20 de julio: Explorando otros caminos para gestionar las emociones desde el amor

20 de julio. CAMINANTE DEL CIELO Entonado 5. Mano 11 y Tierra 6 en el Tzolkin evolutivo.
Hay ciertos estados, como puede ser la tristeza, depresión, etc., a los que es fácil engancharse. Es algo que se llega a conocer, por lo que de alguna forma aporta una especie de seguridad.
Sin embargo, hay otras emociones, más elevadas, que decimos son la puerta del cielo o eso que llaman quinta dimensión, por ejemplo, la empatía y la dicha.
La transición de las vivencias de un tipo a las de otro se realiza siguiendo caminos distintos a los habituales (ya sabemos que no es cuestión de “repetir”), explorando opciones, actitudes e intenciones, pero sin esfuerzo y buscando gozar del proceso.

No se trata de “no sentir”, sino de entrar de lleno en ese mundo emocional, con intensidad, atreviéndonos a mirar, con conciencia, para colocar y limpiar aquello que nos hace daño. La historia se puede reescribir, encontrando un sentido a lo sucedido, sin necesidad de hablar de agresores y víctimas, buenos y malos.
Las heridas no se curan mirando hacia fuera, sino dedicándolas atención.

En su proceso evolutivo el humano está conectando con el corazón de la tierra. Ambos están armonizándose (estrella, sello oculto), liberando su dolor, desde el amor.

Gracias a los voluntarios que se atreven a mirar y gestionar sus emociones desde el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.