ONDA DE LA MANO: Del 21 de noviembre al 3 de diciembre

ONDA DE LA MANO: Del 21 de noviembre al 3 de diciembre

La onda de la MANO hace referencia a la impecabilidad de la acción, y también a la sana acción y a la acción sanadora. Termina en la tormenta, por lo que cuando trabajas en esta onda estás avanzando hacia la transformación.

Lo primero que nos encontramos como tono 2 es que la impecabilidad de la acción te sitúa en la armonía de la ESTRELLA en tu interacción con el otro. Es decir que para que la acción sea impecable tu relación con el otro, con el dos, tiene que ser ética, armónica y bella, porque la belleza es algo vibracional. Si no aparece esa vibración de la maravilla y de la belleza, la acción podrá ser correcta y adecuada, pero impecable es algo más que correcto.

La onda de la mano, que es la tercera onda, la onda del servicio, también es la que enlaza con el sol, con la iluminación. La auténtica sanación es la iluminación, de modo que cuando el sol se abre a la transcendencia, vemos cuál es la naturaleza de esa iluminación, y es todo lo que contiene el castillo verde; algo nuevo, pero que siempre ha estado ahí.

La luna aparece como tono 3 en la onda de la mano. Es el tercer tres. Y la luna es la emoción. Pero el número tres es el servicio. Siente, permítete sentir, para ayudar a los seres humanos a ser humanos. De alguna manera es un servicio, que está dentro de ti y lo puedes hacer en cualquier momento. Sueña lo mejor, sueña la abundancia, para que ocurra. Tiéndele un puente a la abundancia.

La acción impecable tiene que estar llena de una emoción (LUNA), que solo puede ser amorosa (PERRO) para que sea útil al grupo. El tono 4 nos habla del amor incondicional. Para que una acción sea impecable tiene que estar hecha como indica el perro, es decir, llena de amor incondicional. Y lo que le da fuerza (tono 5) es la alegría y la inocencia (MONO).

En el tono 6 la impecabilidad de la acción nos habla de la libertad (HUMANO). Asociamos el tono 6 con la columna 6, donde están todos los portales que te permiten acceder a la resonancia, al nuevo nacimiento.
Entonces vemos cómo en la impecabilidad de la acción también se abre una puerta a la resonancia, desde la libertad. Si una acción es correcta, pero es forzada y no libre, no abre esa puerta a la resonancia porque no es impecable; no lleva en la vibración la sanación.
La libertad abre una puerta que hace un exorcismo y eso sucede en todas las direcciones. Hace un exorcismo sobre la persona que es impecable en su hacer desde la libertad, y hace un exorcismo sobre las personas que reciben el resultado de esa acción. Y por eso es una acción sana y sanadora.

La liberación se consigue en esta onda con la alineación y el encuentro con uno mismo (tierra, tono 11).
El cambio de energía en esta onda desde la sanación hacia la transformación, se produce con el caminante del cielo (tono 7), donde se puede canalizar y por lo tanto resulta fácil, la eliminación de patrones mentales y restricciones.

La transcendencia se alcanza al llegar a la tormenta, que corresponde a los cambios instantáneos. En nuestras manos está la capacidad y oportunidad de sanación, hacia nosotros y hacia los demás.

El espejo se presenta como tono 12 de la onda de la Mano, es decir como algo sanador con vocación de colaborar con la vida, con todo lo existente.

Onda evolutiva de la mano: fuerza creadora desde el ensueño

ONDA EVOLUTIVA DE LA MANO:
Las ondas evolutivas aportan enfoques diferentes que permiten que se desplieguen contenidos compactados de la realidad. Así, la consideración del Tzolkin desde el punto de vista de las ondas, situando las ondas en las 13 casillas de cada fila, despliega y actúa como portal de las dimensiones compactadas, lo cual favorece el proceso evolutivo.

