Mes junio 2019: Es un momento favorable para la comunicación y para encontrar personas afines

MES JUNIO 2019:

El mes de junio comienza con la tormenta 11 y termina con la estrella 1. Todo el mes transcurre en el quinto castillo, donde son favorables las experiencias de quinta dimensión. Recoge el final de la onda de la luna y las ondas del viento y el águila completas, así como el principio de la onda de la estrella.
Es un momento favorable para la comunicación y para encontrar personas afines. De hecho, aparecerán muchas personas que van a ser importantes.
También es un momento de gran alquimia interior, porque se favorece la creatividad, la intuición y la visión de la maravilla.
Es un momento para seguir los impulsos, porque todo lo que sucede en este mes te está llevando a la maduración y a recoger los frutos de un trabajo personal, en contacto con esas vibraciones de quinta dimensión que aceleran los procesos.
Es un momento de paz, de amor, de paz y de vida.

Mayo 2019

Mes mayo 2019:

Mayo comienza con la estrella 6 de la noche y termina con el espejo 10 de la luna. Durante ese periodo transcurren parte de la onda de la noche, la del guerrero de forma completa y gran parte de la onda de la luna. Escenifican muy bien al guerrero entrando en la quinta
dimensión: expandir la conciencia y acceder a dimensiones superiores con la ayuda del ensueño.
El combate del guerrero es contra sus propias imágenes. Las imágenes que aparecen en la conciencia de una persona pueden ser de amor o de odio, de respeto o de desprecio, de reconocimiento o de negación. Pero son solamente las que están expresadas en el ensueño, como generadores de abundancia para todos, las que le sirven de terreno azul, de transformación a aquel voluntario que se ha convertido en un guerrero.
El cuarto castillo comienza cuando te sitúas como voluntario, y entonces tu actitud está en el amor incondicional, y finaliza con la alquimia del ensueño. Es el ensueño lo que aparece como azul y eso es lo que te transforma en un guerrero y lo que te franquea la puerta al quinto castillo, a la quinta dimensión. Este es un momento adecuado para ese tipo de experiencias.
Aquello que comienza con la armonía y la sociabilidad que expresa la estrella desde el ensueño, abriendo puertas (tono 6), va a terminar con la realidad perfecta que expresa el espejo 10, que también es la realidad. Y esa realidad perfecta es la que tú riegas con tu agua cósmica, con tus emociones limpias de daño emocional (onda de la luna).

Mes abril 2019

MES ABRIL 2019 (Extracto del Calendario 2019)

El mes de abril comienza con el espejo 2 y termina con la mano 5. La propuesta es reconocer al otro, in lak’ech, y la culminación es esa acción sanadora que comanda la quinta dimensión desde el ensueño de la noche.

En este mes se va a desarrollar toda la onda 13, que es la onda de la tierra y te invita a situarte como un voluntario lleno de generosidad y abundancia, como la madre tierra.

Es el inicio del cuarto castillo, donde en parte las creencias de la vida material conviven con las experiencias de la vida espiritual. Es un momento de afirmarte, elegir y situarte como ese voluntario. Pero eso es una afirmación. Tú intervienes directamente eligiendo dónde te posicionas.

El mes contiene la onda de la tierra, la onda del perro y la onda de la noche. La afirmación para mantenerte en la realidad espiritual que encuentras es a través de afirmarte en la incondicionalidad. Y para ello necesitas poner orden en tus imágenes mentales, en tus creencias, aquello que dices que sucede. Todo eso es el ensueño.

En este mes sucede ese momento cumbre para la humanidad que es la afirmación de la libertad. Por complicado que parezca el problema, por paralizante que resulte una situación, el ser humano cuando conecta con lo divino siempre encuentra una solución, porque hay solución, que consiste en conectar con lo divino. A eso se le puede llamar recuperar la libertad o resucitar.

Marzo 2019: Viviendo el presente con conciencia

MARZO 2019:

El mes de marzo comienza con la mano 10 y acaba con la tierra 1. La mano 10 está en la columna resonante, dirigiéndose a ese momento cumbre que supone un nuevo nacimiento. Está en el tercer castillo, castillo azul, donde el azul es presente y es conciencia; es vivir el presente con conciencia.

El mes comienza con una invitación a la acción sanadora y benéfica llena de amor incondicional que expresa la mano 10, como consecuencia del espejo, del reconocimiento del otro, del in lak’ech, y que es algo que te lleva a un despertar.

Durante el mes va a trascurrir la onda del mono, que se inicia justamente con ese despertar y supone un recuperar la inocencia, reconectar con tu alma, y se traduce en alegría y sabiduría. Cuando conectas con tu alma, cuando vives ese despertar, la consecuencia es que activas el florecimiento y por tanto la abundancia. Eso está expresado por la onda de la semilla.
Ese florecimiento y esa abundancia provienen de que, en tu trabajo interior (serpiente, onda oculta), elevando tu kundalini te sitúas en una vibración donde reconoces al otro como otro tú, in lak’ech, y sucede ese momento mágico por el que recuperas la inocencia y te encuentras en la abundancia, en el florecimiento.

