Visión holística: integrando, para avanzar en todas las direcciones

VISIÓN HOLÍSTICA (El poder del agua, el poder de la emoción)

El término holístico expresa la necesidad, para tener un conocimiento o acción más real, de integrar la mayor cantidad posible de conocimientos y visiones sobre un asunto concreto. Es una visión integradora, que trata de recuperar la totalidad de la identidad de algo, que ha sido disgregada o troceada, desde los distintos puntos de vista o especializaciones en que se ha considerado.

Es como si el conocimiento avanzase a través de la fragmentación o contuviese un elemento que necesitase fragmentar para conocerlo mejor, y la visión holística restableciese la unidad, pero no la unidad aislada detrás de fronteras de las demás cosas de la realidad, sino la realidad cuántica y holográmica donde cada parte contiene en plenitud al todo.

De modo que al modificar algo en una de las partes que has fragmentado del todo, modificas el todo. Pero no es solo eso, como si estuviésemos hablando del gran todo y del pequeño todo. En una dimensión de la realidad donde está el ser humano, la parte es conceptual y reside en su sistema de creencias.
Al ser modificada esta parte, que es holográfica y cuánticamente el pequeño todo y que también tiene una realidad en el sistema de creencias, no solo modifica el gran todo, sino que además inicia la modificación de todos los pequeños todos. Así, se puede considerar que el gran todo puede ser modificado desde el pequeño todo.

Cuando estamos hablando del gran todo y del pequeño todo, lo hacemos desde el ser humano, que es el espectador o disfrutador de ese gran todo. En su sistema de creencias se encuentran conceptos que pueden ser considerados como pequeño todo, que pueden ser modificados, y entonces modificar la apariencia o la realidad de ese gran todo. Pero esto sucede no en el todo en sí, sino en el que aparece ante la contemplación del ser humano.

Es conveniente reconocer esa posibilidad de cambio del gran escenario, pero también el impacto que tiene tu sistema de creencias sobre el de las demás personas, y cómo cada vez que se hace más luminoso contribuyes a que todos los demás sean más luminosos y por tanto más gozosos, dejando menos espacio al depredador y más a lo óptimo.
Conviene por tanto moverse holísticamente en tantas direcciones como sea posible.

Un ejemplo de visión holística es la mercabá, que avanza moviéndose en todas las direcciones. El contenido de avanzar expresa que es evolutivo dimensionalmente y no involutivo. Por ello, al mismo tiempo que se mueve hacia dimensiones superiores, avanza en todas las direcciones posibles de la realidad.
Esos contenidos son similares a los del termino holístico, por cuanto engloba la totalidad de posibilidades en que puede ser considerado algo.
Holístico significa también que te mueves en todas las direcciones; mejor dicho, que avanzas en todas las direcciones, mientras evolucionas hacia el desenlace, que es el salto cuántico.

EL PODER DEL AGUA. EL PODER DE LA EMOCIÓN

La mercabá de la luz

LA MERCABÁ DE LA LUZ (Extracto del Libro de las Familias)
En la unión de las familias Cardinal y Polar la expresión de lo azul sucede a través del mono y del águila.

El tetraedro de la familia Polar está formado por la serpiente, el perro, el sol y como extremo en otro plano, el águila, asociada a la visión.
La kundalini, asociada a la SERPIENTE, a veces se asocia solamente a una energía sexual, con una gratificación que ni siquiera es sexual sino solo genital, siendo en ocasiones lo más abusador. Lo genital es ego, pero lo sexual conteniendo ya luz es un camino hacia el amor.
La serpiente se asocia con el ver como un camino a la iluminación, que es un ver expandido. Todas tus imágenes interiores van a favorecer tu kundalini o dificultarla.

El PERRO, que ya está más separado de la tierra, es la incorporación a esa energía ascendente de contenidos amorosos y espirituales, que son los que producen la elevación y que en las personas concretas provienen también de una forma de mirar.
Si miras con desprecio a una persona no tendrás dentro de ti ninguna traza de amor incondicional. Si cuando miras solo encuentras una resonancia interior de desprecio, tu ego podrá decir “a pesar del desprecio que siento por él, soy incondicional”, pero eso no es una expresión del viento.
De modo que hay una visión en el perro donde algo se conmueve dentro de ti y se traduce en amor incondicional.

También el SOL es una expresión del ver. Cuando ves y percibes la forma de las cosas es porque hay suficiente luz, y entonces la luz también te está viendo; ver es ser visto. El sol es una expresión de la fuerza enlazadora de la luz, porque el ver es enlazador. Aquello que ves, lo enlazas y lo tocas.
Así, hay algo en el ver que es un tocar. Por eso los que no tienen ojos también pueden ver a través del tocar, y eso es enlazador.
La iluminación o máxima expansión de la luz también es una expresión del contenido del todo. La luz produce un campo unificado, donde todo lo que está en la luz está unido. Entonces, el ver se traduce en un conocimiento y es como saber, sentir o percibir. La máxima expansión del ver es un conocer.

Esta familia completa su sentido cuando forma el doble tetraedro con la familia Cardinal (dragón, enlazador, mono y guerrero), donde el mono, asociado al nuevo nacimiento, es el azul.

Este nuevo nacimiento es en realidad el nacimiento a una nueva forma de ver, porque quizá ya estás en la tierra pero sin conciencia y cuando la adquieres es que naces a una forma de ver.
Todas las modificaciones que haces en tu concepto de la vida son un nuevo nacimiento y el acceso a una nueva forma de ver.

El azul en esta familia significa nacer, entrar en algo nuevo. Cuando las personas que nacen en sellos de esta familia entran en algo nuevo, están más vivos, en un tiempo más real. Pero para entrar en algo nuevo tienen que atreverse a salir de la rutina, de la repetición, de lo ya sabido; necesitan experimentar dentro de lo que no conocen y entonces están más vivos. Si aquel fotón que es dragón permanece en lo conocido, nunca adopta una forma.

En la familia Cardinal se expresa la luz proviniendo de dimensiones superiores para cumplir una misión, tomando forma con el DRAGÓN. El dragón es solidaridad. Contiene el conocimiento de todo porque es luz, y entonces gesta y le da forma a todo. Es un inicio, similar al inicio como nacimiento del mono.
El segundo elemento de esta familia es el ENLAZADOR, que contiene un desapego; necesita despegarse, desapegarse, mirar. Enlazar es mirar hacia algo nuevo.
El enlazador, que está expresando esa fuerza enlazadora de la luz, en este caso asociada con lo blanco, también tiene la resonancia del nacimiento.
El GUERRERO, final del cuarto castillo, representa el salto dimensional y por lo tanto el nacimiento a otras dimensiones.

Entonces, se produce un eje nodal, donde en un extremo está algo asociado a VER y en el otro algo asociado a lo NUEVO, a lo que se ve y aparece nuevo ante la conciencia.

La contemplación del Tzolkin es iluminativa y sanadora, y este es un buen momento para experimentar quién eres

LA MERCABÁ EN LAS FAMILIAS (Extracto del LIbro de las Familias)
La mercabá, carro de fuego o carro de luz es un vehículo ascensional, que está basado en el 4, con 4 ruedas y 4 querubines. El Tzolkin presenta un acceso a la mercabá a través de las familias.

El enlazamiento de los cuatro conceptos que expresan cada familia, que te complementan y completan, da lugar en plano a un cuadrado, pero cuando adquiere un volumen viene a configurar un tetraedro,
Pero además, se podría formar otro tetraedro similar con la familia asociada, y de esta manera enlazar los dos tetraedros, dando lugar al tetraedro enlazado o estrella tetraédrica.
La estrella tetraédrica también es conocida como Mercabá, que se mueve en todas las direcciones simultáneamente y en ella sucede la transmutación.
Moverse en todas las direcciones espaciales simultáneamente es imposible en el mundo de la forma; solo es posible para la luz.

El momento actual es bueno para activar tu cuerpo de luz a través de la meditación, siendo una buena base la contemplación de tu sello, el oculto de tu sello, los sellos de tu familia y sus ocultos
La contemplación del Tzolkin es iluminativa y sanadora, y este es un buen momento para experimentar quién eres.

