Onda evolutiva del espejo: Te lleva al centro de la malla o centro del telar maya, lugar del nuevo nacimiento y de paso a la otra realidad

LA ONDA EVOLUTIVA DEL ESPEJO:

La onda del espejo es la décima onda. Es la encargada de llevarte al centro de la maya o centro del telar maya, lugar del nuevo nacimiento y de paso a la otra realidad.

La onda del espejo se va a situar, como no podía ser menos, sobre el lecho donde se aposenta el perro en el Tzolkin tipo, es decir sobre la décima fila.
Los 13 kines de la onda del espejo tienen una traducción desde los 13 tonos con que se expresa el perro, en la décima fila horizontal. Y ese es un contenido evolutivo.
Podemos asociar el espejo con la verdad, pero siempre es una verdad desde el amor.
Podemos asociar el espejo con la realidad, pero siempre es una realidad llena de amor.
También se puede escuchar una relación existente entre el espejo y una espada o algo que corta, ya que hay tantos Tzolkin como pueblos diferentes se han ido asomando a él, depositando sus vivencias y también sus problemáticas.
No hay un solo Tzolkin; hay tantos Tzolkin como etnias, idiomas o lenguajes se han asomado a él.

Como decíamos, colocando el Tzolkin por ondas, en el décimo lugar está la onda 10, que es el espejo. Ese lugar lo ha determinado previamente en el Tzolkin tipo el perro.
De modo que la actitud de la incondicionalidad, o sea del amor, está unida al espejo. Si usted hace algo con el espejo y no es amoroso, será eficaz, pero no le adentra en aquella realidad más allá de la forma, donde hasta la perfección desaparece para dar paso a la vida.

COLUMNAS 6 Y 7:
También encontramos que al situar el Tzolkin a través de sus ondas, en la columna resonante se sitúan los tonos resonantes de las 10 primeras ondas.

De modo que el espejo es resonante en el lado donde existe la perfección, en la forma, y también es una expresión del amor incondicional.
Únicamente los 3 primeros sellos de la onda no se sitúan en la columna resonante sino en la columna sexta de los portales, expresando de alguna manera que el espejo del que estamos hablando es accesible solamente después de activar la luz interior, lo expresado por la onda de la serpiente, que en sí es una puerta.
Esa puerta se ha iniciado cuando el humano realiza lo divino (onda del humano), expresado por los días epagómenos, adentrándose en la parte no visible de la realidad expresada por Neftis, que también significa la oscuridad.
Esa oscuridad es iluminada por la propia luz, que es lo que expresa la serpiente, la luz interior; pero la luz interior conectada a la luz, que no es la luz interior dormida o tapada por un velo.
La luz desvelada de la onda de la serpiente permite acceder al espejo, y entonces se hace resonante. Ya no es puerta sino pura vibración de vida.

PERRO 13:
El lugar más importante y que fusiona todos los conceptos es el perro 13, lugar del nuevo nacimiento.
El perro 13 es el lugar único donde se enlazan la realidad del perro en la décima fila con la realidad resonante dentro del acotamiento expresado por la onda del espejo. El perro 13 por tanto es un lugar resonante porque está en la columna resonante; es un lugar que pertenece y expresa al espejo, exactamente en forma transcendente, y también es un lugar que se sitúa en la horizontal 10, donde se encuentran los valores del amor incondicional.

Ese punto centra todos estos contenidos. Por eso es importante ver que el perro 13, como lugar decimotercero de la onda del espejo, se va a transformar en perro 3, indicando que ese lugar del nuevo nacimiento es un servicio a la estrella, a la sociedad celeste.
Si vas a ese lugar y se te olvida en casa la actitud de servicio al arquetipo humano, no encontrarás el espejo. No digo que no encuentres nada, sino que el perro 13 es un servicio a la sociedad de la estrella.

El perro 13 también es una resonancia del programa diseñado en el corazón amoroso de la vida, porque sobre el lugar donde está el perro 13 se va a situar la semilla 7, es decir es un servicio a la sociedad celeste. Pero es muy fácil porque solo necesitas ser tú vibracionalmente, o sea semilla 7.
Claro que semilla 7 está asociado a tierra 7, o sea que la mejor forma de ser tú y de participar en el servicio a la sociedad de la estrella es desde la actitud del voluntario resonante; voluntario para lo existente.

La onda del espejo lleva hasta la columna mística, hasta las puertas del nuevo nacimiento

onda espejo
ONDA DEL ESPEJO: Del 30 de julio al 11 de agosto

La onda del espejo está asociada a la onda del mono. Son ocultas entre sí.
Reflejar la realidad, para conseguir su propósito, está siempre acompañado por la alegría y el juego.

