Hay una lógica, que es la que construye ese terreno de lo correcto, lo adecuado, lo sabido

Sí, hay una lógica, que es la que construye ese terreno de lo correcto, lo adecuado, lo sabido. Lo sabido también pertenece al mundo de lo lógico.
Pero también hay otra lógica que se mueve en el mundo de las sincronías. Nadie puede inventar las sincronías, pero lo que sí se puede es intentar forzarlas.
Eso puede hacerse o intentar hacerse. Aun ahí, en ese caso, habría que ver qué es lo que hay más allá de ese intento que parece lógico, qué hay más allá de esa lógica, porque cuando te preguntas qué hay más allá, significa que intentas mirarlo de otra forma y entonces ya estás en aquello que rompe las paredes. Todo tiene sentido.

Todo lo que entra en el rango de lo real está conectado con otra dimensión y esa dimensión no necesita ser lógica, porque la lógica no pertenece a la maravilla; la lógica solamente pertenece a la precariedad. En la maravilla todo es posible.
En la precariedad, que es el mundo de la enfermedad, de la muerte y de la frustración, el intento de la lógica es sacarte de todo eso. Pero al mismo tiempo mantiene esa dimensión de la realidad. No quiere que la realidad se expanda, porque cuando la realidad se expande su lógica ya no le sirve, porque no conoce qué hay más allá de aquello que le parecía lógico.

Hay personas que rompen la lógica y abren el acceso a otras realidades que parecen ilógicas. Hay algunas personas que son llevadas a transitar esos caminos a través de situaciones extremas. Y hay otras personas que son llamadas a transitar esos caminos más allá de la lógica, desde su vocación interior, desde su conciencia.

Hoy invitamos a escuchar tu interior, a conectar con tu conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.