Todo es de una relatividad abrumadora

Todo es de una relatividad abrumadora, pero en el sentido de apisonadora, una relatividad que no deja pistas. Todo es de una relatividad aplastante, abrumadora. Si quieres dejar una pista para volver a la no relatividad, es decir, si quieres dejar una pista para volver a la lógica, entonces nunca has salido de la lógica.
Todo es posible en cualquier momento, o en el lenguaje negativo, nada es posible nunca. Entonces, si todo es posible siempre, porqué dejar conexión con “nunca”. Si todo es posible siempre porqué dejar conexión con lo imposible.

Hay un momento en que el karma se acaba. Ninguna ley, ninguna obligación, ninguna imposibilidad se mantiene. Hay un momento en que ninguna cosa es obligatoria.
¿Quién puede estar en ese lugar?, ¿quién puede ser vida de manera permanente? El que encuentra que la vida y el amor son lo mismo, porque en última instancia, en el momento de la confrontación, el amor todo lo excusa. No tiene en cuenta el mal.

Por eso sabemos que hay un momento donde todas las leyes terminan y entonces estás en la plenitud, en el amor, en la eternidad. Puedes equivocarte, solo que te equivocas sin equivocarte

2 pensamientos en “Todo es de una relatividad abrumadora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *