4 julio 2018: Lo que sucede en nosotros y en nuestro entorno es importante y hay que dedicarle atención. Es nuestro “trabajo” o “misión” más importante

4 julio 2018. MANO Autoexistente 4. Onda de la Semilla. Enlazador de mundos 8 y Humano 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 10 Dragón.

¿Qué es la sanación?, ¿qué es lo que está enfermo en nosotros? Hablamos del cuerpo, pero es posible que solo sea un reflejo de todo lo que llevamos con nosotros, de nuestros ancestros o de experiencias de vidas anteriores.
En cualquier caso, posiblemente la palabra “enfermedad” no sea la adecuada. Si no existen los problemas, de alguna forma tampoco existen las enfermedades.

Lo que sucede en nosotros y en nuestro entorno es importante y hay que dedicarle atención. Es nuestro “trabajo” o “misión” más importante. Pero por favor, escuchemos a nuestro cuerpo antes de ponerle una etiqueta. Atendamos lo que necesita y lo que pide, porque está acompañándonos como un voluntario en esta encarnación.

Prestemos atención al presente, a lo que ocurre, a lo que sentimos y a lo que hacemos. Es importante para crecer y florecer (onda semilla).
Gracias. Bendiciones.

17 octubre 2017: Quizá creíamos que íbamos a dirigir un proceso sanador en los demás, pero somos nosotros los que tenemos que entrar en el proceso y transmutar

17 octubre 2017. Mano Autoexistente 4. Onda de la semilla. Enlazador de mundos 8 y Humano 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 10 Dragón.

En esta onda de la semilla estamos hablando de crecer y florecer mediante la conexión con lo que somos, desarrollando nuestros dones.
La forma de hacerlo, según indica hoy con el tono 4 el Tzolkin, es a través del trabajo interior, sanando bloqueos personales, familiares o sociales (mano).
Es decir, para crecer y florecer no hace falta “hacer” o “conseguir”, sino liberar, desbloquear y fluir en el momento presente. Es una forma de “realizar” o “materializar”, pero desde nuestro interior y no desde el exterior.

La sanación y el crecimiento pertenecen a la esfera de lo personal. Incluso para sanar en esta época de salto evolutivo algo social o colectivo, la forma de hacerlo es trabajando en lo personal.
Quizá creíamos que íbamos a dirigir, coordinar o guiar un proceso sanador en los demás, colaborando así en el proceso evolutivo, pero todavía tiene más importancia, alcance e implicaciones, ya que somos nosotros los que entramos en cada proceso, liberando y transmutando, permitiendo que las nuevas energías se instalen en la tierra, en la vida diaria de todo el colectivo.

Todo el proceso está diseñado desde dimensiones superiores.
Gracias y perdón.

30 enero 2017:La evolución de una persona crea un camino que puede ser seguido por los demás

30 enero 2017. MANO Autoexistente 4. Onda semilla. Enlazador 8 y Humano 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 10 Imox

¿Cómo podemos crecer y florecer, desarrollando así nuestro programa interior, que ha sido creado en dimensiones superiores? Nuestros dones tienen sentido si somos capaces de expresarlos y compartirlos, y no si se quedan ocultos en nuestro interior.
Cada persona es única, con una forma de ser, sentir e interactuar que la individualiza.
Nuestra propia verdad tiene que ser transmitida al resto, como si fuera una pieza de un gran puzzle, donde cada una de las piezas tiene un sentido.

El Tzolkin propone en este día la impecabilidad de la acción (sello mano), cuidando lo que hacemos, es decir, la sana-acción. No se trata de entrar en la acción como forma de resolver o superar los problemas, sino de actuar en conexión con lo que sentimos, con conciencia, entrando en el presente (color azul).
También es el momento, si así lo sentimos, de reconocer nuestras faltas respecto al amor. ¿Cuándo hemos hecho o dejado de hacer algo, desconectando de nuestro corazón?
Los errores nos ayudan a avanzar, pero siempre que actuemos con conciencia. Somos perfectos, dentro de nuestra imperfección.
La evolución de una persona crea un camino que puede ser seguido por los demás.

Gracias por estar ahí.
Perdón por todas las veces que no he estado totalmente presente

15 de mayo. La vida no es una carrera de productividad. Estamos sanando lo individual y lo colectivo

flores s
15 de mayo. MANO Autoexistente 4. Enlazador de mundos 8 y Humano 7 en el Tzolkin evolutivo.

