La nave de Isis es la fuerza de la resurrección

El barco de Isis o nave de Isis es la fuerza de la resurrección, porque Isis resucita a Osiris. Es importante ver que su escenario es el agua, o sea las emociones y la energía donde la mujer es la dueña.
Isis resucita a Osiris devolviéndole a la vida, a ser activo en la vida, pero también reinstala la vida dentro de él, como expresa el que Osiris tenga a su hijo Horus.
Osiris no es un muerto viviente, sino que la vida está en él; es un vivo viviente que da fruto, está vivo, porque la vida siempre produce vida.

Todo eso es gracias al amor de Isis. La nave de Isis es la que pasa, como la pascua, de la tierra de la no vida a la tierra de la vida, que es la tierra del amor.
Eso lo hace la energía femenina, que es la energía del amor. Por eso cualquier ser humano despierto le cede el paso a la energía femenina, a la energía del amor y a la nave de Isis, para lo cual precisa poner su energía masculina, o sea, la luz del ultimo cerebro iluminado, al servicio del agua, de la emoción y al servicio del amor, sin pretender ser él quien guíe o mande.
Hasta la octava semana de vida todos los embriones tienen circuitos cerebrales de tipo femenino, pero más adelante los circuitos cerebrales de los hombres pasan a ser masculinos y se producen diferencias en el tamaño de algunas zonas del cerebro entre ambos sexos.

Las mujeres desarrollan más partes del cerebro relacionadas con resolver problemas, con la memoria a corto plazo y con la empatía, mientras que los hombres activan más el cortex parietal encargado de la percepción del espacio y también zonas relacionadas con la agresividad.
Que el cerebro esté atento a resolver problemas y a la empatía, es decir a cómo se sienten las personas, define una de las formas en que aparece el ser humano encarnado en la tierra: la forma mujer. Y resolver problemas es lo que sabe hacer Isis.
La otra forma en que el ser humano está encarnado, que es la versión masculina, hombre o varón, se maneja en la espacialidad y canalizando la fuerza en una dirección, que es lo que se llama agresividad.
La espacialidad es donde no hay personas. Por eso no está sintiendo si las personas están bien o mal, sino que tiene relación con un pensamiento más abstracto y no empático, que aun siendo potencialmente benéfico para la totalidad y para el arquetipo, está más relacionado con el ego y el triunfo.
Ahí las personas no sienten ni padecen, tratando desde su cerebro de resolver un crucigrama o un sudoku, es decir, de ser eficaz. La gente no importa, pero el éxito, sí. Desde ahí te sientes bien si tienes éxito.

En esa línea se han creado todas las estrategias de guerra, o sea, anti empáticas, como pueden ser las armas, pero también las estrategias de “cómo quedarme con tu poder engañándote” o “cómo someterte, porque no te siento como persona sino como cosa”.
Eso lleva a la bomba atómica, o sea a ser el más fuerte de todos, pero también al marketing y las técnicas de persuasión y de venta, que parecen ofrecerte algo, pero en realidad están tratando de quitarte algo. Por ejemplo, puedes utilizar tu mente espacial en fabricar comida basura, generándote toda clase de necesidades.

En el desarrollo de ese cerebro hemos llegado al final, porque ya no nos queda nada. Cuando ese cerebro se pone a pensar en cómo sanarte, en lugar de reconstruirte como Isis a Osiris, te trocea y amputa, queriendo sustituir las partes que forman tu cuerpo por máquinas, porque no le interesa tanto lo que te sucede como el tener éxito, y no cree en el amor ni en la emoción.

Sin embargo, vemos que hay gente, como sucede en tantas ONG y como por ejemplo Teresa de Calcuta, que, sin nada, han devuelto la vida a las personas, utilizando la emoción y el amor.
Le pedimos a las máquinas que nos den la vida y el resultado son zombis. Pero lo que hay que poner en marcha es la nave de Isis, situando el amor como lo que sostiene y crea la vida. Ahí está la energía femenina.

