Onda evolutiva del Sol: La semilla y la columna 3

ONDA EVOLUTIVA DEL SOL:

La onda del sol, en el Tzolkin de las ondas o Tzolkin evolutivo, ocupa la cuarta fila, que es la ocupada por la semilla en el Tzolkin tipo, y también la columna 3 excepto el propósito, que está todavía en la segunda.

CUARTA FILA: SEMILLA
La onda del sol se asienta sobre la fila cuarta, es decir sobre los sellos de la semilla.
Si consideramos los valores asignados al 4, en el sol aparece algo relacionado con la autoexistencia, informando de cómo en el interior de cada persona es donde se encuentra la vida en su forma más viva, expandiéndose hacia fuera desde ese núcleo central. Es decir, el concepto de autoexistencia está presente en toda la información que transmite el sol. Vemos las cosas desde fuera, y sin embargo lo más transcendente está en el interior.
En el interior, en una realidad no visible inmediatamente, sucede el desarrollo de la vida en la dimensión del ser siendo, que es la dimensión Dios.

Hay un programa desde un designio celeste o divino hacia la plenitud de la iluminación.

COLUMNA 3:
Otra de las coordenadas que va a transmitir el sol es el concepto de servicio, que está asociado al tono 3. El sol representa los tonos 3 de las 12 primeras ondas, es decir, todo lo que podría ser considerado como camino hacia la transcendencia.
Las doce primeras ondas o manifestaciones de la posibilidad, vividas desde el servicio, son iluminativas y te llevan hacia una transcendencia iluminativa, también con una característica humana, puesto que el 12 hace una referencia al ser humano.

Sin embargo el tono 1 y propósito de la onda se encuentra en la columna 2. Se trata de un regalo y también de un desafío. La iluminación puede aparecer como un desafío, pero en realidad es un regalo.

Onda del Sol: el propósito es la iluminación

ONDA DEL SOL: 4 al 16 diciembre

En esta onda, el propósito es la iluminación, de uno mismo y de los demás, y para ello el desafío (dragón) está en ser solidario, nutrir a la gente, proteger, cuidar con energía maternal.
El servicio hacia los demás se realiza a través de la comunicación, desde el espíritu (viento).
La forma de conseguir la iluminación es visualizar la abundancia y crear situaciones positivas (noche).
Da fuerza en esta onda el encontrar la esencia de uno mismo, mostrándose como es, y sembrando en el momento oportuno, sin hacer más de lo necesario (semilla).
Para colaborar con la humanidad, hay que recuperar el niño que está en uno mismo, mostrando alegría e inocencia (mono).
Y así se camina hacia la libertad (humano, tono 13), manifestándose en toda su esencia el ser humano.

INTERPRETACIÓN:

La onda del sol es la cuarta onda del primer castillo. Cada castillo empieza con una onda de color rojo y la cuarta onda está reservada al color amarillo, que es la forma expandida. El color rojo significa la configuración material y el color amarillo es la forma expandida.
Así, el primer castillo nos dice que la materia está compuesta de solidaridad y luz cumpliendo una misión (dragón). Pero la forma expandida de la materia aparece expresada por la onda del sol, es decir, la forma expandida de la materia es luz.
Esta configuración nos hace considerar la materia bajo otro ángulo, no inerte y tonta, sino sabia y amorosa, cumpliendo una misión para que tu despiertes a la luz.

En el tono 7 de la onda encontramos al enlazador. El tono 7 expresa la resonancia y la canalización, y nos sitúa en que la materia, que en forma expandida es la luz, es resonante a través de su vibración enlazadora.
La materia enlaza, da un soporte a las personas y las permite encontrarse. El contenido que asociamos al enlazador es el desapego. Deshacerse del ego aumenta tu resonancia y libera al águila (el águila 7 es el oculto del enlazador 7).

La forma transcendente del sol, de la luz, es la libertad expresada por el humano 13, pero en el centro se encuentra esa resonancia que se abre de manera enlazadora hacia los demás, soltando el ego para liberar al águila que ve la maravilla.

Encontramos a la estrella, con los contenidos de armonía, belleza, estética y ética, como algo que da fuerza a esa transcendencia de la libertad, que es similar a hablar de luz transcendente.

También encontramos en la onda del sol una invitación al reconocimiento de las emociones. La luna en tono 10 indica la perfección. Te conecta desde la incondicionalidad con la emoción.
Cuando conectas con tu emoción te sitúas en la vibración del castillo verde, ya que la onda del sol y la onda de la luna, que es la primera del castillo verde, trabajan en conjunto.
El castillo verde precisa de tu iluminación, porque es una realidad visible con los ojos del alma.

Esta emoción que te introduce al castillo verde desde la incondicionalidad, te conecta con el núcleo central que está expresado por el antípoda. El antípoda del sol es el perro, de modo que el perro 11 te muestra cómo estás emitiendo luz. Y desde esa situación de amor incondicional que expresa el perro 11, puedes despertar al niño para poder colaborar con la humanidad desde la inocencia y la alegría, y entrar en la transcendencia, humano 13.

La onda del sol, cuando llega su transcendencia, te introduce en el caminante del cielo, dando origen al segundo castillo.

Onda del Sol: del 19 al 31 de marzo

LA ONDA DEL SOL: 19 al 31 de marzo

En esta onda, el propósito es la iluminación, de uno mismo y de los demás, y para ello el desafío (dragón) está en ser solidario, nutrir a la gente, proteger, cuidar con energía maternal.
El servicio hacia los demás se realiza a través de la comunicación, desde el espíritu (viento).
La forma de conseguir la iluminación es visualizar la abundancia y crear situaciones positivas (noche).
Da fuerza en esta onda el encontrar la esencia de uno mismo, mostrándose como es, y sembrando en el momento oportuno, sin hacer más de lo necesario (semilla).
Para colaborar con la humanidad, hay que recuperar el niño que está en uno mismo, mostrando alegría e inocencia (mono).
Y así se camina hacia la libertad (humano, tono 13), manifestándose en toda su esencia el ser humano.

INTERPRETACIÓN
La onda del sol es la cuarta onda del primer castillo. Cada castillo empieza con una onda de color rojo y la cuarta onda está reservada al color amarillo, que es la forma expandida. El color rojo significa la configuración material y el color amarillo es la forma expandida.
Así, el primer castillo nos dice que la materia está compuesta de solidaridad y luz cumpliendo una misión (dragón). Pero la forma expandida de la materia aparece expresada por la onda del sol, es decir, la forma expandida de la materia es luz.
Esta configuración nos hace considerar la materia bajo otro ángulo, no inerte y tonta, sino sabia y amorosa, cumpliendo una misión para que tu despiertes a la luz.

En el tono 7 de la onda encontramos al enlazador. El tono 7 expresa la resonancia y la canalización, y nos sitúa en que la materia, que en forma expandida es la luz, es resonante a través de su vibración enlazadora.
La materia enlaza, da un soporte a las personas y las permite encontrarse. El contenido que asociamos al enlazador es el desapego. Deshacerse del ego aumenta tu resonancia y libera al águila (el águila 7 es el oculto del enlazador 7).

La forma transcendente del sol, de la luz, es la libertad expresada por el humano 13, pero en el centro se encuentra esa resonancia que se abre de manera enlazadora hacia los demás, soltando el ego para liberar al águila que ve la maravilla.

Encontramos a la estrella, con los contenidos de armonía, belleza, estética y ética, como algo que da fuerza a esa transcendencia de la libertad, que es similar a hablar de luz transcendente.

También encontramos en la onda del sol una invitación al reconocimiento de las emociones. La luna en tono 10 indica la perfección. Te conecta desde la incondicionalidad con la emoción.
Cuando conectas con tu emoción te sitúas en la vibración del castillo verde, ya que la onda del sol y la onda de la luna, que es la primera del castillo verde, trabajan en conjunto.
El castillo verde precisa de tu iluminación, porque es una realidad visible con los ojos del alma.

Esta emoción que te introduce al castillo verde desde la incondicionalidad, te conecta con el núcleo central que está expresado por el antípoda. El antípoda del sol es el perro, de modo que el perro 11 te muestra cómo estás emitiendo luz. Y desde esa situación de amor incondicional que expresa el perro 11, puedes despertar al niño para poder colaborar con la humanidad desde la inocencia y la alegría, y entrar en la transcendencia, humano 13.

La onda del sol, cuando llega su transcendencia, te introduce en el caminante del cielo, dando origen al segundo castillo.

Onda evolutiva del sol: Hay un programa desde un designio celeste o divino hacia la plenitud de la iluminación


ONDA EVOLUTIVA DEL SOL
La onda del sol, en el Tzolkin de las ondas o Tzolkin evolutivo, ocupa la cuarta fila, que es la ocupada por la semilla en el Tzolkin tipo, y también la columna 3 excepto el propósito, que está todavía en la segunda.