Si tienes esa experiencia, entonces te descubres como un voluntario (onda de la tierra), porque encuentras que todo tiene sentido. Eso es vivir de forma trascendente. Por eso la continuación de estas cuatro ondas (serpiente, espejo, mono y semilla) aparece como tierra.

Febrero 2019: libertad, integridad y hechos milagrosos

FEBRERO 2019 (Calendario 2019)

El mes de febrero comienza con tormenta 8 en la onda del humano, reclamando esa integridad que, desde la libertad que expresa el humano, permite vivir hechos excepcionales y momentos milagrosos.
En la tormenta 8 aparecen unidos la libertad, la integridad y los hechos milagrosos. Cundo tu trabajo interior hacia la libertad te hace íntegro, te sitúas como una persona capaz de vivir donde otras personas piensan que es imposible, que también es donde quizá tu pensabas que era imposible. Y en ese lugar encuentras plenitud.
Lo que has descubierto es la resonancia. Todo este mes comienza asociado a la resonancia, porque en este mes se inicia el día 7 el castillo azul, que es donde al vivir el presente llegas a una experiencia de nuevo nacimiento. Todo eso es resonancia.
El mes acaba con el enlazador 9 de la onda del espejo, en la columna resonante. El valor 9 es el de entrar en el inframundo. Vemos cómo la integridad en estos tiempos te está entrenando para poder entrar en el inframundo, dentro de esa masa crítica de personas que están sosteniendo la evolución a través de su despertar.

El tiempo pasa

El asunto es que hoy puedes hacerlo, pero el tiempo pasa. Que empieza otro año significa “el tiempo pasa”. El tiempo pasa, pero estás en hoy. Hoy puedes hacerlo.
Hoy no es un día, hoy es hoy. Hoy puede ser un día de tantos años, de tantos siglos, de tantos milenios como ocupe tu presente.
En el cambio de año, se acaba un año y comienza otro año, y significa “hoy puedes hacerlo”. Que el tiempo pasa, que es el año nuevo, también significa “hoy puedes hacerlo”.
Estás vivo para vivir.

El año 2019: servicio, expansión y maduración

EL AÑO 2019 (Calendario 2019)

El año comienza con la estrella 3 (estrella amarilla eléctrica), que pertenece a la familia del día sin tiempo, manteniendo ese valor de día sin tiempo asociado al 1 de enero. La actividad recomienza el día 2 de enero, como luna 4, y el año 2019 termina con el humano 3 (humano amarillo eléctrico). De esta manera vemos que el inicio y el final son amarillo y son 3. Es como si todo el año estuviese envuelto en el valor de servicio que expresa el 3 y en el valor de expansión y maduración que expresa el amarillo.
La actitud de servicio, es decir de desinterés y colaboración, está priorizada. Es como decir que la actitud de servicio en este año tiene premio. Podrás comprobar cómo desde el servicio todo va a ir bien, porque es un momento de maduración, de recoger frutos y de expansión.

Por muchos lugares se habla de crisis, pero es importante para cualquier persona que pretenda estar despierta, para cualquier persona que se sitúe en el mago amoroso blanco, que conoce la realidad más allá de la apariencia, saber que una cosa es “lo que sucede” y otra “lo que te sucede a ti”. Cuando se te abre una puerta, se te abre una puerta a ti.
Quizá todo se esté derrumbando, pero tú caminas por un lugar seguro. Cuando la gente habla de crisis, quizá tú estás, desde tu vibración personal y desde tu integridad, en un camino seguro. Por eso es importante tu servicio. Todo puede estar destruyéndose, pero no debajo de tus pies, y es tu mano la que trae sanación, impecabilidad y rescate.
El año que se inicia es 2019, que pormenorizadamente es 20, como todo el siglo, y es también 19, que es la tormenta. Por eso el mejor lugar en la tormenta es en el servicio.

El año 2019 tiene una magia propia, porque aparecen juntos el sol y la tormenta, que son análogos. Nosotros normalmente consideramos el sol como iluminación, pero los sabios mayas nos dicen que la tormenta es lo análogo al sol y que el sol es lo análogo a la tormenta.

De esta manera, las crisis y las dificultades son el inicio de la luz. Podemos afirmarlo claramente: el despertar necesita un reajuste y eso es tormenta, la necesidad de reinventarte. El despertar es entrar en la luz.

También podemos decir que el sol, la luz y la iluminación no son un estado pasivo o inerte, sino que suponen entrar o activar una capacidad milagrosa. La iluminación es entrar en otra dimensión, la dimensión de los milagros, de lo sobrenatural. Por eso cuando vemos que este año aparecen juntos el sol y la tormenta, sabemos que nos invitan a entrar en esa analogía.

Eso también es traducible al lenguaje de las ondas, donde el 20 es la sociedad de la estrella y el 19 es el águila, el que ve la maravilla. Podemos decir que el que ve la maravilla está en la sociedad de la estrella y eso es lo que ve. Y también podemos decir que en la sociedad de la estrella todo es maravilloso y la visión ha recuperado esa capa. Este es el territorio en el que nos adentramos.  

Puedes obtener el calendario en formato PDF, para imprimir o leer en ordenador o en tablet, enviando 5€ a
http://paypal.me/calendariomaya (pago seguro PayPal). El documento se enviará al email.
Colabora de esta manera al mantenimiento de esta página. Gracias

Enero 2019: invitación al servicio, desde la armonía, la belleza y la sociabiliad

ENERO 2019 (Extracto Calendario año 2019)

El mes de enero comienza con la onda del enlazador, en el segundo castillo. El segundo castillo también puede ser encontrado como castillo siete y así todo este mes contiene un valor resonante. Comienza con la invitación al servicio (tono 3), desde la armonía, la belleza y la sociabilidad, enlazando con la mejor versión de ti mismo de dimensiones superiores, y acaba con la forma resonante del humano. Cuando el humano aparece como resonante, es como espejo (espejo 7, onda humano), reconociendo al otro desde el in lak’ech.

Tenemos un misterioso eclipse de sol en una fecha como el 6 de enero, donde alguien ve la maravilla y entonces entrega abundancia de dones. Y también encontramos de nuevo otro eclipse de sol el 26 de diciembre de 2019, con la conexión con el niño divino interior, estando ambas fechas enlazadas.

En el año 2019 hay un tercer eclipse de sol en el mes de julio y también dos eclipses de luna, en enero y julio.

Puedes obtener el calendario en formato PDF, enviando 5€ a
http://paypal.me/calendariomaya (pago seguro PayPal). El documento se enviará al email.
Colabora de esta manera al mantenimiento de esta página. Gracias

El Tzolkin en el año 2019

El año comienza con la estrella 3 (estrella amarilla eléctrica), que pertenece a la familia del día sin tiempo, manteniendo ese valor de día sin tiempo asociado al 1 de enero. La actividad recomienza el día 2 de enero, como luna 4, y el año 2019 termina con el humano 3 (humano amarillo eléctrico). De esta manera vemos que el inicio y el final son amarillo y son 3. Es como si todo el año estuviese envuelto en el valor de servicio que expresa el 3 y en el valor de expansión y maduración que expresa el amarillo.
La actitud de servicio, es decir de desinterés y colaboración, está priorizada. Es como decir que la actitud de servicio en este año tiene premio. Podrás comprobar cómo desde el servicio todo va a ir bien, porque es un momento de maduración, de recoger frutos y de expansión.

Por muchos lugares se habla de crisis, pero es importante para cualquier persona que pretenda estar despierta, para cualquier persona que se sitúe en el mago amoroso blanco, que conoce la realidad más allá de la apariencia, saber que una cosa es “lo que sucede” y otra “lo que te sucede a ti”. Cuando se te abre una puerta, se te abre una puerta a ti.
Quizá todo se esté derrumbando, pero tú caminas por un lugar seguro. Cuando la gente habla de crisis, quizá tú estás, desde tu vibración personal y desde tu integridad, en un camino seguro. Por eso es importante tu servicio. Todo puede estar destruyéndose, pero no debajo de tus pies, y es tu mano la que trae sanación, impecabilidad y rescate.
El año que se inicia es 2019, que pormenorizadamente es 20, como todo el siglo, y es también 19, que es la tormenta. Por eso el mejor lugar en la tormenta es en el servicio.

El año 2019 tiene una magia propia, porque aparecen juntos el sol y la tormenta, que son análogos. Nosotros normalmente consideramos el sol como iluminación, pero los sabios mayas nos dicen que la tormenta es lo análogo al sol y que el sol es lo análogo a la tormenta.

De esta manera, las crisis y las dificultades son el inicio de la luz. Podemos afirmarlo claramente: el despertar necesita un reajuste y eso es tormenta, la necesidad de reinventarte. El despertar es entrar en la luz.

También podemos decir que el sol, la luz y la iluminación no son un estado pasivo o inerte, sino que suponen entrar o activar una capacidad milagrosa. La iluminación es entrar en otra dimensión, la dimensión de los milagros, de lo sobrenatural. Por eso cuando vemos que este año aparecen juntos el sol y la tormenta, sabemos que nos invitan a entrar en esa analogía.

Eso también es traducible al lenguaje de las ondas, donde el 20 es la sociedad de la estrella y el 19 es el águila, el que ve la maravilla. Podemos decir que el que ve la maravilla está en la sociedad de la estrella y eso es lo que ve. Y también podemos decir que en la sociedad de la estrella todo es maravilloso y la visión ha recuperado esa capa. Este es el territorio en el que nos adentramos.