La onda del espejo lleva hasta la columna mística, hasta las puertas del nuevo nacimiento indicadas por el perro 13 y el mono 1, que son el centro del telar.

La transcendencia en esta onda se alcanza con el amor incondicional, siendo lo sencillo o canalizado “ser como eres” (semilla).

Con su número 10 tiene un significado de perfección. Pero más allá de la forma no hay perfección ni imperfección, solo realidad, plenitud y gozo. Por eso el espejo se convierte en alegría (onda del mono). No se trata de ironía, donde uno se ríe amargamente de algo, de bufonada, donde uno sobreactúa y tal vez lo que está es simplemente enfadado o asustado, ni de cosas así, sino que lo que hay más allá del espejo, rebasando la perfección que se quedaría en este lado de las cosas, es vida, pura vibración celular de vida.

El color blanco de la onda del espejo nos recuerda que se trata de vida emocional. La emoción y la vida van juntas. No es algo formal, sino que el pálpito de la vida es amoroso y sabio, ya que la emoción que crea la vida también es sabia.

MEDITACIÓN ONDA ESPEJO: SOL 3

SOL 3

El tercer día de la onda del espejo, que es el tercer escalón de acceso a la columna resonante, es SOL 3, guiado por la semilla 3.

El sol 3 tiene, como energía y fuerza oculta, impulsando el proceso, al dragón 11, que por un lado da sentido a su propósito, que es el nuevo nacimiento, y por otro lado, en su viaje inverso de acceso al interior de la columna resonante y al nuevo nacimiento, aparece unido con el sol 10.

El dragón 11 traduce la energía del sol 3 desde el oculto, pero al mismo tiempo está impulsando la entrada en la resonancia, manifestada como dragón 4-sol 10.

 

De esta forma vemos que la energía de los dos días es la misma, dragón-sol y sol-dragón, y eso es lo que sucede justamente en el interior de la columna resonante, en el centro del telar lugar del nuevo nacimiento, donde el sello 130-perro 13 y el 131-mono 1 son ocultos entre sí y, de alguna manera, son el mismo.

Esto significa que se produce una modificación del tiempo, y que ese presente ya no se puede circunscribir a lo que dice un reloj acerca del día.

En el inicio de la columna resonante nos encontramos con lo mismo, expresando así una resonancia con ese momento: Sol 3-dragón 11 unidos a dragón 4-sol 10.

Lo que sucede en el centro del telar está expresado por los sellos 10 y 11, y aquí está expresado por los tonos 10 y 11. El dragón 11 y el sol 10, cada uno en un día distinto, están manifestando ese orden inverso donde del 11 pasamos al 10.

 

Con el orden directo, al llegar al tono 10 de perfección encontramos la liberación del tono 11, de haber realizado la misión. Sin embargo, aquí lo que encontramos es que la solidaridad y la energía femenina expresadas por el dragón 11, son las que te introducen en el tono 10. En un caso, el 10 te lleva al 11, y en el otro es el 11 el que te lleva al 10.

El dragón 11 en sentido directo está sacando la fuerza del tono 1, de la invitación a osar, a hacer algo nuevo que normalmente deshechas por no parecer práctico ser solidario, pero si te atreves a ser solidario puedes experimentar lo que expresa el tono 11 de liberación.

Pero aquí la propuesta es considerar el tono 11 del dragón sacando su fuerza inversa, es decir en su devenir inverso, desde la transcendencia y no desde la experimentación.

 

El dragón 11 ocupa el tercer lugar en sentido inverso cuando viene desde la noche 13, de modo que es una forma del ensueño y de la meditación la que viene a reforzar los contenidos de la solidaridad y a impulsarte hacia la vivencia del nuevo nacimiento.

Desde la noche se aporta una fuerza extra a esta vivencia del nuevo nacimiento, sacando sus raíces, no desde la evolución ascendente.

Al entrar en la columna resonante vamos a recibir ayuda directa desde dimensiones superiores, pudiendo vivenciar y aprender cosas sin pasar por la lógica, solo plenamente desde la intuición y la visión.

El guía de la noche 13 es la mano 13, que es sanar y canalizar de modo transcendente. Esa es la propuesta y el escalón. A partir de ahí es cuando entras en la columna resonante.

 

El dragón 11 en sentido directo saca fuerza del juego y la inocencia, para impulsarte hacia el castillo verde y la transcendencia, pero en sentido inverso saca fuerza del castillo verde y en la onda lo saca de la transcendencia y del ensueño.

Y entonces se amplía el nivel de experiencias y de transformaciones, que es una forma de ampliar el tiempo. Ampliar la transformación también es ampliar el tiempo.