CUARTA FILA: LA SEMILLA
La onda del sol se asienta sobre la fila cuarta, es decir sobre los sellos de la semilla.
Si consideramos los valores asignados al 4, en el sol aparece algo relacionado con la autoexistencia, informando de cómo en el interior de cada persona es donde se encuentra la vida en su forma más viva, expandiéndose hacia fuera desde ese núcleo central. Es decir, el concepto de autoexistencia está presente en toda la información que transmite el sol. Vemos las cosas desde fuera, y sin embargo lo más transcendente está en el interior.
En el interior, en una realidad no visible inmediatamente, sucede el desarrollo de la vida en la dimensión del ser siendo, que es la dimensión Dios.

Hay un programa desde un designio celeste o divino hacia la plenitud de la iluminación.

COLUMNA 3:
Otra de las coordenadas que va a transmitir el sol es el concepto de servicio, que está asociado al tono 3. El sol representa los tonos 3 de las 12 primeras ondas, es decir, todo lo que podría ser considerado como camino hacia la transcendencia.
Las doce primeras ondas o manifestaciones de la posibilidad, vividas desde el servicio, son iluminativas y te llevan hacia una transcendencia iluminativa, también con una característica humana, puesto que el 12 hace una referencia al ser humano.

Sin embargo el tono 1 y propósito de la onda se encuentra en la columna 2. Se trata de un regalo y también de un desafío. La iluminación puede aparecer como un desafío, pero en realidad es un regalo.

ONDA DEL SOL: Del 2 al 14 de julio


ONDA DEL SOL: Del 2 al 14 de julio
La onda del sol es la cuarta onda del primer castillo. Cada castillo empieza con una onda de color rojo y la cuarta onda está reservada al color amarillo, que es la forma expandida. El color rojo significa la configuración material y el color amarillo es la forma expandida.
Así, el primer castillo nos dice que la materia está compuesta de solidaridad y luz cumpliendo una misión (dragón). Pero la forma expandida de la materia aparece expresada por la onda del sol, es decir, la forma expandida de la materia es luz.
Esta configuración nos hace considerar la materia bajo otro ángulo, no inerte y tonta, sino sabia y amorosa, cumpliendo una misión para que tu despiertes a la luz.

En el tono 7 de la onda encontramos al enlazador. El tono 7 expresa la resonancia y la canalización, y nos sitúa en que la materia, que en forma expandida es la luz, es resonante a través de su vibración enlazadora.
La materia enlaza, da un soporte a las personas y las permite encontrarse. El contenido que asociamos al enlazador es el desapego. Deshacerse del ego aumenta tu resonancia y libera al águila (el águila 7 es el oculto del enlazador 7).

La forma transcendente del sol, de la luz, es la libertad expresada por el humano 13, pero en el centro se encuentra esa resonancia que se abre de manera enlazadora hacia los demás, soltando el ego para liberar al águila que ve la maravilla.

Encontramos a la estrella, con los contenidos de armonía, belleza, estética y ética, como algo que da fuerza a esa transcendencia de la libertad, que es similar a hablar de luz transcendente.

También encontramos en la onda del sol una invitación al reconocimiento de las emociones. La luna en tono 10 indica la perfección. Te conecta desde la incondicionalidad con la emoción.
Cuando conectas con tu emoción te sitúas en la vibración del castillo verde, ya que la onda del sol y la onda de la luna, que es la primera del castillo verde, trabajan en conjunto.
El castillo verde precisa de tu iluminación, porque es una realidad visible con los ojos del alma.

Esta emoción que te introduce al castillo verde desde la incondicionalidad, te conecta con el núcleo central que está expresado por el antípoda. El antípoda del sol es el perro, de modo que el perro 11 te muestra cómo estás emitiendo luz. Y desde esa situación de amor incondicional que expresa el perro 11, puedes despertar al niño para poder colaborar con la humanidad desde la inocencia y la alegría, y entrar en la transcendencia, humano 13.

La onda del sol, cuando llega su transcendencia, te introduce en el caminante del cielo, dando origen al segundo castillo.