Las neuronas espejo son la empatía y las células madre son la resolución de los conflictos. Son los dos elementos de la energía femenina.
Recuperar esas dos herramientas que están en el ser humano como programa, es el presente.
Tezcatlipoca, que en su mito se cura las heridas inmediatamente y es siempre joven, es un ejemplo para el humano masculino de la activación de las células madre.
Quetzalcóatl es un ejemplo de activación de las neuronas espejo.

El eclipse de luna va a coincidir con la nave de isis, la pascua de la libertad, la resurrección y el inicio del tzolkin

Eclipse de sol, eclipse de luna.
En estos momentos, 1 de abril de 2015, va a coincidir el eclipse de luna con la nave de Isis de los antiguos egipcios; la Pascua de la libertad, del pueblo de Sa-Ra; la resurrección y la raíz del tiempo común; y también un nuevo inicio del Tzolkin.

Ante la conciencia despierta, incluso medio despierta, se inicia en este año 2015 un nuevo encuentro con la secuencia de los 20 sellos, que se va a transformar en la secuencia de las 20 ondas, pero que es un hecho dialogante.
Entrando en la vivencia experiencial, es decir, en la conciencia, el periodo que se inicia es de diálogo con dimensiones superiores, es decir, con tu alma sabia. En tu interior sabio se abre un diálogo; un diálogo enlazador con el arquetipo.

Este año 20-15 y en este periodo entre eclipse de sol y eclipse de luna, nos situamos en la consideración de la pureza, es decir, del agua, que está en el interior de cada persona como una conexión con más allá de la luz y más allá de la forma.
La red de neuronas espejo empáticas, es decir, agua y emoción, transcienden el tiempo. Pero en el presente, es decir, en el tiempo en que ES SIENDO, te conecta con lo óptimo.

Las personas vivimos en la tierra no para ignorarnos sino para conocernos, y al reconocernos, amarnos

12 de abril
Todos los años el 12 de abril se repite el sello con el que ha comenzado el año, según lo que denominamos calendario maya.
Todos los años, el 12 de abril es lo mismo que el 26 de julio del año anterior, es decir que la segunda repetición de los sellos que abren el año viene asociada al cambio que muestran los astros objetivamente y que los astrónomos denominan equinoccio.

Es un momento importante, porque vuelves a recibir la misma influencia con la cual comenzó el periodo temporal. Es decir, desde el 26 de julio al 12 de abril pasan 260 días, que exactamente corresponden a un Tzolkin.
La segunda vez que ves algo ya lo conoces. La primera vez quizá te sorprende, porque no lo conoces, pero la segunda vez ya lo conoces. Quizá has estado distraído, pero objetivamente la segunda vez que ves algo, ya lo has visto, y así lo puedes RE-CONOCER.

El equinoccio está asociado a varios momentos fundacionales de la humanidad. En la cultura del Egipto de los faraones, el momento para reconocer y festejar la energía mágica y amorosa, dadora de vida y resucitadora de la mujer, y con la mujer de toda la humanidad, era el primer día de luna llena después del equinoccio. Ese día era considerado la nave de Isis.
De modo que la nave de Isis y la repetición del Tzolkin, es decir, la reconsideración del Tzolkin, aparecen asociados.

También, la salida de Egipto del pueblo de Israel sucede la noche dedicada a Isis en la primera luna llena después del equinoccio, y eso es denominado PASO, o sea Pascua, es decir que la nave o barco de Isis favorecía o producía el paso dimensional.
Estamos hablando de un pueblo que vivía en Egipto hasta ese momento, por lo que eran egipcios.
Al mismo tiempo sabemos por otras informaciones, es decir por otro “ojo”, que la característica de ese grupo humano era que había abierto la comunicación directa con la realidad Dios, y lo que iniciaban con la nave de Isis era una MISIÓN.
Cuando la misión de Isis resuena, en su resonancia se expande a todo el mundo, y hoy vemos cómo en todo el mundo se celebra, todos los días, en lo que se denomina eucaristía o santa misa.

La nave de Isis, además de con la pascua y la eucaristía, encuentra su resonancia también en el Tzolkin, ya que la segunda vez que reaparece el Tzolkin en el transcurso del año lo hace asociado a la primera luna llena después del equinoccio, que solo puede transcurrir entre el 22 de marzo y el 18 de abril. La luna llena siempre tiene que aparecer en alguno de esos días.

