14 junio 2018: Nuestras manos están preparadas para abrazar y sanar, para acariciar y actuar, y también para materializar el perdón

14 junio 2018. MANO Planetaria 10. Onda del Espejo. Serpiente 7 y Perro 8 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 3 Dragón.

La acción perfecta y la impecabilidad en la acción tienen su origen en el amor (sello 10, perro, asociado al amor incondicional), es decir, dependen de la actitud o posicionamiento interior y no solo del resultado.
Más allá del espejo (onda del espejo), donde la energía es más importante que la forma, la acción es plenamente vibracional, siendo sus efectos sanadores.

Nuestras manos están preparadas para abrazar y sanar, para acariciar y actuar, y también para materializar el perdón.
Aprovechemos nuestros dones y nuestra vibración, cada vez más sanadora.
Gracias. Bendiciones.

27 septiembre 2017: La forma de entrar plenamente en el presente, con conciencia, dedicando toda nuestra energía a lo que hacemos, es soltar los daños del pasado

27 septiembre 2017. MANO Planetaria 10. Onda del Espejo. Serpiente 7 y Perro 8 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 3 Dragón.

Para sanar algo hay que aceptarlo y también amarlo. Si no nos gusta mirarlo ni queremos profundizar en ello, el camino se hace mucho más largo. No quiere decir que sea imposible, porque tal vez alguien de nuestra familia, clan o sociedad nos eche una mano y lo solucione. Tampoco es necesario resolverlo inmediatamente, pero es algo que existe y quizá, desde el subconsciente, esté llamando la atención hasta que lo atendamos.

Quizá eso que llamamos “problema” tenga un tesoro escondido, para ofrecernos cuando entramos en él.
Quizá ni siquiera se trate de un problema, sino de algo no entendido o no colocado.
Por eso, cuando reconocemos los errores cometidos en relación al amor, algo se libera y coloca.
Puede ser algo pequeño o grande, importante o no, reciente o lejano, relacionado con nosotros o con los demás. El resultado es siempre muy liberador.

La forma de entrar plenamente en el presente, con conciencia, dedicando toda nuestra energía a lo que hacemos, es soltar los daños del pasado.

Gracias por estar ahí. Bendiciones.
Estamos aprendiendo a amar. Perdón por mis faltas en relación al amor.

10 enero 2017. Tenemos mucho que agradecer y mucho que perdonar, y también mucho que reconocer en relación a nuestras faltas al amor

10 enero 2017. MANO Planetaria 10. Serpiente 7 y Perro 8 en el tzolkin evolutivo. Nawal 3 Imox.
Es un día perfecto (tono 10), para vivir y realizar nuestros proyectos, creando realidad de forma amorosa.
Si estamos conectados y alineados con el cielo y la tierra, podemos recibir sanación e información desde dimensiones superiores (columna resonante). Es una forma de “canalizar”, “traer” o “bajar” energías celestes, conectando cada vez más las dos realidades, para vivir el cielo en la tierra.

Tenemos mucho que agradecer y mucho que perdonar, y también mucho que reconocer en relación a nuestras faltas al amor.

Gracias por estar ahí, a los seres de luz y a los que nos acompañan aquí en la tierra.
Perdón por en ocasiones no dar el 100%. Siempre hay miedos e inseguridades, aunque cada vez menos.

25 de abril. Caminamos hacia un nuevo mundo que nosotros estamos creando, con la oportunidad de darnos la mano

Árboles dándose la mano s
25 de abril. MANO Planetaria 10. Serpiente 7 y Perro 8 en el Tzolkin evolutivo.

¿Cómo estamos relacionándonos con el entorno?, ¿hacemos todo lo que podemos, con “impecabilidad”?
Venimos a tomar conciencia de lo que somos y hacia dónde vamos, de forma individual y colectiva, como humanidad, y para ello interactuamos con las personas y nos relacionamos con el entorno.
Todos estamos inmersos en el mismo proceso evolutivo, incluyendo a las piedras, los árboles, la madre tierra y a nuestros hermanos los seres humanos. El “tú eres otro yo” nos une con todos y todo, percibiendo de otra forma la realidad.
Caminamos de forma conjunta hacia un nuevo mundo que nosotros mismos estamos creando, con la oportunidad de darnos la mano unos a otros, compartir, aportarnos mutuamente y pedir perdón cuando faltamos al amor.

Perdón por no estar siempre a la altura de las personas que se acercan.
Perdón por descuidar en el amor a los seres que no son tan cercanos.

Hoy tenemos la oportunidad de recargar nuestras pilas físicas, activando las células madre al dedicar atención a nuestro cuerpo y a la energía vital. El cuerpo, como la madre tierra, agradece cualquier acercamiento y valora la intención.

