Onda evolutiva del mago


ONDA EVOLUTIVA DEL MAGO:
La onda del mago es la segunda onda del Tzolkin y la primera de color blanco.
El Tzolkin evolutivo o Tzolkin de ondas aparece cuando se colocan los sellos de izquierda a derecha en vez de en sentido descendente.
Así, la primera onda ocupa la primera fila, situándose sobre los sellos ocupados por el dragón en el Tzolkin tipo, y la segunda onda, que es la del mago, se sitúa sobre los SELLOS DEL VIENTO, de tal manera que hay una correlación, traducción o similitud conceptual entre los sellos del viento y los componentes de la onda del mago.

COLUMNAS 1 Y 2:
Por otra parte, la onda del mago ocupa el primer lugar de las filas 14, 15,…, y 20. El primer lugar corresponde al propósito como primer tono, por lo que la onda del mago es el lugar del propósito de las 7 últimas ondas.
También ocupa el segundo lugar de las 6 primeras ondas, por lo que la onda el mago ocupa el nivel del propósito en las 7 últimas ondas y el nivel del regalo en las 6 primeras.

Traducido al escenario de los castillos, el contenido expresado por el mago -que potencialmente es cualquier persona que se inicia en el Tzolkin- corresponde a los propósitos de las 7 últimas ondas, que expresan el cuarto castillo y cuarta dimensión, y el quinto castillo o castillo verde en plenitud; y también las 6 primeras ondas, que corresponden al castillo rojo y parcialmente al castillo blanco.
El intento que supone esa apertura donde el mago -esa persona que está adentrándose en el Tzolkin- se abre a nuevas posibilidades, desaprende y se desapega de sus conocimientos y valoraciones para acceder a un nuevo ver, forma parte de lo que significa el acceso a dimensiones superiores expresado en el castillo verde.

ONDA DEL MAGO: Del 21 de febrero al 5 de marzo. El acceso a la realidad más allá de la apariencia

ONDA DEL MAGO: Del 21 de febrero al 5 de marzo

Es importante considerar la onda del mago, puesto que es la forma en que la persona va a ir evolucionando.

Lo primero que vemos es que la onda del mago es la primera onda blanca, pidiendo que pongas tu atención en lo que significa el blanco como expresión de la parte emocional, que es lo que te permite refinar o encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.
El viento, con esa joya que es la palabra, traduce al corazón y te hace más auténtico, refinándote. El trabajo de refinar es entrar en el tiempo del ser siendo, en el tiempo de la inmortalidad, es decir, entrar en el tiempo saliendo del tiempo. El refinamiento supone que sales del tiempo que te desgasta, te mata y te engulle, para entrar en el auténtico tiempo, que es el del amor.

El oculto del mago 1 es la mano 13, que es el final de la onda del águila, indicando su transcendencia. Pero si miramos el regalo, es decir el tono 2 de la onda, también encontramos al águila, asociada a la creatividad. El águila es el número 2, el siguiente al mago, y sí, valoramos la creatividad como un regalo para potenciar más al mago.
La creatividad está relacionada con seguir tu impulso en el instante en que se produce. Tiene que ver con el impulso y es ahuyentada por el miedo, y también tiene que ver, en el segundo lugar de la onda, con el viento (primer tono 2 del Tzolkin), que es el espíritu y también la comunicación, relacionado con esa capacidad de transmitir la luz a través del sonido de la palabra.
Encontramos algo mágico en la palabra. Consecuentemente, cuando estamos desarrollando la onda del mago, encontramos un regalo para el mago en su palabra.
El regalo del mago es la creatividad. De la misma manera que el espíritu (viento) es imprescindible para reconocer y agradecer la actuación de la solidaridad (onda del dragón), es necesario el regalo de la creatividad para reconocer y agradecer aquello que representa el mago.
El águila está asociada a la visión. La visión y la contemplación son fundamentales para el mago, así como la palabra, sabiendo que las palabras son ondas portadoras de luz.

El espejo se presenta como el tono 5 de la onda del Mago. Da fuerza al estudioso, al que quiere saber, al Mago, al que busca la verdad. La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al mago.
La persona “normal”, es decir “sufriente” y encaminada a ser crónica, vive en una realidad por inercia. El mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.
Contemplar la realidad habilita y despierta al mago que está dormido en el interior de cada persona y le abre un camino en su despertar hacia una transcendencia donde se abre el acceso a otra realidad.

La contemplación del mago, que es la contemplación de la realidad, aparentemente puede parecer no activa para las personas que van corriendo detrás de la materia, pero supone máxima actividad y máxima sanación.
La realidad oculta tras la apariencia contemplativa del mago es la acción expresada por la mano, oculto del mago, que parece quizá poco activa pero es porque se trata de canalizar, y canalizar es abrir paso a otra realidad, donde tal vez actúas únicamente como un catalizador, quedando inalterable pero produciendo una gran transformación.
La contemplación del mago es el máximo de salud, máximo de actividad y máxima acción benéfica en favor de la vida.

