El Mono (El Libro de los Sellos)

El Mono está asociado a la alegría, osar, jugar, vivir lo que crees; a la inocencia; a experimentar e investigar lo nuevo.

El Mono siente la alegría, disfruta con lo que hace, comprueba, ríe, porque todo parte del amor e inocencia que existe en su interior.

Es propio del Mono reír, jugar, cantar, atreverse a hacer cosas distintas a las esperadas, experimentar, sacar al niño interior, improvisar, disfrutar.

El Mono se asocia también con la inocencia, que es la que permite la alegría, porque la inocencia quiere decir que no hay doblez en tu corazón. Y no hay doblez en tu corazón porque no hay sospecha, pero tampoco hay engaño. Y esto sucede porque tampoco hay miedo.

Si no hay miedo, puedes experimentar, porque el ser humano está hecho para conocer, y cada vez que pasa ante un enigma se activa algo que es constitutivo del ser humano y que le lleva a resolver ese enigma.

Solemos relacionar el Mono con alegría y realmente la alegría es lo que sucede cuando la fuerza desborda. La alegría es la fuerza vital que desborda. Se le relaciona también al Mono con osar, es decir averiguar posibilidades, ensayar cosas nuevas, aprender conociendo.

Todo esto también indica que hay una fuerza empujándote hacia fuera. La depresión te deja sin fuerzas, pero la fuerza te expande, te desborda como alegría y te lleva fuera de ti a conocer lo que te rodea; a conocerlo sin miedo, y eso es osar.

Pero no hay que olvidar que el Mono no es una condición, sino el final de un proceso. El nacimiento del embrión es el final de un proceso, donde el embrión ya maduro inicia otro nivel de la vida.

La situación de la onda del Mono unida a su onda asociada, que es la onda del Espejo, cohesionan toda la estructura de las ondas.

Hay una secuencia que va del Dragón al Espejo, y donde acaba el Espejo comienza el Mono, inaugurando una nueva secuencia que va del Mono, onda 11, a la onda 20, en forma especular, es decir de espejo. De tal manera que el Mono es el centro, surgiendo. Esa es la fuerza. Es un lugar donde se ha integrado toda la energía de la luz en su descenso a la forma, a la materia, y te ha encontrado a ti. O mirándote en el espejo, me ha encontrado a mí; a cada ser humano, como lugar donde la fuerza toma asiento. Esa fuerza luminosa que viene de dimensiones superiores a buscarte, y de nuevo asciende.

El Mono es el centro exacto del telar maya, o sea del Tzolkin, pero es también un comienzo.

El metalenguaje quiere, y así lo presenta, que se considere comienzo al Dragón y por ello hay toda una tradición maya que hace comenzar el Tzolkin con el sello Dragón. Pero también, y el metalenguaje así lo quiere, hay una tradición que considera como inicio al Mono.

Dragón como inicio es como un surgimiento de la nada, como el inicio inicial, pero Mono es como el surgimiento en algo, como una nueva explicación de la realidad, pero la realidad ya está.

El Mono es el centro, está en medio de todo y como oculto, el Perro también.

Onda del Mono: Del 7 al 19 de agosto

La transcendencia en esta onda del mono, de la alegría, inocencia y del nuevo nacimiento, se obtiene al ensoñar la abundancia (noche).

Para llegar hasta allí, nos da fuerza desde otras dimensiones los cambios y las transformaciones, que son las características de la tormenta (tono 9).

El desafío o aprendizaje son en este caso el libre albedrío y los pensamientos elevados.

El caminante del cielo se sitúa como tono tres en la onda del mono. Su energía solidaria, expansiva, es para todos los seres humanos, y es una manifestación del servicio. De tal manera que es tal la energía del caminante, que esto sólo es posible, en toda su extensión, después del nacimiento espiritual; después de que el ser humano reconoce el espíritu dentro de sí.

Interpretación

Podríamos decir que el mono es esencialmente resonante.

La onda del mono ocupa la segunda parte de la columna resonante, lo que le otorga una característica de resonancia intrínseca consustancial independiente de su intento: haga lo que haga, intente lo que intente, el mono es resonante.

Pero la propuesta para el mono desde el Tzolkin no es ser resonante, que lo es, sino ser consciente, ya que puede no estar siéndolo hasta que decide serlo, quizá como una iluminación.

La conciencia desde el mono te despierta en otra realidad; te franquea el espejo, o sea el velo; desvela el velo.

Eso es lo que viene a significar el lugar 11, asociando el contenido del 11 como tono, el gozo que produce el cumplimiento de la misión, o sea el gozo que produce vivir.

Vivir es gozoso cuando no estás sometido al miedo, o sea cuando eres tú.

Cuando eres tu conectado con todo lo existente, no tienes miedo, porque lo que te une a lo existente es amor, lo que tienes es amor y el amor es gozoso.

Vida y amor es lo mismo, por lo menos en la dimensión de lo real. En otras dimensiones quizá sea lo contrario, afortunadamente, porque la iluminación es ese momento donde puedes elegir, porque claramente “puedes elegir”.

El tono 11 contiene esa explicación y el mono también.

Hay un nivel dimensional donde es necesario recordar, para posicionarte en relación a lo existente, como que tienes que cumplir una misión. Esa es una propuesta para romper el aislamiento del miedo y esas cosas raras. Eres necesario. Algo te reclama para sacar de ti lo mejor y se apoya incluso en tu ego, que te dice que eres el mejor, pero en realidad en un siguiente paso te das cuenta que no tienes que hacer nada, solo rendirte, porque la realidad es maravillosa. No necesitas pelear ni siquiera contra los malos, solo ser tú –gracias uros-.

Es una llamada al despertar, a encontrar que la vida se te ofrece cuando dejas de huir, cuando dejas de protegerte del miedo.

Claro, hay muchas variantes. La variante del miedo también admite la envidia, que es miedo a no disponer o tener aquello que veo que otros tienen; el miedo a ser menos y que los demás sean más; otras fantasías perturbadoras; el miedo a que si son muy grandes quizá me pisen y me pase como a las hormigas; o simplemente el recuerdo del dolor.

La vibración subconsciente de la debilidad trae al presente el recuerdo del dolor, y eso es catastrófico porque te paraliza, y cuanto más miras hacia allá, más te hundes, como las arenas movedizas.

Es importante recurrir al águila-enlazador y, mirando en otra dirección, crear un puente. Hay un águila asociado a cada persona, que forma parte del ser siendo. Ese águila te introduce en el ser siendo, en la experiencia vivencial de la vida como pura maravilla, siempre amorosa. No es porque yo o el ego haga maravillosa la vida, sino porque la vida en sí es maravillosa y yo formo parte de ella de forma intrínseca.

Eso tiene que ver con el mono y con la experiencia del nuevo nacimiento, que también es una iluminación, ya que el oculto del mono es el perro, que pertenece a la familia de la iluminación y de la luz. El amor incondicional es luz, porque pertenece a la familia donde está el sol. Por ese motivo la persona que es mono tiene en algún momento que despertar a la luz. Y todos los elementos de su familia son luz: el enlazador es águila, el dragón es sol y el guerrero es serpiente.

El asunto es súbito, instantáneo, pero la base del mono y por tanto de la luz es la solidaridad y la energía femenina.

Los Uros

Nos encontramos en la onda del mono, el nuevo nacimiento, la experiencia de despertar a una nueva realidad que siempre ha estado, pero donde hace falta recuperar la inocencia.

En nuestros días todo esto tiene mucho que ver con los Uros del lago Titicaca, que no son Uros sino Jasoni, porque Uros y otros nombres que se les da son despectivos. Ellos son gente del agua, de aquello que viene más allá del sol. Gracias hermanos Uros, abuelos Uros, tatarabuelos Uros, porque algo viene de más allá del sol y también de más allá del humano.

Jasoni quiere decir hombres del agua. Tiene mil grafías, porque es una palabra fonética y puede ser escrito de la forma que quieras. Estamos hablando de un pueblo pacífico, que como el agua, no pone resistencia. Son maestros, porque esto es imprescindible para la sociedad de la estrella.

Hay una resonancia con aquel hombre del agua que buscaba el vellocino de oro, Jasón. Alguien les llama Uros, Chipayas, que ellos saben que son nombres despectivos, pero también son Jasonis, héroes. Los Uros no se han extinguido, todo lo más, fusionado. Perviven. Gracias Jasonis, héroes de la paz.

SELLO ESPEJO (Libro de los Sellos)

El Tzolkin presenta el Espejo como arquetipo de la realidad.
Es el momento de la fusión y del Espejo. El famoso “In lak’ech” es el saludo del Espejo, porque cuando te miras al Espejo y ves una persona, que eres tú, dices “yo soy tu” y además “tú eres yo”.
Por eso la ley del Espejo es tal vez la mejor de las leyes. Y de cualquier manera, más allá de ser una ley, es un instrumento de conocimiento maravilloso.
El Espejo es la verdad, y la verdad y la realidad sólo pueden ser lo mismo.
El Espejo propone observar, contemplar, aceptar lo que es. Pero contemplar no es evadirte. Contemplar no es pensar en otra cosa mientras “pasa” el asunto, sino sumergirte en él, sólo que sin nada. Sumergirte en el asunto con la conciencia desde el vacío. Simplemente mirando, como cuando llegas a un lugar nuevo y simplemente miras para situarte, para entender.
Estás totalmente presente. Eso es lo importante: estar presente y vacío.
Si simplemente miramos, vemos que el Espejo es blanco y contiene como dibujo una especie de escalera ascendente y descendente, o doble, o en Espejo. También podría sugerir una pirámide escalonada.
Podría haber varios horizontes, según se considere, pero ciertamente y sin duda posible, la figura es escalonada. Lo que se quiera representar al niño, a lo inocente dentro de ti, se hace a través de una escalera. Como hablando de niveles, o de subir y bajar.
El Espejo en algunas tradiciones se llama cuchillo y cosas así, o sea de cortar, incluso se sugiere que se ve un cuchillo ceremonial en el glifo; otros ven una pirámide. Algunos presentan este cuchillo como lo que corta el error, espada de la verdad, o como un bisturí que quita el tejido dañado. Todo sirve. La verdad de las cosas corta el error. La verdad de lo que es hace desaparecer lo erróneo.
Personalmente en el Espejo veo una X. La X es utilizada en matemáticas como la respuesta que se busca, es decir la X es la incógnita. Pero es la incógnita para un estudiante, para un estudiante que debe conocer la fórmula que le da la respuesta adecuada.
viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-los-sellos

ONDA DEL ESPEJO: Del 25 de julio al 6 de agosto


La onda del espejo lleva hasta la columna mística, hasta las puertas del nuevo nacimiento indicadas por el perro 13 y el mono 1, que son el centro del telar.
Con su número 10 tiene un significado de perfección. Pero más allá de la forma no hay perfección ni imperfección, solo realidad, plenitud y gozo. Por eso el espejo se convierte en alegría (onda del mono). No se trata de ironía, donde uno se ríe amargamente de algo, de bufonada, donde uno sobreactúa y tal vez lo que está es simplemente enfadado o asustado, ni de cosas así, sino que lo que hay más allá del espejo, rebasando la perfección que se quedaría en este lado de las cosas, es vida, pura vibración celular de vida.

La transcendencia en esta onda se alcanza con el amor incondicional, siendo lo sencillo o canalizado “ser como eres” (semilla).

LA SERPIENTE (El Libro de los Sellos)

La Serpiente representa la energía ascendente. Y ya sabemos que energía y espíritu o chi, aliento, Ruaj es lo mismo.

Esta energía ascendente aparece asociada a energías transcendentes, es decir, a cómo la tierra se va trasformando en algo capaz de subir al cielo. Y eso es la kundalini.

Dentro de cada uno hay una energía ascensional y amorosa, sólo que quizás haya otros programas que dirigen no a amar sino a competir. Es muy importante discernir y meditar; abrir un espacio interior para la escucha; abrir un espacio para la telepatía, para la conexión.

Tenemos la Serpiente y la reconocemos como expresión de la energía vital y la kundalini. Sólo que kundalini tiene mucha literatura detrás y hay algo que puede confundir.

La Serpiente traduce la energía celeste como algo que está dentro de ti en todas tus células, y una de las cosas que te pide es que no olvides que es una energía amorosa porque proviene del Dragón, y una energía celeste, o sea espiritual.

EL SELLO OCULTO:

Hay un metalenguaje en la Serpiente, que es su orientación horizontal, capaz de verticalizarse. Hay una Serpiente dormida en la persona, que le pega a lo más pesado de la Tierra. Serpiente durmiente, que puede despertarse y ascender, asociada al Guerrero, que es su oculto.