Si utilizamos el Tzolkin tipo como muestra, numerando los 260 días que separan el 26 de julio y el 12 de abril, los días anteriores al 12 de abril van a corresponder a alguno de los días finales del Tzolkin, que transcurren en la columna 13. Y a partir del 12 de abril, los días que transcurren son los equivalentes a los primeros del Tzolkin tipo, que están en la columna 1.
Pero los días que aparecen en la columna 13 son los ocultos de los que aparecen en la columna 1, de forma que de alguna manera se trata de los mismos días.

Este año, la nave de Isis y la luna llena después del equinoccio suceden el 4 de abril, de modo que si el 12 de abril es el equivalente a dragón 1 como inicio en el Tzolkin tipo, el 4 de abril es el equivalente al caminante del cielo 6, en la onda de la estrella, siendo su oculto numéricamente el día 19 de abril con el guerrero 3 según los sellos de este año, y al ser el octavo día del nuevo Tzolkin, estrella 8 en el Tzolkin tipo.

Así, todos los años la aparición de la segunda repetición está asociada a ese momento donde los ocultos se juntan, no como días sino con la fuerza de la onda.

El momento señalado por el equinoccio y por la primera luna llena es resonante en las culturas prehistóricas de Egipto y en toda la evolución posterior, que es enlazadora, porque las personas vivimos en la tierra no para ignorarnos sino para conocernos, y al reconocernos, amarnos.

Chaplin se baja de la nave de Isis y es noche 4, o sea como ser sol o cómo ser RA.

Chaplin_The_Kid_edit
En un día luna 6, cuyo oculto es humano 8, y que evolutivamente es humano 8 – humano 8, o sea luna 6 – luna 6, es maravilloso poder hablar de Charles Chaplin. Gracias.

La luna de Isis, o sea la nave de Isis o luna llena con que se inicia la primavera, es decir, el florecer de la vida, en aquel año de 1889 ocurrió el día 15 de abril por la noche.
Quizá nos guste ser muy precisos, pero mejor olvidarlo porque no importa. ¿Nos interesa saber los minutos y segundos exactos o qué fue lo que ocurrió?

A mí personalmente me encantan los relojes, pero sobre todo para dejarlos dormir en algún cajón olvidado. Pero el reloj celeste que permite aparecer la luna sí me interesa, y creo que todas las páginas de las www sitúan el 15 por la noche como momento de la luna llena de aquella primavera.
Ese es el momento en que eligió entrar en esta dimensión el abuelo CHARLOT. Estamos hablando del 16 de abril de 1889, es decir, lo primero que sucede después de la luna llena, que también es la nave de Isis, inicio de la Pascua, inicio de tantas cosas…
Queremos resaltar que abril de 1889, en el código maya se encontraría todavía en 1888, ya que según la tradición maya que sigue esta página el comienzo del año se sitúa el 26 de julio.
Por ese motivo, esa luna llena está todavía en el año 1888.

Queremos resaltar que estamos hablando de la luna llena de Pascua, del año 1888 en el código maya y también de Chaplin, que si algo nos ha enseñado es a reír –gracias Maestro-.
Resaltamos este momento de la luna llena de Pascua -a parte de la figura extraordinaria de esta persona, que con sus gestos y símbolos ha conectado y sigue haciéndolo con el alma de tantas personas- porque este humano fue a fallecer o a salir de esta dimensión en otra luna llena. Esto nos parece una gran sincronía, es decir que contiene un mensaje.

Cuidado, que lunas llenas hay muchas y en sí todas son valiosas, pero la luna llena en que se le ocurre terminar su misión es la de la Pascua de las felices pascuas y de Papa Noel, pero sobre todo del niño Jesús, que es más o menos el tiempo en que estamos entrando, porque su fallecimiento ocurrió el 25 de diciembre de 1977.

