El mito de Osiris y el tema de la resurrección no es una cuestión de buenos y malos

El mito de Osiris y el tema de la resurrección no es una cuestión de buenos y malos, porque el juicio es un error que te aleja de la resurrección, de esa entrada en la plenitud. En realidad, los cuatro personajes eres tú; representan a la persona que busca la resurrección.
Los cuatro personajes, no solamente Osiris, que es el concepto que engloba ese trayecto, es decir, Osiris, Seth, Neftis e Isis, donde Osiris y Seth son hombres y Neftis e Isis son mujeres, representan a cualquier persona.

Osiris es muerto por Seth, y tú eres en algún momento Osiris y en algún momento Seth, de tal manera que no eres solamente Osiris, sino que en realidad eres Seth, por cuanto está representando a las personas que forman parte y constituyen la realidad ordinaria.
La realidad ordinaria está compuesta por Osiris y Seth, en la misma medida que por Neftis e Isis. En un caso es un tipo de actitud y en el otro, otro tipo de actitud, pero ambos están en todos.
En un lado aparece la actitud de la competencia y el conflicto, y en el otro la cooperación. Isis y Neftis cooperan para conseguir la resurrección, pero los cuatro están cooperando. Cualquier persona es resultado de violencia y ejecutor de violencia, a través de la palabra, el pensamiento la acción o el deseo.

Entonces, hay dos actitudes, la confrontación y la cooperación. La solución va a estar en la cooperación, pero es necesario el reconocimiento de formar parte del problema, para encontrar la solución.
Dentro de ti están las dos actitudes, a veces compites y a veces colaboras, pero siempre eres tú. Entonces, se trata de elegir y situarte prioritariamente en la actitud de la cooperación, de colaborar.
Quizá forma parte del sistema de creencias el creer que no te dan nada gratis, pero eso es falso, porque de momento te han dado la vida y no te han pedido ni un chavo. Te dan el aire, un hígado, ojos,… Todo lo que necesitas te lo dan gratis.

Entonces, hay que empezar a cambiar la actitud de la competencia. La actitud de la competencia produce esas dos versiones, víctima el que pierde y agresor el que gana, Osiris y Seth.
Luego está esa actitud de colaboración expresada con los dos arquetipos Isis y Neftis. En un caso eres protagonista, que es el caso de Isis, y en el segundo caso colaboras con el protagonista, que es el caso de Neftis. Vemos que la colaboración tiene esa forma de incondicionalidad, es decir, no necesita nada; simplemente lo haces, colaboras con el protagonista, sin pedir nada y eso te hace feliz.

Esos cuatro elementos están dentro de cada persona y al final es un ejercicio de priorizar, de cambiar valores, de salir de la actitud repetitiva por inercia, empezando a explorar otras posibilidades. La resurrección necesita la exploración, la apertura a nuevas posibilidades. Necesitas encontrar el camino que desconoces, porque el camino que conoces es el que te mantiene en el conflicto y en la muerte.
Entonces, esa exploración es despertar a las posibilidades. Es un despertar.

En su viaje nocturno Ra entraba en el inframundo

Los antiguos egipcios tenían una mitología o sistema de creencias que transmitían mediante las palabras. La mitología es ciencia y sabiduría espiritual. Fue creada en aquella época, pero estaba dirigida a nosotros, a las personas que están despertando. Da igual de qué época, porque la persona que está despertando reconoce el lenguaje que le llama por su nombre a despertar. Esa es parte de la iluminación, recuperar tu alma, tu nombre secreto, sagrado y mágico, o sea, quién eres.

Los antiguos egipcios explicaban cómo el sol hacía un viaje diurno por el cielo y un viaje nocturno para volver a aparecer en la salida del sol. El viaje diurno era un momento de plenitud, mientras que en el viaje nocturno Ra entraba en el inframundo y tenía que ir sorteando una serie de obstáculos y enemigos que trataban de impedirle volver a despertar.
Ese viaje nocturno transcurría, de forma escenificada, en la barca de Ra, que surcaba por el agua y tenía que luchar con una gran serpiente que era su enemigo y quería impedir que volviese a resucitar y reaparecer.

En la barca llevaba como a aliados a Heka, Thot y en ocasiones a Seth.
Seth era la energía y la fuerza.
Heka era considerado como el Dios de la magia, pero también el Ka de Ra, del sol. La magia era la fuerza vital del sol. La fuerza vital de la luz quiere decir que todo es posible siempre. Ra, la luz que está en ti, el Ra que está en ti, tiene una fuerza vital que es mágica. Todo es posible cuando estás en esa alineación con tu fuerza vital, con tu luz interior. Todo es posible en esa plenitud.
El otro aliado era Thot, el dios de las palabras. Thot y Heka iban juntos, ya que parte de la magia está en las palabras. Las palabras forman parte de esa energía vital mágica que no está sometida a leyes que la hacen posible o imposible. Las palabras eran uno de los atributos del dios creador Ra, ya que solo con nombrar las cosas, aparecían.

Eso es un espejo del ser humano. Cuando el ser humano está en un determinado despertar, ese Ka o energía está en su interior. Por eso es tan importante el manejo de la palabra, porque convierte la vida en mágica, y entonces la fuerza que existe en el interior tiene una dirección, se armoniza.

Ra va en la barca en ese triángulo, donde por un lado hay una fuerza física, por otro, una energía vital y mágica, y por otro lado está el poder de la palabra.
Todo eso es parte de la barca de Ra en el inframundo.
Pero el inframundo, el estar por debajo de la vida posible, es la situación normal de las personas. Las personas estamos normalmente por debajo de la realidad posible. Por ello necesitamos cohesionar esos tres elementos, estableciendo ese triángulo, para que tenga un vértice superior, que es Ra, lo divino y luminoso, y aparezca como un tetraedro.
Lo que está en contacto con esa realidad del inframundo representada por la gran serpiente es la base del tetraedro. Es tu energía física representada por Seth, tu energía vital, espiritual, mágica representada por Heka, y tu conciencia, palabras y creencias, o sea la forma en que te explicas, en que dices lo que sucede, representado por Thot.

La energía amorosa de Isis

LA ENERGÍA AMOROSA DE ISIS (Extracto del nuevo libro “El poder del agua, El poder de la emoción”)

En el mito de Osiris, su hermano Seth le mata. Ahí aparecen connotaciones negativas, expresadas por la mentira, el engaño y la envidia, ya que Osiris es rey y Seth quiere ocupar su puesto con el uso de la fuerza.
Todo esto se pone en el lado donde el ser humano, como hombre y mujer, aparece como más fuerte físicamente. De modo que parece como si dijera que la fuerza tiene un fácil camino hacia el abuso, cuando se aconseja del odio, la envidia, la mentira, etc.
En el otro lado, se encuentra la energía amorosa y creadora de vida que se asocia a la mujer. La mujer de Osiris, Isis, con la fuerza de su amor vuelve a darle vida a Osiris. Es capaz de crear vida en ese nivel, pero además engendra un hijo, Horus, con lo cual demuestra que es capaz de crear vida en otro nivel. Uno es el nivel del estar y otro es un acceso a lo que no está. La mujer y la energía femenina parecen tener un poder de hacer entrar en el estar a algo que no está.

(Puedes adquirir el e-book por 5 euros, pago seguro por paypal en ebook

El símbolo de Osiris y Seth

EL SÍMBOLO DE OSIRIS Y SETH (Extracto del nuevo libro “El poder del agua, El poder de la emoción”)

También las narraciones mitológicas expresan la realidad, como las religiones, las ideologías políticas y las filosofías. Lo diferente es que normalmente la mitología utiliza símbolos. No cuenta una historia utilizando el lenguaje de las letras para crear palabras, sino que utiliza para crear palabras el lenguaje de los símbolos, porque muchas de estas explicaciones son anteriores a la escritura fonética.
Muchas veces parece que simplemente son historias fantásticas o infantiles, y en realidad son algo similar a los papiros de Egipto o las estelas mayas, donde se escribe con símbolos.
Por eso es interesante descifrarlos, porque es un contenido primordial.

Es algo que va viajando en el tiempo desde antes de la predominancia del hemisferio lógico, y es importante precisamente porque el dolor se crea desde el hemisferio lógico. El dolor se refuerza con el recuerdo. En el otro hemisferio, en el creativo, no hay dolor. El tiempo actual es el tiempo de salir del dolor, de salir del miedo para volver a conectar con lo creativo.
Está claro, salir del dolor y del sufrimiento es liberarte del inframundo y entrar en lo creativo, y el gozo es acceder al olimpo, o sea al cielo y a lo óptimo.
Por eso conviene mirar los símbolos de las tradiciones ancestrales.

Si miramos a Osiris y a Seth pudiera ser que en una de las visiones de los cien ojos apareciera esta historia, aunque desde otro ojo quizá podría haber otra cosa.
Osiris es el rey de Egipto y Seth le mata por envidia. El hecho de que Seth represente al hermano de Osiris no significa necesariamente que tuviesen el mismo padre o la misma madre. También sus mujeres son hermanas. Todos son hermanos entre sí: hermanos que se casan con hermanas y hermanos que asesinan a hermanos.
Una visión es que tienen el mismo padre, la misma madre o ambos, pero otra visión posible como símbolo es que todos los seres humanos tienen el mismo origen y por tanto son hermanos: todos los seres humanos son hermanos.
No estamos hablando de incestos ni de historias así, sino de conflictos entre seres humanos.

(Puedes adquirir el e-book por 5 euros, pago seguro por paypal en e-book)

Hay un momento en que el ego es necesario, pero en el siguiente paso el ego va a ser contrario a la vida real

Hay un momento en que el ego es necesario.
Hay un momento en que la vida, lo óptimo, aparece en forma de ego y entonces el ego es vida, pero en el siguiente paso el ego va a ser contrario a la vida real, a lo óptimo y a la plenitud, y por tanto una merma, el desierto, el territorio de Seth, o sea la esterilidad.

Tenemos delimitado un territorio evolutivo espiritual simbólico maravilloso con los símbolos/ palabras Osiris-Seth donde Osiris significa VIDA o “da-vida”, que también es David (David-Da Vida), y Seth es guerra, usurpación, envidia, violencia y por tanto ESTERILIDAD, o sea no vida.
Tenemos un ejemplo que también es símbolo/palabra de esterilidad redimida y sanada que es AB=corazón, RA=luz, iluminado y Am=amor, ser siendo -I AM-, o sea arcano 13 del tarot, que traduce la letra 13 del alfabeto fonético primordial, MEM, letra madre y por tanto portadora de vida, que da vida.
También tenemos un ejemplo de esterilidad no redimida en Seth, muy actual en aquel que muere sin hijos y es sucedido en lo “ganado matando”, no por su hijo sino por su suegro.
En el territorio de los símbolos/palabras, hijo significa un paso adelante, o sea más, y suegro normalmente significa una generación anterior, o sea un paso atrás.

Esto es importante considerarlo en un momento evolutivo de la humanidad y de cada persona, porque en estos momentos toda la humanidad y toda la vida está en el interior de todas y cada una de las personas, de manera que podemos decir que toda la vida está en el interior de una sola persona, exactamente en TU INTERIOR.
“Tú interior” lo decimos con énfasis, o sea con mayúsculas (tú, en ti). Por eso es importante entrar en el interior, en el corazón, para encontrar la vida.
Estos ejemplos, que pueden ser palabras/símbolos, aunque estén concretizados en personas, suceden para que TÚ elijas, a favor de la luz, de la vida, o en favor de lo que quieras, entendiendo que este lenguaje binario es vida/no vida. De modo que cuando eliges, lo estás haciendo desde tu interior y para todos, porque todo existe dentro de ti.

Todos estos símbolos son puros actores. No hay buenos ni malos, sino solo una decisión en tu interior. En tu corazón hay una decisión en favor de la vida o en favor de no se sabe qué.
Por eso, en estos momentos conviene elegir, o sea ser libre, y todos los que aparentemente van en contra de la libertad están delimitando el camino de la libertad, que siempre transciende el miedo. Si sientes miedo, pierdes libertad.

Hay abierto un camino a la libertad, que es un camino a la vida. El ego ayuda a encontrar la identidad y en ese momento es válido. Después es necesario encontrar el arquetipo y entonces el ego va en contra del arquetipo.
El arquetipo es allí donde tú eres todos, donde todos están en ti; es un lugar maravilloso de plenitud.

También las narraciones mitológicas expresan, como las religiones, las ideologías políticas y las filosofías, la realidad.

También las narraciones mitológicas expresan, como las religiones, las ideologías políticas y las filosofías, la realidad.
Lo único diferente que sucede es que normalmente la mitología utiliza símbolos. No cuenta una historia utilizando el lenguaje de las letras para crear palabras, sino que utiliza para crear palabras el lenguaje de los símbolos, porque muchas de estas explicaciones son anteriores a la escritura fonética.

Muchas veces parece que simplemente son historias fantásticas o infantiles, y en realidad son algo similar a los papiros de Egipto o las estelas mayas, donde se escribe con símbolos.
Por eso es interesante descifrarlos, porque es un contenido primordial.

Es algo que va viajando en el tiempo desde antes de la predominancia del HEMISFERIO LÓGICO, y es importante precisamente porque el dolor se crea desde el hemisferio lógico. El dolor se refuerza con el recuerdo. En el otro hemisferio, en el creativo, no hay dolor.
El tiempo actual es el tiempo de salir del dolor, de salir del miedo para volver a conectar con lo creativo.
Está claro, salir del dolor y del sufrimiento es liberarte del inframundo y entrar en lo creativo, y el gozo es acceder al olimpo, o sea al cielo, a lo óptimo.
Por eso conviene mirar los símbolos de las tradiciones ancestrales.

Si miramos a Osiris y a Seth pudiera ser que en una de las visiones de los cien ojos apareciera esta historia, aunque desde otro ojo quizá ya habría otra cosa.
Osiris es el rey de Egipto y Seth le mata por envidia.
El hecho de que Seth represente al hermano de Osiris no significa necesariamente que tuviesen el mismo padre o la misma madre.
También sus mujeres son hermanas. Todos son hermanos entre sí; hermanos que se casan con hermanas, y hermanos que asesinan a hermanos.
Una visión es que tienen el mismo padre, la misma madre o ambos, pero otra visión posible como símbolo es que todos los seres humanos tienen el mismo origen, y por tanto son hermanos; todos los seres humanos son hermanos.
No estamos hablando de incestos ni de historias así, sino de conflictos entre seres humanos.

El tercer día epagómeno está dedicado a Seth, que está asociado a la familia Cardinal

Familia Cardinal y Seth
LA FAMILIA CARDINAL Y SETH (Extracto del Libro de las Familias)
El tercer día epagómeno está dedicado a Seth.
Seth en este idioma que hablamos resuena con “Se tú”, y realmente Seth es el enlazador.

NADA ES LO QUE PARECE:
Seth es presentado como alguien que mata. Sin embargo representa a la familia del dragón, de la solidaridad. La luz, algo sin forma, muere al entrar en la forma y hacerse materia, solo que viene a buscarte cumpliendo una misión, porque tú eres el muerto y abre un puente enlazador con dimensiones superiores. Hay un camino a la transcendencia, y el dragón propone ese camino al cielo.
El enlazador también es la muerte, pero nada es lo que parece. De qué nos sirve el juicio y los culpables; quizá para que aparezca nuestra foto.

En la tercera dimensión o dimensión del error nada es lo que parece. Los contenidos se agrupan ordenados por el miedo y soportan una realidad sin transcendencia, que hace infeliz al ser humano, que es transcendente. Cómo ha llegado hasta ahí es otra historia; hoy se trata de acceder a la transcendencia.

