8 JULIO 2018: El amor no es una carga o una responsabilidad. Probemos a amar sacando nuestro niño interior

8 JULIO 2018. MONO Galáctico 8. Onda de la Semilla. Espejo 8 y Humano 9 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 1 Serpiente

En el día de ayer (sello perro) quizá llegamos a esbozar lo que significa el amor incondicional. Sin embargo, nos queda camino por delante.
Todavía falta mucho por aprender o más bien por experimentar: cómo respetar al otro, soltando nuestro ego e intereses personales para que sea lo mejor para él; cómo seguir amando aunque el otro no haga, diga o piense lo que nosotros queremos o esperamos; cómo amar cuando uno está enfadado, cansado o herido…

En este día el mono nos propone, en este camino tan largo, incorporar la alegría y el juego junto a la integridad y la coherencia. Seguiremos experimentando por lo tanto, pero sin dramatizar ni exigirnos resultados. El amor no es algo a tratar desde lo mental, sino desde el juego y la alegría.
Probemos a soltar cargas y responsabilidades, a amar sacando a nuestro niño interior.

Ya es el tiempo de disfrutar amando.
El mono 8 es un comienzo para algunas tradiciones mayas. Quizá para nosotros también lo se.
Gracias. Bendiciones.

21 octubre 2017: Permitamos que la inocencia y el juego se extiendan por todas las células de nuestro ser. Llenemos nuestros vacíos y agujeros de risas

21 octubre 2017. MONO Galáctico 8. Onda de la semilla. Espejo 8 y Humano 9 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 1 Serpiente.

Estamos ante un comienzo, según la tradición de los abuelos. La inocencia alegre, sabia e íntegra del mono se nos muestra en este día, para que desdramaticemos situaciones, dejemos de preocuparnos y entremos en el presente, con conciencia, intensidad y también con algo de distancia o relatividad.
Cada momento tiene unas características diferentes y no sirve de nada arrastrar a otro momento o lugar esas circunstancias. Cada instante tiene una vibración energética que podemos aprovechar, sin estrategias, sin culpas y sin ambiciones, solamente SIENDO y SINTIENDO.
Hay que aprender a soltar lo que ya ha pasado o todavía no ha llegado. Ese es el secreto de la inmortalidad. La muerte no es necesaria cuando está todo colocado e integrado. Entonces, solo existe la transición.

Permitamos que la inocencia y el juego se extiendan por todas las células de nuestro ser. Llenemos nuestros vacíos y agujeros de risas. El niño interior necesita manifestarse.

Gracias y perdón.

3 febrero 2017: ¿creemos que es imprescindible la seriedad exterior?, ¿todavía pensamos que la vida es como una condena o que está llena de espinas?

3 febrero 2017. MONO Galáctico 8. Onda de la semilla. Espejo 8 y Humano 9 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 1 Kan

En este día el tzolkin propone expresar a nuestro niño interior, como parte de la conexión con lo que somos (onda semilla). Jugar, reír, saltar y osar, desde la inocencia, no son incompatibles con el amor (perro, sello del día anterior), ¡ni mucho menos¡, sino que están asociados (perro y mono son sellos ocultos). No existe amor verdadero sin alegría, ni alegría real sin amor.

La integridad o coherencia del tono 8 se alcanza cuando reímos desde la inocencia y amamos desde la sabiduría.
Estamos transcendiendo la dualidad bueno-malo, correcto-incorrecto, encontrando una forma de vivir más plena y divertida, llena de intensidad pero sin necesidad de instalarse en el dramatismo y el sufrimiento.

¿Quizá estamos llevando grandes cargas que no nos corresponden?, ¿creemos que es imprescindible la seriedad exterior?, ¿todavía pensamos que la vida es como una condena o que está llena de espinas?
El mono empuja a osar posicionarse de otra forma, comprobando si son posibles otras formas de vivir.
¿Cuándo vamos a comenzar a vivir de verdad?
En la tradición de los abuelos el mono 8 es el comienzo. Para nosotros este día también puede ser un comienzo.

Gracias y bendiciones.

19 de mayo. ¿No hemos saltado todavía sobre charcos con agua?

19 de mayo. MONO Galáctico 8. Espejo 8 y Humano 9 en el Tzolkin evolutivo.

Es posible que estos días hayamos profundizado mucho en lo que estábamos viviendo.
Quizá estemos acostumbrados a la seriedad, las normas y la formalidad. Eso está muy bien, pero, ¿acaso somos quién para juzgar qué está bien y qué no lo está?
Hoy tenemos la oportunidad de recuperar nuestro niño interior, experimentando lo que en ocasiones olvidamos, ya sea juego, cante, risa o baile.
La inocencia puede instalarse hoy en nuestra vida, al igual que la osadía.
Ese niño interior, que en ocasiones añoramos, puede expresarse hoy.