El primer tono 7 en el Tzolkin está en la primera columna y en la primera onda, y es la mano, la sanación y la canalización. Pero el segundo tono 7 resonante es el sol resonante, situado en la primera columna pero en la segunda onda (onda del mago), mostrando cómo en una primera instancia es necesaria la sanación, pero la auténtica sanación es la iluminación, el segundo tono resonante.
La onda del mago te sitúa como canal de la luz, ya que lo que aparece en séptimo lugar en esa onda, es el sol. Y lo que hace la luz es eliminar la oscuridad, que es el error, la enfermedad y la depresión.
Por ello trabajar voluntariamente en la onda del mago es adentrarse en la sanación, la salud, la iluminación finalmente.

El enlazador en esta onda es un mago enlazador, mago transcendente (tono 13). El mago lo que está aprendiendo es a enlazar, que es la transcendencia de esta onda. La transcendencia, el enlazador, significa que el aspirante a mago ha conseguido su objetivo, que es poder conectar con otras dimensiones siempre. Y la palabra, la fonética (el viento como tono 9), es una fuerza para conseguir esa transcendencia. Toda la humanidad está convocada a ese encuentro con otras dimensiones, sólo que quizá el aprendiz de mago es la avanzadilla.

La perfección del mago, es decir el tono 10 de su onda, nos lleva a la noche, porque soñar la abundancia es la fotosíntesis más poderosa, y, de hecho, puede limpiar todos los karmas, incluso los familiares y los karmas ajenos, porque el mago es alquímico.
En el quinto lugar de su onda está el espejo, que es el que da poder. El manejo del espejo confiere poder al mago, pero el espejo es también espejo-noche (pareja de ocultos), y la noche es soñar la abundancia.

Onda del mago: del 6 al 18 de junio: La onda del mago representa la forma en que la persona va a ir evolucionando


ONDA DEL MAGO: Del 6 al 18 de junio

Es importante considerar la onda del mago, puesto que es la forma en que la persona va a ir evolucionando.

Lo primero que vemos es que la onda del mago es la primera onda blanca, pidiendo que pongas tu atención en lo que significa el blanco como expresión de la parte emocional, que es lo que te permite refinar o encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.
El viento, con esa joya que es la palabra, traduce al corazón y te hace más auténtico, refinándote. El trabajo de refinar es entrar en el tiempo del ser siendo, en el tiempo de la inmortalidad, es decir, entrar en el tiempo saliendo del tiempo. El refinamiento supone que sales del tiempo que te desgasta, te mata y te engulle, para entrar en el auténtico tiempo, que es el del amor.

El oculto del mago 1 es la mano 13, que es el final de la onda del águila, indicando su transcendencia. Pero si miramos el regalo, es decir el tono 2 de la onda, también encontramos al águila, asociada a la creatividad. El águila es el número 2, el siguiente al mago, y sí, valoramos la creatividad como un regalo para potenciar más al mago.
La creatividad está relacionada con seguir tu impulso en el instante en que se produce. Tiene que ver con el impulso y es ahuyentada por el miedo, y también tiene que ver, en el segundo lugar de la onda, con el viento (primer tono 2 del Tzolkin), que es el espíritu y también la comunicación, relacionado con esa capacidad de transmitir la luz a través del sonido de la palabra.
Encontramos algo mágico en la palabra. Consecuentemente, cuando estamos desarrollando la onda del mago, encontramos un regalo para el mago en su palabra.
El regalo del mago es la creatividad. De la misma manera que el espíritu (viento) es imprescindible para reconocer y agradecer la actuación de la solidaridad (onda del dragón), es necesario el regalo de la creatividad para reconocer y agradecer aquello que representa el mago.
El águila está asociada a la visión. La visión y la contemplación son fundamentales para el mago, así como la palabra, sabiendo que las palabras son ondas portadoras de luz.

El espejo se presenta como el tono 5 de la onda del Mago. Da fuerza al estudioso, al que quiere saber, al Mago, al que busca la verdad. La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al mago.
La persona “normal”, es decir “sufriente” y encaminada a ser crónica, vive en una realidad por inercia. El mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.
Contemplar la realidad habilita y despierta al mago que está dormido en el interior de cada persona y le abre un camino en su despertar hacia una transcendencia donde se abre el acceso a otra realidad.

La contemplación del mago, que es la contemplación de la realidad, aparentemente puede parecer no activa para las personas que van corriendo detrás de la materia, pero supone máxima actividad y máxima sanación.
La realidad oculta tras la apariencia contemplativa del mago es la acción expresada por la mano, oculto del mago, que parece quizá poco activa pero es porque se trata de canalizar, y canalizar es abrir paso a otra realidad, donde tal vez actúas únicamente como un catalizador, quedando inalterable pero produciendo una gran transformación.
La contemplación del mago es el máximo de salud, máximo de actividad y máxima acción benéfica en favor de la vida.

El primer tono 7 en el Tzolkin está en la primera columna y en la primera onda, y es la mano, la sanación y la canalización. Pero el segundo tono 7 resonante es el sol resonante, situado en la primera columna pero en la segunda onda (onda del mago), mostrando cómo en una primera instancia es necesaria la sanación, pero la auténtica sanación es la iluminación, el segundo tono resonante.
La onda del mago te sitúa como canal de la luz, ya que lo que aparece en séptimo lugar en esa onda, es el sol. Y lo que hace la luz es eliminar la oscuridad, que es el error, la enfermedad y la depresión.
Por ello trabajar voluntariamente en la onda del mago es adentrarse en la sanación, la salud, la iluminación finalmente.

