9 de julio. Es un día para bendecir y experimentar, abiertos al espíritu, a la emoción y también a los cambios

9 de julio. VIENTO Resonante 7. Semilla 11 y Guerrero 6 en el Tzolkin evolutivo.

La palabra transmite hoy la vibración con la que estemos conectados. Puede transmitir miedo, inseguridad o prepotencia, pero también puede surgir de forma fácil, canalizada, en resonancia con otras dimensiones y conectada al espíritu.

No se trata de hablar con palabras bonitas, cuidando la estética, el léxico o incluso la puntuación, sino de dedicar atención a lo que se quiere decir, y después a cómo se dice, de la forma más exacta y enriquecedora posible.

¿Hablamos para desahogarnos o para compartir?, ¿queremos aportar o imponer nuestra voz?, ¿necesitamos que todo el mundo nos oiga o preferimos hablar despacio y que se escuche el contenido?
Nada es bueno o malo, sino que dependerá de las circunstancias, pero el guerrero pide observar y poner la atención, con conciencia e impecabilidad.

La asociación viento-tormenta (ocultos entre sí), es decir el dios Ruah-Huracán, es capaz de provocar grandes transformaciones.
Solo con dedicar atención y cuidar esa impecabilidad en la palabra, en este día es posible la resurrección (tormenta).

Es un día en blanco, para bendecir, vivir y experimentar, abiertos al espíritu, a la emoción y también a los cambios.
Gracias y perdón.
Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.