1 noviembre 2018: En este momento nuestra esencia luminosa interior conecta con la luz de planos superiores, para traer energías sanadoras

1 noviembre 2018. MANO Resonante 7. Onda del dragón. Tormenta 1 y Dragón 4 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 13 Dragón.

Nos encontramos ante un momento de resonancia y canalización (tono 7), en el que nuestra esencia luminosa interior conecta con la luz de planos superiores, para traer energías sanadoras.
La sanación comienza siempre desde nuestro interior, como consecuencia de lo que podríamos llamar una “iluminación” o momento de lucidez.
Puede haber por lo tanto guías, maestros o compañeros que colaboren, pero las piezas clave son el ser interior superior y las ayudas luminosas.
Los maestros que ahora están en la tierra solo ayudan a que la persona conecte con su maestro interior, que es el que lidera la sanación y la evolución en general, siempre desde el amor.

Gracias, respeto y honra a los ancestros que ya han transcendido.
Bendiciones

14 febrero 2018: Estamos descubriendo un tesoro que nos lleva a la sanación

14 febrero 2018. MANO Resonante 7. Onda del Dragón. Tormenta 1 y Dragón 4 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 13 Dragón.

Nos encontramos ante el primer tono 7 del Tzolkin, la primera resonancia o conexión con dimensiones superiores (por cierto, a las puertas del eclipse), que es la que aparece asociada a la sanación (mano), pero también al reconocimiento de los errores cometidos respecto al amor.

Si en un proceso personal reconocemos cuál es el problema, lo que nos afecta o nos está parando, entonces ya hemos avanzado en gran medida en su resolución.
Los errores son los que en muchos casos nos permiten avanzar, pero para ello hay que reconocer que las cosas se pueden hacer de otra manera, que nos podemos posicionar de otra forma, que existen otras opciones más armónicas y amorosas.

Si pensamos que la culpa es de los demás, del entorno, de la vida o incluso de Dios, entonces no estamos asumiendo las riendas de nuestra vida y eso nos está limitando. Si por el contrario somos conscientes de todo lo que podemos avanzar, mejorar, sanar o aprender, es como un tesoro que estamos descubriendo, que nos lleva a lo que llamamos sanación.

Gracias. Bendiciones.

30 mayo 2017: Estar en el presente al máximo posible es sanador y solidario

30 mayo 2017. MANO RESONANTE 7. Onda del dragón. Tormenta 1 y Dragón 4 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 13 Imox

Estamos ante el primer tono 7 del Tzolkin, donde se activa nuestra capacidad canalizadora. Cada uno de nosotros, de una forma diferente, podemos canalizar, es decir, conectar con dimensiones superiores y bajar conceptos, energías, imágenes, sonidos o palabras.

La mano está asociada a la impecabilidad en la acción y a la sana-acción. El sello es de color azul, proponiendo entrar en el presente con conciencia, sin anticiparse al futuro o engancharse al pasado. Se trata de estar en el presente al máximo posible en cada momento, como dice uno de los acuerdos toltecas, claro está sin sobreactuar.

Por otra parte, también el tzolkin propone en este día, como forma de sanación solidaria (mano en onda del dragón), reconocer nuestros errores respecto al amor.
Puede ser complicado si nos establecemos en la soberbia y el orgullo, creyendo que estamos por encima de todo y de todos y que podemos controlar nuestra vida y las circunstancias. Sin embargo, si creemos en la existencia de planos superiores o de una energía universal que algunos llamamos Dios y en el camino de aprendizaje que tiene por delante el ser humano, el reconocimiento de esos errores es una forma de avanzar y evolucionar.
Los errores, las crisis o los fracasos no son los que nos paran, sino el no tomar conciencia de ellos y no valorarlos como oportunidades.

Nuestra acción puede ser sanadora y solidaria. Todo es un aprendizaje (mago, sello oculto) hacia la maravilla o lo óptimo.

Gracias. Bendiciones.

12 de septiembre. ¿Cuál es la realidad que queremos vivir?

12 de septiembre. Mano Resonante 7. Tormenta 1 y Dragón 4 en el Tzolkin evolutivo.

Hoy la resonancia aparece en nuestra vida, facilitándonos la conexión y canalización con dimensiones superiores.
Tenemos muchas oportunidades en este día para recibir información, sanación, vibración energética, guía… Es algo que nos corresponde y nos merecemos, como consecuencia de nuestra situación actual.