Seth es la deidad de la fuerza bruta. Es pura fuerza, de forma similar al dragón, que es la luz entrando en la materia para cumplir una misión. En su forma inicial es una fuerza imparable, que en realidad no es una fuerza, sino “la fuerza” o “todo la fuerza”. La divinidad atribuida en el panteón griego a Seth es Tifón, que es la fuerza de la naturaleza, también llamado Huracán, de modo que la resonancia con el corazón del cielo está presente en Seth, más allá de la apariencia.
Sí, hay una relación entre Seth como fuerza y dragón como fuerza; ambos son fuerza primordial. Tanto en el dragón como en Seth todavía estamos hablando de fuerza primordial, que para nosotros puede parecer bruta porque desconocemos cuál es su misión, ya que en el plano del miedo todo asusta y creamos una imagen que contiene ese susto. Después quizás puedas crear una imagen donde esa fuerza es un amig@.

En la mitología, Seth representa el papel del malo en el hermano envidioso, ya que mata a su hermano Osiris.
Caín y Abel también cuentan esta historia, y el resultado de la muerte de Abel por Caín es que Dios se hace hombre y hace dioses a todos los hombres.
La historia de Caín y Abel es un arquetipo, que sirve para explicar los sufrimientos de los seres humanos. Pero no es historia, sino solo historia arquetípica o información, y el resultado es que se abre la puerta de acceso a otra dimensión.
Feliz culpa -en esa tradición no se dice algo negativo sino feliz- que ha merecido tan grande redención. En esa tradición se dice cómo el resultado de ese “asesinato” es una protección, y se le pone una marca, quizá una cruz en la frente, para señalar que está protegido y que no puede ser muerto. Eso es puro metalenguaje, solo que nada es lo que parece y es necesario el desapego.
Desde la dimensión del miedo todo está teñido de miedo, solo que hay una resonancia que en la propia luminosidad de la palabra crea luz y ahuyenta el miedo.

Como decíamos, según la mitología Seth mata a Osiris, descuartizándolo en 14 fragmentos que distribuye por todo el territorio.
También hay una fragmentación del cuerpo de Cristo, presente en toda la tierra, y también del pueblo que conserva Hor, cuya misión es estar en todo el mundo, fragmentado, y siendo ese mismo sitio, porque toda la tierra es su país.
Seth representa ese papel de malo tan gustado por las personas que viven en el sufrimiento incomprensible.

En realidad Seth y Horus, el hijo de Osiris, son aliados y van juntos en la barca de Ra. Los dos, unidos por un interés común -el “tú eres otro yo”-, defienden la barca de Ra de Apofis. Según Wikipedia “Apofis era una serpiente gigantesca, indestructible y poderosa, cuya función consistía en interrumpir el recorrido nocturno de la barca solar pilotada por Ra, para evitar que consiguiera alcanzar el nuevo día. Para ello empleaba varios métodos: atacaba la barca directamente o culebreaba para provocar bancos de arena donde el navío encallara. Todo ello tenía sólo una finalidad: romper la Maat, el «orden cósmico». Apofis representaba el mal, con el que había que luchar para contenerlo; sin embargo, nunca sería aniquilada, sólo era dañada o sometida, ya que de otro modo el ciclo solar no podría llevarse a cabo diariamente y el mundo perecería. Para los antiguos egipcios era necesario que existiese el concepto del mal para que el bien fuera posible.”
De modo que vemos que ahora el mal ya no lo representa Seth, sino que está defendiendo de un mal posible, y es solamente un motor cuyo funcionamiento sostiene la realidad.
Hay una interpretación, donde podemos decir que esos personajes son buenos o malos, pero el hecho de que sean quiere decir que están del lado de la vida, de la solidaridad.

SETH Y LOS SELLOS DE LA FAMILIA CARDINAL:
Por eso el DRAGÓN como fuerza es similar a Seth.
Seth también es el ENLAZADOR, ya que su acción permite la entrada de Horus, que es otro nivel, siendo un enlazador dimensional. También hace referencia a esa relación que tiene el enlazador con la muerte, y a la necesidad del desapego, sin la cual no puedes ascender evolutivamente.

Pero Seth también es el MONO, porque su acción no solamente indica el acceso a otra realidad, sino el nuevo nacimiento, ya que el nacimiento de Horus como Horus es consecuencia de Seth. Osiris tiene otros hijos, pero solo Horus, donde está presente la acción de Seth como desenlazadora y enlazadora, es el que va a representar la luz.

Seth en el panteón egipcio es el dios de la guerra. Aquí aparece su relación con el GUERRERO, pero no por la guerra, sino porque pasar más allá del juicio es expandir la conciencia.

Encontrar otros enfoques donde la realidad es más real al ser más amorosa es expandir la conciencia, de modo que los contenidos expresados por Seth ayudan a comprender tanto al dragón como al enlazador, al mono y al guerrero.
Es importante reconocer esta información como algo procedente de dimensiones superiores para los humanos de ahora, del siglo XXI, o quizá de cualquier momento real. Solo que hoy, gracias a la ampliación de la comunicación (el viento) ese reconocimiento es una tarea colectiva, donde no sabemos si ayudas cuando dejas que te ayuden o cuando ayudas.
Hay una red de personas enlazadas desde el corazón, despertando a una realidad amorosa donde “tú eres otro yo, y yo soy otro tú”.

Los personajes son buenos o malos, pero el hecho de que sean quiere decir que están del lado de la vida, de la solidaridad

TERCER DÍA EPAGÓMENO – SETH (Extracto del libro en preparación sobre las Familias)
El tercer día epagómeno está dedicado a Seth.
Seth en este idioma que hablamos resuena con “Se tú”, y realmente Seth es el enlazador.

NADA ES LO QUE PARECE
Seth es presentado como alguien que mata. Sin embargo representa a la familia del dragón, de la solidaridad. La luz, algo sin forma, muere al entrar en la forma; la luz muere al hacerse materia, solo que viene a buscarte cumpliendo una misión, porque tú eres el muerto y abre un puente enlazador con dimensiones superiores.
El enlazador es el águila pero también es la muerte. Nada es lo que parece. De qué nos sirve el juicio y de qué nos sirven los culpables; quizá para que aparezca nuestra foto.
Pero hay un camino a la transcendencia, y el dragón propone ese camino al cielo, a la transcendencia.
En la tercera dimensión, en la dimensión del error, nada es lo que parece. Los contenidos se agrupan ordenados por el miedo y soportan una realidad sin transcendencia, que hace infeliz al ser humano, que es transcendente. Cómo ha llegado hasta ahí es otra historia; hoy se trata de acceder a la transcendencia.

Seth es la deidad de la fuerza bruta. Seth es pura fuerza, y eso es similar al dragón, que es la luz entrando en la materia para cumplir una misión. En su forma inicial es una fuerza imparable, que en realidad no es una fuerza, sino “la fuerza”, “todo la fuerza”.
La divinidad atribuida en el panteón griego a Seth es Tifón, que es la fuerza de la naturaleza, también llamado huracán, de modo que la resonancia con el corazón del cielo está presente en Seth, más allá de la apariencia.

Sí, hay una relación entre Seth como fuerza y dragón como fuerza; ambos son fuerza primordial. Luego se actualizará en formas de fuerza: fuerza de crecimiento, fuerza de las tormentas, pero tanto en el dragón como en Seth todavía estamos hablando de fuerza primordial, que para nosotros puede parecer bruta, porque desconocemos cuál es su misión -en el plano del miedo todo asusta-, y creamos una imagen que contiene ese susto.
Después quizás puedas crear una imagen donde esa fuerza es un amig@.

En la historieta de Seth, representa el papel del malo, del hermano envidioso. Caín y Abel también cuentan esta historia, y el resultado de la muerte de Abel por Caín es que Dios se hace hombre y hace dioses a todos los hombres.
La historia de Caín y Abel es un arquetipo, que sirve para explicar los sufrimientos de los seres humanos. Pero no es historia, sino solo historia arquetípica, o sea información, y el resultado es que se abre la puerta de acceso a otra dimensión.
Feliz culpa -en esa tradición no se dice algo negativo sino feliz- que ha merecido tan grande redención. En esa tradición se dice cómo el resultado de ese “asesinato” es una protección, y se le pone una marca, quizá una cruz en la frente, para señalar que está protegido y que no puede ser muerto. Eso es puro metalenguaje, solo que nada es lo que parece y es necesario el desapego.
Desde la dimensión del miedo todo está teñido de miedo, solo que hay una resonancia que en la propia luminosidad de la palabra crea luz y ahuyenta al miedo.

