostilla, que supone decir “libertad y pensamientos elevados” para definir qué es la libertad, porque evidentemente la libertad solo merece tal nombre cuando está asociada a pensamientos elevados, es decir a una elevación en la realidad del ser humano, de modo que la libertad no es la arbitrariedad, ni eres más libre por aterrorizar a los que son más débiles, ni eres más libre por engañar.

El código Tzolkin asocia visualmente, a través de los colores, la libertad con la expansión.
La expansión es un crecimiento, luego es una elevación. La expansión está expresada por el color amarillo, de modo que la libertad es expansión, y solo cuando es expansión estamos hablando de lo que estamos hablando. El desenfreno de los torturadores no es libertad; el sadismo no es libertad, sino esclavitud.
También el hecho de que el humano aparezca como amarillo significa que solamente llegas a ser realmente humano cuando te has expandido.

Solo los sellos amarillos son los que expresan el final transcendente o realización total de un castillo.
El HUMANO EN TONO 13 es la culminación de la luz cumpliendo una misión en forma material, como expresa el primer castillo. De modo que cuando hablamos del humano 4 también estamos hablando de eso.
También necesitamos recordar que el humano es el sello 12, que como tono expresa la actitud de colaboración voluntaria con todo lo existente, y como onda (onda 12, de la semilla) expresa un programa diseñado desde lo óptimo, que es lo que te hace posible expandirte, ser transcendente, ser libre y colaborar con todo lo existente como un voluntario.

La culminación transcendente del segundo castillo es la SEMILLA 13, el programa transcendente que da cumplimiento a lo que se inicia desde el caminante del cielo.
También es transcendente como final del tercer castillo el GUERRERO 13, que podemos ver como la luz interior o kundalini transcendente.
Está asociado al tiempo, porque es el castillo azul. Estamos en el tiempo de encontrar la transcendencia de nuestra luz interior; eso es lo que da inicio a algo con un peso real. Si no integramos el azul, estamos especulando.

En el cuarto castillo también hay una expansión amarilla transcendente que da sentido a la tierra y al voluntario, y es la ESTRELLA 13.
Y en el castillo 5 aparece como transcendente la iluminación del SOL 13.
Todo eso está presente y mucho más en el humano 4, y forma parte de CÓMO vivir el castillo verde.

Quizá hoy es importante, además de relacionar al humano con la libertad y los pensamientos elevados como algo imprescindible para vivir en el castillo verde, relacionar al humano con la colaboración con todo lo existente, y muy concretamente con la mujer; con la mujer en abstracto, con la mujer cercana y concreta, y con todas esas mujeres que se asoman a la ventana de los medios de comunicación mostrando a Isis.
Gracias, Isis.
Colaborar con todo lo existente, colaborar con Isis.

Para el arquetipo humano, tanto para el masculino como el femenino, son imprescindibles los círculos de mujeres donde la mujer se recarga, redimensiona y resitúa en su centro, y con ello resitúa y redimensiona a toda la humanidad

¡Qué horror¡ Ciertamente son imprescindibles, sanadores y fundamentales los círculos de mujeres. Qué horror ver esas niñas violadas y ahorcadas, simplemente por ser parias y mujeres, impunemente, puesto que habían denunciado previamente acosos.

Ciertamente para el arquetipo humano, tanto para el masculino como el femenino, son imprescindibles los círculos de mujeres donde la mujer se recarga, redimensiona y resitúa en su centro, y con ello resitúa y redimensiona a toda la humanidad. Ningún país que permita esto en su legislación merece ayudas de ningún tipo, ni ningún dirigente merece ni siquiera el respeto. Cómo no se les atraganta el desayuno; cómo no les entra diarrea.

Mariam Yehya Ibrahim, madre y embarazada, está condenada a muerte por casarse con un cristiano, aun siendo ella cristiana, hija de madre cristiana y de un padre musulmán que les abandonó.

Cómo puede recibir ayuda económica un país que permite esos crímenes.
Por favor, un poco de respeto a la humanidad.
La ley, además de ley debe ser justa y no consagrar la desigualdad, porque Dios está en cada persona. Ninguna ley puede rebajar a Dios.

Sí, existe pecado, pero el pecado no es la educación de la libertad; el pecado es negar a la mujer la libertad. Lo que une un matrimonio es el amor y no un precio, dote o decisión.
Son imprescindibles los círculos de mujeres.

Dios está en la mujer. Quien va en contra de la mujer va en contra de Dios.
Ya no podemos mirar a otro lado.
Todo está bien.
Padre/madre, perdónalos.

cuando eres voluntario incluso para pasar por el fuego, es cuando te das cuenta de que el fuego es luz

La semilla contiene un programa perfecto para el florecimiento.
También podemos decir que la semilla es el vehículo del florecimiento, es decir una forma en que la realidad transcendente más allá del vehículo se manifiesta.

La aportación a la conciencia que presenta el Tzolkin es que la semilla aparece como integridad en la onda de la tierra. Para que el florecimiento de la semilla sea íntegro necesita de la tierra.
La actitud del voluntario es la que da el sustrato al florecimiento íntegro de la semilla, que necesita el programa perfecto de cada persona y va a florecer de forma íntegra cuando la persona vive la actitud del voluntario.

Esto es importante decirlo en un año 20-14, donde acabamos de traspasar algo que podríamos denominar el espejo, es decir la otra realidad. El 20-12 hemos entrado en el espejo y hemos traspasado la línea que separa las dos realidades.
Es importante decirlo en esta fecha, precisamente bajo el influjo de la gran cruz cósmica, y de la primera luna llena de primavera, donde aparece la nave de Isis, el paso a la libertad y el paso a la resurrección, como unidos en un mismo contenido, porque la semilla es una expresión de renovación constante de la vida, similar al contenido de la nave de Isis.

Pero el voluntario pasa inevitablemente por una prueba, porque si asociamos al amor el gozo, todo el mundo es voluntario. Todas las personas somos voluntarios para gozar sin esfuerzo, sin hacer nada. Para recibir gozo cualquier persona puede ser voluntaria, pero el amor en esta dimensión de la nave de Isis, de la pascua de la libertad y de la pascua de la resurrección, expresa el gozo donde antes ha habido falta de libertad, falta de vida o infelicidad; es pasar de una cosa en la que no estás a otra en la que estás.
El ego también se apunta al gozo. El ego es justamente el sitio donde estás, y el no ego es donde no estás y a donde pasas para ser libre, resucitar y entrar en esa renovación permanente.

La prueba tiene una consistencia donde expresas el amor sin gozo. Incluso cuando la persona no te trata bien, tú la amas, y eso es conocido como amor incondicional.
La experiencia del amor incondicional es parte de la frontera para demostrar que eres un voluntario, y que aquello que rehuías y te llevaba hacia el ego, desaparece.

Hay un ángel con una llama de fuego impidiendo el acceso al paraíso, según una tradición primigenia. Pero eso significa que tú tienes miedo al fuego y te escondes de la luz, y cuando eres voluntario incluso para pasar por el fuego, es cuando te das cuenta de que el fuego es luz.

Por eso es necesario comprobar, ya que aquello que te saca de lo óptimo o te impide estar ahí es un contenido mental de carencia, de miedo, de juicio o de envidia -la envidia es un no reconocimiento de la realidad Dios en ti, que te lleva a desear algo que tiene otro-.
Son contenidos que no expresan la realidad, por eso siempre es importante comprobar, como Tomás, porque las células madre reconocen la realidad, ya que pertenecen a la realidad de lo óptimo.