Pero el Guerrero aparece en la Serpiente levantada, porque el Guerrero no puede estar tumbado, ya que en metalenguaje sería un Guerrero caído. El Guerrero está de pie, como la cabeza de la Serpiente, ascendiendo.

Y ahí hay un nacimiento. En el despertar de la Serpiente hay un nacimiento.

El Guerrero es la Serpiente porque es su realidad oculta; esto es mostrado como sello, es decir como arquetipo. Pero cuando vemos moverse a la Serpiente, es decir como onda, vemos que la Serpiente es la Semilla, que es su onda oculta.

Es decir que la Serpiente es expansión de la conciencia, Serpiente-Guerrero, pero se mueve, evoluciona como la Semilla por un programa interno.

Hay un programa interno para la expansión de la conciencia, pero como eres un ser totalmente libre sólo se puede activar plenamente si tú quieres y lo solicitas.

ONDA DE LA SERPIENTE: Del 11 al 24 de julio

La energía de la semilla (sembrar, ser uno mismo) va asociada de forma oculta a la energía de la serpiente, que es de cuidado del cuerpo y subida de la kundalini.

El surgimiento o elevación de la kundalini está asociado al avance que hagas en tu auto-identificación, en ser tú. Siendo tu es como tu kundalini se puede elevar, haciendo la paz con quien tu eres, con la vida y con todo lo existente, y entrando en el programa a hacer lo que tienes que hacer y a ser lo que eres. Entonces, la kundalini se eleva, iniciando su ascensión la luz interior.

En esta onda el propósito es la serpiente, que en un nivel sencillo podría ser subir la energía vital y la kundalini, cuidando la salud y el estado físico. Pero estamos en un momento de cambio vibracional y la kundalini supone un programa de posibilidades que es activado a voluntad, en función de si tú quieres o no. El objetivo de la kundalini no es egoico, sino para toda la humanidad. La gente que quiera subir la kundalini para sí misma se está equivocando y haciendo daño. El ascenso de la kundalini es algo grupal, que significa descubrir la hermandad y la similitud entre todos los seres humanos, porque “tú eres otro yo, y yo soy otro tu”.

El Humano (Libro de los Sellos)

El sello Humano y el ser humano están asociados con el libre albedrío, ejercido con sabiduría en su conexión espiritual.

El ser humano es libre en su semejanza con Dios. Y ese es el significado del sello Humano, la libertad pero también los pensamientos elevados.

Pero si hablamos de pensamientos elevados sólo podemos hablar de verdades. Realmente los pensamientos elevados son verdades, no fantasías. Si fueran fantasías no merecerían ser considerados como elevados. Los pensamientos elevados son accesos a realidades muy reales, aunque no siempre evidentes.

EL SELLO OCULTO:

El sello oculto del Humano es la Luna, asociada al agua y a las emociones. En el Tzolkin el agua propiamente está representada por la Luna.

Luna forma familia con Semilla, Mago y Tormenta, y los cuatro son la familia del agua, que es la familia que inicia la cuenta calendárica, o sea la conciencia del tiempo. Para esta sabiduría maya se inicia desde algo que se considera agua. Pero el Humano es el oculto de la Luna, es decir que la Luna, o sea el agua, y el humano, son lo mismo. El humano y el agua son lo mismo.

El agua es importante, de hecho es simplemente imprescindible para vivir. Para ser humano es imprescindible ser humano, o sea vivir.

Una cualidad del agua es que no tiene fronteras. Cuando una gota de agua toca otra gota de agua, se forma o aparece otra gota de agua más grande, porque no hay nada que divida, no hay obstáculo para el otro. Para el ser humano es importante la transparencia frente a la luz, o sea frente a la realidad de dimensiones superiores, pero también es imprescindible que no haya una frontera con el otro. Cuando una gota de agua encuentra a otra gota de agua, dice “tú eres otro yo” o “in lak’ech”. Este es el lenguaje del agua.

La emoción, atribuida también a la Luna, es poderosa. La emoción te hace libre, porque te hace humano. Tal vez de lo que se trata es que los humanos conozcan y reconozcan que lo importante no es solo la luz sino también el agua, o sea las emociones; incluso quizás el agua luminosa, pero ciertamente el agua. Reconocer el AGUA es imprescindible para el human@.

