El tiempo da tiempo

EL TIEMPO DA TIEMPO (Extracto del libro “Subiendo la montaña”)
El tiempo da tiempo, es decir da oportunidad. El tiempo da oportunidad y favorece que suceda.

El tiempo en el nivel humano es lo que permite que estén vivas las cosas y que existan ante una conciencia. Las cosas son la realidad y la vida, y aparecen impenetrables a la conciencia, donde el humano ES. Las cosas, lo sólido y la forma expresan otra dimensión de la vida, que siempre ES.
Las cosas son como la realidad sin tiempo o más allá del tiempo, y sin forma o más allá de la forma. Es la conciencia la que determina la forma de las cosas y eso sucede en el tiempo. El tiempo es donde las cosas toman forma y se mueven ante una conciencia, siendo parte de un diálogo.
La conciencia, que es donde está el ser humano, hace lo mismo que las cosas, moviéndose, de forma expansiva. Sin embargo, también hay una reticencia y una tendencia a la inmovilidad, que es el equivalente a estar dormido y no querer despertar. Pero no es que no quieras despertar porque intrínsecamente no quieras, sino porque estás dormido en ese momento y no tienes conciencia. La conciencia es igual que la tierra y el cosmos, que están en permanente expansión. Esa expansión es un florecimiento. Por eso es un viaje ascensional que sucede asociado al tiempo.

El tiempo aparece como una dualidad, que puede ser interpretada simbólicamente como Tezcatlipoca, con sus dos aspectos bueno y malo, vida y muerte o guerra.
Tezcatlipoca también es una expresión del tiempo, en el sentido de que está como en un espejo diciendo desde dónde le estás mirando. Si estás mirando queriendo dominar al tiempo, entonces lucha contigo y normalmente te vence o te transforma, optimizando al dios guerrero enemigo, que podemos entender como Quetzalcóatl.
Tezcatlipoca es como Quetzalcóatl, cuando ha viajado con la luz. Tezcatlipoca como Quetzalcóatl se sitúan donde se pone el sol, con lo cual quiere decir que ya ha transcurrido todo un tiempo de luz, siendo el final de la iluminación. Pero también está traduciendo de esta manera un nivel, porque sigue estando la dualidad, donde te peleas con el tiempo, tratas de dominarlo y convertirlo en dinero, riqueza y poder. Es el tiempo del sufrimiento, de la guerra, del dolor y de los disgustos, y lo más que consigues en ese tiempo es transformarte en Quetzalcóatl.

Quetzalcóatl quiere decir que entras en la cuarta dimensión. Eres el guerrero que ha dejado de guerrear, siendo un guerrero del despertar, un guerrero contra su ego, que mira a las demás personas, a la realidad y a todo como benéfico. Ese tiempo es la cuarta dimensión.
El otro aspecto del tiempo maravilloso es cuando tú ya te fusionas con el tiempo y con la vida, porque eres la vida; es el tiempo del yo soy siendo. Es la quinta dimensión.
El tiempo tiene esos dos aspectos, uno donde luchas, que es el tiempo sufriente, y otro donde el tiempo ya no te destruye, porque ya eres el tiempo, te has fusionado con el tiempo y has dejado los proyectos de tu ego, y entonces se te abre la entrada.

En la cuarta dimensión tienes la necesidad de hablar y de soñar la abundancia, porque todavía no estás en el lugar de la abundancia, ya que la tienes que soñar. Estás en la cuarta dimensión, porque ya no te peleas con las cosas, no dominas a la gente ni eres autoagresiv@, sino que eres voluntari@ y te has alineado con el corazón del cielo.
Esa es la cuarta dimensión y expresa un tiempo. Es el tiempo del guerrero que encuentra la paz.
El otro es el tiempo que expresa la quinta dimensión, donde ya no eres un guerrero, porque no hay guerra. Ya es el tiempo de lo óptimo, donde todo lo que sucede es maravilloso. Es un momento de iluminación.