El enlazador en esta onda es un mago enlazador, mago transcendente (tono 13). El mago lo que está aprendiendo es a enlazar, que es la transcendencia de esta onda. La transcendencia, el enlazador, significa que el aspirante a mago ha conseguido su objetivo, que es poder conectar con otras dimensiones siempre. Y la palabra, la fonética (el viento como tono 9), es una fuerza para conseguir esa transcendencia. Toda la humanidad está convocada a ese encuentro con otras dimensiones, sólo que quizá el aprendiz de mago es la avanzadilla.

La perfección del mago, es decir el tono 10 de su onda, nos lleva a la noche, porque soñar la abundancia es la fotosíntesis más poderosa, y, de hecho, puede limpiar todos los karmas, incluso los familiares y los karmas ajenos, porque el mago es alquímico.
En el quinto lugar de su onda está el espejo, que es el que da poder. El manejo del espejo confiere poder al mago, pero el espejo es también espejo-noche (pareja de ocultos), y la noche es soñar la abundancia.

El juego del espejo en la onda del mago

El juego del espejo es la vida del ser humano. El juego del espejo, o sea mirarse al espejo, que es Tezcatlipoca, es lo que hace el ser humano, que es Quetzalcóatl.
Quetzalcóatl se mira al espejo, que es Tezcatlipoca; Quetzalcóatl se mira en Tezcatlipoca. Y si lo que ve no le gusta, inicia un camino, se marcha, peregrina y viaja hacia las estrellas, hacia lo óptimo.
Quetzalcóatl es el ser humano, o sea tu, y se mira en el espejo, en la realidad Dios o realidad de dimensiones superiores. Tezcatlipoca es la imagen que desciende del cielo cuando miras al cielo y lo óptimo. Tu imagen desciende de lo óptimo a ti; lo óptimo te devuelve tu imagen, que es Tezcatlipoca que desciende.
Tú te miras en el espejo de Dios y lo que ves son tus acciones desde la óptica y visión superior. Puede ser que te horrorices, porque te das cuenta de que no estabas siendo tú y no estabas en lo óptimo, y eso te mueve a modificar tus acciones, o sea a ser tú.

Hay dos momentos, uno cuando te miras en el espejo y no ves descender a Tezcatlipoca, que eres tu; cuando tú no acudes al encuentro de ti mismo, sino que lo que ves, te horroriza.
El otro momento es cuando Quetzalcóatl, que eres tú, mira en el espejo y ve descender a Tezcatlipoca, que es su ser espiritual, su ser del cielo, su ser óptimo.
Un momento es cuando te miras al espejo, que son tus acciones, y no ves lo óptimo, y el otro es cuando te miras en el espejo, que son tus acciones, y ves que a través de ellas aparece lo óptimo. Es otro tiempo, que traduce otra dimensión.
Entras en la dimensión de lo óptimo a través de lo que haces, que previamente has reconocido a través de lo que ves.

Eso tiene que ver con el mago. La onda del mago termina en el enlazador, enlazando con otra dimensión. Pero en el nivel oculto la onda del mago tiene que ver con el águila (onda del águila a la mano).
El águila es el que ve, como Tezcatlipoca, mirándose en el espejo. Y ese Tezcatlipoca, que es lo que ves en el espejo, te lleva a la mano, a la impecabilidad de la acción. Entonces, en la onda del águila se une el ver la maravilla con la impecabilidad de la acción.
El águila y la mano acompañan al mago, que se convierte y llega a ser un enlazador transcendente.

ONDA DEL MAGO: Del 19 de septiembre al 1 de octubre. Es la forma en que la persona va evolucionando

Onda Mago
ONDA DEL MAGO: Del 19 de septiembre al 1 de octubre
Es importante considerar la onda del mago, puesto que es la forma en que la persona va a ir evolucionando.

Lo primero que vemos es que la onda del mago es la primera onda blanca, pidiendo que pongas tu atención en lo que significa el blanco como expresión de la parte emocional, que es lo que te permite refinar o encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.
El viento, con esa joya que es la palabra, traduce al corazón y te hace más auténtico, refinándote. El trabajo de refinar es entrar en el tiempo del ser siendo, en el tiempo de la inmortalidad, es decir, entrar en el tiempo saliendo del tiempo. El refinamiento supone que sales del tiempo que te desgasta, te mata y te engulle, para entrar en el auténtico tiempo, que es el del amor.

El oculto del mago 1 es la mano 13, que es el final de la onda del águila, indicando su transcendencia
Si miramos el regalo, es decir el tono 2 de la onda, encontramos al águila, asociada a la creatividad. El águila es el número 2, el siguiente al mago, y sí, valoramos la creatividad como un regalo para potenciar más al mago.
La creatividad está relacionada con seguir tu impulso en el instante en que se produce. Tiene que ver con el impulso y es ahuyentada por el miedo, y también tiene que ver, en el segundo lugar de la onda, con el viento (primer tono 2 del Tzolkin), que es el espíritu y también la comunicación, que tiene que ver con esa capacidad de transmitir la luz a través del sonido de la palabra.
Encontramos algo mágico en la palabra. Consecuentemente, cuando estamos desarrollando la onda del mago, encontramos un regalo para el mago en su palabra.
El regalo del mago es la creatividad. De la misma manera que el espíritu (viento) es imprescindible para reconocer y agradecer la actuación de la solidaridad, es necesario el regalo de la creatividad para reconocer y agradecer aquello que representa el mago.
El águila está asociada a la visión. La visión y la contemplación son fundamentales para el mago, así como la palabra, sabiendo que las palabras son ondas portadoras de luz.

