Onda evolutiva de la luna: Está presente el voluntario

ONDA EVOLUTIVA DE LA LUNA:

Cuando colocamos el Tzolkin en la secuencia de sus ondas, encontramos que la luna, como onda 17, se va a superponer sobre los sellos que en la fila 17 ocupa la tierra. De modo que todos y cada uno de los 13 sellos de la luna van a sumar su contenido a cada uno de las 13 presentaciones del sello de la tierra, en el orden en que aparecen estos sellos numerados por las columnas.

Sabemos que la tierra significa esa alineación voluntaria con el corazón del cielo y el corazón de la tierra, por lo que todo lo relacionado con la entrada en el castillo verde es un acto donde está presente el VOLUNTARIO.
Es decir, al castillo verde no se entra por casualidad, ni a ver qué pillo, ni siquiera por simple curiosidad o porque voy a hacer lo que hacen todos, sino que se trata de la respuesta a un acto donde está presente la conciencia del voluntario, es decir, el voluntario consciente.
Ese voluntario consciente normalmente ha sido probado en la cuarta dimensión, donde la persona no se deja arrastrar por emociones tóxicas, sino que se deshace de ellas, las identifica y las dice “no me interesáis”, “esa persona que actúa por odio, envidia, juicio, etc. no soy yo”, “borro de mi programa todas esas exigencias, revanchas y victimismos”, etc.

COLUMNAS 11 Y 12:
Casi toda la onda de la luna, excepto su tono 13 o transcendencia, se encuentra en la columna 11, asociada al tono 11 de liberación. Quiere decir que la limpieza emocional supone una gran emisión de luz (sol, onda asociada) y una gran liberación. Y cuando se transcienden las emociones (columna 12) se entra en un proceso diferente, de colaboración con el entorno.

ONDA DE LA LUNA: Del 18 al 30 de diciembre. Limpiar las emociones te hace más libre

ONDA DE LA LUNA: Del 18 al 30 de diciembre

Las ondas de la luna y el sol son ocultas entre sí, al ser el oculto de la luna el humano, que es el final de la onda del sol.
La luna significa el agua, las emociones. La onda de la luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto, que es el humano, significando la libertad y los pensamientos elevados, de tal manera que limpiar las emociones te hace más libre.
Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad, es decir no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, y no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.
Consecuentemente, cuando la luna es el propósito, dice que es necesario limpiar las emociones. Es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz. Pero, limpiar las emociones realmente te va a permitir aumentar la libertad.
Resulta que la libertad está asociada a la luz. Limpiando las emociones estás indirectamente aumentando la luz y directamente, aumentando la libertad.
Es como un cristal. Por ejemplo, si quieres limpiar el parabrisas para ver a los demás coches, realmente lo que estás haciendo es aumentar la luz dentro. Directamente, de forma práctica te preocupas de poder ver al coche de adelante, pero indirectamente estás colaborando por que haya más luz.
Significa que de alguna manera cuando estás limpiando las emociones, experimentas más libertad, pero produces en tu alrededor más luz.

INTERPRETACIÓN:
El propósito de esta onda es la luna, es decir la limpieza y depuración de las emociones.
Nos ofrece como regalo la oportunidad de vivir el amor incondicional, limpiando viejos patrones, desde la alegría interior.
La forma de trabajar con las emociones es hacerlo desde la libertad y los pensamientos elevados, sabiendo que tiene un sentido lo que está sucediendo.
Lo que da fuerza es la supresión de patrones mentales e ideas prefijadas que pueden limitar.
En esta onda es fácil, si uno se atreve, la visualización elevada.

La luna representa el agua y la emoción, pero también como sello rojo significa inicio de algo, y al pertenecer a la familia Portal indica que lo que se inicia es un tiempo nuevo para la persona que conscientemente se sitúe ante esa experiencia. Pero también y sobre todo, para las personas que ya están abiertas a los contenidos expresados por el Tzolkin, la luna como onda inicia el castillo verde, es decir la vivencia de lo óptimo, de lo maravilloso, de lo transcendente.
Tiene relación con la emoción y con la conciencia de un tiempo nuevo, pero sobre todo se trata de la posibilidad de que se abra la experiencia de un salto evolutivo, que es algo más que un tiempo nuevo porque supone una modificación incluso corporal; no solo es mental o emocional sino que también hay una renovación que atañe al mundo físico.

Por ese motivo conviene considerar la onda de la luna no solo por sus contenidos de un día más otro día, o de un sello más otro sello, sino propiamente por su contenido evolutivo.

Onda evolutiva del guerrero

ONDA EVOLUTIVA DEL GUERRERO:

La onda del guerrero, en su colocación en el Tzolkin de ondas se va a superponer en la fila 16 a todos los sellos del guerrero, fusionando ambos contenidos, el que aporta la onda con el que aportan las 13 manifestaciones del guerrero.
En esa colocación vemos que el guerrero 1 se sitúa como el guerrero 3 de la onda del mago, de modo que la primera vez que aparece el guerrero lo hace como cumpliendo una misión, que es justamente la característica del dragón, luz cumpliendo una misión, siendo toda la onda del guerrero la culminación de esa misión.