Encontramos que nacer en la Pascua de la libertad y del comienzo, y transcender en la Pascua asociada al nacimiento de la Era común, o sea el nacimiento de Jesucristo, el 25 de diciembre fun-fun-fun, no es que sea una sincronía sino que es una extraordinaria sincronía.

Pero ahora fíjense ustedes en la fecha 1888 en código maya, aparentemente oculta bajo 1889. Es especialmente interesante porque representa tres infinitos y la unidad, que es como hacer presente al tetraedro.
Sucede que el abuelo Charles transcendió, es decir se fue a la otra vida, asociado también al 8, porque tenía 88 años, 8 meses y poco más de 8 días.
Esto es un hecho bastante singular, que está realzando el 8 en un momento en que estamos hablando del 8, de la sociedad de la estrella y de Seshat.
Cuando pasa a la otra vida con 88 años, 8 meses, 8 días y poco más de 8 horas (en realidad no sabemos cuál es el momento exacto; en todo caso es compatible), el momento que elige –porque parece que elige todo- es el 25 de diciembre de 1977, siendo luna llena.

Ese día, aparte de que sumando 5 y 2 sean 7, que ya lo consideramos como una resonancia más rebuscada, en el Tzolkin es guerrero 7, es decir se va como un guerrero resonante del amor incondicional.
Claro, su entrada el 16 de abril de 1889, cuando se baja de la nave de Isis, es noche 4.
Chaplin se baja de la nave de Isis siendo noche 4, o sea cómo ser sol o cómo ser RA.
Brother, maravilloso ensueño, sí, como el sol, tono 4 de la onda del sol.
Sister, maravilloso ensueño, maravillosa luz.

Parece ser que nació en una caravana en un campamento gitano.
Parece ser que su padre era alcohólico.
Parece ser que su madre fue internada varias veces en hospitales psiquiátricos.
Parece ser que estuvo varios años en un orfanato.

Parece ser que tenía alma.
Parece ser que el alma necesita pocas cosas y las que necesita acuden en el momento oportuno.
Parece ser que otro mundo es posible hoy.
Gracias “honor”.

Este año 2014 está asociado a la recuperación del alma, a la sanación del alma de la humanidad y al reconocimiento de lo femenina

COMIENZO DEL AÑO MAYA 2014 -LUNA SOLAR 9- (vídeo 26 julio)

Una de las indicaciones de este año maya, como luna, es la entrada en el quinto castillo.
La vibración de la luna está asociada a la emoción, a la recuperación del alma, a la sanación del alma de la humanidad y al reconocimiento de la energía femenina.

Este año tiene mucho que ver con el alma colectiva.
El alma de la humanidad está en el origen de las guerras. La gente dice “ellos han hecho esto” “nos robaron aquello“, “nos quitaron lo otro”, “nos llamaron tontos”, “nos dijeron tal”. Pero son reivindicaciones que no han vivido, en una época alejada del presente, y eso genera guerras, absurdamente. Y si algo te mete en estas guerras, es que está necesitando ser sanando del alma colectiva.
Las personas vivimos cada día, y cada día podemos ser felices, por ejemplo cuando transmutamos y encontramos lo maravilloso que hay detrás de algo que inicialmente no nos gusta.

Otra de las indicaciones de la luna es la energía femenina, porque la luna rige los ciclos de la mujer. Pero la luna es Isis. La nave de Isis está asociada a la Pascua y Jesucristo que está en la cruz es una expresión de la nave de Isis, sencillamente porque el día que los egipcios dedicaban a Isis era la primera luna llena de primavera, de forma similar a como sucede actualmente con la Pascua.
En este comienzo del año maya 2014 estamos cercanos a esa vibración. Por eso es importante, de forma personal, recuperar el alma; sanar el alma del arquetipo humano; y también recuperar la dignidad de la mujer, reconocer su sabiduría y todo lo que proviene de esa energía que acoge, cría, educa, enseña y ama de todas las formas.
Todo esto forma parte de las vivencias de este año que te impulsan a la transcendencia (tono 9).

