En esta onda todo va a seguir igual?

Todo sigue igual hasta que cambia.
Podemos decir que en esta onda todo va a seguir igual, excepto para las personas que en este transcurso de 13 días conectan con esa energía y se produce un cambio, porque todo sigue igual siempre hasta que empieza a suceder diferente.
Ahora iniciamos 13 días donde la consecuencia es ser uno mismo. La onda del humano tiene como forma transcendente, como tono 13, la semilla, que significa “ser tú” y al ser tú, todo florece, porque te conectas con el plan, con el programa Dios de la creación.
Esta onda te ayuda a ser tú de forma transcendente, y al ser tú, te hace libre, te libera de todo lo que te impedía ser tú desde el miedo, la envidia o cualquiera de estas emociones. Todo lo que te impedía ser tú, se ve favorecido el que desaparezca.
Eso es lo que puede suceder en este tiempo. Es un tiempo favorable para ser tú mismo, conectado al programa transcendente de la creación, donde Dios es tu padre.

Onda del Caminante del Cielo: del 1 al 13 de abril

ONDA DEL CAMINANTE DEL CIELO

La onda del caminante del cielo lleva a la serpiente (tono 13). Esto quiere decir que una persona avanzando en la eliminación de los límites y restricciones mentales, aumenta su energía corporal y fuerza vital.
En esta onda, la liberación (tono 11) se consigue mediante la noche: cuando visualizas y dejas a tu intuición que te sugiera imágenes, recibes abundancia.
La perfección llega con el viento (tono 10): permitir al espíritu que se expanda lleva a tener buena salud y energía. Esta comunicación (viento) está guiada por el amor incondicional (el guía del viento en esta onda es el perro)
El sello que da fuerza al caminante del cielo es la tierra (tono 5), por lo que la alineación ayuda a superar los límites, incluyendo los mentales.

En la onda del Caminante del cielo se encuentra la Tormenta 7, que es la energía del año maya 2012.
La Tormenta resonante canaliza al Caminante del cielo, y el Caminante trae el cielo a la Tierra. El Caminante favorece experiencias gozosas, o sea celestes, sin referencia a los valores del depredador.
La frontera dimensional se acerca. Es el momento de experimentar el gozo y el disfrute que te ofrece la vida sin tener que comprarlo.
Disfrutar y compartir. Encontrar y generar espacios de encuentro y de colaboración sin ánimo de lucro. Encontrar más allá del disfrute del dinero, de las marcas, de las cadenas comerciales que por algo se llaman cadenas, el disfrute de las emociones de la creatividad y de la solidaridad.
La Tormenta resonante canaliza al Caminante del cielo, y es por ese motivo por el que te propone experiencias que no son producidas por el dinero, la publicidad o las sugerencias de parecer alguien importante.

En el tono 4 de esta onda aparece el Guerrero. El Guerrero, que es la expansión de la conciencia, ayuda al Caminante del cielo a vivir esa plenitud que posee, de manera que parte de la tarea evolutiva del Caminante del cielo sea expandir la conciencia.

Onda de la tierra: El voluntario ocupa su sitio de poder

ONDA DE LA TIERRA:

Una de las características de la tierra es la alineación, y el sol, en el tono 4, nos indica cómo conseguirlo, mediante la elevación de conciencia y la luz.

El final de la onda es la luna, asociada a la purificación de las emociones.
El vehículo terrestre está formado por la tierra y la luna como planeta doble. El Tzolkin muestra la onda 13 comenzando en la tierra y terminando en la luna. Es un 13, un caminante del cielo (sello 13) y un lugar de transcendencia.
La tierra y la luna están unidas como un principio y un final.
A partir de ese momento comienza la onda 14, pasando más allá del velo a través del amor incondicional.

En el centro de la onda aparece como exposición de lo que viene canalizado la capacidad de crear a través de la visualización y el ensueño.
Si logras situarte a través de tu intento en la tierra-luna como vehículo celeste, te abres totalmente al ensueño y a la canalización (noche, tono 7).

El tono 2 es el espejo, la realidad como regalo.
Como servicio, tono 3, están los grandes cambios de la tormenta, la resurrección, la transformación y el reinventarse. Si te adentras en esta meditación es para producir cambios en tu entorno, en las personas que quieres, y sobre todo en las que no quieres, porque estamos en territorio del hombre y del tejido de luz.