El espejo se presenta como el tono 5 de la onda del Mago. Da fuerza al estudioso, al que quiere saber, al Mago, al que busca la verdad. La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al mago.
La persona “normal”, es decir “sufriente” y encaminada a ser crónica, vive en una realidad por inercia. El mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.
Contemplar la realidad habilita y despierta al mago que está dormido en el interior de cada persona y le abre un camino en su despertar hacia una transcendencia donde se abre el acceso a otra realidad.

La contemplación del mago, que es la contemplación de la realidad, aparentemente puede parecer no activa para las personas que van corriendo detrás de la materia, pero supone máxima actividad y máxima sanación.
La realidad oculta tras la apariencia contemplativa del mago es la acción expresada por la mano, oculto del mago, que parece quizá poco activa pero es porque se trata de canalizar, y canalizar es abrir paso a otra realidad, donde tal vez actúas únicamente como un catalizador, quedando inalterable pero produciendo una gran transformación.
La contemplación del mago es el máximo de salud, máximo de actividad y máxima acción benéfica en favor de la vida.

El primer tono 7 en el Tzolkin está en la primera columna y en la primera onda, y es la mano, la sanación y la canalización. Pero el segundo tono 7 resonante es el sol resonante, situado en la primera columna pero en la segunda onda (onda del mago), mostrando cómo en una primera instancia es necesaria la sanación, pero la auténtica sanación es la iluminación, el segundo tono resonante.
La onda del mago te sitúa como canal de la luz, ya que lo que aparece en séptimo lugar en esa onda, es el sol. Y lo que hace la luz es eliminar la oscuridad, que es el error, la enfermedad y la depresión.
Por ello trabajar voluntariamente en la onda del mago es adentrarse en la sanación, la salud, la iluminación finalmente.

El enlazador en esta onda es un mago enlazador, mago transcendente. El mago lo que está aprendiendo es a enlazar, que es la transcendencia de esta onda. La transcendencia, el enlazador, significa que el aspirante a mago ha conseguido su objetivo, que es poder conectar con otras dimensiones siempre. Y la palabra, la fonética (el viento como tono 9), es una fuerza para conseguir esa transcendencia. Toda la humanidad está convocada a ese encuentro con otras dimensiones, sólo que quizá el aprendiz de mago es la avanzadilla.

La perfección del mago, es decir el tono 10 de su onda, nos lleva a la noche, porque soñar la abundancia es la fotosíntesis más poderosa, y de hecho, puede limpiar todos los karmas, incluso los familiares y los karmas ajenos, porque el mago es alquímico.
En el quinto lugar de su onda está el espejo, que es el que da poder. El manejo del espejo confiere poder al mago, pero el espejo es también espejo-noche (pareja de ocultos), y la noche es soñar la abundancia.

ONDA DEL MAGO: Del 2 al 14 de enero.

Onda Mago
ONDA DEL MAGO: Del 2 al 14 de enero

El mago, cuyo oculto es la mano, habla en términos iniciales de atemporalidad, de encantar, etc., pero si rescatamos el significado asociado al oculto, podemos decir que la característica del mago es el aprendizaje. El mago podemos relacionarlo con el aprendiz de mago. Y ese aprendizaje en su forma oculta es la mano, algo realizador y sanador.
Evidentemente la característica de atemporalidad es fundamental, porque el tiempo como condicionante te limita las posibilidades y te engaña. La atemporalidad es un descubrimiento. Cuando entras en el mago es porque de alguna manera reconoces la atemporalidad como la realidad. No eres un suceso fortuito con una duración limitada, sino que en tu interior está la inmortalidad, la atemporalidad. Por eso nosotros relacionamos el mago con el aprendizaje, asociándolo con la salud, con la vida, porque te va deshaciendo de lo temporal que es la muerte.

