La semilla es mágica

La semilla es mágica, porque sabe multiplicar, pero sabe multiplicar de una manera infinita. La semilla tiene en sí misma una fuerza que le permite multiplicarse de forma exponencial y cada una de las nuevas semillas mantiene esa fuerza, de manera que está viajando en el tiempo hacia el infinito.

La semilla es mágica, pero la serpiente lo es todavía más, porque se mueve a donde quiere, sabe moverse. La serpiente está llena de semillas, ya que para ser serpiente tiene que haber sido antes semilla. Sí, claro, estamos hablando en términos del calendario maya, según la sabiduría de los abuelos mayas, que nos presentan a la semilla como la cuarta manifestación de la vida, con una referencia a la cuarta dimensión, donde la persona sabe florecer exponencialmente y está viajando hacia la atemporalidad como madurez de todo su trabajo interior.
Esta sabiduría presenta a la serpiente como quinto sello, como expresión de la quinta dimensión. Pero para que aparezca la serpiente es necesario que haya aparecido la semilla. Por eso decimos que la serpiente está llena de semilla.

La serpiente está traduciendo esa quinta dimensión donde además de esa abundancia y esa magia que expresa la semilla aparece la libertad. Tú te puedes mover en la dirección que quieras. Ese movimiento está iniciando la iluminación, porque la serpiente expresa ese estado donde está presente la semilla como abundancia, y está iniciando el camino hacia el sol.
La serpiente en la imaginería de los egipcios de las pirámides rodeaba al sol. Son los rayos del sol. La cobra que aparece en la cabeza de los faraones es la serpiente que rodea al sol, y es un signo de fertilidad. Está lleno de semillas, está lleno de abundancia. Te sitúa como un rey, porque tu trabajo interior te ha llevado hasta allí.

Volviendo a la sabiduría de los sabios mayas, la serpiente, pegada a la tierra, que significa también los rayos del sol, necesita transformarse en el perro. Esa abundancia se va a convertir en amor incondicional, abundante amor incondicional, que siempre encuentra lo que necesita. El amor incondicional asociado a la abundancia. Son los auténticos rayos del sol. Los rayos del sol son abundancia incondicional.
Y, entonces, se va a transformar en un águila. Ese amor incondicional es lo que te permite iniciar el vuelo y transformar la visión, porque la luz es ver, la iluminación es ver la maravilla, que es la realidad amorosa de la vida.

LA SERPIENTE: energía vital, kundalini, espíritu

LA SERPIENTE (Libro de los Sellos)

La Serpiente representa la energía ascendente. Y ya sabemos que energía y espíritu o chi, aliento, Ruaj es lo mismo.
Esta energía ascendente aparece asociada a energías transcendentes, es decir, a cómo la tierra se va trasformando en algo capaz de subir al cielo. Y eso es la kundalini.
Dentro de cada uno hay una energía ascensional y amorosa, sólo que quizás haya otros programas que dirigen no a amar sino a competir. Es muy importante discernir y meditar; abrir un espacio interior para la escucha; abrir un espacio para la telepatía, para la conexión.
Tenemos la Serpiente y la reconocemos como expresión de la energía vital y la kundalini. Sólo que kundalini tiene mucha literatura detrás y hay algo que puede confundir.
La Serpiente traduce la energía celeste como algo que está dentro de ti en todas tus células, y una de las cosas que te pide es que no olvides que es una energía amorosa porque proviene del Dragón, y una energía celeste, o sea espiritual.

EL TONO 5
El número cinco en el Calendario Maya, como el 1, el 9 y el 13, es un lugar donde se establece una conexión con dimensiones superiores, de tal manera que el 5 siempre supone que existe una ayuda, una fuerza.
De hecho el sello 5 es la Serpiente, o sea la energía vital. Pero como onda es la 9, y también la onda 5 está ocupada por el sello 13. Es decir que se manifiesta esa unión con dimensiones superiores, tanto por el número del sello como de la onda.
Si tienes energía vital, puedes vivir cualquier cosa, incluso imposible, porque los milagros existen y los límites de la persona son muchas veces puras convenciones, puras convicciones y pura autosugestión.
La energía vital es mágica, y simplemente canalizando energía suceden cosas extraordinarias. Todos somos canales, pero también somos receptivos a la energía.

El Tzolkin tipo, en la primera onda presenta la fuerza amorosa de actividad constante en la Serpiente, sello 5 de fuerza y onda 9 también de fuerza, y la Luna, sello 9 de fuerza y castillo 5 que es el castillo verde, también de fuerza, porque es esa fuerza la que lo realiza; no es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang, Y esa es la garantía del éxito.
De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a Serpiente o energía vital, kundalini, y a Luna, agua, emoción.
Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.
La Serpiente es el sello 5 y la Luna el 9, pero la Serpiente se va a convertir en Luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la Luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.
El cinco como sello es la Serpiente, la energía vital y como tono es también energía porque es fuerza, poder para realizar el propósito, lo que supone que su función es de ayuda. El cinco como tono está en la dimensión del propósito, es decir es una energía de dimensiones superiores que ayuda a la realización del propósito. Como onda está representado como Caminante del cielo, algo que viene del cielo, haciendo alguna referencia a los guías.
Pero el Caminante del cielo en su onda propia termina en la Serpiente, la energía, la kundalini, una energía de elevación asociada al gozo.

EL SELLO OCULTO
Hay un metalenguaje en la Serpiente, que es su orientación horizontal, capaz de verticalizarse. Hay una Serpiente dormida en la persona, que le pega a lo más pesado de la Tierra. Serpiente durmiente, que puede despertarse y ascender, asociada al Guerrero, que es su oculto.
Pero el Guerrero aparece en la Serpiente levantada, porque el Guerrero no puede estar tumbado, ya que en metalenguaje sería un Guerrero caído. El Guerrero está de pie, como la cabeza de la Serpiente, ascendiendo.
Y ahí hay un nacimiento. En el despertar de la Serpiente hay un nacimiento.
El Guerrero es la Serpiente porque es su realidad oculta; esto es mostrado como sello, es decir como arquetipo. Pero cuando vemos moverse a la Serpiente, es decir como onda, vemos que la Serpiente es la Semilla, que es su onda oculta.
Es decir que la Serpiente es expansión de la conciencia, Serpiente-Guerrero, pero se mueve, evoluciona como la Semilla por un programa interno.
Hay un programa interno para la expansión de la conciencia, pero como eres un ser totalmente libre sólo se puede activar plenamente si tú quieres y lo solicitas.

LA ONDA DE LA SERPIENTE
La onda de la Serpiente contiene todos los portales en una línea vertical, y te lleva desde tu experiencia de humano a la experiencia de Dios, ya que está en medio y une la onda 8, el Humano, con la onda 10, Tezcatlipoca, el Espejo, y produce la iluminación, que es el nuevo nacimiento. Es fundamental.
La kundalini puede ser muchas cosas, pero lo que no es nunca es una sexualidad unida a la dominación, sino sólo al amor, porque la kundalini une el cielo y la Tierra. Y la kundalini te transforma en la Tierra (transcendencia de la onda), donde la generosidad y la entrega son llevadas al máximo, pero también contiene conexión con lo divino, contigo y con el otro.
La Tierra es una fuerza acogedora y atrayente. No quiere que te marches; quiere que te quedes, y como es el resultado de la kundalini, que es el tercer castillo que empieza con la Serpiente, la Tierra supone madurez. Para llegar a unir la luz y el agua hace falta un proceso de maduración.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

La Serpiente: Kundalini, energía ascendente

LA SERPIENTE (Extracto del Libro de los Sellos)

La Serpiente representa la energía ascendente. Y ya sabemos que energía y espíritu o chi, aliento, Ruaj es lo mismo.
Esta energía ascendente aparece asociada a energías transcendentes, es decir, a cómo la tierra se va trasformando en algo capaz de subir al cielo. Y eso es la kundalini.
Dentro de cada uno hay una energía ascensional y amorosa, sólo que quizás haya otros programas que dirigen no a amar sino a competir. Es muy importante discernir y meditar; abrir un espacio interior para la escucha; abrir un espacio para la telepatía, para la conexión.
Tenemos la Serpiente y la reconocemos como expresión de la energía vital y la kundalini. Sólo que kundalini tiene mucha literatura detrás y hay algo que puede confundir.
La Serpiente traduce la energía celeste como algo que está dentro de ti en todas tus células, y una de las cosas que te pide es que no olvides que es una energía amorosa porque proviene del Dragón, y una energía celeste, o sea espiritual.