La forma de SER uno mismo, permitiendo al programa interior que se desarrolle, es mediante la buena-acción, la sana-acción o la impecabilidad en la acción.
No se trata de “hacer” mucho, esforzándose, sino de posicionarse de forma adecuada, con acciones conscientes y concretas, observando y sintiendo para sanar así memorias pasadas.

¿Por qué hay personas que van corriendo a todos los sitios?, ¿por qué a veces sentimos que no podemos parar?, ¿sabemos qué es lo que estamos “haciendo”?
Estamos en tiempos de consciencia y tiempos de perdón, donde es posible conectar con el ser superior, doble etérico, alma o como lo queramos llamar.
La vida no es una carrera de productividad. No hay premios para los que más “hagan”.

Cuidemos nuestra acciones, desde dónde y hacia dónde están dirigidas.
Centremos nuestra atención en lo que estamos viviendo en cada momento. Estamos sanando lo individual y lo colectivo, el pasado y el presente para preparar el futuro.

De forma evolutiva estamos enlazando, uniendo e integrando, desde la libertad. Todo es uno.

Gracias por vivir el presente.
Perdón por ser tan exigente en ocasiones.
Mucho amor.

28 de agosto. El florecimiento y la primavera empiezan a llegar a nuestro interior

28 de agosto. MANO Autoexistente 4. Enlazador de mundos 8 y Humano 7 en el tzolkin evolutivo.

Estamos en el cuarto día de la onda de la tormenta, donde podemos conocer la forma o el “cómo” desarrollar nuestro programa interior.
Todo está en nuestro interior, preparado, esperando el momento adecuado para desarrollarse, pero quizá previamente sea necesario realizar una sanación, desbloquear o soltar lastre.
O quizá lo que más nos pueda ayudar sea asimilar e integrar aquello que todavía no hemos digerido.
No es necesario eliminar aquello que nos duele, ni olvidar experiencias “negativas”. Somos un ser completo y hemos llegado a este momento evolutivo gracias a todas las experiencias vividas, y también gracias a lo vivido por nuestros ancestros.

Y ahora estamos a punto, como seres individuales y también como humanidad, de florecer en el más amplio sentido de la palabra.
De forma evolutiva estamos soltando y enlazando simultaneamente, desde nuestra libertad, eligiendo dónde queremos estar.
Quizá la primavera empieza a llegar a nuestro interior.

Gracias y perdón.

11 de diciembre. Merece la pena seguir caminando, “equivocándonos” y experimentando.

11 de diciembre. MANO Autoexistente 4. Humano 7 y Enlazador de mundos 8 en el Tzolkin evolutivo.
La forma de crecer y florecer es sanando las raíces, podando, si hiciera falta, lo que ya no sirve y limita el crecimiento.
Pero hay que hacerlo desde la libertad y no desde la responsabilidad ni por supuesto la culpa. Podemos florecer y manifestar nuestra maravillosa esencia interior, y para ello contamos con muchas ayudas, pero nosotros elegimos cómo hacerlo.
Tenemos la opción de pasear dando un rodeo, de atajar, parar a descansar, ir despacio viendo el paisaje, tomarlo como una carrera, esperar al compañero…
En cualquier caso, merece la pena seguir caminando, “equivocándonos” (¿qué es eso?) y experimentando.
La energía y la luz están accesibles, a nuestro alcance.
Gracias y perdón

25 de marzo. MANO 4.

MANO 4. Enlazador de mundos 8 y Humano 7 en el tzolkin evolutivo.
La capacidad de observar es tan importante que quizá sea el primer paso para la sanación. Simplemente observar nuestras reacciones, lo que sentimos, conectando con nuestro interior, con nuestra esencia luminosa y sanadora, muchas veces es lo que elimina el error o el bloqueo.
Se trata de recuperar lo que somos, el programa original, que es perfecto en sí y determina nuestra personalidad y forma de ser.

¿Hay que rendirse? Quizá queda más claro si hablamos de no luchar, pelear o esforzarnos, sino de ser, sentir, expresar y dejar que el programa se desarrolle.

Puede ser muy fácil. intentémoslo.

Gracias y perdón