Tonos de la onda:
El oculto del mago 1 es la mano 13, que es el final de la onda del águila, indicando su transcendencia
Si miramos el regalo, es decir el tono 2 de la onda, encontramos el águila, asociada a la creatividad. De repente sucede que el águila es el número 2, el siguiente al mago, y sí, valoramos la creatividad como un regalo para potenciar más al mago.
La creatividad está relacionada con seguir tu impulso en el instante en que se produce. Tiene que ver con el impulso y es ahuyentada por el miedo, y también tiene que ver, en el segundo lugar de la onda, con el viento (primer tono 2 del Tzolkin), que es el espíritu y también la palabra, la comunicación. Y la comunicación tiene que ver con esa capacidad de transmitir la luz a través del sonido de la palabra.
Encontramos algo mágico en la palabra. Consecuentemente, cuando estamos desarrollando la onda del mago, encontramos un regalo para el mago en su palabra.
El regalo del mago es la creatividad. De la misma manera que el espíritu es imprescindible para reconocer y agradecer la actuación de la solidaridad, de la misma manera para reconocer y agradecer aquello que representa el mago, es necesario el regalo de la creatividad.
También el águila está asociada a la visión. La visión, la contemplación, es fundamental para el mago, así como la palabra, sabiendo que las palabras son ondas portadoras de luz.
Espejo se presenta como el tono 5 de la onda del Mago. Da fuerza al estudioso, al que quiere saber, al Mago, al que busca la verdad. La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al mago.
La persona “normal”, es decir “sufriente”, encaminada a ser crónica, vive en una realidad por inercia. El mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.
Contemplar la realidad habilita y despierta al mago que está dormido en el interior de cada persona, y le abre un camino en su despertar hacia una transcendencia donde se abre el acceso a otra realidad.
La contemplación del mago, que es la contemplación de la realidad, aparentemente puede parecer no activa, para las personas que van corriendo detrás de la materia, pero supone máxima actividad y máxima sanación.
La realidad oculta tras la apariencia contemplativa del mago es la acción expresada por la mano, oculto del mago, que parece quizá poco activa pero simplemente es porque se trata de canalizar, y canalizar es abrir paso a otra realidad, donde tal vez actúas únicamente como un catalizador, quedando inalterable pero produciendo una gran transformación.
La contemplación del mago es el máximo de salud, máximo de actividad y máxima acción benéfica en favor de la vida.
El primer tono 7 en el Tzolkin está en la primera columna y en la primera onda, y es la mano, la sanación y la canalización. Pero el segundo tono 7 resonante, es el sol resonante, situado en la primera columna pero en la segunda onda, la onda del mago, mostrando como en una primera instancia es necesaria la sanación, pero la auténtica sanación es la iluminación, el segundo tono resonante.
La onda del mago, te sitúa como canal de la luz, ya que lo que aparece en séptimo lugar en esa onda, es el sol. Y lo que hace la luz es eliminar la oscuridad: la oscuridad es el error, la enfermedad, la depresión, etc.
Por ello trabajar voluntariamente en la onda del mago es adentrarse en la sanación, la salud, la iluminación finalmente.
El enlazador en esta onda es un mago enlazador, mago transcendente. El mago lo que está aprendiendo es a enlazar, que es la transcendencia de esta onda. La transcendencia, el enlazador, significa que el aspirante a mago ha conseguido su objetivo, que es poder conectar con otras dimensiones siempre. Y la palabra, la fonética (el viento como tono 9), es una fuerza para conseguir esa transcendencia. Toda la humanidad está convocada a ese encuentro con otras dimensiones, sólo que quizá el aprendiz de mago es la avanzadilla.
La perfección del mago, es decir el tono 10 de su onda, nos lleva a la noche, porque soñar la abundancia es la fotosíntesis más poderosa, y de hecho, puede limpiar todos los karmas, incluso los karmas familiares, y hasta los karmas ajenos, porque el mago es alquímico, y en el quinto lugar de su onda está el espejo, que es el que da poder. El manejo del espejo confiere poder al mago, pero el espejo es también espejo-noche (pareja de ocultos), y la noche es soñar la abundancia.

Interpretación:
Es importante considerar la onda del mago, puesto que es la forma en que la persona va a ir evolucionando.
Lo primero que vemos es que la onda del mago es la primera onda blanca, pidiendo que pongas tu atención en lo que significa el blanco como expresión de la parte emocional, que es lo que te permite refinar o encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.
El viento, con esa joya que es la palabra, traduce al corazón y te hace más auténtico, refinándote. El trabajo de refinar es entrar en el tiempo del ser siendo, en el tiempo de la inmortalidad, es decir, entrar en el tiempo saliendo del tiempo. El refinamiento supone que sales del tiempo que te desgasta, te mata y te engulle, para entrar en el auténtico tiempo, que es el del amor.

La onda del mago indica la forma en que la persona va evolucionando

ONDA EVOLUTIVA DEL MAGO:
onda evolutiva del mago
La onda del mago es la segunda onda del Tzolkin y la primera de color blanco.
El Tzolkin evolutivo o Tzolkin de ondas aparece cuando se colocan los sellos de izquierda a derecha en vez de en sentido descendente.
Así, la primera onda ocupa la primera fila, situándose sobre los sellos ocupados por el dragón en el Tzolkin tipo, y la segunda onda, que es la del mago, se sitúa sobre los SELLOS DEL VIENTO, de tal manera que hay una correlación, traducción o similitud conceptual entre los sellos del viento y los componentes de la onda del mago.

Por otra parte, la onda del mago ocupa el primer lugar de las filas 14, 15,…, y 20. El primer lugar corresponde al propósito como primer tono, por lo que la onda del mago es el lugar del propósito de las 7 últimas ondas.
También ocupa el segundo lugar de las 6 primeras ondas, por lo que la onda el mago ocupa el nivel del propósito en las 7 últimas ondas y el nivel del regalo en las 6 primeras.

Traducido al escenario de los castillos, el contenido expresado por el mago -que potencialmente es cualquier persona que se inicia en el Tzolkin- corresponde a los propósitos de las 7 últimas ondas, que expresan el cuarto castillo y cuarta dimensión, y el quinto castillo o castillo verde en plenitud; y también las 6 primeras ondas, que corresponden al castillo rojo y parcialmente al castillo blanco.
El intento que supone esa apertura donde el mago -esa persona que está adentrándose en el Tzolkin- se abre a nuevas posibilidades, desaprende y se desapega de sus conocimientos y valoraciones para acceder a un nuevo ver, forma parte de lo que significa el acceso a dimensiones superiores expresado en el castillo verde.

