El Tzolkin con su tripleta de configuración binaria es como un panal de abejas

El Tzolkin con su tripleta de configuración binaria es como un panal de abejas, pero en invierno, cuando las abejas están hibernando. La configuración binaria permite buscar los ocultos de forma muy gráfica. Los ocultos están mostrando una energía toroidal que entra y viaja hacia el centro y de nuevo sale y se aleja.
Esa es la imagen que muestra la tripleta de configuración binaria, cómo hay dos energías que van a confluir en el centro, una avanzando y otra retrocediendo. Muestra cómo eso es algo permanente en la configuración de la realidad. Tú vas hacia algo y algo va hacia ti de manera simultánea. Tú quieres conseguir algo, y algo quiere que lo consigas.

Si se rompe este enlazamiento es que muestra que hay una fractura en algo; algo está roto, algo no está conectado y solamente puede ser algo en tu interior, porque el exterior, la maravillosa realidad amorosa que te rodea, es permanentemente activa, como lo muestra que estuviera allí antes de que tú estuvieras. Antes de que tu conciencia emergiese ya estaba la realidad. Incluso has estado durante muchos años en la realidad ignorando la realidad, en el sentido de que desconocías que la realidad que te rodeaba interactuaba contigo.

Esa realidad permanentemente está conectada con tu interior y sabe todos tus pensamientos, todos tus deseos, todas tus necesidades, todos tus miedos, todos tus problemas, todas tus miserias y también todas tus generosidades.
La realidad exterior sabe y conoce cada vez que te emocionas. Por eso hay una interacción con el exterior que te convierte en un mago del amor cuando lo reconoces y te permite florecer y favorecer el florecimiento de todo lo que te rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *