Quizá haya rituales, protocoles y normas

Quizá haya rituales, protocolos y normas que son la expresión de lo correcto y son útiles en un determinado nivel.
También está tu sentir, que cuando estás conectado no necesita rituales. Tu sentir es una conexión.
Los rituales y protocolos son el camino del ciego, de aquel que va con un bastón porque no ve.

Hoy se trata de liberar al águila, liberar a aquel que ve la maravilla, porque el águila que ve la maravilla también despierta a tu ser espiritual y multidimensional que ve la maravilla.

Sí, despertar la maravilla es despertar la bendición, despertar el gozo.

Las cosas pueden estar al revés, pero ¿qué pasa?

Las cosas pueden estar al revés, pueden estar descolocadas.
Pero ¿qué pasa? No pasa nada. Se trata simplemente de que tú las coloques al derecho.
Las cosas pueden estar al revés, pero eso no quiere decir que haya un error. Solamente quiere decir que eres tú el encargado de colocarlo de otra forma.

Hay un protocolo con lo correcto, lo adecuado, lo que has aprendido, pero de repente ves que algo está cambiado. Está cambiado para ti, porque tú lo ves, para que tú lo coloques.
Es como el preguntador, que cuestiona para que sepas cuál es tu linaje.

Entonces, cuando está cambiado, simplemente colócalo. Cuando lo colocas, estás abriendo una puerta. Por eso estaba cambiado, para que fueses tú quien abriese esa puerta, porque vienes a abrir puertas. Ese es tu linaje.