Producir transformaciones en niveles más profundos es ampliar el tiempo, que es entrar en lo atemporal, algo que significan las columnas de hércules, asociadas a la inmortalidad.

 

De modo que entramos en un tiempo expandido donde la persona puede encontrar una resonancia interior expandida.

También entramos en un tiempo más luminoso, como saliendo de la noche, donde muchas cosas se van a hacer reales.

Las personas se van a hacer más reales, los grupos se van a hacer más reales, y el tono 10 va a despejar mucha incertidumbre.

Muchos procesos se cierran y nuevos procesos se abren, solo que en otra dimensión. Encuentras a los tuyos y los tuyos te encuentran.

Meditación Tormenta 2: Segundo día de la onda del Espejo

Al considerar meditativamente el SEGUNDO DÍA DE LA ONDA DEL ESPEJO, que nos lleva al nuevo nacimiento en su expresión transcendente, encontramos que los tres primeros días componen una escalera para acceder a la columna resonante.

El número tres en el código Tzolkin identifica el servicio, manifestando así una propuesta hacia una actitud de servicio, imprescindible para acceder a la resonancia, en cuyo interior se encuentra el nuevo nacimiento.

Esos tres escalones también están presentes en las cuatro direcciones expresadas por la cruz chacana, pero también el 3 en código Tzolkin habla del tercer castillo, como momento del tiempo real, de modo que a través de esta actitud hay una entrada en el tiempo real.

También hay sanación, tercera onda, y como regalo precioso, la referencia en el ámbito individual del valor del ensueño, sello 3, la noche. La noche, como lugar propicio para ver la luz. La noche, como lugar de la aparición consciente de la luz.

 

El segundo día es Tormenta 2, cuyo guía es el Mono 2; la resurrección como un regalo, cuyo guía es la inocencia desde la incondicionalidad, ya que el mono 2 es el segundo de la onda del perro.

 

Pero cuando vamos en sentido inverso, es decir desde la fuerza oculta o interior, el inicio está en un nivel transcendente, porque la onda inversa comienza en la noche 13; el ensueño transcendente es de donde partimos para subir esos tres escalones.

Y en el segundo escalón se sitúa el viento 12, el espíritu en favor de todo lo existente, cuyo guía es el mago 12 de la onda de la noche.

Normalmente se accede a la transcendencia después de haber experimentado el colaborar con todo lo existente, es decir que es una consecuencia de colaborar con todo lo existente, pero ahora la consciencia está invitada a considerar qué sucedería si eres una persona transcendente y entonces decides colaborar con todo lo existente.

La intensidad de tu colaboración habría expandido tu vibración, que entonces ya es transcendente, despertando los contenidos transcendentes de las personas.

 

Eso es lo que está sucediendo ahora. Algo transcendente desciende y da pleno contenido consciente a tu nivel vibratorio transcendente, que ya no es resultado de un esfuerzo de tu conciencia, sino un regalo, y puedes permitirte recibir tanto como quieras, sin esfuerzo.

ONDA DEL ESPEJO (Del 25 de febrero al 9 de marzo)

La onda del espejo está asociada a la onda del mono. Son ocultas entre sí.

Reflejar la realidad, para conseguir su propósito, está siempre acompañado por la alegría y el juego.

La onda del espejo lleva hasta la columna mística, hasta las puertas del renacimiento indicadas por el perro 13 y el mono 1, que son el centro del telar.

La transcendencia en esta onda se alcance con el amor incondicional, siendo lo sencillo o canalizado “ser como eres” (semilla)

El ESPEJO 1 enlaza con el centro del telar

El ESPEJO 1 enlaza con el centro del telar, pero es importante considerar que la energía no va solamente en una dirección, y el tiempo posiblemente tampoco.

Por eso conviene considerar cómo el Tzolkin se mueve en dirección al tiempo, mientras el oculto se mueve en dirección al atiempo, pero buscando la fusión, el encuentro.

Así, la onda del espejo también puede ser expresada a través de sus ocultos, y en estos momentos como NOCHE 13, guiada por la mano 13.

Es decir que con el espejo van unidos el ensueño y la sanación en grado transcendente, iniciando una onda inversa.

De modo que iniciamos un periodo donde la propuesta es acceder al espejo, pero viene en ayuda nuestra el ensueño y la mano transcendentes, descendiendo hasta el mono 1, lugar del nuevo nacimiento. Cuando llegas al nuevo nacimiento, te están esperando todas esas vivencias que han descendido con el oculto a tu encuentro.

La resonancia en esa lectura puede ser diferente para cada persona, pero siempre será provechosa, porque la fuerza que aporta viene de la transcendencia hacia el propósito.

Estamos en un tiempo donde todo es posible, pero la posibilidad de la que hablamos es mayor aun que la que podamos considerar.