LA TERCERA FILA:
En el caso de la onda de la mano, al establecer el Tzolkin de ondas aparece en la tercera fila, asociando los contenidos del ensueño de la noche a la actividad de la mano; hay una fuerza creadora del ensueño de la noche que procede de su característica como expresión de la familia verde y del día verde. De modo que ensoñar es el “hacer” de los ángeles.

La onda de la mano, cuando se considera desde esa perspectiva despliega y hace accesible una realidad compactada, que también traduce una expansión de la realidad y por eso es evolutiva.
La mano, que también relacionamos con el peregrinaje sagrado de los Huicholes y su reconocimiento a las faltas del amor, asocia un ensueño creador, que le da realidad al “hacer” de la mano, que es un hacer sanador. Cuando es evolutivo no solo sana el cuerpo sino también la capacidad de acceder a la inmortalidad a través de la plenitud de las vivencias experienciales.

De modo que el propósito de la mano (mano 1) está asociado con el ensueño como servicio (noche 3) de la onda del dragón, es decir, en favor del cumplimiento de la misión desde la solidaridad. En su forma transcendente (tormenta 13), resurrección transcendente, se fusiona con la noche 9 de la onda del águila, es decir, es la sanación de la visión que permite ver la sociedad de la estrella, viendo siempre lo óptimo y conteniendo una fuerza que le impulsa al despliegue total de la onda en su forma transcendente, y que como expresa una tormenta, es una resurrección.

Hay un hecho resucitador (tormenta), que se activa desde la visión (onda del águila en el Tzolkin evolutivo) en el territorio de las vivencias (color azul), que en su máximo despliegue (mano 13), te sitúa en la expansión del castillo verde, onda estrella.

COLUMNA 2:
La consideración de la línea vertical es que donde se sitúa la onda de la mano en el Tzolkin tipo van a aparecer todos los tonos 2 entre la onda 7 y la 19, conteniendo un regalo y también un desafío.
La presencia del 7 a través de la onda 7 de la tormenta y del sello 7 de la mano quiere decir que estamos ante un fenómeno resonante en todos los niveles, que hace referencia a la vibración intrínseca de la realidad que entonces es excepcionalmente accesible.
El propósito de la onda de la mano (mano 1) cuando la onda de la mano está situada en vertical (Tzolkin tipo) se superpone con el tono 2 de la onda de la tormenta que aparece cuando colocamos las ondas en sentido horizontal. El tono 2 de la onda de la tormenta es la iluminación como regalo, el sol.
También, el resto de los lugares ocupados por la onda de la mano son regalos desde este nivel: caminante del cielo 2, mago 2, águila 2, etc., hasta el guerrero 2 en la onda del águila, creando así un puente entre las vivencias del segundo castillo y las del quinto castillo o castillo verde.

Se establece un puente -por eso es evolutivo- que propicia desde la experiencia vivencial el acceso al castillo verde, siempre como regalo, porque el cielo no es conquistable sino siempre un regalo desde la actitud.
El acceso a la experiencia vivencial requiere una actitud de respeto, pero no de miedo sino de paz, es decir de aceptación, y sobre todo una actitud de amor.

ONDA DE LA MANO: Del 6 al 18 de marzo

ONDA DE LA MANO: Del 6 al 18 de marzo

La onda de la MANO hace referencia a la impecabilidad de la acción, y también a la sana acción y a la acción sanadora. Termina en la tormenta, por lo que cuando trabajas en esta onda estás avanzando hacia la transformación.

Lo primero que nos encontramos como tono 2 es que la impecabilidad de la acción te sitúa en la armonía de la ESTRELLA en tu interacción con el otro. Es decir que para que la acción sea impecable tu relación con el otro, con el dos, tiene que ser ética, armónica y bella, porque la belleza es algo vibracional. Si no aparece esa vibración de la maravilla y de la belleza, la acción podrá ser correcta y adecuada, pero impecable es algo más que correcto.

La onda de la mano, que es la tercera onda, la onda del servicio, también es la que enlaza con el sol, con la iluminación. La auténtica sanación es la iluminación, de modo que cuando el sol se abre a la transcendencia, vemos cuál es la naturaleza de esa iluminación, y es todo lo que contiene el castillo verde; algo nuevo, pero que siempre ha estado ahí.

La luna aparece como tono 3 en la onda de la mano. Es el tercer tres. Y la luna es la emoción. Pero el número tres es el servicio. Siente, permítete sentir, para ayudar a los seres humanos a ser humanos. De alguna manera es un servicio, que está dentro de ti y lo puedes hacer en cualquier momento. Sueña lo mejor, sueña la abundancia, para que ocurra. Tiéndele un puente a la abundancia.

La acción impecable tiene que estar llena de una emoción (LUNA), que solo puede ser amorosa (PERRO) para que sea útil al grupo. El tono 4 nos habla del amor incondicional. Para que una acción sea impecable tiene que estar hecha como indica el perro, es decir, llena de amor incondicional. Y lo que le da fuerza (tono 5) es la alegría y la inocencia (MONO).

En el tono 6 la impecabilidad de la acción nos habla de la libertad (HUMANO). Asociamos el tono 6 con la columna 6, donde están todos los portales que te permiten acceder a la resonancia, al nuevo nacimiento.
Entonces vemos cómo en la impecabilidad de la acción también se abre una puerta a la resonancia, desde la libertad. Si una acción es correcta, pero es forzada y no libre, no abre esa puerta a la resonancia porque no es impecable; no lleva en la vibración la sanación.
La libertad abre una puerta que hace un exorcismo y eso sucede en todas las direcciones. Hace un exorcismo sobre la persona que es impecable en su hacer desde la libertad, y hace un exorcismo sobre las personas que reciben el resultado de esa acción. Y por eso es una acción sana y sanadora.

La liberación se consigue en esta onda con la alineación y el encuentro con uno mismo (tierra, tono 11).
El cambio de energía en esta onda desde la sanación hacia la transformación, se produce con el caminante del cielo (tono 7), donde se puede canalizar y por lo tanto resulta fácil, la eliminación de patrones mentales y restricciones.

La transcendencia se alcanza al llegar a la tormenta, que corresponde a los cambios instantáneos. En nuestras manos está la capacidad y oportunidad de sanación, hacia nosotros y hacia los demás.

El espejo se presenta como tono 12 de la onda de la Mano, es decir como algo sanador con vocación de colaborar con la vida, con todo lo existente.

ONDA DE LA MANO: Del 2 al 14 de octubre. La auténtica sanación es la iluminación

Onda Mano
ONDA DE LA MANO: Del 2 al 14 de octubre
La onda de la mano termina en la tormenta, por lo que cuando trabajas en esta onda estás avanzando hacia la transformación.
Lo que da fuerza a la sanación (mano) en este camino es la alegría y el juego (tono 5, mono), así como la intuición y la creatividad (tono 9, águila) dan fuerza y posibilitan la sanación instantánea (tormenta, tono 13).
En el camino hacia la transformación, el desafío es el trabajo con la ética y la prosperidad (tono 2, estrella), pero es el que a su vez puede ayudarnos a avanzar.

La liberación se consigue en esta onda con la alineación y el encuentro con uno mismo (tierra, tono 11).
El cambio de energía en esta onda desde la sanación hacia la transformación, se produce con el caminante del cielo (tono 7), donde se puede canalizar y por lo tanto resulta fácil, la eliminación de patrones mentales y restricciones.

La transcendencia se alcanza al llegar a la tormenta, que corresponde a los cambios instantáneos. En nuestras manos está la capacidad y oportunidad de sanación, hacia nosotros y hacia los demás.
La luna aparece como tono 3 en la onda de la mano. Es el tercer tres. Y la luna es la emoción. Pero el número tres es el servicio. Siente, permítete sentir, para ayudar a los seres humanos a ser humanos. De alguna manera es un servicio, que está dentro de ti y lo puedes hacer en cualquier momento. Sueña lo mejor, sueña la abundancia, para que ocurra. Tiéndele un puente a la abundancia.
El espejo se presenta como tono 12 de la onda de la Mano, es decir como algo sanador con vocación de colaborar con la vida, con todo lo existente.

