Me gusta sentirme conectado con esa magia que hace que la gente se ría

Me gusta sentirme como un mago pero que es como un payaso, porque hace que todas las personas se rían.

Me gusta sentirme conectado con esa magia que hace que la gente se ría, porque cuando la gente se ríe no tiene ninguna malicia en su mente. Me refiero a la risa que activa esa inocencia donde simplemente te ríes. Esa es la magia a la que personalmente me siento más vinculado.

Me gusta vincular la magia con la risa.

Me gusta vincular la magia con eso que sucede cuando la gente ríe desde la inocencia.

Me gusta vincular la magia con despertar esa vibración.

La mujer está hecha de risas y la madre de poesía

La mujer está hecha de risas, o sea de emociones, que como un río dan vida a todo lo que encuentran a su paso. Pero las madres están hechas de poesía.

Sí, hay un momento en que la risa se convierte en poesía. La risa es como una luz buscando una realidad y la poesía es como la luz cuando crea la realidad y la hace aparecer.
Vemos el sol y creemos que es el sol, pero lo que vemos es la luz, porque la realidad material del sol está envuelta en la luz que rodea al sol.
Todas las personas son como el sol, una realidad material, pero están envueltas en la luz que son las circunstancias que le rodean.

Hay un momento en que te rodean las risas. Es un momento muy importante. Hay un momento en que las circunstancias son risas. Pero hay un momento en que las circunstancias son poesía, y, entonces, naces, sabes quién eres y lo que tienes que hacer. Además, eres voluntario para ello.