La persona que cree en la fuerza no es libre, y además tiene miedo. Por eso la Luna está asociada al humano y a la libertad. Y antes de entrar en la quinta dimensión y el amor, el agua, que es la emoción, te ayuda como tarea a ser libre. Quitar al humano la libertad es impedir al humano conectar con su interior, la Luna, que como onda es justamente el inicio del quinto castillo, asociado al éter y al cielo.

El 12:

El Humano es el sello 12, la libertad. La resonancia de Humano como tono es el 12, o sea “cómo puedo colaborar con todo lo que existe”.

De modo que el ser humano es intrínsecamente libre y necesita ser libre para ser feliz, pero también es intrínsecamente colaborador, o sea amoroso, generoso, compartidor para ser feliz. Y si desea otra cosa solo encontrará frustración, enfado, depresión, miedo, cuando se cumplan sus sueños.

Así, parte de los pensamientos elevados asociados al Humano, son pensamientos de colaboración, de respeto, de aprecio, de entrega con todo lo que existe.

En esa nueva realidad que está apareciendo, lo más importante ya no es ser el númer@ un@, sino colaborar con todo lo que existe.

El 12 une en el objetivo de “colaborar con todo lo que existe” al ser humano, como sello 12, y a la Semilla, que es la onda 12. Cualquier cosa que contenga la Semilla tiene relación con colaborar con todo lo que existe. Y cualquier cosa que contenga el Humano tiene relación con colaborar con todo lo que existe.

Una de las formas en que se expresa la paz es a través de la colaboración. Si no hay colaboración, no hay paz.

El ser humano impregnado de la solidaridad luminosa del Dragón, es el gran colaborador de todo lo existente. Da igual lo que hagan las demás personas, porque quizá no lo sepan. Sí es importante qué haces tú ante ese programa que te dice quién eres.

Onda del Humano: del 29 de junio al 11 de julio

La onda del humano es la onda de la libertad y de los pensamientos elevados.

Es la onda número ocho, cuya equivalencia como sello ocho es la estrella, que es la armonía, pero también la ética, la estética, la belleza y sobre todo la sociedad celeste.

De modo que esos pensamientos elevados de colaboración y respeto son también pensamientos armónicos y bellos, pero sobre todo son pensamientos sociables, porque la estrella también significa el encuentro y la convivencia con las demás estrellas en el cielo.

Al ser la onda número ocho es el final del castillo blanco, formado por las ondas del caminante del cielo, enlazador de mundos, tormenta y humano.

Tonos en la onda

El tono 2 indica cómo relacionarte con las demás personas (tono 2 onda humano), aparece como el caminante del cielo, pidiéndote que seas creativa en tu forma de relacionarte con las demás personas, que rompas con los estereotipos y explores nuevas realidades. Entonces, eso te transforma en una persona útil para la sociedad, para las personas que te rodean, porque liberas la magia (mago, tono 3), que es la realidad que hay más allá de la apariencia, lo cual haces como águila 4, buscando la maravilla en todo lo que sucede, liberando así una fuerza de quinta dimensión que expande la conciencia, guerrero 5, situándote como un voluntari@ alineado con el corazón del cielo.

Esa actitud es como una puerta que puedes abrir (tierra 6), que te sitúas como un espejo resonante, que quiere decir que estás liberando vivencias que permiten despertar a la conciencia, al devolverle a las personas que te rodean la divinidad que está dentro de cada uno de ellos. Esa imagen, desconocida para las personas que se ven sometidas a su propio juicio y al juicio de las demás, libera una fuerza de resurrección y milagros, que es la tormenta 8.

Esa liberación de la fuerza de la resurrección te llena de luz como sol 9, una luz con la cual puedes entrar en el inframundo, es decir, en el interior de todos los atrapamientos de las personas, todo lo que hace sufrir a la gente, y te instala en la perfección de la solidaridad y de la misión de la luz, expresada por el dragón 10.

Tu palabra, viento 11, entonces aparece como llena de luz, como espectral, y tu ensueño es en favor de todos, colaborando con todo lo existente y aportando prosperidad y bienestar a todas las personas. Entonces cumples tu misión, porque floreces, como semilla 13, cuyo oculto es la tierra 1. Ahí encuentras tu lugar de poder.

La Tormenta (Libro de los Sellos)

La Tormenta está asociada a cambios repentinos, transformaciones y renovaciones; cataliza la autogeneración y acelera los procesos. Actúa favoreciendo el renacimiento, como en el ave Fénix, que resurge a partir de sus cenizas.