El trabajo personal de recuperar el alma consiste en quitarte cosas, por ejemplo cómo deben ser las cosas, qué es lo correcto y lo incorrecto. Tu corazón no está en esos razonamientos y así te lo va a decir, porque cuando conectas con tu corazón tienes que estar dispuesto a perder. Si siempre quieres ganar, no estás escuchando tu alma. Si te sientes menos por perder, no estás cumpliendo tu misión, que es venir a ayudar a otras personas, y no el ser tú el dominante.

Por eso la energía femenina es importante, porque no trata de ser dominante. En el diálogo de la energía femenina con la masculina, la energía femenina hace al otro importante y más real, porque no quiere ser apabullante y dominante.

Entonces, parte del diálogo contigo mismo este año maya 2014 es recuperar el alma, empezando a quitar elementos que no te pertenecen y que quizá son culturales.
Puedes pensar en qué van a decir los demás, que soy tonto y que los otros triunfan más, pero evidentemente si tu meta es el triunfo, no estás en una vivencia transcendente.
Todos los triunfos los derrota el tiempo. El ser humano más poderoso termina siempre, incluyendo su cuerpo, decrépito y derrotado.
Sin embargo, la vivencia de la transcendencia, que es atemporal, no te lleva a la decrepitud, sino a la inmortalidad. Por eso es transcendencia. Y entonces es donde, ahí mismo, empieza ya un gozo diferente y una vitalidad diferente.

Neftis, Isis y Anubis pueden aparecer como dioses, entidades o seres poderosos, pero sobre todo se trata de conceptos dirigidos al alma

Neftis representa lo que no se ve y está oculto bajo la forma, e Isis lo que se ve. La unión entre lo que se ve y lo que no se ve es el horizonte.
Hay una línea por encima de la cual están las cosas que se ven y por debajo las que no se ven. Por ejemplo, en un árbol se ve el tronco y las ramas pero no las raíces.

El horizonte es Anubis. Podemos decir que Anubis es donde se une lo que se ve y lo que no se ve.
Estas palabras pueden ser oscuras y crípticas. Sin embargo para las personas cuyo corazón o alma se despierta simplemente por oír hablar en los términos del código Tzolkin, aun sin comprender los significados tanto como a veces creen que quisieran comprender, es decir para las personas a quien el Tzolkin les interesa, atrae, despierta y alegra, el Tzolkin contiene un horizonte que se sitúa entre las horizontales 10 y 11.

La horizontal 10 contiene lo que expresa el perro y la horizontal 11 lo que viene expresado por el mono, que es el oculto del perro, siendo la línea que separa las filas 10 y 11 el espejo.
Entras en el espejo (onda 10) cuando llegas al 10, y a partir del 11 naces dentro del espejo.
De esta manera, aparece relacionado con la mitología egipcia de Neftis e Isis, puesto que hay algo que se ve y algo que no se ve, y ambos están siempre unidos.

Neftis, Isis y Anubis no son dioses, aunque aparentemente pudieran parecerlo. Dentro del mundo hipotético, que a veces se transforma en un mundo real, alguna persona puede hacer una petición u ofrenda como consideración de dios, pero son sobre todo conceptos para el despertar del alma.
Dentro de una determinada forma de vivencia, que seguramente no es la tuya al menos plenamente, pueden aparecer como dioses, entidades o seres poderosos, pero sobre todo se trata de conceptos dirigidos al alma.

En este espacio temporal que se ha inaugurado, es decir en este largo presente, la importancia se sitúa en el alma.
También la resonancia se sitúa en este tiempo en la energía femenina, como una energía que no quiere imponerse sino que es amorosa, precisamente porque te hace a ti y al otro importante y no busca imponerse. Una de las cosas que contiene la energía femenina es que hace bello todo, la vivencia, el lugar y el atuendo.
En estos momentos es importante escuchar esta vivencia que está presente en todas las personas, porque todas las personas son, como microcosmos, una expresión de la totalidad.
En unas personas está más presente y forma parte en esta encarnación de su tarea primordial, pero está en el interior de todas las personas, y escucharla forma parte del despertar de la conciencia.