EL TONO 5
El número cinco en el Calendario Maya, como el 1, el 9 y el 13, es un lugar donde se establece una conexión con dimensiones superiores, de tal manera que el 5 siempre supone que existe una ayuda, una fuerza.
De hecho el sello 5 es la Serpiente, o sea la energía vital. Pero como onda es la 9, y también la onda 5 está ocupada por el sello 13. Es decir que se manifiesta esa unión con dimensiones superiores, tanto por el número del sello como de la onda.
Si tienes energía vital, puedes vivir cualquier cosa, incluso imposible, porque los milagros existen y los límites de la persona son muchas veces puras convenciones, puras convicciones y pura autosugestión.
La energía vital es mágica, y simplemente canalizando energía suceden cosas extraordinarias. Todos somos canales, pero también somos receptivos a la energía.

El Tzolkin tipo, en la primera onda presenta la fuerza amorosa de actividad constante en la Serpiente, sello 5 de fuerza y onda 9 también de fuerza, y la Luna, sello 9 de fuerza y castillo 5 que es el castillo verde, también de fuerza, porque es esa fuerza la que lo realiza; no es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang, Y esa es la garantía del éxito.
De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a Serpiente o energía vital, kundalini, y a Luna, agua, emoción.
Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.
La Serpiente es el sello 5 y la Luna el 9, pero la Serpiente se va a convertir en Luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la Luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.
El cinco como sello es la Serpiente, la energía vital y como tono es también energía porque es fuerza, poder para realizar el propósito, lo que supone que su función es de ayuda. El cinco como tono está en la dimensión del propósito, es decir es una energía de dimensiones superiores que ayuda a la realización del propósito. Como onda está representado como Caminante del cielo, algo que viene del cielo, haciendo alguna referencia a los guías.
Pero el Caminante del cielo en su onda propia termina en la Serpiente, la energía, la kundalini, una energía de elevación asociada al gozo.

EL SELLO OCULTO:
Hay un metalenguaje en la Serpiente, que es su orientación horizontal, capaz de verticalizarse. Hay una Serpiente dormida en la persona, que le pega a lo más pesado de la Tierra. Serpiente durmiente, que puede despertarse y ascender, asociada al Guerrero, que es su oculto.
Pero el Guerrero aparece en la Serpiente levantada, porque el Guerrero no puede estar tumbado, ya que en metalenguaje sería un Guerrero caído. El Guerrero está de pie, como la cabeza de la Serpiente, ascendiendo.
Y ahí hay un nacimiento. En el despertar de la Serpiente hay un nacimiento.
El Guerrero es la Serpiente porque es su realidad oculta; esto es mostrado como sello, es decir como arquetipo. Pero cuando vemos moverse a la Serpiente, es decir como onda, vemos que la Serpiente es la Semilla, que es su onda oculta.
Es decir que la Serpiente es expansión de la conciencia, Serpiente-Guerrero, pero se mueve, evoluciona como la Semilla por un programa interno.
Hay un programa interno para la expansión de la conciencia, pero como eres un ser totalmente libre sólo se puede activar plenamente si tú quieres y lo solicitas.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

ONDA DE LA SERPIENTE: Del 5 al 17 de Septiembre

ONDA DE LA SERPIENTE: Del 5 al 17 de Septiembre

En esta onda el propósito es la serpiente, que en un nivel sencillo podría ser subir la energía vital y la kundalini, cuidando la salud y el estado físico.
Pero estamos en un momento de cambio vibracional y la kundalini supone un programa de posibilidades que es activado a voluntad, en función de si tú quieres o no. El objetivo de la kundalini no es egoico, sino para toda la humanidad. La gente que quiera subir la kundalini para sí misma se está equivocando y haciendo daño. El ascenso de la kundalini es algo grupal, que significa descubrir la hermandad y la similitud entre todos los seres humanos, porque “tú eres otro yo, y yo soy otro tu”.

TONOS EN LA ONDA:
Lo que desafía, y por lo tanto es el maestro que ayuda a crecer es el enlazador de mundos, que significa el poder del desapego o la muerte. Según esto, el conocimiento de otros mundos (en todos los sentidos; puede ser dimensiones, o la muerte, o simplemente un entorno laboral distinto) es algo que en algún momento puede asustar pero a la vez es necesario para evolucionar.
El servicio hacia los demás (la mano) está relacionado con la sanación, en su aspecto más realizador, es decir, de forma activa.
La forma de lograr el propósito (estrella) es mediante la armonía, estética, belleza, e incluso la ética y la integridad.
Lo que da fuerza es la luna, es decir la limpieza de emociones.
En esta onda resulta fácil el juego, la alegría, y en general sacar al niño interior.
Indica que tu trabajo y aprendizaje en esta vida es recuperar la sabiduría que se encuentra en tu interior, activando tu capacidad sanadora, todo ello en grado máximo.
La forma de liberación, por ejemplo ante momentos de tensión, es mediante la creatividad.
La colaboración con la gente se realiza mediante el cuestionamiento (quién eres, qué haces, hacia dónde vas), para expandir conciencia.
Y así, se puede llegar hasta la tierra, presentándote como voluntario para estar en la tierra y cumplir con tu misión.

La serpiente, con su cabeza levantada, es un ejemplo de iluminación

Reescribir la historia es pasar de la serpiente al águila. Es pasar de esa serpiente, ese gusano, al águila.
El águila ya no huye, pero verás que una serpiente siempre huye cuando la miras.
Si miras al águila, se acerca, dando vueltas cada vez más cerca.
Es el paso de abajo a arriba; es una elevación.

Cuando decimos que el águila ya no huye quiere decir que cuando evolutivamente te sitúas como águila estás en un momento en que no huyes. Has dado el salto evolutivo y has abandonado el territorio donde la relación con la vida te situaba a la defensiva y entonces fácilmente huías, que es lo que está representado en la serpiente como inicio.

La serpiente que huye está en el nivel más bajo, pegado a la tierra, pero hay un momento en que la serpiente se eleva y ese movimiento es el inicio del águila. La serpiente o la cobra, con su cabeza levantada, es un ejemplo de iluminación, y podemos considerarlo como el primer paso del vuelo.

Comienzo del tercer castillo: La conciencia se sitúa ante tres posibilidades

En este día 3 de abril se inicia el tercer castillo.
En este día 3 de abril se inicia simultáneamente la onda de la serpiente, que es la primera onda del tercer castillo.

Esto sitúa la conciencia ante dos o incluso tres posibilidades.
Una de las posibilidades es sentir la energía de la kundalini en este día serpiente, y entonces tal vez referenciarla con su antípoda y su análogo, es decir con el mago y con el águila, pero también con su oculto el guerrero y con su guía la propia serpiente.

También puede haber una conciencia que se sitúa en la onda, y entonces ver que no solo se trata de un día relacionado con la kundalini, la magia, la visión y la expansión personal de la conciencia, sino que se trata de un hecho grupal, es decir, de participar, experimentar, observar y considerar cómo se eleva la kundalini como tarea de comunidad, colaborando con ello y siendo un partícipe.
Eso lleva a la conexión, al encuentro y a abrir la conciencia a la consideración de la onda de la semilla, encontrando maravilloso el programa y entrando en el programa personal, en el de la humanidad y en definitiva en el programa de la vida, que sostiene y propicia tu vida personal y la vida de la humanidad, adentrándote así en la consideración de toda la maravilla que hay en el gran programa, que supera los pequeños programas del ego.

Eso está implícito en el guerrero 13, que en su forma transcendente pertenece a la onda de la semilla. Cuando te sitúas en esta consideración ya no encuentras que estás hablando de la energía del guerrero y de sentir la conciencia, sino de una energía enlazada que, partiendo del propósito de expandir la conciencia del guerrero, te va a llevar al encuentro del programa propio (semilla 1), pero en sentido inverso, duplicando así las 20 ondas en 40.
Vemos que algo que comienza con la expansión de la conciencia va a llevar a entregarse al programa como semilla 1, que es inverso a comenzar en la semilla 1 para llegar a la expansión de la conciencia del guerrero 13.