La historia de Seth cuenta que mata a Osiris, lo descuartiza en 14 fragmentos y lo distribuye por todo el territorio.
También hay una fragmentación del cuerpo de Cristo, presente en toda la tierra, y también del pueblo que conserva Hor, cuya misión es estar en todo el mundo, fragmentado, y siendo ese mismo sitio, porque toda la tierra es su país.
Seth representa ese papel de malo tan gustado por las personas que viven en el sufrimiento incomprensible.
Pero en una realidad más allá, Seth es el origen de que aparezca el uno del 4+1, o sea Horus.
En realidad Horus y Seth son aliados y van juntos en la barca de Ra. Los dos, unidos por un interés común -el “tú eres otro yo”-, defienden la barca de Ra de Apofis. Según Wikipedia:
“Apofis era una serpiente gigantesca, indestructible y poderosa, cuya función consistía en interrumpir el recorrido nocturno de la barca solar pilotada por Ra, para evitar que consiguiera alcanzar el nuevo día. Para ello empleaba varios métodos: atacaba la barca directamente o culebreaba para provocar bancos de arena donde el navío encallara. Todo ello tenía sólo una finalidad: romper la Maat, el «orden cósmico». Apofis representaba el mal, con el que había que luchar para contenerlo; sin embargo, nunca sería aniquilada, sólo era dañada o sometida, ya que de otro modo el ciclo solar no podría llevarse a cabo diariamente y el mundo perecería. Para los antiguos egipcios era necesario que existiese el concepto del mal para que el bien fuera posible.”

De modo que vemos que ahora el mal ya no lo representa Seth, sino que en realidad él está defendiendo de un mal posible, y es solamente como un motor cuyo funcionamiento sostiene la realidad.
Hay una interpretación, y en esa interpretación podemos decir que esos personajes son buenos o malos, pero el hecho de que sean quiere decir que están del lado de la vida, de la solidaridad.

SETH Y LOS SELLOS DE LA FAMILIA CARDINAL:
Por eso el DRAGÓN como fuerza es similar a Seth.
Seth es el ENLAZADOR, ya que su acción permite la entrada de Horus, que es otro nivel, siendo un enlazador dimensional. También hace referencia a esa relación que tiene el enlazador con la muerte, y a la necesidad del desapego, sin la cual no puedes ascender evolutivamente.

Pero Seth también es el MONO, porque su acción no solamente indica el acceso a otra realidad, sino el nuevo nacimiento, ya que el nacimiento de Horus como Horus es consecuencia de Seth. Osiris tiene otros hijos, pero solo Horus, donde está presente la acción de Seth como desenlazadora y enlazadora, es el que va a representar la luz.

Seth en el panteón egipcio es el dios de la guerra. Aquí aparece su relación con el GUERRERO, pero no por la guerra, sino porque pasar más allá del juicio es expandir la conciencia.

Encontrar otros enfoques donde la realidad es más real al ser más amorosa es expandir la conciencia, de modo que los contenidos expresados por Seth ayudan a comprender tanto al dragón como al enlazador, al mono y al guerrero.
Es importante reconocer esta información como algo procedente de dimensiones superiores para los humanos de ahora, del siglo XXI, o quizá de cualquier momento real.
Solo que hoy, gracias a la ampliación de la comunicación –el viento-, ese reconocimiento es una tarea colectiva, donde no sabemos si ayudas cuando dejas que te ayuden o cuando ayudas.
Hay una red de personas enlazadas desde el corazón, despertando a una realidad amorosa donde “tú eres otro yo, y yo soy otro tú”.