Conectar con el agua es fundamental en este momento

Conectar con el agua es fundamental en este momento, que viene definido, desde la sabiduría de los mayas ancestrales, conocedores del tiempo y de los tiempos, y de cómo viajar y moverse en las líneas del tiempo, como agua cósmica. Es un momento favorable para conectar con el agua cósmica, que también es la forma en que el agua despierta tu trascendencia.

Es un momento favorable para conectar con tu agua, que está dentro de ti, aunque la desconoces. Quizá creemos que el agua sirve para beber, limpiarse, regar los cultivos, para bañarse, poner un negocio al lado de una playa o una piscina y hacerte rico. Pero no, el agua es cósmica y viene de más allá del sol, y también está dentro de ti.
Gran parte de ti es agua cósmica y no tiene nada que ver con los dólares, los bancos, los políticos, los pobres, los ricos, las enfermedades, las bombas atómicas o los coches, con nada de todo eso.

Este es un año, y por tanto un momento, favorable para conectar con el agua cósmica, es decir para conocerte, descubrirte y encontrarte. Los mayas sitúan este tiempo como luna y le dan un valor rojo. Están hablando de la luna, que es algo que está arriba, y cuando le dan el color rojo están diciendo que aparece una nueva realidad. El color rojo es como la materialización, que es algo más que la materia, porque en este caso está hablando de la materialización de lo elevado, de lo de arriba.
La luna es el inicio de lo óptimo; es la materialización de lo óptimo, del cielo, pero no del cielo de los aviones, sino del de las maravillas y los seres celestes. Por eso aparece como rojo.

En realidad, el agua viene descrita como aquello que contiene y sustenta empatía, como expresa el espejo. Y por aquello que contiene y expresa el conocimiento de la realidad más allá de la apariencia, como expresa el mago, que también es el que se adentra en el inframundo para llevar luz. Por eso una de las cualidades del agua es que hace aparecer la luz en medio del sufrimiento.
También el agua aparece como amor incondicional y también como aquello que te permite conectar con dimensiones superiores, como está expresado por el cimi, el enlazador de mundos.
Pero, y eso también es importante, el agua es la palabra. Por eso en este momento es importante encontrar y conectar con ese agua cósmica, que es el que va a permitir que tu palabra sea amorosa, maravillosa, exprese empatía e incondicionalidad y sea luz en la oscuridad.

Este es un momento favorable para limpiar el agua, que no representa solamente emociones de tercera o cuarta dimensión, sino que es el conocimiento de la misión, de quién eres y por qué estás aquí; el conocimiento de qué tienes que hacer en el inframundo, que es aquí, produciendo elevación.
Es importante limpiar el agua porque es importante limpiar tu agua, para que aparezca el agua hexagonal, el agua limpia del que nos habla Masaru Emoto. Gracias Masaru, gracias Emoto.

Cuando tu agua personal y de tu cuerpo cristaliza en forma hexagonal se produce un crecimiento, y una parte de ti se asienta en otra dimensión, en la dimensión donde el agua se eleva de forma invisible. Parte de ti entra en lo invisible. Tu cuerpo es visible pero parte de ti está en algo que tú conoces pero no se ve, y encuentras gran bendición para ti, que se transfiere a todo tu linaje y finalmente al arquetipo del ser humano.

Es un momento maravilloso para entrar bailando y cantando en aquello que hay más allá de la apariencia; es un momento para conectar con María Magdalena y contar lo que ves.
Gracias y bendición.