Entonces, estamos viendo primero una consideración desde el sello, donde vemos al análogo, el antípoda, su guía y el oculto.
Luego vemos algo que desarrolla la onda y que ya es grupal, siendo importante conectar con una energía oculta que te duplica, atrayendo tu doble espiritual. Es necesario asociarse desde la conciencia a ese proceso para que se produzca la fusión entre el yo consciente y el yo espiritual, oculto bajo la necesidad de hacer un acto voluntario, es decir, asociado a la libertad.
Una de las cosas que va a transmitir la semilla como onda (onda 12) es el concepto de la libertad y los pensamientos elevados del humano (sello 12), que en definitiva son cómo colaborar con todo lo existente libremente, es decir, desde lo corazón.
Por eso se trata de algo que comienza hoy.

Nos situamos en la tercera posibilidad o tercer ejercicio de conciencia, que es situarte en el castillo. A partir de este momento sabes que estás en el castillo azul del nuevo nacimiento, adentrándote en un periodo de vivencias experienciales.

La expansión de la conciencia (guerrero) está asociada a la iluminación de la kundalini (serpiente)

La sombra del árbol s
El guerrero es el sello oculto de la serpiente.
Cuando consideramos al guerrero siempre lo relacionamos con la kundalini iluminada. La expansión de la conciencia la asociamos a la iluminación de la kundalini.

Sin embargo, puede haber también una cierta complacencia que lleve a confundir el significado de la kundalini como energía de luz. Por eso es apropiado precisar su significado.
En estos momentos en que el preguntador te muestra y devuelve la conciencia de tu linaje, es importante expresar con un poco más de claridad la relación entre el guerrero y la serpiente.
El guerrero con su preguntar es similar al preguntador, dando forma a la luz. La iluminación de la kundalini o kundalini luminosa está asociada a la expansión de la conciencia, que es el resultado de la tarea que hace el guerrero a través de sus preguntas y su cuestionamiento. Está dando forma a la luz.

La serpiente es el rojo, que es la forma y la materia, dándole una materia o asiento material a la luz y permitiendo que encarne. La serpiente en esta consideración es la materia y el cuerpo de la luz.
La familia Polar contiene al sol, la serpiente, el perro y el águila. Es la familia de la luz, siendo la serpiente el rojo del sol.
La forma material que adopta la luz es expresada por la serpiente, que es lo rojo.
La forma emocional de la luz es el amor incondicional y la incondicionalidad. Por eso aparece lo blanco, que es el perro, expresando el mundo emocional-espiritual, la emoción espiritual y el mundo de las emociones espirituales.
En el nivel azul está el águila y en el amarillo, el sol.

La parte oculta del guerrero está creando un cuerpo de luz.

La serpiente para volar tiene que transformarse en perro. Quizá pensábamos que era simplemente sacar las alas de algún sitio y transformarse en serpiente voladora, pero no

La serpiente para volar tiene que transformarse en perro. Quizá pensábamos que era simplemente sacar las alas de algún sitio y transformarse en serpiente voladora, pero no. Lo primero que tiene que hacer es separarse de la tierra.

La serpiente siendo horizontal dibuja a la tierra, y al separarse de la tierra hace aparecer al dos, al otro. La serpiente, pegada a la tierra, es la tierra en su horizontalidad; una tierra llena de vida y de movimiento.
Como perro y como mamífero vuelve a dibujar una línea horizontal que traduce a la tierra, pero ya es una línea doble, porque con las patas toca la línea horizontal de la tierra y con el cuerpo dibuja, como en un espejo, una segunda línea horizontal, como expresión del otro.

Vemos claramente que la serpiente con su línea horizontal es un uno; para reproducir el símbolo del 1 es suficiente con una línea. La serpiente es un uno y para volar necesita al otro, al dos. Por eso el dos siempre es un regalo, aunque también sea un desafío.
Quizá en el mundo del miedo y de los hechizos el “nos” es un desafío, pero en el mundo del amor es un regalo. El vuelo empieza cuando el otro no es un desafío sino un regalo, porque en el mundo del perro y del amor incondicional, el otro es un regalo. Ese es el primer paso para el vuelo de la serpiente; para que la serpiente vuele necesita convertirse en perro, haciendo aparecer el amor incondicional.