La onda de la mano, que es la tercera onda, la onda del servicio, también es la que enlaza con el sol, con la iluminación. La auténtica sanación es la iluminación, de modo que cuando el sol se abre a la transcendencia, vemos cuál es la naturaleza de esa iluminación, y es todo lo que contiene el castillo verde; algo nuevo, pero que siempre ha estado ahí.

Onda evolutiva de la mano

onda evolutiva de la mano
ONDA EVOLUTIVA DE LA MANO:

Las ondas evolutivas aportan enfoques diferentes que permiten que se desplieguen contenidos compactados de la realidad. Así, la consideración del Tzolkin desde el punto de vista de las ondas, situando las ondas en las 13 casillas de cada fila, despliega y actúa como portal de las dimensiones compactadas, lo cual favorece el proceso evolutivo.

LA TERCERA FILA:
En el caso de la onda de la mano, al establecer el Tzolkin de ondas aparece en la tercera fila, asociando los contenidos del ensueño de la noche a la actividad de la mano; hay una fuerza creadora del ensueño de la noche que procede de su característica como expresión de la familia verde y del día verde. De modo que ensoñar es el “hacer” de los ángeles.

La onda de la mano, cuando se considera desde esa perspectiva despliega y hace accesible una realidad compactada, que también traduce una expansión de la realidad y por eso es evolutiva.
La mano, que también relacionamos con el peregrinaje sagrado de los Huicholes y su reconocimiento a las faltas del amor, asocia un ensueño creador, que le da realidad al “hacer” de la mano, que es un hacer sanador. Cuando es evolutivo no solo sana el cuerpo sino también la capacidad de acceder a la inmortalidad a través de la plenitud de las vivencias experienciales.

De modo que el propósito de la mano (mano 1) está asociado con el ensueño como servicio (noche 3) de la onda del dragón, es decir, en favor del cumplimiento de la misión desde la solidaridad. En su forma transcendente (tormenta 13), resurrección transcendente, se fusiona con la noche 9 de la onda del águila, es decir, es la sanación de la visión que permite ver la sociedad de la estrella, viendo siempre lo óptimo y conteniendo una fuerza que le impulsa al despliegue total de la onda en su forma transcendente, y que como expresa una tormenta, es una resurrección.

Hay un hecho resucitador (tormenta), que se activa desde la visión (onda del águila en el Tzolkin evolutivo) en el territorio de las vivencias (color azul), que en su máximo despliegue (mano 13), te sitúa en la expansión del castillo verde, onda estrella.

LA COLUMNA 2:
La consideración de la línea vertical es que donde se sitúa la onda de la mano en el Tzolkin tipo van a aparecer todos los tonos 2 entre la onda 7 y la 19, conteniendo un regalo y también un desafío.
La presencia del 7 a través de la onda 7 de la tormenta y del sello 7 de la mano quiere decir que estamos ante un fenómeno resonante en todos los niveles, que hace referencia a la vibración intrínseca de la realidad que entonces es excepcionalmente accesible.
El propósito de la onda de la mano (mano 1) cuando la onda de la mano está situada en vertical (Tzolkin tipo) se superpone con el tono 2 de la onda de la tormenta que aparece cuando colocamos las ondas en sentido horizontal. El tono 2 de la onda de la tormenta es la iluminación como regalo, el sol.
También, el resto de los lugares ocupados por la onda de la mano son regalos desde este nivel: caminante del cielo 2, mago 2, águila 2, etc., hasta el guerrero 2 en la onda del águila, creando así un puente entre las vivencias del segundo castillo y las del quinto castillo o castillo verde.

Se establece un puente -por eso es evolutivo- que propicia desde la experiencia vivencial el acceso al castillo verde, siempre como regalo, porque el cielo no es conquistable sino siempre un regalo desde la actitud.
El acceso a la experiencia vivencial requiere una actitud de respeto, pero no de miedo sino de paz, es decir de aceptación, y sobre todo una actitud de amor.

ONDA DE LA MANO: Del 15 al 27 de enero. La auténtica sanación es la iluminación

ONDA DE LA MANO: Del 15 al 27 de enero
Onda Mano
La onda de la mano termina en la tormenta, por lo que cuando trabajas en esta onda estás avanzando hacia la transformación.
Lo que da fuerza a la sanación (mano) en este camino es la alegría y el juego (tono 5, mono), así como la intuición y la creatividad (tono 9, águila) dan fuerza y posibilitan la sanación instantánea (tormenta, tono 13).
En el camino hacia la transformación, el desafío es el trabajo con la ética y la prosperidad (tono 2, estrella), pero es el que a su vez puede ayudarnos a avanzar.

La liberación se consigue en esta onda con la alineación y el encuentro con uno mismo (tierra, tono 11).
El cambio de energía en esta onda desde la sanación hacia la transformación, se produce con el caminante del cielo (tono 7), donde se puede canalizar y por lo tanto resulta fácil, la eliminación de patrones mentales y restricciones.

La transcendencia se alcanza al llegar a la tormenta, que corresponde a los cambios instantáneos. En nuestras manos está la capacidad y oportunidad de sanación, hacia nosotros y hacia los demás.
La luna aparece como tono 3 en la onda de la mano. Es el tercer tres. Y la luna es la emoción. Pero el número tres es el servicio. Siente, permítete sentir, para ayudar a los seres humanos a ser humanos. De alguna manera es un servicio, que está dentro de ti y lo puedes hacer en cualquier momento. Sueña lo mejor, sueña la abundancia, para que ocurra. Tiéndele un puente a la abundancia.
El espejo se presenta como tono 12 de la onda de la Mano, es decir como algo sanador con vocación de colaborar con la vida, con todo lo existente.
La onda de la mano, que es la tercera onda, la onda del servicio, también es la que enlaza con el sol, con la iluminación. La auténtica sanación es la iluminación, de modo que cuando el sol se abre a la transcendencia, vemos cuál es la naturaleza de esa iluminación, y es todo lo que contiene el castillo verde; algo nuevo, pero que siempre ha estado ahí.

ONDA DEL VIENTO: la palabra es lo más sanador que hay o, dicho en negativo, lo más ofensor que hay

Onda Viento
ONDA DEL VIENTO: Del 11 al 23 de noviembre
La onda asociada del viento es la mano, ya que el oculto del viento 1 es la tormenta 13, cuya onda comienza en la mano.
La comunicación (viento) va asociada a la sanación y realización (mano): la palabra o el sonido es lo más sanador que hay o, dicho en negativo, lo más ofensor que hay, incluso puede destruir a una persona. Si te cierras a la comunicación, enfermas. Incluso algunas personas asocian el aislamiento con enfermedades graves como el cáncer.
Según el viento se transforma en mago (onda del viento), la mano se va transformando en tormenta (onda de la mano). Esto quiere decir que cada vez que se avanza en la sabiduría, te vas transformando, pudiendo conseguir la sanación instantánea, aunque exija un esfuerzo.
La capacidad de sanación instantánea por lo tanto es posible trabajando con las ondas del viento y de la mano. Podrá exigir un esfuerzo de conciencia, centrándose, pero es posible.
Mano y Viento son de la misma familia y expresan una similitud, donde lo que cambia es el tipo de experiencia.
El Viento es una Mano, que viene a querer decir que el espíritu es la energía que hace todas las cosas. Si algo llega a realizarse, o sea si algo llega a ser real, es desde una dimensión espiritual

La onda del viento viene a expresar como propósito el espíritu y la comunicación. Podemos encontrar un despliegue maravilloso que en ocasiones aparece claramente como una sanación total.
La tormenta es el sello oculto y le aporta a cada expresión del viento un valor asociado a la resurrección o a reinventarse, todo ello como algo que está sucediendo, porque eso es el tiempo. Lo azul es algo que está sucediendo.