Estos conceptos de la mitología egipcia, Isis, Neftis y Anubis, permiten situarse ante un conocimiento atemporal, puesto que ya no tienen sustento en ningún país, corporación o ejército y sin embargo siguen estando ahí accesibles, en ese horizonte entre lo que se ve y lo que no se ve.
Si añadimos –añadir o sumar, que contiene una cruz, es importante para la paz y la felicidad- el contenido del código Tzolkin, nos dice que las filas 10 y 11 forman parte del paso al interior del espejo.
También hay un espejo derecha-izquierda y un lugar donde se pasa, que es la columna resonante, donde en el centro está el nuevo nacimiento.

Anubis en esta consideración egipcia es el que hace el pesaje del corazón.
Hay muchas personas a quien quizá no les gusta, desde tal vez algo herido en su interior, que exista un idioma enlazador que una a muchas personas y que contenga la palabra pesaje para expresar lo que hace una balanza cuando pesa, pero quizá ese idioma enlazador, cuando está hablando de lo que sucede en la tienda de ultramarinos mientras determinan la cantidad que te vas a llevar de azúcar o de lo que sea, también misteriosamente establece una unión fonética resonante con el paso a la libertad.
El pesaje podemos relacionarlo fonéticamente con “pesaj”, la pascua, el paso a la libertad, la entrada a la libertad y la salida del inframundo al mundo real.
Evidentemente con 3.000 idiomas podrían suceder otras cosas, pero no ésta.

Anubis hace el pesaje del corazón y sabemos que el pesaje es también la pascua, que a su vez también es la nave de Isis, el paso y el atravesar la muerte hacia la inmortalidad.
Esto está situado sobre una resonancia fonética, pero la persona que lo escuche hoy puede pertenecer a de las muchas etnias enlazadas en ese idioma que habla del pesaj para decir que está determinando el peso de algo.
También de lo que está hablando es del paso a la libertad. Esto que decimos “otro mundo es posible hoy”, es la pascua.

El encargado es Anubis, en el horizonte de este lugar resonante donde se pasa a una nueva vida, y es un perro o cánido.
Este año nos encontramos con esta resonancia donde aparece el mago, que es el sello 14, y en la parte que no se ve se encuentra el 10, porque evolutivamente donde se encuentra el sello 14 se puede situar la onda 14, que es la del Perro, cuando se coloca el Tzolkin en forma de ondas.
La horizontal 14 va a contener la onda 10. Hay algo que se ve, en este caso el 14, y hay algo dentro que no se ve, que es el 10. El horizonte, el lugar del pesaje del corazón o lugar donde se pasa, tiene que ver con el mago.

Todo este año 14, también como un hecho sincrónico o como una de esas retumbantes casualidades –bueno, digo retumbantes pero podría decir resonantes, estruendosas-, está iniciando el acceso al mago 10 (año maya 2015).

Hay un tiempo asociado al reconocimiento que viene de fuera, otro al reconocimiento que viene de dentro y otro a la transcendencia

Hay un tiempo donde las personas necesitan afirmarse.
Hay un tiempo donde las personas y también las sociedades necesitan afirmarse, igual que hay un tiempo en el que el bebé para su expansión necesita que le miren y telepáticamente conectar con la imagen.

Hay un tiempo donde lo importante es “tú eres otro yo”, “yo soy otro tú”, como hay un tiempo donde un recién nacido necesita fusionarse en el juego e interactuar con otras personas. Entonces, que le pongan una barrera y le digan “no juegas” le produce daño y disgusto. Aunque también contiene impulso evolutivo subjetivamente le produce disgusto, hasta que encuentra que su autoexistencia no depende del reconocimiento externo sino interno.

Ahí comienza la nave de Isis o también la Pascua como paso a la libertad.
Muchas personas están ya maduras para ello.
Ciertamente es un momento para recapitular y para reconocerse.

Conectar con el programa interior, o sea reconocer la autoexistencia, también es un paso previo para la sociedad de la estrella. Por eso hay dos o quizá tres momentos cumbre en la experiencia interna. Uno está asociado al reconocimiento que viene de fuera, otro al reconocimiento que viene de dentro, que sería la resonancia, y otro a la transcendencia, donde encontramos al caminante del cielo, la sociedad de la estrella y al quinto castillo como expresión.