Pero la serpiente eres tú, porque es la expresión de tu energía kundalini, es decir, de tu energía luminosa, y para que aparezca como luminosa el otro es necesario. Entonces es cuando la serpiente puede volar.

Siguiendo la familia de la serpiente vemos que un año es serpiente, otro año es perro y otro es águila, de tal manera que cuando la serpiente vuela, que siempre es en el presente y en el tiempo real, a través de su forma de interactuar y de su servicio, expresa el azul.
Se trata del antípoda, donde encuentras que desde tu “servicio” te adentras en tu ser real a través de tu forma de interactuar.

Sin embargo aún hay que encontrar experiencialmente cómo es que volar el vuelo de águila se transforma en la luz del sol.
De la misma manera que hay una línea recta y polar entre la serpiente y el águila, hay otra que une el perro y el sol. Cuando la serpiente se transforma en perro es cuando la serpiente puede finalmente transformarse en luz.

La serpiente está asociada a la energía transcendente, es decir, a cómo la tierra va subiendo al cielo

Serpiente

LA SERPIENTE (Extracto del Libro de los Sellos)
La Serpiente representa la energía ascendente. Y ya sabemos que energía y espíritu o chi, aliento, Ruaj es lo mismo.
Esta energía ascendente aparece asociada a energías transcendentes, es decir, a cómo la tierra se va trasformando en algo capaz de subir al cielo. Y eso es la kundalini.
Dentro de cada uno hay una energía ascensional y amorosa, sólo que quizás haya otros programas que dirigen no a amar sino a competir. Es muy importante discernir y meditar; abrir un espacio interior para la escucha; abrir un espacio para la telepatía, para la conexión.
Tenemos la Serpiente y la reconocemos como expresión de la energía vital y la kundalini. Sólo que kundalini tiene mucha literatura detrás y hay algo que puede confundir.
La Serpiente traduce la energía celeste como algo que está dentro de ti en todas tus células, y una de las cosas que te pide es que no olvides que es una energía amorosa porque proviene del Dragón, y una energía celeste, o sea espiritual.

EL TONO 5:
El número cinco en el Calendario Maya, como el 1, el 9 y el 13, es un lugar donde se establece una conexión con dimensiones superiores, de tal manera que el 5 siempre supone que existe una ayuda, una fuerza.
De hecho el sello 5 es la Serpiente, o sea la energía vital. Pero como onda es la 9, y también la onda 5 está ocupada por el sello 13. Es decir que se manifiesta esa unión con dimensiones superiores, tanto por el número del sello como de la onda.
Si tienes energía vital, puedes vivir cualquier cosa, incluso imposible, porque los milagros existen y los límites de la persona son muchas veces puras convenciones, puras convicciones y pura autosugestión.
La energía vital es mágica, y simplemente canalizando energía suceden cosas extraordinarias. Todos somos canales, pero también somos receptivos a la energía.

El Tzolkin tipo, en la primera onda presenta la fuerza amorosa de actividad constante en la Serpiente, sello 5 de fuerza y onda 9 también de fuerza, y la Luna, sello 9 de fuerza y castillo 5 que es el castillo verde, también de fuerza, porque es esa fuerza la que lo realiza; no es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang, Y esa es la garantía del éxito.
De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a Serpiente o energía vital, kundalini, y a Luna, agua, emoción.
Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.
La Serpiente es el sello 5 y la Luna el 9, pero la Serpiente se va a convertir en Luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la Luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.
El cinco como sello es la Serpiente, la energía vital y como tono es también energía porque es fuerza, poder para realizar el propósito, lo que supone que su función es de ayuda. El cinco como tono está en la dimensión del propósito, es decir es una energía de dimensiones superiores que ayuda a la realización del propósito. Como onda está representado como Caminante del cielo, algo que viene del cielo, haciendo alguna referencia a los guías.
Pero el Caminante del cielo en su onda propia termina en la Serpiente, la energía, la kundalini, una energía de elevación asociada al gozo.

http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-los-sellos/