2 de noviembre. Explorar opciones y alternativas distintas a las habituales nos da fuerza para gestionar nuestras emociones

2 de noviembre. CAMINANTE DEL CIELO Entonado 5. Mano 11 y Tierra 6 en el tzolkin evolutivo.

Al terminar el día humano 4 podemos preguntarnos si hemos expresado nuestra humanidad o si hemos sentido la empatía de nuestro entorno.

En cualquier caso este nuevo día se presenta como una gran oportunidad.
Estamos en el quinto día de la onda de la luna, donde explorar opciones y alternativas distintas a las habituales nos da fuerza para gestionar nuestras emociones.
Siempre existen soluciones más sencillas de lo que inicialmente pensamos, más allá de lo aparente y habitual, y podemos disfrutar con ello.

De forma evolutiva, como voluntarios conscientes que somos hoy se abre una puerta a la liberación, mediante la petición del perdón.
Reconocer las faltas al amor, de forma concreta, produce una gran liberación.

Dediquemos también un momento a recordar a nuestros ancestros difuntos, tan cercanos estos días. La onda de la luna potencia esa conexión.

Gracias a los ancestros por todos los dones y virtudes transmitidos.
Perdón por, en ocasiones, no querer participar en los procesos familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.