Por eso es importante considerar la onda del mago, puesto que es la forma en que la persona va a ir evolucionando.
Lo primero que vemos es que la onda del mago es la primera onda blanca, pidiendo que pongas tu atención en lo que significa el blanco como expresión de la parte emocional, que es lo que te permite refinar o encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.
El viento, con esa joya que es la palabra, traduce al corazón y te hace más auténtico, refinándote. El trabajo de refinar es entrar en el tiempo del ser siendo, en el tiempo de la inmortalidad, es decir, entrar en el tiempo saliendo del tiempo. El refinamiento supone que sales del tiempo que te desgasta, te mata y te engulle, para entrar en el auténtico tiempo, que es el del amor.

LOS 7 PROPÓSITOS Y LOS 6 REGALOS:
La onda del mago, cuando la interpretas y asumes, contiene como ya hemos dicho los 7 propósitos de las 7 últimas ondas: 14 (perro), 15 (noche), 16 (guerrero), 17 (luna), 18 (viento), 19 (águila) y 20 (estrella).
Hay una metamorfosis o transformación que se va produciendo según se desarrolla la onda.

El primer nivel de la onda del mago es como un propósito, pero en el siguiente nivel, correspondiente a los 6 últimos sellos, según se adentra en la transcendencia, se va transformando en un regalo: el tono 8 contiene el equivalente del tono 2 de la primera onda (viento 2, onda dragón); el tono 9 contiene el tono 2 de la segunda onda (águila 2, onda mago); y así hasta el tono 13 que contiene el tono 2 de la sexta onda (mano 2, onda enlazador).
Es decir, se hace un enlazamiento y el mago como propósito te lleva hacia lo óptimo, hasta que te abres a la canalización de la luz, que es similar al propósito de la sociedad de la estrella. Cuando llegas a ese nivel de canalizar la luz, accedes a algo que contiene menos tensión y más disfrute, que son todos los tonos 2 de las seis primeras ondas.

De modo que entras como regalo en algo que significa estar cumpliendo una misión, porque el primer castillo (ondas dragón, mago, mano y sol) es el equivalente a la luz entrando en la forma con una intención, es decir cumpliendo una misión.
Finalmente, como expansión y transcendencia la onda del mago termina en el segundo castillo (ondas c.cielo, enlazador, tormenta y humano), en el tono 2 de la quinta y sexta onda (mago 2, onda caminante del cielo; mano 2, onda enlazador), es decir que el mago como onda también contiene una introducción en el segundo castillo, que es el castillo de la emoción.

En su refinamiento, la onda del mago evolutivamente te introduce en experiencias de mucha intensidad, que son todo lo referente a las 7 últimas ondas, y luego te introduce en un nivel donde ya hay más paz, porque ya estás actuando desde el segundo tono.

El primer propósito que expresa el mago es el amor incondicional (perro, onda 14). Hay algo similar entre el mago y el perro, porque van a coincidir como propósito sobre el mismo espacio, uno como sello y otro como onda, sobre el lugar 14. Eso nos describe con mucha exactitud qué es el mago, como mago del amor incondicional, asumiendo el amor incondicional como propósito.
El siguiente propósito es el del ensueño, soñando la abundancia para todos (noche, onda 15), que se superpone con el águila 2. El regalo de esa actitud donde se une el mago y el perro, es la capacidad de crear la realidad a través del ensueño, porque es en favor de todos.

El propósito que se expresa en el guerrero 3 como servicio es el guerrero 1 (onda 16), que te lleva a la expansión de la conciencia y a la frontera del quinto castillo. El guerrero 1 se expande hasta la estrella 13, que es la frontera cuyo siguiente paso es la luna 1, la emoción, ya en el quinto castillo.
La expansión de la conciencia como servicio de lo expresado en el mago 1, es llegar a la frontera de la emoción, que te sitúa en lo óptimo, en el cielo.

El propósito que te sitúa en la tierra 4, que expresa la forma práctica de ser un mago, que es siendo un voluntario, es justamente lo que te introduce en el castillo verde, porque ahí se va a poner la luna 1 en el primer sello del castillo 5.
El propósito asociado al espejo 5, ese espejo que da fuerza al mago, le transforma en viento 1.

El propósito de la tormenta 6, se superpone con el águila, esa capacidad de resurrección; esa puerta que hay en la resurrección que aparece en la onda del mago por haber asumido todos estos propósitos. Te lleva a la visión gozosa, a la contemplación y a la realidad presente, al ser un sello azul, y te introduce de forma presente en la contemplación y vivencia experiencial de la sociedad de la estrella, porque te sitúa en el águila como propósito.

Finalmente, la canalización de la luz (sol 7) es justamente lo que se superpone con la onda de la estrella.

Por otra parte, la onda del mago forma parte del primer castillo; se superpone con todos los sellos del viento, pero dentro del primer castillo. De alguna manera el trabajo que hace el mago en el primer castillo adquiere los contenidos asociados a la materia, que es el castillo que representa lo material, que en definitiva es luz cumpliendo una misión.
Todo el trabajo con los sellos te lleva a interactuar con tu parte material y a validar lo que sucede en ese lugar como parte de tu misión. Se trata de ver como bueno todo lo que sucede en el nivel dimensional donde te encuentras, donde el juicio te llevaría a dividir el mundo entre buenos y malos, y a los acontecimientos entre correctos e incorrectos. Sin embargo, si te sitúas ante la posibilidad de que todo lo que sucede sea luz cumpliendo una misión, suspendes el juicio, que es agresivo, y haces la paz.
Cuando haces la paz con todo estás actuando como el viento/espíritu, abriendo el diálogo con las cosas, y no el insulto o la condena.
La forma del diálogo es escuchar, tratando de buscar en tu corazón lo mejor para interpretar las cosas, respetando al otro. De esta forma, aunque lo que vivas sea fácil o difícil, cómodo o incómodo, ya lo haces desde un diálogo.

Eso te va haciendo permeable, refinando ante lo que sucede y quitando todo lo que destruiría lo óptimo desde el juicio.

Onda del Mago: La contemplación del mago es el máximo de salud, de actividad y de acción benéfica en favor de la vida

ONDA DEL MAGO: 17 al 29 de abril
El mago, cuyo oculto es la mano, habla en términos iniciales de atemporalidad, de encantar, etc., pero si rescatamos el significado asociado al oculto, podemos decir que la característica del mago es el aprendizaje. El mago podemos relacionarlo con el aprendiz de mago. Y ese aprendizaje en su forma oculta es la mano, algo realizador y sanador.
Evidentemente la característica de atemporalidad es fundamental, porque el tiempo como condicionante te limita las posibilidades y te engaña. La atemporalidad es un descubrimiento. Cuando entras en el mago es porque de alguna manera reconoces la atemporalidad como la realidad. No eres un suceso fortuito con una duración limitada, sino que en tu interior está la inmortalidad, la atemporalidad. Por eso nosotros relacionamos el mago con el aprendizaje, asociándolo con la salud, con la vida, porque te va deshaciendo de lo temporal que es la muerte.

El oculto del mago 1 es la mano 13, que es el final de la onda del águila, indicando su transcendencia
Si miramos el regalo, es decir el tono 2 de la onda, encontramos el águila, asociada a la creatividad. De repente sucede que el águila es el número 2, el siguiente al mago, y sí, valoramos la creatividad como un regalo para potenciar más al mago.
La creatividad está relacionada con seguir tu impulso en el instante en que se produce. Tiene que ver con el impulso y es ahuyentada por el miedo, y también tiene que ver, en el segundo lugar de la onda, con el viento (primer tono 2 del Tzolkin), que es el espíritu y también la palabra, la comunicación. Y la comunicación tiene que ver con esa capacidad de transmitir la luz a través del sonido de la palabra.
Encontramos algo mágico en la palabra. Consecuentemente, cuando estamos desarrollando la onda del mago, encontramos un regalo para el mago en su palabra.
El regalo del mago es la creatividad. De la misma manera que el espíritu es imprescindible para reconocer y agradecer la actuación de la solidaridad, de la misma manera para reconocer y agradecer aquello que representa el mago, es necesario el regalo de la creatividad.
También el águila está asociada a la visión. La visión, la contemplación, es fundamental para el mago, así como la palabra, sabiendo que las palabras son ondas portadoras de luz.

Espejo se presenta como el tono 5 de la onda del Mago. Da fuerza al estudioso, al que quiere saber, al Mago, al que busca la verdad. La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al mago.
La persona “normal”, es decir “sufriente”, encaminada a ser crónica, vive en una realidad por inercia. El mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.
Contemplar la realidad habilita y despierta al mago que está dormido en el interior de cada persona, y le abre un camino en su despertar hacia una transcendencia donde se abre el acceso a otra realidad.
La contemplación del mago, que es la contemplación de la realidad, aparentemente puede parecer no activa, para las personas que van corriendo detrás de la materia, pero supone máxima actividad y máxima sanación.
La realidad oculta tras la apariencia contemplativa del mago es la acción expresada por la mano, oculto del mago, que parece quizá poco activa pero simplemente es porque se trata de canalizar, y canalizar es abrir paso a otra realidad, donde tal vez actúas únicamente como un catalizador, quedando inalterable pero produciendo una gran transformación.
La contemplación del mago es el máximo de salud, máximo de actividad y máxima acción benéfica en favor de la vida.
El primer tono 7 en el Tzolkin está en la primera columna y en la primera onda, y es la mano, la sanación y la canalización. Pero el segundo tono 7 resonante, es el sol resonante, situado en la primera columna pero en la segunda onda, la onda del mago, mostrando como en una primera instancia es necesaria la sanación, pero la auténtica sanación es la iluminación, el segundo tono resonante.
La onda del mago, te sitúa como canal de la luz, ya que lo que aparece en séptimo lugar en esa onda, es el sol. Y lo que hace la luz es eliminar la oscuridad: la oscuridad es el error, la enfermedad, la depresión, etc.
Por ello trabajar voluntariamente en la onda del mago es adentrarse en la sanación, la salud, la iluminación finalmente.
El enlazador en esta onda es un mago enlazador, mago transcendente. El mago lo que está aprendiendo es a enlazar, que es la transcendencia de esta onda. La transcendencia, el enlazador, significa que el aspirante a mago ha conseguido su objetivo, que es poder conectar con otras dimensiones siempre. Y la palabra, la fonética (el viento como tono 9), es una fuerza para conseguir esa transcendencia. Toda la humanidad está convocada a ese encuentro con otras dimensiones, sólo que quizá el aprendiz de mago es la avanzadilla.
La perfección del mago, es decir el tono 10 de su onda, nos lleva a la noche, porque soñar la abundancia es la fotosíntesis más poderosa, y de hecho, puede limpiar todos los karmas, incluso los karmas familiares, y hasta los karmas ajenos, porque el mago es alquímico, y en el quinto lugar de su onda está el espejo, que es el que da poder. El manejo del espejo confiere poder al mago, pero el espejo es también espejo-noche (pareja de ocultos), y la noche es soñar la abundancia.

No eres un suceso fortuito con una duración limitada, sino que en tu interior está la inmortalidad, la atemporalidad

ONDA DEL ÁGUILA (De 22 de junio al 4 de julio)
La onda del águila tiene como onda asociada la del mago. Quiere decir que la creatividad es imprescindible para potenciar el acceso a otras dimensiones y para el desapego, pero como onda trabaja con lo que significa el mago.
El mago, cuyo oculto es la mano, habla en términos iniciales de atemporalidad, de encantar, etc., pero si rescatamos el significado asociado al oculto, podemos decir que la característica del mago es el aprendizaje. El mago podemos relacionarlo con el aprendiz de mago. Y ese aprendizaje en su forma oculta es la mano, algo realizador y sanador.
Evidentemente la característica de atemporalidad es fundamental, porque el tiempo como condicionante te limita las posibilidades y te engaña. La atemporalidad es un descubrimiento. Cuando entras en el mago es porque de alguna manera reconoces la atemporalidad como la realidad. No eres un suceso fortuito con una duración limitada, sino que en tu interior está la inmortalidad, la atemporalidad. Por eso nosotros relacionamos el mago con el aprendizaje, asociándolo con la salud, con la vida, porque te va deshaciendo de lo temporal que es la muerte.
Vemos entonces que la onda del águila, de la creatividad, te lleva a conectar con otras dimensiones y con el desapego, y que su onda asociada traduce lo mismo, porque te está hablando de la atemporalidad, que está en otra dimensión.
Y es el acceso a esa otra dimensión atemporal lo que forma el aprendizaje y da lugar a la auténtica salud, de tal manera que podemos decir que la creatividad está asociada a la salud y la falta de creatividad a la enfermedad.
La enfermedad supone de alguna manera una elección equivocada por falta de perspectiva, por miedo -que es donde actúa el tiempo-.
Por miedo a la muerte aceptas trabajos negativos, comidas baratas que te enferman, actitudes que te deprimen y enferman… Siempre hay una falta de apertura de la visión y de la creatividad, que están en el águila.
Cuando trabajas el águila como propósito, llegas como transcendencia (final de la onda) a la mano, que es la salud. Cuando estás trabajando con la creatividad, también trabajas la conexión con otras dimensiones, y es ahí donde te puedes dar cuenta de la limitación y de la necesidad de profundizar que hay, y te conviertes en un mago y empiezas a aprender.

El águila está asociada al enlazador de mundos. Significa que cuanta más creatividad, más te favorece para entrar en conexión o enlazar con otras dimensiones.
El enlazador es un sello un tanto complejo porque se le suele atribuir folclóricamente una relación con la muerte. A mucha gente le gusta hablar de la muerte, pero realmente no sabemos si la muerte existe o es una forma de hablar y se podría hablar de transmutación u otras posibilidades. Pero a mucha gente le gusta hablar de la muerte, porque están cerca a través de que no se sienten bien. No están llenos de vida y entonces están cerca de esa carencia.
Nosotros preferimos hablar del enlazador en relación con el desapego, que es una forma de muerte del ego, y sobre todo con la capacidad de enlazar con otras dimensiones, de encontrar cosas nuevas, como en el viaje de Colón, que pertenece a la onda del enlazador.
La creatividad de la onda del águila la asociamos a algo parecido a lo que ha impulsado ese gran encuentro. La característica del enlazador es unir, enlazar con otras dimensiones, encontrar, y para eso hace falta desapegarse mucho del ego. Con lo cual, la creatividad está asociada al resultado de encontrar formas de vida más allá de los límites restringidos. Los límites restringidos son los límites, entre otras cosas, del ego.
El servicio en esta onda es colaborar con el alineamiento con la tierra (tono 3), y al acceso a otras dimensiones se llega mediante la iluminación y la comunicación desde el espíritu (tonos 6 y 8).
El águila es el regalo del mago, pero además es su onda asociada u oculta.
La creatividad se desarrolla al mismo tiempo que aprendes, pero lo importante es que la onda del mago te conduce a enlazar como trascendencia del aprendizaje, y este enlazar trascendente es equivalente a sanar trascendente.
La onda del mago acaba en el enlazador 13, a la vez que la onda del águila acaba en mano 13, y uno traduce al otro.
La sanación iniciada por la luz del reconocimiento humilde del error, libera la creatividad maniatada precisamente por el error, por el miedo, o por una información equivocada, o sea por algo que te impide ser tu mismo y reconocerte en el otro, o sea amar, o sea la plenitud. Y la plenitud sí que es la creatividad a raudales.
Es imprescindible reconocer el error, pero en ti, y sanarte, o sea aprender, onda dos el mago, onda oculta el águila.

El mago, como onda está unido al águila, de modo que cuando vemos el águila en el quinto castillo, es aquel mago que inició su tarea en el primer castillo. Es tu ser espiritual, celeste, siempre vivo en ti, el que te espera, el que te atrae a la transcendencia, al cielo. Y finalmente, el sol.