7 de noviembre. Permitamos que las personas de nuestro entorno se desahoguen, sin etiquetar o juzgar

vista desde la cueva s
7 de noviembre. ESPEJO Planetario 10. Humano 11 y Tierra 2 en el tzolkin evolutivo.

Nos encontramos en el décimo día de la onda de la luna, dentro del castillo verde, donde las personas nos hacen de espejo y se manifiesta la ley del amor en grado máximo: “yo soy otro tú”, “tú eres otro yo”.

Permitamos que las personas de nuestro entorno se desahoguen. No hace falta etiquetar lo que hacen, pero sí observar, porque en ocasiones están en nosotros esas emociones sin expresar, y el “otro” nos hace de maestro y de espejo.
Todo lo que sucede tiene un sentido, para nosotros y para la humanidad. No son impedimentos, aunque lo parezcan, sino ayudas que se manifiestan.

De forma evolutiva podemos sentir en este día el regalo de la tierra, que nos acompaña y proporciona soporte en nuestro caminar.
También es un momento para tomar conciencia de que somos nosotros (ser superior) los responsables y co-creadores (noche, oculto del espejo) del camino.
Expresemos el amor.

La conexión con nuestros ancestros está facilitada estos días (onda luna), por lo que podemos aprovechar para honrar a cada uno de nuestros antepasados, en especial a los excluidos.
Formamos parte de un sistema familiar y de nada sirve intentar huir. Será mejor, por lo tanto, mirar y participar en los procesos comunes, según lo vamos sintiendo.

Gracias por estar ahí.
Gracias a mis ancestros, por todo lo que me están aportando.
Perdón por el orgullo que limita mi crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.