¿De qué nos sirve vivir la vida y amar si se nos ha olvidado la capacidad de disfrutar?
El amor y la alegría van asociados y no tienen sentido sin el otro (perro y mono son ocultos entre sí).
Recuperar nuestro programa interior (onda semilla) lleva implícito también acceder a las memorias y dones de nuestro niño interior.

¿Y qué sucede si nos equivocamos?, ¿no hemos saltado todavía sobre charcos con agua?
Es momento de experimentar.

Perdón por las equivocaciones cometidas
Gracias por osar.

1 de septiembre: Entremos en la tristeza profunda y existencial, observando con conciencia para dejarla ir

1 de septiembre: Mono Galáctico 8. Espejo 8 y Humano 9 en el Tzolkin evolutivo

Nos encontramos en el octavo día de la onda de la semilla, aprendiendo a desarrollar de forma íntegra nuestro programa.

¿De dónde viene la tristeza?, ¿del miedo?, ¿de la rabia no manifestada?, ¿de la frustración? En este día podemos entrar en esa tristeza profunda, quizá asociada a la vida, a ancestros o a vidas pasadas, que nos impide expresar quién somos, observando con conciencia para dejarla ir.
Es un momento para jugar, reír, saltar, bailar, cantar, bromear. ¿Nos atrevemos?
Es una oportunidad para renacer, viviendo la vida de una forma totalmente distinta, dejando atrás patrones obsoletos, rutinas e inercias que nos impiden disfrutar y acceder a lo nuevo.

De forma evolutiva estamos poniendo a prueba nuestra integridad, pasando de la teoría a las vivencias, de las palabras a las experiencias.
Miremos en el espejo que nos muestra la vida, conectando con la luz de cada ser humano, abandonando juicios y etiquetas.

Gracias y perdón

La sincronía del mono 8

El psicrono, que se inicia el 26 de julio con el dragón 1, termina el 24 de julio con el mono 8, quedando entonces el 25 de julio como día fuera del tiempo.
La presencia del mono 8 como final del tiempo expresa una sincronía enlazadora con los hermanos que consideran que el tiempo tiene que comenzar con el mono 8.

Entendemos que cuando uno se baja del autobús, del avión o del tren en el final de destino, está terminando algo y en ese mismo sitio se inicia algo. El que desciende de un vehículo en el que ha viajado termina como viajero e inicia la actividad para la que ha ido allí.
Eso mismo expresa un recién nacido. El parto es el final de su estancia como embrión y el inicio de su nueva situación.
Por ese motivo entendemos que hay una sincronía entre situar 8-mono como final o como principio.

El mono 8, al estar en la onda de la semilla, está representando el florecimiento de la semilla, o sea esa fuerza que desarrolla un plan. Ciertamente, entendemos que ese florecimiento del inicio del despliegue del plan, aunque sea en su octavo proceso de elaboración, puede estar expresado por el mono 8.
La columna 8, que es donde se encuentra la onda de la semilla a la que pertenece el mono 8, se encuentra asociada a la columna 6, donde se encuentra la onda de la serpiente, rodeando la columna resonante del nacimiento.
Situar como principio o final y situar como envolviendo el nacimiento parecen expresar contenidos similares.

En la columna sexta se encuentra la onda de la serpiente como expresión de la kundalini, que es la fuerza luminosa de cada persona. Y vemos que la unión con el mono 8 se produce desde el perro 6, donde el 6 indica enlazamiento y el perro expresa amor.
Evidentemente, para iniciar algo en otro lugar tienes que conectar, o sea enlazar con ello. De modo que asociado al mono 8 hay una fuerza amorosa enlazadora que también está activando la luz de la persona.

En la singularidad que realza este lugar, mono 8, se encuentra que cuando sitúas las ondas en horizontal, sobre ese lugar 151 se va a situar el espejo 8, que a su vez está en la columna resonante en el Tzolkin tipo.
De modo que evolutivamente expresa algo asociado al nacimiento que se produce en la columna resonante.

LA PERSONA QUE HA AVANZADO HASTA EXPANDIR SU CONCIENCIA DESPIERTA AL ENCONTRAR QUE SU SERVICIO ES EL AMOR

El tema de las parejas en el código Tzolkin es muy interesante. Señala contenidos que pueden aparecer separados, incluso aparentemente antagónicos, pero puramente como señales, porque en realidad muestra dónde se puede producir una fusión.