La onda del viento, que es el espíritu, en asociación con la tormenta está expresando al creador, la fuerza creadora, y ello con una característica blanca, es decir, pura emoción y puro amor.
La onda del viento finaliza en el mago (tono 13), por lo que cuando desarrollas esta onda, te conviertes en un mago, o dicho de otra forma, la madurez de la comunicación es el mago.
Cuanto más te comunicas, más sabiduría recibes. Ahora bien, si te cierras a la comunicación también te cierras al mago. Puede que seas un brujo, consiguiendo poder, pero no un mago, porque este es benéfico.
El maestro en esta onda es la noche (tono 2); nos puede costar ensoñar la abundancia para nosotros o para los demás, pero es lo que nos hace despertar y movernos, avanzando hacia la sabiduría del mago
El tono 5 en esta onda es el desapego (enlazador de mundos), que es lo que da fuerza a la comunicación (viento) para conseguir llegar a la sabiduría (mago). Y en el camino a la sabiduría desde la comunicación, también da fuerza el amor incondicional (tono 9).

Onda de la mano: ensoñar es el “hacer” de los ángeles

onda evolutiva de la mano
Onda evolutiva de la mano
La expresión de la onda evolutiva de la mano comienza con una aclaración.
Las ondas evolutivas aportan enfoques diferentes que permiten que se desplieguen contenidos compactados de la realidad. Así, la consideración del Tzolkin desde el punto de vista de las ondas, situando las ondas en las 13 casillas de cada fila, despliega y actúa como portal de las dimensiones compactadas, lo cual favorece el proceso evolutivo.

En el caso de la onda de la mano, al establecer el Tzolkin de ondas aparece en la tercera fila, asociando los contenidos del ensueño de la noche a la actividad de la mano; hay una fuerza creadora del ensueño de la noche que procede de su característica como expresión de la familia verde y del día verde. De modo que ensoñar es el “hacer” de los ángeles.

La onda de la mano, cuando se considera desde esa perspectiva despliega y hace accesible una realidad compactada, que también traduce una expansión de la realidad y por eso es evolutiva.
La mano, que también relacionamos con el peregrinaje sagrado de los Huicholes y su reconocimiento a las faltas del amor, asocia un ensueño creador, que le da realidad al “hacer” de la mano, que es un hacer sanador. Cuando es evolutivo no solo sana el cuerpo sino también la capacidad de acceder a la inmortalidad a través de la plenitud de las vivencias experienciales.

De modo que el propósito de la mano (mano 1) está asociado con el ensueño como servicio (noche 3) de la onda del dragón, es decir, en favor del cumplimiento de la misión desde la solidaridad. En su forma transcendente (tormenta 13), resurrección transcendente, se fusiona con la noche 9 de la onda del águila, es decir, es la sanación de la visión que permite ver la sociedad de la estrella, viendo siempre lo óptimo y conteniendo una fuerza que le impulsa al despliegue total de la onda en su forma transcendente, y que como expresa una tormenta, es una resurrección.

Hay un hecho resucitador (tormenta), que se activa desde la visión (onda del águila en el Tzolkin evolutivo) en el territorio de las vivencias (color azul), que en su máximo despliegue (mano 13), te sitúa en la expansión del castillo verde, onda estrella.
Esa es la consideración de la línea horizontal.

La consideración de la línea vertical es que donde se sitúa la onda de la mano en el Tzolkin tipo van a aparecer todos los tonos 2 entre la onda 7 y la 19, conteniendo un regalo y también un desafío.
La presencia del 7 a través de la onda 7 de la tormenta y del sello 7 de la mano quiere decir que estamos ante un fenómeno resonante en todos los niveles, que hace referencia a la vibración intrínseca de la realidad que entonces es excepcionalmente accesible.
El propósito de la onda de la mano (mano 1) cuando la onda de la mano está situada en vertical (Tzolkin tipo) se superpone con el tono 2 de la onda de la tormenta que aparece cuando colocamos las ondas en sentido horizontal. El tono 2 de la onda de la tormenta es la iluminación como regalo, el sol.
También, el resto de los lugares ocupados por la onda de la mano son regalos desde este nivel: caminante del cielo 2, mago 2, águila 2, …, hasta el guerrero 2 en la onda del águila, creando así un puente entre las vivencias del segundo castillo y las vivencias del quinto castillo o castillo verde.

