Ante las crisis, deténganse, al menos un momento

25 junio 2019

Después de la tempestad viene la calma. Las crisis tienen un sentido evolutivo, pero a veces se enganchan en ello sin entender lo que sucede, en ocasiones repitiendo y sufriendo.

Ante las crisis, deténganse, al menos un momento. No intenten resolver precipitadamente, tomar decisiones o actuar en alguna dirección. Paren y escuchen lo que les está queriendo decir. Quizá haya algún ajuste que realizar, algo que colocar antes de seguir.

A veces creen que son circunstancias de la vida, de su entorno, sin entender que todo lo que sucede tiene relación con ustedes. Algo les quiere decir una dificultad. No se trata por lo tanto de seguir avanzando sin más sino de observar y escuchar para intentar entender qué es lo que está sucediendo y qué cambios pueden realizar en su vida, aunque sean pequeños, aunque no parezcan importantes, aunque no terminen de comprender.

Casi todo lo que ocurre, si no todo, tiene que ver con ustedes, con su proceso, de forma directa o indirecta. Escuchen a su entorno.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.