ONDA DEL SOL: Del 15 al 27 de octubre

Onda Sol

TONOS DE LA ONDA:
En esta onda, el propósito es la iluminación, de uno mismo y de los demás, y para ello el desafío (dragón) está en ser solidario, nutrir a la gente, proteger, cuidar con energía maternal.
El servicio hacia los demás se realiza a través de la comunicación, desde el espíritu (viento).
La forma de conseguir la iluminación es visualizar la abundancia y crear situaciones positivas (noche).
Da fuerza en esta onda el encontrar la esencia de uno mismo, mostrándose como es, y sembrando en el momento oportuno, sin hacer más de lo necesario (semilla).
Para colaborar con la humanidad, hay que recuperar el niño que está en uno mismo, mostrando alegría e inocencia (mono).
Y así se camina hacia la libertad (humano, tono 13), manifestándose en toda su esencia el ser humano.

INTERPRETACIÓN:
La onda del sol es la cuarta onda del primer castillo. Cada castillo empieza con una onda de color rojo y la cuarta onda está reservada al color amarillo, que es la forma expandida. El color rojo significa la configuración material y el color amarillo es la forma expandida.
Así, el primer castillo nos dice que la materia está compuesta de solidaridad y luz cumpliendo una misión (dragón). Pero la forma expandida de la materia aparece expresada por la onda del sol, es decir, la forma expandida de la materia es luz.
Esta configuración nos hace considerar la materia bajo otro ángulo, no inerte y tonta, sino sabia y amorosa, cumpliendo una misión para que tu despiertes a la luz.

En el tono 7 de la onda encontramos al enlazador. El tono 7 expresa la resonancia y la canalización, y nos sitúa en que la materia, que en forma expandida es la luz, es resonante a través de su vibración enlazadora.
La materia enlaza, da un soporte a las personas y las permite encontrarse. El contenido que asociamos al enlazador es el desapego. Deshacerse del ego aumenta tu resonancia y libera al águila (el águila 7 es el oculto del enlazador 7).

La forma transcendente del sol, de la luz, es la libertad expresada por el humano 13, pero en el centro se encuentra esa resonancia que se abre de manera enlazadora hacia los demás, soltando el ego para liberar al águila que ve la maravilla.

Encontramos a la estrella, con los contenidos de armonía, belleza, estética y ética, como algo que da fuerza a esa transcendencia de la libertad, que es similar a hablar de luz transcendente.

También encontramos en la onda del sol una invitación al reconocimiento de las emociones. La luna en tono 10 indica la perfección. Te conecta desde la incondicionalidad con la emoción.
Cuando conectas con tu emoción te sitúas en la vibración del castillo verde, ya que la onda del sol y la onda de la luna, que es la primera del castillo verde, trabajan en conjunto.
El castillo verde precisa de tu iluminación, porque es una realidad visible con los ojos del alma.

Esta emoción que te introduce al castillo verde desde la incondicionalidad, te conecta con el núcleo central que está expresado por el antípoda. El antípoda del sol es el perro, de modo que el perro 11 te muestra cómo estás emitiendo luz. Y desde esa situación de amor incondicional que expresa el perro 11, puedes despertar al niño para poder colaborar con la humanidad desde la inocencia y la alegría, y entrar en la transcendencia, humano 13.

La onda del sol, cuando llega su transcendencia, te introduce en el caminante del cielo, dando origen al segundo castillo.

ONDA EVOLUTIVA DEL SOL: Hay un programa desde un designio celeste o divino hacia la plenitud de la iluminación

onda evolutiva del sol
ONDA EVOLUTIVA DEL SOL:
La onda del sol, en el Tzolkin de las ondas o Tzolkin evolutivo, ocupa la cuarta fila, que es la ocupada por la semilla en el Tzolkin tipo, y también la columna 3 excepto el propósito, que está todavía en la segunda.

CUARTA FILA: LA SEMILLA
La onda del sol se asienta sobre la fila cuarta, es decir sobre los sellos de la semilla.
Si consideramos los valores asignados al 4, en el sol aparece algo relacionado con la autoexistencia, informando de cómo en el interior de cada persona es donde se encuentra la vida en su forma más viva, expandiéndose hacia fuera desde ese núcleo central. Es decir, el concepto de autoexistencia está presente en toda la información que transmite el sol. Vemos las cosas desde fuera, y sin embargo lo más transcendente está en el interior.
En el interior, en una realidad no visible inmediatamente, sucede el desarrollo de la vida en la dimensión del ser siendo, que es la dimensión Dios.
Hay un programa desde un designio celeste o divino hacia la plenitud de la iluminación.