EL AZUL EN LA MERCABÁ:
El color azul, asociado al fuego, al presente, a la conciencia y al tetraedro en los sólidos platónicos, está presente en todas las familias.
Podemos situar en los dos extremos de la Mercabá, superior e inferior, los sellos azules de cada familia, y así ayudar a que cada persona, independientemente de su sello, encuentre cuál es la expresión de lo azul en su familia, facilitando la toma de conciencia y su ubicación en el tiempo correcto.

A continuación vamos a ver las dos Mercabá que se pueden formar, asociadas al agua (familias ocultas Portal y Central) y a la luz (familias ocultas Cardinal y Polar), destacando el elemento azul en cada una.

LA MERCABÁ DEL AGUA:
Está formada por las familias Portal y Central.

En la familia Portal, donde están el mago, la luna, la semilla y la tormenta, lo azul es la tormenta. Así, todas las personas de esta familia están llamadas a encontrar un presente donde están resucitando y la vida adquiere mayor intensidad, frondosidad y posibilidad de goce y belleza. Todo se vuelve más vivo y cuando encuentran que esto sucede, pueden sentir que están en un momento especialmente benéfico para ellos, real, donde se está expandiendo su realidad.
Para las personas LUNA, es encontrar cómo el agua adquiere el carácter de tormenta y es resucitadora, algo que sucede cuando el agua expresada por la luna se pone en contacto con su alrededor, produciendo esa eclosión de la nueva vida, de expansión.
A las personas SEMILLA, asociadas al florecimiento, les sucede lo mismo y ese florecimiento es también una expresión de resurrección, de expansión y de intensidad de la vida.
Cuando la persona semilla no está produciendo eso a su alrededor y sin esfuerzo, es que está en un submundo, pero cuando observa cómo a su alrededor todo florece está activando la tormenta, la resurrección.
Sucede lo mismo con las personas MAGO, cuya función no es asombrar a la gente ni tener conocimientos, sino producir vida. Cuando la persona que es mago produce vida a su alrededor, resurrección, frondosidad, intensidad, está en su tiempo.
Por supuesto a la persona TORMENTA le sucede lo mismo; se despierta cuando en sí mismo observa que suceden esos tiempos donde todo es maravilloso.
La tormenta une a los otros 3 y representa al cuarto elemento, que se eleva sobre una base tres, dando lugar al tetraedro.

El oculto de ese tetraedro se forma con sus sellos ocultos, pertenecientes a la familia Central (viento, mano, tierra y humano), donde aparece la mano como azul.
Entonces, esa resurrección de la tormenta encuentra su eje polar con la canalización y la sanación de la mano.

Le sucede a la persona que es VIENTO, que contiene al espíritu, cuando encuentra a su alrededor la sanación de la vida, como alejamiento de la tristeza y de la enfermedad, pues entonces esa persona está soplando en la dirección correcta del espíritu.
A la persona que es TIERRA le sucede lo mismo cuando se asocia a la canalización de exuberancia que expresa la mano, que quita el hambre, la enfermedad, como hace la tierra, y es cuando está en el tiempo correcto.
Y por supuesto el HUMANO, cuando está expresando la sanación, canalización y acción, está en su momento correcto.

En cada uno de estos casos la persona encuentra cómo sanación y resurrección van juntos, que son los dos extremos de la estrella tetraédrica.

La mercabá es holística, porque avanza moviéndose en todas las direcciones

La mercabá es holística, porque avanza moviéndose en todas las direcciones. El contenido de avanzar expresa que es evolutivo dimensionalmente, no involutivo, y que al mismo tiempo que se mueve hacia dimensiones superiores, lo hace avanzando en todas las direcciones posibles de la realidad.
Esos contenidos son similares a los del termino holístico, por cuanto engloba la totalidad de posibilidades en que puede ser considerado algo.
Holístico significa también que te mueves en todas las direcciones; mejor dicho, que avanzas en todas las direcciones, mientras avanzas evolutivamente hacia el desenlace, que es el salto cuántico.