El cruce de su formulación vertical con la horizontal sucede en el guerrero 1, que es la serpiente 10 en el Tzolkin de ondas. De modo que por un lado el propósito del guerrero viene asociado al cumplimiento de una misión, impregnando toda la onda de esa característica, y por otro lado está asociado a la serpiente 10, como expresión de la perfección asociado a la propia luz.
Eso también va a dar una característica y un refuerzo al contenido expresado por esta onda, donde la luz cumpliendo una misión va a emerger en ti como luz perfecta, en la serpiente 10, cumpliendo la misión de llevarte a lo óptimo.

COLUMNAS 10 Y 11:
La onda del guerrero en el Tzolkin tipo ocupa el final de la columna 10 y el comienzo de la columna 11, indicando la perfección y la misión cumplida.
Se reafirma abundantemente como cuatro, siendo la cuarta onda del cuarto castillo y la cuarta expresión de la familia del dragón, que es luz cumpliendo una misión.
El dragón tiene una misión que cumplir y cuando aparece como guerrero es que esa misión ha sido cumplida, y además cumplida perfectamente, y así se aposenta en estas dos columnas, 10 y 11.
El guerrero, en esta posición aparece como la frontera con el castillo verde.

La onda del guerrero ocupa los 5 últimos lugares de la columna 10, que, equiparando los sellos con las ondas, sería como si ocupara las 5 últimas ondas.
La onda 16 es la propia del guerrero, onda amarilla del castillo cuarto, asociado a la cuarta dimensión. La cuarta dimensión es en sí misma una expansión de la conciencia.
Las ondas 17, 18, 19 y 20 expresan el castillo verde.
Mientras, las posiciones 1,2, 3 y 4 de la columna 11 expresan su relación con el castillo rojo, y las posiciones 5, 6, 7 y 8 hablan de su relación con el castillo blanco.
De modo que cuando el guerrero enlaza la columna 10 con la 11, significando el cumplimiento de la misión y la expansión gozosa que atribuimos al tono 11, también está uniendo los castillos amarillo, verde, rojo y blanco, situándose en la frontera donde se inicia el tercer castillo en la novena posición.

Por otra parte, las posiciones 17, 18, 19 y 20 de la columna 10 donde están los primeros kin de la onda del guerrero, que decimos están asociadas al castillo verde, también tienen su traducción, en el Tzolkin de ondas, en el castillo azul que significa el presente y está en forma perfecta, ya que estamos hablando de la serpiente 10, el espejo 10, el mono 10, la semilla 10 y la tierra 10.
Esto nos muestra una de las características no inmediatamente aparentes del guerrero, que es su poder alquímico. Es un guerrero alquímico, que transforma una cosa en otra y cuando hace su labor a la perfección es cuando te introduce en otra dimensión.

Las primeras posiciones en la columna 11, que representan numéricamente al primer y segundo castillo, en las filas 1, 2, 3 y 4 (primer castillo), y 5, 6, 7 y 8 (segundo castillo), hacen aparecer en el Tzolkin de ondas al mono 11, semilla 11, tierra 11, perro 11, noche 11, guerrero 11, luna 11 y viento 11. Es decir, transforman a través del cumplimiento de la misión en forma oculta, el gozo vibracional del 11, que te introduce en el castillo verde a través de ese gozo.
Por eso el guerrero tiene algo del alquimista transmutador.
De esta manera, la figura del guerrero aporta todos esos atributos a su expresión, a su esencia y a su arquetipo.

Onda del guerrero: El propósito es encaminarte a la expansión, que te permite el acceso al quinto castillo

ONDA DEL GUERRERO (Del 5 al 17 de diciembre):

La onda del guerrero es la cuarta onda del cuarto castillo, y también la cuarta presentación en la familia cardinal (dragón, enlazador, mono y guerrero).
Como vemos está muy asociado al 4, que ya sabemos es el programa diseñado en dimensiones superiores dispuesto a florecer, como la semilla (sello 4) y la luz del sol (onda 4).
El cuatro también está asociado a la cuarta dimensión, estando la onda del guerrero justo en la frontera entre la cuarta y la quinta dimensión.
Representa el final de algo, dando paso a lo óptimo.

El Guerrero cuestiona la realidad y promueve la expansión de la conciencia. No acepta las imposiciones ni sigue las rutinas. Su arma es la luz y su reto es integrarla en la Tierra, que es el tono 2 de la onda.
El propósito, al ser una onda amarilla, es encaminarte a la expansión, que en este caso es la que te permite el acceso al quinto castillo. El Guerrero nos encamina a la Estrella, el ser celeste que trae abundancia y prosperidad; lleva a la armonía, a la belleza, elevando a los pares o sea a nuestro prójimo, al cielo. La Estrella como onda está en el castillo verde y la frontera del castillo verde es el Guerrero.
El castillo verde es el espacio entre la Estrella como sello, en un nivel transcendente, o sea Estrella 13, y la Estrella como onda, siendo el acceso a esa Estrella el Guerrero. Tiene tres herramientas: la alineación de la Tierra, el amor incondicional y el ensueño, que son las ondas del cuarto castillo.