COLUMNAS 2 Y 3:
Otra de las coordenadas que va a transmitir el sol es el concepto de servicio, que está asociado al tono 3. El sol representa los tonos 3 de las 12 primeras ondas, es decir, todo lo que podría ser considerado como camino hacia la transcendencia.
Las doce primeras ondas o manifestaciones de la posibilidad, vividas desde el servicio, son iluminativas y te llevan hacia una transcendencia iluminativa, también con una característica humana, puesto que el 12 hace una referencia al ser humano.
Sin embargo el tono 1 y propósito de la onda se encuentra en la columna 2. Se trata de un regalo y también de un desafío. La iluminación puede aparecer como un desafío, pero en realidad es un regalo.

¿Por qué la semilla da fuerza al sol?

En un día semilla 5 de la onda del sol, recuperamos un escrito del pasado octubre:
¿Por qué la semilla da fuerza al sol?

Esta pregunta se realiza dentro del código Tzolkin al hablar del tono 5 dando fuerza al propósito o tono 1.
Si desentrañamos esto podríamos aplicarlo a nuestra experiencia personal, comprobando qué es lo que nos da fuerza.

Para responder a esta pregunta podemos colocar en cada onda los valores que representen al tono 5. Por ejemplo en la onda del sol, la semilla, ese granito insignificante, da fuerza al sol.
También la serpiente da fuerza al dragón y el enlazador da fuerza al viento.
Pero, ¿se trata de experiencias o simplemente de hipótesis?

Si nos centramos en por qué la semilla da fuerza al sol encontramos que el florecimiento se ve propiciado por el sol, en la fotosíntesis.
Los valores del sol se incluyen en la planta para luego servir de alimento a los demás animales y al propio ser humano, que finalmente se nutre de ellos. El sol propicia la fotosíntesis, nutriendo a los seres humanos con su parte lumínica. El sol existe para alimentar a los seres humanos, creando un espacio donde puedan vivir.

Las plantas son una emanación del sol, pero también existe una experiencia similar en los seres humanos, que son diferentes en el nivel de padres y en el de hijos. ¿Quién da fuerza a quién?, ¿el padre al hijo o el hijo al padre?
Aquellas personas que son padres y madres saben que los hijos, que son emanación suya y han entrado en la vida a través suyo, les dan fuerza. La motivación que recibe el padre y la madre, proviniendo de la simple presencia de su hij@, le da fuerza, no como ser humano independiente que se quiere ir a divertir o a vaguear por ahí, sino como padre.

Vemos cómo las plantas dan fuerza al sol, proporcionándole una motivación para ser sol y llenando de contenido su programa.
El sol o el padre al alinearse con su realidad interior reciben una fuerza iluminadora que no les permite evadirse, centrándoles en ser lo que son.
Eso es la fuerza.

De la misma manera, la serpiente, que es la kundalini en el ser humano y la luz personal, cuando se ve activada da fuerza al dragón.
El dragón es luz cumpliendo una misión. Cuando el ser humano activa su luz, permite despertar la conciencia, recuperando el alma.
Esa luz ha cumplido la misión con la que había entrado en la forma y está dando fuerza al arquetipo de dragón, que es luz que entra en la forma.
El dragón entra en la forma para activar la luz, de modo que cada vez que se activa la kundalini o luz en el ser humano, refuerza y da sentido a esa luz que está cumpliendo una misión.

Ese es el mecanismo que está en todas las relaciones donde el 5 le da fuerza al 1.

ONDA DEL SOL: Del 28 de enero al 9 de febrero

ONDA DEL SOL: Del 28 de enero al 9 de febrero

En esta onda, el propósito es la iluminación, de uno mismo y de los demás, y para ello el desafío (dragón) está en ser solidario, nutrir a la gente, proteger, cuidar con energía maternal.
El servicio hacia los demás se realiza a través de la comunicación, desde el espíritu.
La forma de conseguir la iluminación es visualizar la abundancia y crear situaciones positivas.
Da fuerza en esta onda el encontrar la esencia de uno mismo, mostrándose como es, y sembrando en el momento oportuno, sin hacer más de lo necesario.
Para colaborar con la humanidad, hay que recuperar el niño que está en uno mismo, mostrando alegría e inocencia.
Y así se camina hacia la libertad (humano, tono 13), manifestándose en toda su esencia el ser humano.
Onda Sol