La forma en que estás trabajando en esta onda a favor de todo lo que existe, tono 12, es a través de la estrella, la belleza, la armonía y la sociedad celeste.
Para ti es totalmente sanador, porque el tono 11 o “cómo puedo liberarme” presenta a la mano y la sanación. Esta actividad en beneficio de cualquier persona, de potenciar la red humana de cariño y amor, te sana.

Esta onda es la del enlazador perfecto, es decir el enlazador en tono 10.

INTERPRETACIÓN:
La tierra, según el sentido que le damos, es fundamentalmente el voluntario.

Inicialmente lo primero que sucede es que quieres interactuar con el Tzolkin. No es que hayas oído hablar del Tzolkin y hasta ahí llegue la cosa, sino que algo ha resonado en ti que ha despertado tu interés, y ese interés ha ido creciendo hasta que de alguna forma ha establecido un diálogo con esos contenidos, que son como el whatsapp, donde puedes volver a ellos y continúan, ya que no se van.
Es fácil que, haciendo tu vida normal en los momentos de tranquilidad, de sosiego y de calma, interactúes con esas informaciones y observes cómo, por su simple presencia, te modifican formas de ver la vida, de considerar las cosas y hasta de alguna forma de ser. Te hacen más real y te abren más posibilidades y enfoques para considerar las cosas, con lo cual también influye sobre las demás personas de tu entorno.
De manera que el interés puede haber ido creciendo y entonces te encuentras ante situaciones que se resuelven modificando tu actitud inicial, donde te niegas o te peleas, presentándote una solución o salida cuando actúas con una actitud de voluntario.

La tierra se asocia con la conexión y alineación con el centro. Podemos darle un nombre, ya que da la impresión de que para determinadas personas el nombre es lo más importante del asunto. Sin embargo lo mejor es experimentalmente poner la conciencia, aunque no lo puedas expresar con palabras y menos aún poseas el mantra o el nombre, que pueden ser muchos nombres, porque hay muchas lenguas e idiomas.
Aun sin el nombre puedes conectarte con ello, porque es vibracional. El nombre puede ser vibracional, pero desde luego lo que es vibracional es el alma.

Entonces, cuando el alma percibe y entra en ese terreno vibracional, con nombre o sin nombre el asunto sucede. Cuando te alineas con el corazón amoroso del cielo, por decirlo de alguna manera, y con el centro de la realidad, que siempre es amorosa, estás expresando la tierra.
Pero esa alineación supone una actitud de voluntario. Te colocas voluntariamente en ese lugar, enfocando tu voluntad de encajar en ese punto vibracional.
Eso es lo que determina la propuesta del sello de la tierra.

Por otra parte, la onda 13 de la tierra se puede traducir como caminante del cielo, sello 13.
Caminante del cielo también contiene como otro nombre posible a Quetzalcóatl, claro que nosotros podemos usar el nombre o podemos serlo, porque serlo, aún sin nombre, es más importante, pero el nombre ya tiene esa vibración.
Quetzalcóatl está hablando de despertar algo que existe en el humano como posible y que sucede cuando llega a la transcendencia y se coloca en esa alineación.
Eso en una terminología puede ser Quetzalcóatl, un nombre celeste, un vuelo más allá de las formas, es decir que no vives pegado a la materialidad, sino que puedes desplazarte más allá, donde las cosas no te afectan y no son lo más importante en tu vida.
Puedes volar cuando entras en una dimensión donde lo más importante no son las cosas sino los asuntos espirituales; donde hay realidad pero no rigidez.

Una de las características de las partículas subatómicas, de los átomos y de la materia en general es la rigidez. La forma necesita una cierta dureza e inmovilidad, porque si no, no serían formas sino algo cambiante.
En niveles transcendentes uno puede ser voluntario para ser muy rígido, pero en el nivel evolutivo que está la humanidad en estos momentos la alineación con el corazón del cielo no pone a la conciencia del ser humano en la rigidez, sino en la evolución.

¿Tiene que ver el número del kin con la evolución espiritual?

PREGUNTA:
Una ves me dijeron que los kines mientras mas alto es el numero del kin, mayor es la evolucion espiritual y menos tiempo le falta para dejar de encarnar en la tierra. Es correcto ?

RESPUESTA:
¿Qué siente usted cuando pregunta esto?, ¿qué emoción le lleva a hacer esa pregunta?
Las preguntas mentales tienen distinta respuesta que las preguntas desde la emoción. Uno puede preguntarse cuando está más vivo, si cuando está en la mente o cuando está en la emoción.