TONOS DE LA ONDA:
La expansión de la conciencia lleva, de forma transcendente, a la armonía, a la abundancia y a la co-creación de la sociedad celeste aquí en la tierra (estrella, tono 13). Ser nosotros mismos, desarrollando el programa interior (semilla, tono 9), nos da fuerza para alcanzar esa transcendencia.
Lo que nos desafía y a la vez hace avanzar (tono 2, tierra) es la alineación cielo y tierra con nuestro interior, descubriendo nuestra faceta de voluntario y cuidando a la tierra como a nuestro cuerpo. De esta manera, la liberación (tono 11, enlazador) se consigue con el desapego mental, físico y material.
Como es obvio, en esta onda da fuerza a la expansión de conciencia el sol (tono 5), es decir la luz.
Pero la expansión de la conciencia se consigue mediante los grandes cambios transformadores (tono 4, tormenta).
También hay que destacar en esta onda la facilidad para expresar verbalmente y canalizar, desde un punto de vista espiritual (tono 7, viento).

Onda evolutiva de la noche

ONDA EVOLUTIVA DE LA NOCHE:

La noche es el número 3 como sello, con lo cual asocia ya de entrada la noción del servicio. Como onda es la 15, incorporando los contenidos del águila, que es el sello 15. La onda 15 se va a situar sobre los sellos que ocupa el sello 15 del águila.
La visión del águila también es azul y por tanto una experiencia vivencial. En sí, el sello del águila aparece como transcendencia en la onda de la noche, que expresa el servicio, de tal manera que le aporta el contenido de servicio transcendente a la humanidad.
Por eso la visión en este caso no significa que necesites gafas para corregir la miopía o la presbicia, ni tampoco que veas muy bien las cosas materiales de esta dimensión, sino que se trata de una experiencia vivencial, es decir, algo que te transforma y ayuda a expandir tu conciencia, y es precisamente a través de las cosas que ves.

La noche significa ver cómo suceden cosas maravillosas a las personas que te rodean, o sea, visualizar. La noche es ensoñar la abundancia y visualizar, pero no porque tengas la abundancia delante de ti, sino porque tu actitud como ensueño te lleva a situarte en una dimensión posible donde lo que sucede es maravilloso para todos.
Es un servicio, porque es algo intencionado. Y también es un ver porque se trata de formar mentalmente esas imágenes. Por tanto, son imágenes que nacen del amor incondicional.

Cuando la noche como propósito, noche 1, se sitúa en la fila 15 donde están los sellos del águila, aparece el águila 2, que es el 2 de la onda del mago, que también es un 2.
La onda del mago contiene algo donde tú estás respondiendo a la propuesta del Tzolkin contenida en la primera onda, de cómo desde la solidaridad entras en el cielo. Entonces, el águila 2 es parte de la respuesta que emocionalmente das: “sí quiero”, “quiero que se realice”. Y como regalo desde la onda del mago tienes, en el águila 2, la apertura de la visión de la maravilla.
Por eso en todo el ensueño contenido en la onda de la noche, entre las vivencias experienciales encontramos unos regalos. Soñar la abundancia y ver la maravilla para las demás personas desapegadamente trae un regalo al alma, porque sana la visión; aparta los ojos de mirar desde el odio, el miedo, el abuso y el engaño, y lo sitúa en la visión de la maravilla.

COLUMNA 10:
La onda de la noche transcurre en el Tzolkin tipo en la columna 10, cuyo contenido fundamental es la expresión del tono 10 como perfección, que a su vez viene de la expresión del amor incondicional.
El ser humano, cuando actúa desde los contenidos del tono 10, no está significando que sea un virtuoso en alguna disciplina, sino que la perfección del Tzolkin es la del amor incondicional, lo que a su vez supone que has ido haciendo una evolución desde el propósito, tono 1, hasta el tono 10.

Como onda, el 10 significa que en tu evolución has llegado al nuevo nacimiento, deshaciéndote de los engaños del depredador y del ego, despojándote del miedo y del juicio, y te encuentras en el espejo, en la vivencia del “tú eres otro yo” y en la realización de la ley del amor.
Esa es la perfección que expresa el 10.

Una de las formas donde esto se vivencia experiencialmente es desde la onda de la noche. Como onda azul indica que es algo que SUCEDE, o sea una vivencia experiencial. No es algo que dices o que pone en un libro, ni una teoría o posibilidad, sino una realización y una experiencia. Por eso la onda de la noche es azul.

Así, aportando contenido a la onda de la noche, tenemos el servicio, el amor incondicional, la ley del amor y también la visión del águila.

El lugar donde se cruzan las dos ondas, es decir cuando la onda de la noche transcurre en el Tzolkin tipo en la columna 10 y cuando la onda de la noche se sitúa en los sellos del águila, se produce en el águila 13, que es esa visión transcendente que completa el servicio que existe en el ensueño.