Sin embargo, hay algo que nosotros podemos hacer. Por una parte podemos dar gracias por todo lo que recibimos, tenemos y somos. Desarrollar los dones que hemos recibido es una forma de agradecimiento.
Por otra parte, está en nuestras manos pedir perdón por todas nuestras faltas al amor.

Estas acciones (sana-acción) realizadas con conciencia son evolutivamente transformadoras (tormenta 1), incluso resucitadoras, a todos los niveles. A nivel físico activan nuestras células madre, que regeneran nuestro cuerpo, por lo que los milagros también pueden suceder a ese nivel.

Cada día presenta diferentes realidades a varios niveles. Podemos elegir cuál es la realidad que queremos vivir. Todo el abanico de posibilidades se despliega en cada día, y nuestras elecciones, como el espectador en la física cuántica, determinan la realidad a vivir.

Gracias y perdón.

26 de diciembre. Momento de grandes transformaciones guiadas. De lo que sucede, no hay nada casual.

26 de diciembre. MANO Resonante 7. Tormenta 1 y dragón 4 en el tzolkin evolutivo

Nos encontramos en el centro de la onda encantada del dragón, en su momento de máxima resonancia y alineación. Sería como la hora del mediodía, en la que los rayos del sol llegan perpendiculares a la tierra.

La mano propone pedir perdón por las faltas cometidas respecto al amor, conectándose, como forma de sanación, con dimensiones superiores. Ese es el “hacer” en estos momentos

De forma evolutiva nos encontramos ante un momento de grandes transformaciones guiadas.
De lo que sucede, no hay nada casual.

Cada paso que damos es un gran avance, pero no se trata de llegar los primeros a nuestro destino, incluso ni siquiera de “llegar”.

Gracias por vuestra solidaridad, que convierte un proceso solitario en algo más interactivo y común.
Perdón por retrasarme en ocasiones. Pero estoy avanzando.

10 de abril. Estamos ante la primera resonancia del Tzolkin, asociada al reconocimiento de los fallos cometidos en relación al amor

10 de abril. MANO Resonante 7. Tormenta 1 y Dragón 4 en el tzolkin evolutivo.
Estamos ante la primera resonancia del Tzolkin, asociada a la sanación y a la realización, pero también al reconocimiento de los fallos cometidos en relación al amor (mano= manik, venado azul).
Los abusos, prepotencias, victimismos y juicios pueden ser sanados en este día, con resultados fuertemente transformadores.
Seamos solidarios. Cuidemos y nutramos al otro, y también a nosotros mismos. Sintamos así mismo cómo el universo nos cuida.
Gracias. Perdón. Te amo.

24 de julio. En esos momentos tan especiales, donde se está aquí pero a la vez allí, ya no importan de la misma forma las preocupaciones, los miedos o las reflexiones mentales del día a día

MANO Resonante 7. Tormenta 1 y Dragón 4 en el Tzolkin evolutivo.
Cuarto día fuera del tiempo o epagómeno
La sanación y la canalización están al alcance de todos.
Todos somos maestros y podemos conectar con nuestro corazón, y desde ahí con dimensiones superiores para hacer de canal.
No, no quiere decir que con esto podamos hacer magia, convertir el metal en oro o resucitar a los muertos. Al menos, nosotros solos no.
Cada persona tiene un camino evolutivo que ha elegido, y solo podemos colaborar, y en muchos casos ni siquiera somos nosotros, sino que nuestra mano sigue designios superiores.

Lo que significa es que hay un montón de herramientas, capacidades, dones, informaciones y alternativas a los que podemos acceder en el momento oportuno, solo poniendo la intención.
Seguramente ya lo estáis practicando, de forma consciente o no.

Para mí, quizá una de los mejores opciones es la posibilidad de conectar con la energía de otras dimensiones. En esos momentos tan especiales, donde se está aquí pero a la vez allí, ya no importan de la misma forma las preocupaciones, los miedos o las reflexiones mentales del día a día. Quizá lo que apetece simplemente es sentir el momento y conectar con lo que ES.
Pero aun así no es una forma de evasión, porque la vuelta a la realidad de aquí, de la que realmente nunca había existido separación, es placentera, y la experiencia consiste en demostrar que es posible vivir de otra manera, con otras prioridades o con otro enfoque.
Es momento de experimentarlo.
Gracias y perdón.