En el Tzolkin hay sellos del 1 al 20 y ondas del 1 al 20. La onda 20, que es el final del Tzolkin, lo ocupa el sello 8 como onda, que no es de los más altos. También el sello 20, que es el sol, es el final. Sin embargo, el sello 19, que es de los más altos, como onda aparece como un humilde 7, estando en la mitad inferior.

Entendemos que la secuencia del 1 al 20 de los sellos cuenta una historia diferente a la secuencia del 1 al 20 de las ondas. El color verde, que expresa la quinta dimensión, no aparece en los sellos sino en las ondas. El quinto castillo lo ocupan las 4 últimas ondas. Sin embargo, también sucede que el primer castillo, donde aparece la primera onda y el primer sello, es también el inicio del sexto castillo, que traduce la sexta realidad.

Muchas personas en la tierra no están debido a su karma que le obliga a reencarnarse, sino a su dharma. Realmente lo importante es encontrar que tu karma se ha transformado en un dharma. Sanar el karma es sanar la ancestralidad. Por eso muchas personas lo que están haciendo es sanar la ancestralidad.

Los tonos 7 y 11 en la onda: vídeo

Los tonos 7 y 11 en la onda: vídeo

El tono 7 está asociado a la columna resonante, donde aparece uno de los espejos del tzolkin.
El 11 está asociado al otro espejo del tzolkin, situado entre las filas 10 y 11. El 11 ya está en esa otra realidad, más allá del espejo.
Pero ¿por qué son especiales los tonos 7 y 11 en las ondas?

Si quieres adentrarte en la onda de la Noche, déjate llevar por la creatividad y observa cuándo aparecen sensaciones discordantes

LA NOCHE: En las ondas (Extracto del Libro de los Sellos)
La onda de la Noche es la onda 15, y pide y concede creatividad (sello 15, el Águila). Si quieres adentrarte en esta onda, déjate llevar por la creatividad y observa cuándo aparecen sensaciones discordantes, que no sólo son de desvalorización, como pensar que lo que haces no vale para nada y es perder el tiempo, sino también y quizás sobre todo, pensar que dominas el asunto, y entonces repites y si surge algo nuevo lo encajas en lo ya sabido. La creatividad es sorpresiva.
La Noche, tercer sello, convierte su significado de ensoñar en “realizar” cuando convertimos el tercer sello en tercera onda (la Mano, que significa realizar y sanar). Es lo más activo, pero parece lo más pasivo. Pero nada es lo que parece; conviene seguir mirando.

La onda del Perro habla de una vivencia desbordante e inclasificable, que supera totalmente tu razón pero que te hace feliz, como es el amor.

(Extracto del Libro de los Sellos)
La onda del Perro habla de una vivencia desbordante e inclasificable. Una vivencia que supera totalmente tu razón pero que te hace feliz, como es el amor.
El propósito es amor; lo que se propone es realizar el amor incondicional.
El Mono, tono dos de esa onda, significa la alegría, pero una alegría como un regalo, sin esfuerzo, como algo asociado a esa experiencia del amor. El amor siempre es incondicional.
El tono tres de esa onda, el Humano, presenta el servicio, que es lo que indica el tono tres, como algo libre. Encontrar la libertad encontrándote. Para vivir el amor es imprescindible que la entrega, que es lo que puede traducir el servicio, sea libre. Entrega a lo que eres. Saber quién eres es como reconocer tu servicio. Reconocer tu servicio es reconocer cómo puedes contribuir a la felicidad general.
Para el Tzolkin el servicio, tono tres, está unido al tono once, que te indica cómo puedes liberarte, ser libre. Ser tú es ser libre, claro que para entregar libremente tienes que previamente ser libre. Una entrega sin ser libre no te haría feliz. No serías feliz ni nadie sería feliz. Tampoco en tu cercanía, porque todos te deberían todo. Darías, pero anotándolo todo, y tendrías muchos deudores. Y de eso no es de lo que habla el asunto este.
En el tono cuatro de la onda aparece el Caminante del cielo, que explica cómo realizar el amor incondicional; es la fuerza que permite realizar el amor incondicional.

La tierra: en la columna 8 (extracto del Libro de los Sellos)

En la columna ocho, encontramos la totalidad de la onda de la Semilla y el inicio de la onda de la Tierra.
La Semilla, oculto de la Tierra, quiere decir simplemente “se como eres”. El programa es perfecto, se como eres, elimina lo que no pertenece al programa. “Se como eres” es la mejor forma de estar en el cielo.
La Tierra nos habla de unión, de fusión, acogimiento. A la Tierra no le sobra nadie, ama a todos, y lo muestra a través de su fuerza de atracción. Para la fusión nuclear la clave está en superar la fuerza de repulsión potenciando la fuerza de atracción. Quizás estemos hablando del amor.
La Estrella, sello ocho, asociada a su oculto el Caminante del cielo, que reconocemos como lugar donde la fusión es la vida, presenta una correlación donde, al traducir los sellos a ondas, la pareja Estrella-Caminante del cielo, con toda la armonía, la belleza y la integridad, se presenta como Humano y Tierra.
Ya sabemos quién es entonces el humano. El humano es el Caminante del cielo, y la Tierra es el lugar de la belleza, la armonía, entrando por el portal de la integridad.
La tarea es rescatar el programa original, manifestado por la Semilla, que ocupa exactamente la octava columna. Rescatando el programa original es posible la integridad, y sólo a más integridad, sucede más libertad.

El humano inicialmente juega y aprende jugando, y posteriormente madura a través de sus contenidos mentales y espirituales, en contacto con la intuición

En todas las ondas el tono 5 y el tono 9 dan fuerza, el tono 5 para iniciar y el tono 9 para concluir y llegar a la transcendencia; el tono 5 apoya al propósito o tono 1, y el tono 9 apoya la transcendencia o tono 13.
La onda tipo es la del dragón, y ahí aparece en primer lugar la serpiente como tono 5 y la luna como tono 9. Hemos relacionado a la serpiente con esa fuerza ascendente que va desde la serpiente pegada a la tierra a la luz en el cielo en forma de sol, y a la luna la hemos relacionado con la transmutación de la tierra en luna e inicio del castillo verde, de lo óptimo.

Si miramos el interior de la onda de la serpiente, que vehiculiza el contenido asociado al 5, encontramos que el tono 7 canaliza al mono, al nuevo nacimiento, dándole de nuevo fuerza e impulso al inicio. También está asociado ese inicio a la alegría, a un bienestar, a un sentir bien, inocente, ampliando los límites a través del osar.

Mientras, en la onda de la luna, asociada al tono 9, encontramos en el tono 7 como canalización al águila y su oculto el enlazador, de modo que la fuerza que te impulsa a la transcendencia está asociada al ver y al enlazar, es decir es un contenido de la conciencia.

De esta manera, el contenido asociado al mono como nuevo nacimiento, como infancia y juego, es un sentir bien, mientras que el águila es una madurez y está asociado al ver y a la intuición, a conectar con aquello en el interior asociado a la conciencia; es un diálogo interior.

El humano inicialmente juega y aprende jugando, y posteriormente madura a través de sus contenidos mentales y espirituales, en contacto con la intuición.
Si el humano únicamente va en dirección mental, se pierde el contenido transmutador que es esa fuerza espiritual, un ver espiritual.
El ver mental procede del mundo de la lógica, porque solo manejas los contenidos que conoces, y no los que no conoces, pero el ver espiritual es transmutador.

LA ONDA DE LA SERPIENTE (Extracto del Libro de los Sellos)

La onda de la Serpiente contiene todos los portales en una línea vertical, y te lleva desde tu experiencia de humano a la experiencia de Dios, ya que está en medio y une la onda 8, el Humano, con la onda 10, Tezcatlipoca, el Espejo, y produce la iluminación, que es el nuevo nacimiento. Es fundamental.
La kundalini puede ser muchas cosas, pero lo que no es nunca es una sexualidad unida a la dominación, sino sólo al amor, porque la kundalini une el cielo y la Tierra. Y la kundalini te transforma en la Tierra (transcendencia de la onda), donde la generosidad y la entrega son llevadas al máximo, pero también contiene conexión con lo divino, contigo y con el otro.
La Tierra es una fuerza acogedora y atrayente. No quiere que te marches; quiere que te quedes, y como es el resultado de la kundalini, que es el tercer castillo que empieza con la Serpiente, la Tierra supone madurez. Para llegar a unir la luz y el agua hace falta un proceso de maduración.