Yo soy otro tu, y tú eres otro yo. Quiero vivir.

8/8/8 Es el momento de que los seres humanos abandonen excusas y ocupen su lugar, desde lo que son y lo que sienten

8/8/8 MANO Planetaria 10. Serpiente 7 y Perro 8 en el tzolkin evolutivo.
Estamos en el décimo día de la onda del espejo, donde llega a su máxima perfección el “tú eres otro yo” del espejo, y tanto las fisuras como la luz se contemplan en el otro.
Es el momento para pedir perdón por nuestras faltas al amor, de forma concreta, y así restaurar la malla que une a todos los seres humanos.
Las fronteras dimensionales se estrechan cada vez más, a la vez que aumenta la vibración y luz del planeta, impulsando a los seres humanos para que ocupen su lugar, desde lo que son y lo que sienten.
Ya no sirven las excusas, puesto que está en nuestras manos.
Gracias y perdón. Mucho amor en este día.

Meditación ondas espejo y mono: Mano 10 – Mago 4

Mano 10 – Mago 4
La onda del espejo, onda 10, que también significa perfección y amor incondicional, presenta en su tono 10 a la Mano 10, como perfección y amor incondicional, que es lo expresado por el tono 10 de cada onda, algo que no se sitúa en un pensamiento ni pertenece al mundo de la forma.
La perfección no es una forma ni un pensamiento, ni siquiera una emoción, sino que la onda que expresa la perfección y el amor incondicional, donde se sitúa la plena expresión de la ley del amor del “tú eres otro yo, y yo soy otro tú”, presenta la perfección como una acción, ya que sitúa como tono 10 a la mano, que significa hacer.
También sitúa como perfección algo que expresa que estás dando contenido al tiempo, porque la mano es de color azul. Así la perfección de la perfección, o sea el tono 10 de la onda 10, se expresa como una acción que da plenitud al tiempo, o como un tiempo que ha sido llenado de una acción perfecta, porque es amorosa.

La perfección es un tiempo amoroso y una acción amorosa. La perfección es un hacer y es un vivir, que es aprovechar la oportunidad que expresa el tiempo, posiblemente para hacer bien. Sin embargo el Tzolkin y el ser humano es más complejo que una formulación.
El ser humano tiene muchos niveles, muchas capas de profundidad o de expansión desde un núcleo, de modo que aparece incluso como contradictorio. Podemos encontrar que para una persona despierta, es decir cuya conciencia está despierta interrogando, como un guerrero, lo contradictorio es muy bueno, porque rompe esquemas y la rigidez de lo correcto.
Muchas veces lo hecho desde el corazón necesita romper lo correcto social, y así encontramos que lo expresado por la mano 10 también tiene otra visión, que es la de la realidad oculta, que en este caso sabemos que proviene del ensueño, ya que la fuerza que va al encuentro del propósito expresado por el espejo se inicia en sentido inverso en la noche 13.

La confluencia producirá el mono 1, pero el asunto se inicia en la noche 13, al mismo tiempo que en el espejo 1. Y quizá entonces sea un momento oportuno para dar más consistencia a la doble propuesta del doble Tzolkin evolutivo, donde el movimiento no es del 1 al 20 en sentido vertical siguiendo los sellos, sino del 1 al 13 en sentido horizontal siguiendo los tonos de la onda, encontrando dos visiones que van a hablar del mismo lugar en el Tzolkin.

La secuencia de los 260 kines en el Tzolkin va del primer sello, dragón, al sello veinte, sol, siempre en ese mismo orden y en sentido vertical.
Al colocar esa misma secuencia en sentido horizontal ocupando las 13 columnas, el orden de los sellos sigue inalterable, pero ahora aparecen dibujadas las 20 ondas en lugar de los 20 sellos, encontrando el primer kin evolutivo en el mismo lugar donde estaba el kin en el otro Tzolkin.
El otro Tzolkin evolutivo se obtiene a partir de la nueva posición del kin.

Es decir, el primer kin evolutivo se obtiene viendo lo que aparece en la ubicación habitual. Por ejemplo la mano 10, kin 127, está situada en la fila 7 y la columna 7, y al colocarlo según las ondas aparece la SERPIENTE 7.
Y si colocamos directamente la mano 10 en el Tzolkin evolutivo, aparece en la fila 10 y la columna 10, desplazándose en esta nueva posición al lugar del PERRO 8, kin 190.

Es un poco farragoso y redundante, pero para la comprensión de lo que decimos es necesario tener claros estos conceptos.

