12 abril 2019: En este día aparece una oportunidad para trascender las emociones, en consonancia con el año maya

12 abril 2019. LUNA Cósmica 13. Onda de la Tierra. Caminante del Cielo 9 y Caminante del Cielo 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Noche.

En este día aparece una oportunidad para trascender las emociones, en consonancia con el año maya. Es por lo tanto una segunda oportunidad de entrar con intensidad en las emociones, de conocerlas, aceptarlas e integrarlas, recuperando, como si de una recapitulación se tratara, la energía perdida en bloqueos, traumas y malentendidos.

Lo que sentimos nos da una idea de qué tenemos pendiente y de lo que estamos experimentando.
Lo que ha sucedido ha tenido un sentido, pero este es el momento de colocarlo, dejando marchar lo que ya no sirve, para permitirnos entrar en otra etapa o ciclo evolutivo.

La luna está elevada respecto a la tierra, y esa es hoy la propuesta, elevar nuestras emociones, para disfrutar del proceso de elevación.

Gracias. Bendiciones.

Hay un camino de la tierra al cielo (año maya luna 13)

Hay un camino de la tierra al cielo, porque hay un camino de la tierra a la luna. En el mundo simbólico hay un camino de la tierra a la luna, que es lo mismo que decir que hay un camino de la tierra al cielo, porque la luna está en el cielo para cualquier persona que está en la tierra.

En el mundo simbólico de los mayas aparece un camino que une la tierra y el cielo. Esto sucede en la onda 13, que es la onda de la tierra, cuyo final es la luna como tono 13.
También en las vivencias del viejo mundo Jacob nos habla de una escalera al cielo por donde bajan los ángeles. Sucede justo cuando Jacob se transforma en Israel, mostrando cómo esa escalera que comunica arriba y abajo transforma a la persona. La forma en que Jacob expresa ese cambio es asumiendo el nombre de “fuerte con Dios”. Nos está indicando que esa transformación, que de alguna forma es un despertar, es fundamental, porque en el lenguaje de acierto y fracaso, o éxito y pérdida, la debilidad no es éxito y tampoco es acierto. Solo es acierto la debilidad que se transforma en fuerza. La experiencia de la debilidad para Jacob se transforma en “fuerte con Dios”.
Todo el mundo puede verlo. Todo el mundo puede verlo. Todo el mundo puede verlo.

En el mundo maya el propósito de la tierra que te lleva a la luna como forma trascendente, nos sitúa ante la onda 13. Nos está diciendo, con esa asignación al 13, que estamos ante la trascendencia.
La escalera que une la tierra y el cielo, o la tierra y la luna, es trascendente. ES LA TRASCENDENCIA. Es la onda 13, que significa trascendencia.

Nadie puede acceder a la trascendencia sin transitar por ese TAO que muestra la onda 13. Comienza con el voluntario para llegar al agua cósmica, que es justo el año en que estamos. Estamos en el año del agua cósmica, que se inicia con el voluntario. Se inicia en tu pasado. Aunque no te hayas dado cuenta, el asunto ya se ha iniciado. Ya estás en ese camino. Borramos el “ya”; estás en ese camino.
Eso quiere decir que, aunque quizá no estés en ese camino, está abierto para ti. El asunto está abierto para ti. Es importante saberlo, porque el camino está hecho para ti, porque tu lugar está en la trascendencia.

Sencillamente estamos hablando de este año. Sencillamente, estamos hablando de ti. Sencillamente, hoy hemos enviado una sonda al sol. Sencillamente la humanidad como arquetipo está dialogando muy conscientemente con la luz.

Gracias. Bendición. Elige ser feliz. Sí, elige ser feliz, para que todos puedan ser felices.

26 julio 2018: La luna está asociada al agua, a las emociones, a los ancestros y a los genes. Va acompañada del tono 13, que es el último tono e indica trascendencia

26 julio 2018. LUNA Cósmica 13. Onda de la Tierra. Caminante del cielo 9 y Caminante del cielo 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Noche

Comenzamos en este día el año maya 2018, dejando atrás a la semilla 12 de la onda del caminante del cielo, que nos ha acompañado estos 12 últimos meses. Sin embargo, el caminante del cielo seguirá presente este año maya 2018, esta vez de forma evolutiva, proponiendo explorar caminos y superar límites para expandir la conciencia.

La luna está asociada al agua, a las emociones, a los ancestros y a los genes. Va acompañada del tono 13, que es el último tono e indica trascendencia. Por lo tanto es un año para conectar con las emociones, pero a nivel trascendente, encontrando cómo nos nutren, acompañan, aportan y dan vida.
Además, la tradición de los abuelos complementa esta información con la noche 6, en la columna resonante, que propone ir visualizando la nueva realidad, para ir co-creándola con el apoyo de dimensiones superiores.

El agua baja desde el cielo de manera visible en forma de lluvia, pero luego se eleva en silencio, sin ser vista, reincorporándose a las nubes. Tenemos dos momentos que son complementarios para conectar con este agua, uno en lo visible y otro en lo que no se ve a simple vista, porque pertenece a otro plano y está asociado a lo subconsciente. El agua, al bajar, está permitiendo el acceso al inframundo, a lo oculto, para poner luz y liberar. Y cuando el agua sube, tenemos la posibilidad de adherimos al proceso de elevación, donde el agua nutre y es fuente de vida.

Un nuevo ciclo comienza y nos permite acompañarle, escribiendo en sus páginas en blanco.
Gracias. Bendiciones.

8 Noviembre 2017. el voluntario llega al final de su proceso cuando transciende sus emociones, que dejan de ser una carga para convertirse en una puerta de acceso

8 Noviembre 2017. LUNA Cósmica 13. Onda de la Tierra. Caminante del Cielo 9 y Caminante del Cielo 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Noche

Hay emociones transcendentes y elevadas, que representan la puerta del cielo (comienzo castillo verde). Solo es necesario un trabajo interior de limpieza, como con el agua, eliminando hechizos, egos y miedos que distorsionan y nos hacen pensar que el problema y el agresor está fuera, en vez de mirar en el interior.
Así, el voluntario, en busca de su lugar de poder (onda de la tierra), llega al final de su proceso cuando transciende sus emociones, que dejan de ser una carga para convertirse en una puerta de acceso.

Nada sobra y nada falta. Solo hay que aceptar, colocar e integrar. Estamos transcendiendo la dualidad, superando las parejas bueno-malo, víctima-agresor o correcto-incorrecto.
Este día es un principio y un final donde todo se puede materializar, a partir de la luz (color rojo en kin y evolutivos).

Buen día.
Gracias. Bendiciones.

21 febrero 2017: la luna y la tierra nos enseñan cómo encontrar el camino del cielo, y es eligiendo el camino del corazón

21 febrero 2017. LUNA Cósmica 13. Onda de la tierra. Caminante del Cielo 9 y Caminante del Cielo 6. Nawal 6 akabal.

En este día confluyen la luna, la tierra y el ser humano. La luna 13 es la transcendencia en la onda de la tierra y en su interior está el humano (humano sello oculto).
La tierra y el humano son ondas asociadas (los ocultos de una se encuentran en la otra onda, y viceversa), por lo que el tzolkin corrobora que la tierra acompaña al ser humano en su evolución. Pero la transcendencia solo se logra, desde la tierra, al limpiar las emociones (luna), transformando egos, miedos, etc. en emociones elevadas y positivas, que son las puertas del cielo y lo óptimo (la luna comienza el castillo verde).
Sentir con intensidad no es un lastre ni un castigo, sino una gran oportunidad, que hay que saber aprovechar.

De forma evolutiva, la luna y la tierra nos enseñan cómo encontrar el camino del cielo (el caminante del cielo está en los dos evolutivos de hoy), y es eligiendo el camino del corazón. El cerebro del corazón marca el camino, más allá de patrones mentales limitantes, inercias, rutinas o de la seguridad que proporciona lo únicamente racional.
Estamos en un gran ciclo de evolución y ascendencia.

Gracias. Bendiciones.

6 de junio. Siempre hay alternativas a explorar. No dejemos de buscar el gozo

río en la montaña s
6 de junio. LUNA Cósmica 13. Caminante del Cielo 9 y Caminante del Cielo 6 en el Tzolkin evolutivo.

Llegamos al final de la onda de la tierra, que es la primera del cuarto castillo.
Es posible que en este ciclo hayamos vivido experiencias en relación con nuestra disponibilidad para ser “voluntario”. Quizá se hayan presentado contrariedades e imprevistos, inicialmente con apariencia de “insalvables”, aunque luego posiblemente se hayan ido resolviendo.

El cuarto castillo se asocia con la cuarta dimensión, que está entre la tercera y la quinta dimensión. Es un periodo de transición, en el que podemos sentir ya la energía de la quinta dimensión, pero todavía tenemos mucho que soltar. En ocasiones podemos sentirnos con una gran dicha y gozo, como sintiendo lo nuevo que está por llegar, pero otras veces miramos para atrás, añorando la seguridad de lo conocido, o entrando en conflictos y emociones que ya creíamos superados.

Precisamente hoy es un día para observar atentamente nuestras emociones. ¿Sabemos cuáles son nuestras heridas?, ¿lo que sentimos cuando las tocan?
Hoy tenemos de nuevo la posibilidad de cambiar, ante una crisis, nuestra reacción o actitud, transmutando las emociones.
En ocasiones solo es necesario tomar conciencia de una emoción para liberarla. Otras veces es necesario pedir perdón para encontrar la paz interior. A veces tenemos que centrarnos y contar hasta 10 para no perder la ecuanimidad. En algún caso nos toca dedicar atención de forma repetitiva hasta de repente dar con el quiz de la cuestión.

En estos momentos es posible cambiar las rutinas y dar un giro a nuestra forma de vivir y sentir la vida.
Siempre hay alternativas a explorar. No dejemos de buscar el gozo.
Ánimo caminantes

Gracias y perdón.

19 de septiembre. Si somos voluntarios para colaborar en el salto evolutivo de la humanidad, podemos confiar en lo que está sucediendo.

19 de septiembre. LUNA Cósmica 13. Caminante del Cielo 9 y Caminante del Cielo 6 en el Tzolkin evolutivo.

Finalizamos la onda de la tierra, alcanzando el alineamiento con el corazón de la vida al transcender las emociones.

Para seguir evolucionando podemos requerir la interacción de personas que, como voluntarios, toquen nuestras heridas. Este suele ser el desencadenante para experimentar y finalmente transmutar o integrar los bloqueos emocionales.

Desde el punto de vista evolutivo, la exploración de alternativas diferentes saliendo de nuestro área de confort activa en este día las células madre, que restauran nuestro cuerpo, y las neuronas espejo, que restauran la malla que une a todas las personas.

Si somos voluntarios para colaborar en el salto evolutivo de la humanidad, podemos confiar en lo que está sucediendo. Todo tiene un sentido.

Gracias y perdón.