La Tormenta significa, en la forma más simple, cambios. Podrían ser cambios de humor, confusión, pero en realidad cuando se trabaja con conciencia aporta facilidad para descubrir tesoros, incluso resucitar.

Hablar simplemente de cambios puede ser caos, pero los cambios de la Tormenta significan precisamente salir de la confusión a la luz, porque la Tormenta es el sello anterior al Sol. Y en un trabajo evolutivo que comenzase en el Dragón y terminase en el Sol, justamente el paso previo al Sol, pero posterior a todos los demás sellos, es la Tormenta.

Normalmente se asocia Tormenta con crisis y crisis con dificultades que quisieras evitar. Y así es o suele ser en una cultura asociada al dolor y al sufrimiento, donde el hipotálamo está tan cargado de recuerdo del dolor que cualquier cosa te duele, y donde dolor y “lo conocido” pasan a ser lo mismo, de modo que necesitas el dolor, que es “lo conocido”, para que no aumente la angustia de lo desconocido.

Pero la conciencia de la realidad más allá del velo supone una sanación del dolor acumulado sin conciencia.

La Tormenta no es repetir. Por ese motivo, las crisis son estupendas, y cualquier persona que ahora se encuentre en el mayor sinsentido de su vida, está cerca de la puerta que le permitirá encontrar el mayor sentido de su vida.

La Tormenta es la resurrección, las grandes transformaciones, vitalidad desbordante. Pero si no sabes qué hacer, te da miedo; si no hay conciencia, piensas que la Tormenta son catástrofes.

Si no estamos en esta dimensión de las ondas, Tormenta significa simplemente crisis, cambios bruscos, no necesariamente exitosos, sino más bien lo contrario, por ejemplo accidentes y peleas. Es decir, algo propicia que cambies urgentemente. Si estás sordo terminarás por enterarte; la solución siempre está muy cerca, en la Tormenta.

La energía de la Tormenta no está hecha para aburrirse, sino que está asociada a grandes trasformaciones, y lo insólito está siempre cerca, de modo que conviene interiorizarse para entenderlo.

La tormenta augura cambios, resurrecciones, transformaciones totales hacia la vida. Es el momento de remover lo que te impide vivir, entendiendo que vivir es sinónimo de ser feliz, de dar gracias, de bendecir, de mirar y sólo ver amigos, sólo ver cosas maravillosas que te rodean.

Onda Tormenta: del 16 al 28 de junio

La energía de los cambios transformadores va siempre asociada, en una forma que no se ve (onda oculta) a la energía del amor incondicional.

Según avanzamos desarrollando ese amor incondicional, se van produciendo cambios, a menudo repentinos, en nosotros y en otras personas, hasta llegar a alcanzar la sabiduría del espíritu, en su vertiente comunicadora (viento, tono 13), y la alegría (mono, tono 13 en la onda oculta).

Las transformaciones y los cambios, por lo tanto, no tienen que implicar un camino de sufrimiento y dolor, sino que van dirigidos a alcanzar la alegría, el juego y la inocencia.

La tormenta, esa energía de resurrección, está asociada al amor incondicional. Siempre que aparece el amor incondicional viene, en lo oculto tal vez, con la resurrección. Siempre que aparece la resurrección tiene como base el amor incondicional.

Muchas personas viven bajo la tormenta, en el sentido que su vida se complica, y les está reclamando la solución del amor incondicional.

La tormenta es la onda séptima, expresando los contenidos del tono 7 resonante.

La tormenta se asocia a grandes transformaciones, a reinventarse y a resucitar. Eso no quiere decir que todas las grandes transformaciones sean evolutivas. Las múltiples transformaciones pueden ser simplemente la forma en que actúa un estafador, que cambia de nombre y de aspecto para no ser reconocido y conseguir sus logros depredadores. Además, en ocasiones las grandes transformaciones son ocurrencias desastrosas.

Una gran transformación puede ser encontrar un entorno maravilloso y urbanizarlo para venderlo y así hacerte rico, despreciando la flora, la fauna y la belleza majestuosa de la madre tierra en aquel entorno.

Sin embargo, encontrar el valor evolutivo, es decir, aquello que te permite acceder al encuentro de tu alma, es importante.