La realidad del tiempo es acompañarte en ese proceso y dar tiempo, porque el tiempo no es que sea instantáneo, sino que el tiempo da tiempo. El tiempo abre procesos y te acompaña en los procesos. El tiempo, como las cosas, te acompaña.
El tiempo también es una de las maneras en que la luz toma forma, siendo la forma amorosa y dialogante en que la luz te acompaña a la quinta dimensión.


Puedes adquirir el e-book por 5€, pago seguro por paypal, solicitándolo a calendariomaya@viatzolkin.com o nuevocalendariomaya@gmail.com

El pasar del tiempo es como el pasar de las hojas de un libro

EL PASAR DEL TIEMPO (Extracto del libro “Subiendo la montaña”)
El pasar del tiempo es como el pasar de las hojas de un libro.
En muchos sentidos las personas son como libros, porque en ese pasar del tiempo y rellenar de las hojas del libro reciben y conservan mucha sabiduría. Solo que algunas personas parece que no saben leer su propio libro.

Pero ese no es el caso de las personas más o menos despiertas, porque la lectura del propio libro es un asunto de conciencia.
Todas las personas que buscan despertar su conciencia lo hacen porque están despiertas. Buscan despertar su conciencia precisamente porque su conciencia ya está despierta, en algunos casos como consecuencia de sus vivencias en otras vidas y en otros del despertar de sus ancestros, de los que son representantes de alguna manera en el tiempo actual.

La santidad de los ancestros está en la base de las conciencias despiertas, entendiendo por “santidad” la elección por lo ético y por la integridad de personas en otros tiempos, de las que recibes amor y salud, que atesoraron en otro tiempo.

Esa conciencia despierta te pide que abras todos tus escáneres espirituales, es decir que te abras a todas las posibilidades del espíritu. Haciendo esto como una decisión, desde tu libertad y tu entrega, recibes una ayuda y una claridad cierta.
No es tiempo de sentimiento o amenaza de carencia, que es un hechizo y bloquea como tal la integridad. Es tiempo de integridad.


Puedes adquirir el e-book por 5€, pago seguro por paypal, solicitándolo a calendariomaya@viatzolkin.com o nuevocalendariomaya@gmail.com

El presente solo está donde tú estás (Extracto del libro “Subiendo la montaña”)

El presente solo está donde tú estás (Extracto del libro “Subiendo la montaña”)
Una de las particularidades del presente es que solo está donde estás tú, es decir, siempre aparece y se muestra donde estás, como tu nariz o tu ojo.
El presente solo está cuando estás tú, de modo que cualquier otra cosa es otra historia, algo que te cuentan pero que no vives.
De alguna manera el presente es como tu retrato, algo que te representa. En la medida que ese presente es como un apéndice tuyo y una parte de ti, que solo está presente cuando tú estás, interactúa con el presente de otras personas.
Entonces es cuando resulta imprescindible que hayas hecho algún tipo de trabajo personal, para que el presente, en esa interacción, sea un presente maravilloso y no el del ego, los hechizos o la tortura física o mental.

Eso es lo que te reclama para despertar, para ser tú, porque tu ser real no es el del ego, el miedo o los hechizos, sino el de la maravilla.
Esta es la puerta. Este es el portal.

Puedes adquirir el e-book por 5€, pago seguro por paypal, solicitándolo a calendariomaya@viatzolkin.com o nuevocalendariomaya@gmail.com

El presente te está probando

El presente te está probando (Extracto del Libro “Subiendo la montaña”)
El presente te está probando. “Pero, ¿cómo puede probarme el presente? Si el presente va desapareciendo según aparece, ¿cómo me va a probar?”
Pues sí, el presente te prueba, porque ahí es cuando eres auténtico e íntegro. El presente te prueba y te da una oportunidad. Puede ser que te de miedo ser íntegro o que no sepas quién eres, y entonces ¿cómo vas a ser íntegro si no sabes de qué estás hablando?

El presente te prueba y se va a inclinar en una dirección o en otra, como haces tú cuando juegas con una gota de agua, que va en una u otra dirección según inclinas la mano.
Claro, tú eres la gota de agua en esa mano que traduce dimensiones superiores. Según actúes y muestres en el presente quién eres, la gota irá en una dirección o en otra.
Tu hacer abre un presente diferente en cada instante, porque en el presente es donde Dios te está mirando.
El presente, como un espejo, te prueba.

Puedes adquirir el e-book por 5€, pago seguro por paypal, solicitándolo a calendariomaya@viatzolkin.com o nuevocalendariomaya@gmail.com

Ya está a la venta el nuevo libro “Subiendo la montaña o la impecabilidad sin esfuerzo”

Ya está a la venta el nuevo libro “Subiendo la montaña o la impecabilidad sin esfuerzo”


Puedes adquirirlo:
– en ebook, por 5€
– en papel, por 10€ más gastos de envío. Solo en España y Portugal

Pago seguro por paypal. Solicitudes en nuevocalendariomaya@gmail.com o en esta página

GANAR PERDIENDO, PERDER GANANDO:

Ganar perdiendo, perder ganando.
Cuando descubres que perdiendo ganas, no necesitas ganar.
Cuando descubres que ganando pierdes, desistes de querer ganar.

La misma fuerza hacia el ser y hacia la vida te asiste en eso. Por ello hay una iluminación que es la incondicionalidad o el amor incondicional, basado en el voluntario, que ya no pretende ganar desde su programa del “necesito ganar, necesito que me vean, necesito ser”, porque sabe que no necesita sino que ES.
Es parte del programa de dimensiones superiores y no solo parte, sino la totalidad. Como el agua, que es agua siendo gota pero también siendo mar o siendo lluvia. Siempre es la totalidad y parte.

Cuando descubres lo que expresa la tierra, como alineación con el corazón de la vida, entonces no tratas de ganar, sino de que el ser sea siendo, de tal manera que cuanto más es todo, más eres tú, existiendo una interrelación vibracional.

El in lak’ech del espejo y las neuronas espejo te conectan con el otro, permitiendo y colaborando con que el otro sea. Quizá necesite despertarse del todo a través de ese triunfo, y luego ser, y en ese despliegue y florecimiento del ser, sea tu. Tú eres yo, yo soy tú.

Mirad hacia arriba

(4/7/2016)
Hay una masa crítica de conciencias despiertas que han sido convocadas desde diferentes propuestas.
Ésta, en la que usted se encuentra en estos momentos, es una de esas propuestas, donde son convocadas las conciencias plenamente despiertas o en trance de despertar.

El maestro Stephen Hawking -o si utilizamos la terminología mayense o mayista de “abuelo”, con el significado de persona sabia, que ha vivido mucho y tiene mucho conocimiento, el abuelo Stephen Hawking- dice que la humanidad se está preparando para salir de este planeta tierra, de nuestra casa.
El señor Stephen Hawking o el abuelo Stephen Hawking no es una persona sospechosa de decir cosas que no tengan un fundamento. Dice el señor Hawking que en menos de 1.000 años la humanidad estará viviendo en las estrellas, en otros escenarios.
Merece la pena replantearse la vida y lo que hacemos aquí, porque está claro que este es un lugar de tránsito y de despertar, de empezar un proceso de evolución.

Otra de las cosas que dice el abuelo Stephen Hawking, además de que vamos a ir a otros planetas, a las estrellas o al cielo, es “mirad hacia arriba”. Esto es un hecho sincrónico con lo que se produce en la terapia de las constelaciones familiares, donde se dice a la gente “mira hacia arriba, ¿qué sientes?” y normalmente la gente siente energía.
Es parte de la terapia de las constelaciones. Cuando miras hacia abajo normalmente estás mirando a algún no nacido, a algún no reconocido, a alguien que está en el submundo. Las actitudes de la persona que mira hacia abajo y la de la que mira hacia arriba, son completamente diferentes.

Así, se produce una sincronía entre las constelaciones familiares, donde recomiendan mirar hacia arriba porque te recargas, y las palabras de Stephen Hawking, que recomienda a toda la humanidad mirar hacia arriba.

Gracias. Mirad hacia arriba.