De hecho en este caso resulta esclarecedor porque es muy visual lo que sucede, ya que tanto el 7, que expresa la resonancia, como el 10, que expresa la perfección, comparten contenido, ya que el 7, que es canalizar, expresa actuar sin doblez y sin estrategia, y el 10 de la incondicionalidad también supone una forma donde no tiene cabida la estrategia del ego hacia el poder, y las dos líneas, la columna 7 y la horizontal 10 se van a unir justamente en el lugar del nuevo nacimiento.
De alguna manera la resonancia y el amor incondicional se traducen, y actuando resonantemente accedes al salto dimensional, y actuando incondicionalmente accedes al salto dimensional, o sea al nuevo nacimiento. Pero no son el nuevo nacimiento, que sucede después. Esto es previo y tú puedes intervenir en ello, pero en el salto dimensional no intervienes.

El Tzolkin evolutivo permite añadir dos nuevos enfoques al mismo contenido.
Respecto a la SERPIENTE 7, la mano 10 necesariamente es el resultado resonante de la fuerza resucitadora expresada por la tormenta (onda de la serpiente 7). Evidentemente no habría perfección en algo que no supusiese una reconstrucción plena de la vida como expresa la tormenta, es decir si esa acción fuese una “buena acción”, pero no fuese perfecta, únicamente hubiera sido un empujoncito vital, pero para recibir el calificativo de perfecta además desde la ley del amor y la perfección, necesita algo que contiene la tormenta como hecho milagroso, resurrección.
De hecho, recordamos que la tormenta es la onda 7 y la mano es el sello 7. En los dos hay resonancia porque hay 7, pero la conexión de la pareja de ocultos viento-tormenta con el corazón amoroso del cielo o de la realidad es importante tenerla presente, porque se encuentra en toda acción que exprese la mano 10, la sanación desde el amor del in lak’ech.

También encontramos que asociar la serpiente 7 con la mano 10 significa que es una canalización de la luz, interior, y que solo cuando la persona ha despertado esa luz interior y se presenta como canal, recibe esa consideración de mano 10. No hay especulación, solo hay entrega.

La otra visión de la mano 10 está expresada por el PERRO 8, de la onda de la noche, que vuelve a dar otra visión a lo expresado por el tono 10 de la onda 10, al ser el sello 10. De alguna manera vuelve a hacer presente la referencia a la perfección y al amor incondicional, en este caso asociado al ensueño y a la característica que tienen los tonos 6 y 8 de aparecer como puertas dimensionales, es decir la vivencia del ensueño desde la integridad del amor incondicional también está presente en la mano 10 como una puerta. Entonces, esta visión te indica cómo puedes entrar en la mano 10, y es a través del ensueño.
Claro, sabemos que la mano 10 tiene una relación con el ensueño transcendente, expresado por la noche 13, y en este caso te sitúa como cerca esa posibilidad, revisando tu integridad, cuando haces algo tan fácil como es ensoñar.

De modo que la serpiente resonante está hablando del despertar de tu luz en forma resonante como algo que va a dar fuerza y a hacer real la mano 10, y también la integridad, cuando cierras los ojos y entras en el ensueño. Por eso estas dos actitudes son evolutivas.

Un kin expresa algo, pero al ampliarlo en forma evolutiva con otras dos posibilidades que también expresan ese mismo sello posicionalmente, lo que estamos creando es un plano donde se desarrolla un camino; es un aterrizar el contenido del sello.
Cuando además le añades el contenido de su oculto estás creando un volumen, un tetraedro, porque tienes tres puntos y el oculto es un cuarto punto que traduce otra dimensión, la dimensión interior.

Por eso al hablar de la mano 10, necesitamos hablar de una actitud interior donde aparece el mago. El mago 4 expresa el cómo del mono, pero en sentido inverso lo que expresa es el 10 desde la noche transcendente. El mago 4 es la perfección que contiene la noche transcendente. Por eso es imprescindible situar en la mano 10 la aportación del ensueño y reconocer cómo simplemente abriendo un diálogo interior, puedes modificar cualquier situación, sanar cualquier situación, producir una resurrección en cualquier situación.

Puedes, y cuando tú puedes, todos podemos.

6 de marzo. MANO 10.

MANO 10. Serpiente 7 y Perro 8 en el Tzolkin evolutivo.
En este día es posible la sanación amorosa en grado máximo.
Si lo necesitamos, pidamos con respeto y humildad.
Estemos abiertos a las transformaciones y a las ayudas que podamos recibir … y disfrutemos de las “caricias” que nos proporciona la vida.
Resonemos

In lak’ech. Yo soy otro tú, tú eres otro yo