En todas las parejas y dualidades podemos encontrar una resonancia con Isis-Osiris, es decir, algo que contiene un fruto, que aquí sería Horus.
En ese sentido tenemos la pareja que forma la tradición del Tzolkin donde el comienzo sucede en un MONO 8 y la tradición donde comienza en el DRAGÓN 1.
Hay muchas otras tradiciones, pero estas dos son las que han demostrado capacidad mediática, entrando en las redes sociales y siendo seguidas por personas de distintos ámbitos culturales, continentes, razas y lenguas, aunque la mayoritaria sigue siendo el español.

En algún momento ha habido un antagonismo entre estas dos corrientes, incluso virulento por parte de algunas personas. Pero hay personas de todo tipo y todo sirve para mostrar los campos unificados, las fronteras donde existe un espíritu.
En este caso encontramos que hay un campo unificado, unido por una visión y por un espíritu en el Tzolkin, que sitúa su inicio en el mono 8, y que este año va a ocurrir el 31 de enero.
Hay también un campo unificado, un espíritu común y una realidad en el Tzolkin asociado al encantamiento del sueño pero también a tradiciones ancestrales, que es el que sitúa el inicio en el dragón 1.

Creemos que esto también es una pareja y precisamente este año podría ser el de la fusión amorosa de los contenidos de las dos tradiciones, lo cual manifestaría cómo toda fusión es un paso más convergente hacia el despertar transcendente de la humanidad.

En la tradición que vamos a llamar del mono 8, este año comienza el Tzolkin el día 31 de enero en MONO 8, mientras que en la tradición del dragón 1 ese día aparece como ESPEJO 3.
El mono 8 es la integridad existente en el programa, ya que está en la onda de la semilla, del programa, siendo un inicio del despertar perfecto.
El dragón 1 lo que expresa es la luz cumpliendo una misión que crea la forma, siendo sus características fundamentales la solidaridad y la energía femenina, dando lugar al amor creativo. En esta tradición el espejo 3 traduce el servicio a través del in lak’ech.
En una tradición, el 31 es la integridad desde el propio programa que está creado en dimensiones superiores cuando te sitúas ahí y despiertas en la realidad, y en la otra tradición estamos hablando de la existencia del servicio a través del amor, del in lak’ech, como resultado de la expansión de la conciencia, porque el espejo 3 está en la onda del guerrero.
LA PERSONA QUE HA AVANZADO HASTA EXPANDIR SU CONCIENCIA DESPIERTA AL ENCONTRAR QUE SU SERVICIO ES EL AMOR.

Desde una tradición, el 30 de enero es TIERRA 2, donde la expansión de la conciencia te convierte como un regalo en un voluntario. Y en la tradición del mono 8, el 30 de enero es PERRO 7.
CUANDO COMO CONSECUENCIA DE LA EXPANSIÓN DE LA CONCIENCIA ERES UN VOLUNTARIO, ESTÁS CANALIZANDO EL AMOR, PERRO 7.

Podemos fusionar estos contenidos donde sucede el final y el principio.

15 de diciembre. Es momento de experimentar, osar y atrevernos a SER. Basta ya de excusas

15 de diciembre. MONO Galáctico 8. Humano 9 y Espejo 8 en el Tzolkin evolutivo.
¿Es posible ser feliz, disfrutar y reír? ¿En qué consiste la verdadera alegría?
Podemos creer que la lealtad o fidelidad estriba en conectar con la tristeza del otro, compartiendo sus emociones.
En ocasiones puede ser así, siempre que lo hagamos desde nuestro centro. Pero si nos dejamos llevar por las emociones de otras personas, sin estar en nosotros y en nuestro sitio, no podremos aportar demasiado.

La alegría y la risa son algo contagioso. Si surge de nuestro interior de forma amorosa, se expande por el entorno, irradiando con fuerza.
¿Por qué querríamos estar tristes?, ¿por coherencia?, pero ¿a quién o a qué?
Solo es un punto de vista o una actitud.
Observemos a los demás y veamos el reflejo de nuestro interior.

Es momento de experimentar, osar y atrevernos a SER. Basta ya de excusas.
Gracias y perdón.

30 de Marzo. MONO 8.

MONO 8. Espejo 8 y Humano 9 en el Tzolkin evolutivo.
Este es el día de la alegría, desde el amor, la libertad y la integridad.
Un día donde nuestro niño interior puede salir y expresarse.
Podemos aparcar los debates mentales, las rutinas y lo exclusivamente racional. No es imprescindible estar serio o tomárselo todo en serio.
Intentemos disfrutar, y si por falta de práctica no nos sale, probemos una segunda o tercera vez.

Se trata de un nuevo nacimiento, con otra actitud y energía, con un nuevo enfoque de vida.
… Y es posible.

Gracias