La evolución de las partículas subatómicas … y las emociones

Las partículas subatómicas han ido asociándose. No sabemos de dónde han sacado esa orden o esa idea de asociarse, pero el caso es que las partículas subatómicas han ido asociándose y formando elementos, como hidrógeno, oxígeno, etc. Y en algún momento las partículas subatómicas han dado un salto en algo y han empezado a formar otro tipo de compuestos, como piedras, agua, etc.

Y en otro momento determinado han dado otro salto más y han hecho aparecer “vida orgánica”, donde las partículas subatómicas ya no avanzaban a través de más protones, neutrones o electrones, sino que se reproducían a sí mismas.
Hay un momento en que las partículas subatómicas se configuran como vida orgánica que se reproduce. Ya no son partículas subatómicas en el mismo nivel, sino que unas son hijas de otros, unas son descendientes y otras son ascendientes, y además ya no se preocupan por conseguir más electrones para ser platino, sino que se reproducen para ser ellas mismas.

Pero todavía han dado un salto más. Ya no se trata de ser proteínas, sino que empiezan a ser seres que se nutren. Empieza un proceso digestivo, mostrando que en ese momento la vida va en otra dirección diferente. La materia orgánica empieza a organizarse en seres cada vez más complejos, que ven, oyen, se comen unos a otros, inventan el copular para tener hijos, inventan o descubren el gozo, la interacción, se cuidan, cuidan a los hijos, les enseñan.
Las partículas subatómicas han descubierto qué es ser una planta, un pez, pero también qué es ser un mamífero.

Y todavía en su evolución las partículas subatómicas han creado seres que expresan emociones. Sabemos, o creemos saber, que las abejas tienen algún tipo de lenguaje por el cual se comunican: a tanta distancia hay tales cosas, tienes que ir a la derecha, a la izquierda, a la izquierda, llegas a tal sitio al cabo de tal distancia. Sabemos que las abejas son capaces de ese tipo de comunicación compleja, especial, y que también los delfines y las ballenas son capaces de comunicar instrucciones y distancias.
Pero ha hecho falta algo más. Las partículas subatómicas han ido formando seres con todos esos sentimientos, que ven, oyen, tocan, huelen, comunican, tienen emociones amorosas, pero también que puedan expresar sus emociones.
Todavía han encontrado un elemento que parece ser más complejo, puesto que es posterior, que es que las partículas subatómicas configuren cuerpos con todas esas emociones y esos sentidos, y expresen poesía, relaten la belleza, la filosofía, que se cuestionen acerca de qué hay más allá de lo que vemos. Pueden dialogar acerca de Dios, de cosas complejas.

Cuando los perros están ladrando podemos pensar que están dialogando acerca de Dios. ¿Se están preguntando qué sentido tiene tu vida, por qué estás aquí?
Nosotros sí podemos hacerlo. Nuestras partículas subatómicas nos sostienen para que lo hagamos.

En el momento del salto evolutivo

EN EL MOMENTO DEL SALTO EVOLUTIVO (Tiempo de gracias, tiempo de perdón)

El óvulo tiene un breve periodo que es la puerta de otra cosa. Durante ese momento hay una oportunidad de dar un salto, pero entretanto el transcurso lineal es simplemente el de la repetición, donde cada nuevo periodo de tiempo, o sea cada mes, puede suceder lo mismo. Por eso es lineal y no hay salto. Pero hay un momento donde se rompe esa repetición y se inicia lo nuevo.
El salto evolutivo está asociado al ser humano desde el principio, o sea desde antes.

El ser humano camina siempre al lado de una oportunidad. Por eso es tan necesario despertar a la posibilidad, es decir a la conciencia.

http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/tiempo-de-gracias-tiempo-de-perdon/

Es importante recuperar el ser radiante, porque el acceso a dimensiones superiores es en nuestros conceptos humanos algo similar a la radiación

También es importante recuperar el ser radiante, porque el acceso a dimensiones superiores es en nuestros conceptos humanos algo similar a la radiación.

Para que se produzca un salto dimensional, ha de producirse en todas las direcciones posibles del espacio tiempo y no solo en una dirección. Eso es similar al efecto “radiante” de las cosas.

El sonido es radiante, porque se irradia en todas las direcciones.
Parte de tu ser radiante se expresa con la voz. Por eso es importante saber qué estás irradiando.
Llamamos emisora de radio a la tecnología que permite difundir la voz en todas las direcciones. Eso está traduciendo a tu ser real, porque todas las personas somos radiantes.

La emoción es radiante.
Muchas personas serían mucho más felices si con sus bienes levantaran emociones de gozo a su alrededor en vez de utilizar el poder de sus bienes para intentar encontrar ese gozo.

La irradiación te adentra en el gozo, y recuperar al ser radiante es empezar a conocerte.
Gracias Valum, maestro de la radiación.
Gracias almas radiantes despertadoras.

Si venimos para durar un rato y luego morir, parece deseable no tener dolores

curso de río s
(16/7/2014)
Si venimos para durar un rato, 50 u 80 años y luego morir, entonces parece deseable por lo menos no tener dolores.
Sin embargo, si nacemos y vivimos para transcender, entonces quizá haya que plantearse la función de cada cosa, porque pudiera ser que no sobrase nada y que todo tuviese su utilidad encaminada a la transcendencia y al salto evolutivo.
Si acertar no es envejecer mientras miras el dinero que has ganado, sino que es expandir la conciencia, gozando de la vivencia en nuevas dimensiones de la vida, entonces pudiera ser que los criterios no fuesen los mismos.