Se establece un puente -por eso es evolutivo- que propicia desde la experiencia vivencial el acceso al castillo verde, siempre como regalo, porque el cielo no es conquistable sino siempre un regalo desde la actitud.
El acceso a la experiencia vivencial requiere una actitud de respeto, pero no de miedo sino de paz, es decir de aceptación, y sobre todo una actitud de amor.

ONDA DE LA MANO: avanzando de forma sanadora hacia la transformación

ONDA DE LA MANO: Del 30 de abril al 12 de mayo

La onda asociada del viento es la mano, ya que el oculto del viento 1 es la tormenta 13, cuya onda comienza en la mano.
La comunicación (viento) va asociada a la sanación y realización (mano): la palabra o el sonido es lo más sanador que hay o, dicho en negativo, lo más ofensor que hay, incluso puede destruir a una persona. Si te cierras a la comunicación, enfermas. Incluso algunas personas asocian el aislamiento con enfermedades graves como el cáncer.
Según el viento se transforma en mago (onda del viento), la mano se va transformando en tormenta (onda de la mano). Esto quiere decir que cada vez que se avanza en la sabiduría, te vas transformando, pudiendo conseguir la sanación instantánea, aunque exija un esfuerzo.
La capacidad de sanación instantánea por lo tanto es posible trabajando con las ondas del viento y de la mano. Podrá exigir un esfuerzo de conciencia, centrándose, pero es posible.
Mano y Viento son de la misma familia y expresan una similitud, donde lo que cambia es el tipo de experiencia.
El Viento es una Mano, que viene a querer decir que el espíritu es la energía que hace todas las cosas. Si algo llega a realizarse, o sea si algo llega a ser real, es desde una dimensión espiritual

La onda de la mano termina en la tormenta, por lo que cuando estás trabajando en esta onda estás avanzando hacia la transformación.
Lo que da fuerza a la sanación (mano) en este camino es la alegría y el juego (tono 5, mono), así como la intuición y la creatividad (tono 9, águila) dan fuerza y posibilitan la sanación instantánea (tormenta, tono 13).
En el camino hacia la transformación, el desafío es el trabajo con la ética y la prosperidad (tono 2, estrella), pero es el que a su vez puede ayudarnos a avanzar.

La liberación se consigue en esta onda con la alineación y el encuentro con uno mismo (tierra, tono 11).
El cambio de energía en esta onda desde la sanación hacia la transformación, se produce con el caminante del cielo (tono 7), donde se puede canalizar y por lo tanto resulta fácil, la eliminación de patrones mentales y restricciones.

La transcendencia se alcanza al llegar a la tormenta, que corresponde a los cambios instantáneos. En nuestras manos está la capacidad y oportunidad de sanación, hacia nosotros y hacia los demás.
La luna aparece como tono 3 en la onda de la mano. Es el tercer tres. Y la luna es la emoción. Pero el número tres es el servicio. Siente, permítete sentir, para ayudar a los seres humanos a ser humanos. De alguna manera es un servicio, que está dentro de ti y lo puedes hacer en cualquier momento. Sueña lo mejor, sueña la abundancia, para que ocurra. Tiéndele un puente a la abundancia.
El espejo se presenta como tono 12 de la onda de la Mano, es decir como algo sanador con vocación de colaborar con la vida, con todo lo existente.
La onda de la mano, que es la tercera onda, la onda del servicio, también es la que enlaza con el sol, con la iluminación. La auténtica sanación es la iluminación, de modo que cuando el sol se abre a la transcendencia, vemos cuál es la naturaleza de esa iluminación, y es todo lo que contiene el castillo verde; algo nuevo, pero que siempre ha estado ahí.