A veces lo haces bien y la vida te premia con gozo

A veces lo haces bien y la vida te premia con gozo. Y a veces no lo haces bien y entonces tienes que rectificar.
Pero los dos, el gozo y la necesidad de la rectificación, pertenecen a lo mismo, al despertar de la conciencia.
A veces te despiertas a través de esa gratificación que te premia y a veces te despiertas porque necesitas cambiar, modificar algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *